STELLA MARIS DE ELEFANTE

Entrevista a Stella Maris de Elefante

Pisando fuerte

 

Elefante es una banda uruguaya, formada por 1996, que fusiona el rock, la electrónica, el nu metal, el metal alternativo, entre otros géneros. Disuelto en el 2003, el grupo ha editado tres discos oficiales en estudio (el cd debut doble “Elefante 1” en 1999, “Bazar” en 2001 y “Detrás de los muros” en 2018), además de un disco de remixes, un recopilatorio, y un álbum en vivo en el período de impasse que duró 12 años, para retornar presentándose en vivo y con una gran recepción por parte del público en el 2015, y grabar ese tercer disco llamado “Detrás de los muros”, confirmando el regreso de una banda con un estilo particular y único hasta hoy.

Elefante se integra actualmente con Stella Maris en voz, Harry Kardos (otro de los fundadores del grupo) en bajo, Maneco Urquhart en guitarra (integrante ya en la primera etapa del grupo), y Sabra en guitarra y Federico Rebollo en batería, ambos de incorporación más reciente, hace un  par de años. Con motivo del próximo show de la banda en la Sala Zitarrosa, el próximo miércoles 18 de noviembre, entrevistamos para este portal a Stella Maris, vocalista desde los inicios de la banda.

 

“Tratamos de conservar el espíritu de la banda”

 

 

Hablanos acerca de este nuevo show de Elefante, el próximo 18 de noviembre en la sala Zitarrosa… ¿En qué consistirá el mismo?

Sentimos que el año no podía cerrar sin un concierto, después que se cancelara Montevideo Rock quedamos con la necesidad de un show. Pensamos un set de hora y media aproximada, con veinte canciones, pasando por todos los discos, incorporando un par de canciones viejas pero nuevas para la formación actual, como es de costumbre viajamos por diferentes matices, climas volados subiendo el temperamento…

 

Elefante fue pionera en editar un cd debut doble, en 1999, con  “Elefante 1”, que fue una jugada bastante arriesgada para la época, ya que no había una experiencia previa similar por parte de ninguna banda uruguaya, ¿cómo ves esa experiencia hoy, algo más de 20 años después?

En ese entonces una banda emergente podía darse el lujo de lanzar su primer material en ese formato, hoy en día es para fanáticos. Ahora los recursos y accesos a la música son diferentes, pensar en editar un disco doble resulta “extraño “. La escucha es inmediata, se hace difícil mantener la atención hasta el fin del disco, mucho más un material doble. Las plataformas ofrecen recopilaciones de los artistas, prácticamente de manera fugaz se le presta o no atención al actor, quedando seleccionado o descartado en su set list. La manera de reproducir ha cambiado significativamente,  pocos románticos conservan un reproductor de cds…

 

Cuando Elefante se separa en 2003, todos sus  integrantes formaron o participaron de otros proyectos musicales, ¿cómo fue tu experiencia como integrante de los grupos post Elefante de la primera etapa, Coral y Rendher? ¿Qué encontraste en ellos, que tal vez no lograbas concretar en Elefante? ¿Fueron para de algún modo mantenerte activa artísticamente? ¿o se dio una mezcla de las dos cosas?

En todos los proyectos que participé lo hice porque sentí que había algo para crear y expresar. Considero que todos, en su momento, fueron geniales. Volver a Elefante fue revivir un estado de ánimo, un elixir de eterna juventud. El problema con hacer música es que siempre necesita de la aceptación, no es como otras artes que el proceso mismo de búsqueda te satisface, el mundo de fantasía de la estrella de rock peleando con las ocho horas y la cotidiana a veces hace que el hemisferio creativo no pueda con el racional

 

La banda retornó a los escenarios oficialmente en el 2015, con una muy buen recepción por parte del público, ¿Cómo fue ese reencuentro con la experiencia de tocar en vivo como Elefante luego de 12 años?

Para nosotros fue increíble, nuestro show en la Zitarrosa fue a sala llena, abrieron las puertas para que entrara la gente que no podía comprar entradas. No pudimos haber recibido más amor…

 

 ¿Entonces, cómo fue ese regreso discográfico en 2018 con “Detrás de los muros”, un nuevo disco de estudio oficial, que, exceptuando recopilaciones y disco en vivo en años intermedios, Elefante no publicaba una obra de estas características desde su segundo disco “Bazar”, de 2001?

A partir de que nos reuniéramos en 2015 comenzamos a componer, abandonamos muchas ideas, queríamos que sonara lo más fiel posible al Elefante que todo conocíamos. Fue por eso que después de tres años de composición y producción pudimos sacar “Detrás de los muros”. Un disco totalmente casero, enteramente producido por nosotros, donde Harry tomó las riendas de la producción y editado también a pulmón por la banda…

 

¿Cómo ves las nuevas formas de difusión y comunicación que se han desarrollado en la última década, tales como las redes sociales, elementos que bandas como Elefante no tenían disponibles a principios de los 2000´s? ¿Pensás que se escucha y difunde diferente la música hoy?

