Elefante se presentó en Sala Zitarrosa el 18 de noviembre del 2020 Fotografía: Florencia Veres www.cooltivarte.com

Puño con Puño: Elefante en la Zitarrosa.

Una noche diferente. El calor y el poder contenido tras los tapabocas estallaron al final.

Esta claro que no es lo mismo. Es notorio que estar distanciados, con aforo limitado y encorsetados en el protocolo vigente frena todo impulso rockero. La situación en la que estamos inmersos atenta contra el disfrute pleno, pero la contundencia de la banda arrasó con todos los frenos, los propios y los impuestos.

Desde el primer minuto la potencia de Elefante dejó en claro con que intención se presentó sobre el escenario de la sala Zitarrosa, pura y exclusivamente…volarnos la cabeza. Y lo consiguieron. Con un sonido impecable y con un arsenal de canciones poderosas llegaron al corazón de la concurrencia haciendo subir la adrenalina de forma sostenida e implacable.

La banda integrada por Maneco en guitarra y Fx, Harry en bajo, Sabra en guitarra,  Fede Rebollo en batería y Stella Maris en voz, aplicó todo su vigor en pos de un show enérgico, prolijo y ensayado. Los entramados de las violas con notas sutiles de electrónica hacen que el sonido de Elefante nos transporte por diversos climas y sensaciones produciendo impactos diferentes durante, los también diferentes, momentos del show. Todo en su lugar, todo a su tiempo, el menos que es más detrás de los acordes sólidos. Un muro de sonido que se abre para dejar una pincelada sutil de un loop o el brillo de la voz de Stella Maris.

Desde el primer momento, al abrir con el tema “Fe”, el público se mostró caluroso y expectante, todos tenían ganas de estar y de disfrutar de esta banda inagotable, creadora y monolítica. Elefante es rock duro y vaporoso, pues logra amalgamar tonalidades y energía. Mucho de eso se debe a la pared de sonido que logran las violas y la base rítmica, poder y calidad, fluctuando entre redes y cortinas de puñaladas o caricias. Otro tanto también se debe a la voz impecable de la vocalista que siempre es nítida, siempre se entiende, y es de una musicalidad no frecuente entre las bandas pesadas. Stella Maris tiene en su voz un instrumento más, jugando siempre a sumar en el despliegue general. Puede ser sutil, poderosa, sensual o corrosiva, sin estridencias, sin gritos, una maravilla. La banda está ajustadisima, cada uno desde su rol hacen que todo crezca y fluya como si fuera fácil. Las guitarras de Maneco y Sabra, entran y salen acuchillando el telón espeso y poderoso de Harry y Federico. Una construcción demoledora que desaparece y se desboca en riffs y armonías. Aplausos.

Fue un show muy bueno y parejo, con momentos muy altos. Destacamos, por la vibración general, temas como “Cosen tu boca” para viajar al pulso puro de la velocidad en plena carretera. “Lágrimas” donde Stella Maris bajó a la platea y saludo puño con puño a muchos de los asistentes, y dicho sea de paso es uno de los temas que más me gusta del último disco “Detrás de los muros”. La  implacable “Mi Mal”, impresionante. “Tan Azul”, “Escorpiana” y “Volver a salvo” fueron también para el podio. Las tres últimas canciones “Un grito”, “Candyman”  y “Ultraseven” fueron a todo vapor con mucha gente de pie y peludeando, destruyendo el invisible y maldito cerco pandémico.

Salimos con las pilas recargadas, prontos para seguir enfrentando la tormenta y la palidez de estos días que corren. Salimos con el run-run de sonidos y letras que nos hicieron sentir e imaginar. Por eso digo, ¡hay energía! : Elefante “tà na àrea”.

Los temas:  Fe, 3`45, Animal, Alrededor, Partículas,  Lágrimas, Polvo Acuático, The Sun, Otra mitad,  Cosen tu boca, Escopiana, No Fear, Mi mal, Tan Azul, Volver a Salvo, Un grito, Candyman y Utraseven.

Gracias a la banda por su arte. Queremos volver a verlos muy pronto.

Salú.

fino.

 

Imagen portada: Elefante se presentó en Sala Zitarrosa el 18 de noviembre del 2020 Fotografía: Florencia Veres

 

 Ver fotogalería

 

(Visited 82 times, 82 visits today)



Fino Sosa

Fino Sosa

Adrián "fino" Sosa: Montevideano, 1965. Lector, melómano, "escribidor". Durante los años 80, coordino y editó diversas revistas alternativas en forma independiente (Atrás de todo, Culos de botellas, Perro Andaluz) que divulgaban poesía, dibujos, arte callejero y música: el nervio bajo la aparente inactividad de esos años. Publicò de forma artesanal libros de "muy mala poesía" de distribución gratuita "El Grito", "Lobos en la Buhardilla", "Lo que quedó allá arriba " y " Cuadernos Mojados". Lleva adelante el blog: http://lucesdelacity.blogspot.com/