Las redes son una excelente herramienta para darte a conocer, la rapidez con la que se puede acceder a la información es hasta loca. También es visible en la forma de hacer y crear música, una máquina y herramientas de grabación digital se encuentra al alcance de gran cantidad de músicos que arman sus estudios caseros, con resultados que son tan increíbles como los medios de comunicación para difundirse. Existe tanta música que no nos da la vida para poder digerir todo, por eso este sistema de inmediatez hace que mucho sea desvalorizado o pase por desapercibido…

 

¿Qué tiene esta nueva etapa de Elefante, en lo que se refiere a la interna del grupo, comparada con la primera? ¿Qué conservan de aquellos primeros años? ¿Por ejemplo, el trabajo de composición es el mismo?

Hacemos hincapié en las canciones, tratamos de conservar el espíritu de la banda. El viejo Elefante trabajaba mucho sobre improvisaciones, se planteaba una maqueta y se trabajaba en base al material. Para mí la forma más visceral y la que más me gusta de crear. Hoy día se mantiene esta forma de trabajo pero con otra madurez, las composiciones son más cuidadas, se trabaja sobre la armonía y los detalles son mirados con otra lupa. En el último disco cuatro canciones nacieron de improvisaciones, el resto fueron son trabajos en base a una idea en particular…

 

Elefante se caracterizó desde siempre por un estilo particular, que fusiona el rock, la electrónica, el nu metal, el metal alternativo, entre otros estilos, logrando un sonido reconocible y  propio, ¿qué otras bandas similares en estilo a Elefante encuentran hoy en la escena  de rock local?

En Uruguay no conozco ninguna, y con la cuota de humildad que corresponde, considero que somos únicos en lo que hacemos…

 

¿Cómo ves al público de Elefante? ¿percibís que mantienen a aquel público de fines de los 90´s y principios de los 2000´s? ¿notás que hay una camada de nuevos fans, chicos jóvenes que por algún medio conocieron la banda y les gustó? ¿Hay una mezcla de ambos?

Es muy raro para mí, no tengo un termómetro muy nítido con respecto a tu pregunta. A veces me digo… ¿Dónde están? ¿Quiénes son? Hemos recibido buenos comentarios de gente joven que escucho la banda y le gustó, han comentado sorprendidos. No somos de tocar muy seguido y hacemos un estilo que no es masivo. Hemos tocado y el lugar está lleno y de repente en otros shows no va nadie, entonces no sabría decirte si este proyecto es un viejo amor que uno se empecina en mantener vivo, quizás corresponda a otra época, donde el ambiente y la suerte estaba echada para que funcionara de otra forma…

 

Vos como front-woman, ¿cómo encontrás la escena de rock nacional hoy, comparando a hace 20 años para las cantantes mujeres en este estilo? ¿Percibís que ha mejorado en algo y aumentado la integración femenina en bandas de rock locales? ¿Qué falta aún en este sentido?

No le falta nada, por suerte hay muchas mujeres músicas haciendo estilos diferentes, mezclando música y teatro, arte escénico, danza. Lo mejor de todo es que son auténticas, realmente hacen lo que les gusta, se nota el trabajo. Sin duda seguirán integrándose, cada vez, con más fuerza se hace posible y notorio…

 

¿Cómo sigue la actividad de la banda luego de este recital?

Vamos paso a paso…. por lo pronto preparando la Zitarrosa del 18 de noviembre y a disfrutarla mucho…

 

Foto: cortesía de la banda

 

 

(Visited 189 times, 189 visits today)



Paulo Roddel

Paulo Roddel

Nació e1 13 de octubre de 1977, en Montevideo, Uruguay. Ha publicado poesía y cuentos en revistas y antologías de escritores. Editó fanzines y publicaciones de rock de circulación under en Montevideo (1997-2000). Co-fundó los grupos de poetas 7 Segundos y Seis50, grabó los cds de poesía “Siete Segundos en la vuelta de tu oreja” (Grupo 7 Segundos, 2002) y “Ablación del Habla” (Grupo Seis50, 2006). Ha publicado cuatro libros de poesía Trapos (2004), Palidezco (2010), Ama/zonas (2014), y "El ceño del sueño" (2016). Ha colaborado en los periódicos La Diaria y La República, fue co-redactor de la revista cultural Fango (Premio Fondos Concursables del MEC, 2010-2011), colaboró en las revistas culturales H-enciclopedia, El Boulevard, Revista Ricardo Reis, Revista Vadenuevo, Artesuburbano, Revista Once, Magazine Montevideando, Suplemento El País Cultural, entre otras publicaciones. En 2014 participa de la realización Poetas - Proyecto Cross Media. Colabora desde el 2010 en el portal cooltivarte.com. Participa en ciclos literarios y encuentros de escritores tanto en Uruguay como en Argentina, y como columnista invitado en radios tratando efemérides vinculadas al rock. Como periodista cultural ha entrevistado a numerosas destacadas figuras de la cultura, tanto uruguayas como extranjeras en diferentes disciplinas artísticas. Colabora también en la revista digital Lamás Médula, de Buenos Aires. Es docente de inglés, librero, y actualmente cursa la carrera de Licenciatura en Ciencias Históricas en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UdelaR.