Rodrigo Carbonel de la banda Bulgaria

Entrevista a Rodrigo Carbonel de la banda Bulgaria

La agenda de conciertos internacionales en Uruguay cobra fuerza con el regreso de 2 Minutos a Montevideo. La icónica banda de punk argentina se presenta el 15 de mayo en Complejo Sala Show, con las bandas uruguayas Presto Chango y Bulgaria como soporte.

Hoy conversamos con Rodrigo Carbonel, guitarrista y vocalista de Bulgaria – banda que cuenta con un  primer disco editado en 2020 (“Vol. 1”), y que supo mostrarse muy activa en la escena local previo a la pandemia, presentándose en distintos festivales, ya sea con artistas extranjeros como Los Ratones Paranoicos o en el marco de las actividades locales del colectivo Punk UY.

–Cuando se habla de música punk, suele entenderse que es música construida sobre el concepto de consciencia colectiva, y aún cuando las letras abordan otras cuestiones esa consciencia siempre se termina manifestando de una forma u otra.

En el caso de Bulgaria, he leído en entrevistas que no se definen como una banda de protesta. Sin embargo, la canción que escogieron para presentarse (“Disfrazada Humanidad”) es un tema de protesta. ¿Puede entenderse que eso es una forma de revalorizar esa esencia más combativa de la música punk, que hoy por hoy puede no tener la preeminencia que tenía antes?

–Si bien el punk rock es música de lucha y tiene letras que hablan de consciencia social y las problemáticas de distintas clases sociales, es como decís vos: hoy por hoy ya no tiene la misma pegada que tenía antes.

Como banda, no tenemos una sola temática, sino que hablamos sobre todo. Y ese todo incluye éste tema de protesta, «Disfrazada Humanidad». Nosotros nunca tuvimos la intención explícita de cantarle a la política, porque vivimos con ella las 24 horas del día. Pero estamos viviendo en tiempos donde la clase política juega mucho con la bandera de la democracia para conseguir sus objetivos personales, dejando de lado todas las necesidades de la gente, y eso a nosotros nos pega en el forro de los huevos. Y dijimos, «bueno, vamos a hacerla bien, con buena letra y un buen video».


–Vos como músico has atravesado varios procesos. Bulgaria de hecho deriva de un proyecto anterior que es Niñera Nueva Ola. Y tengo entendido que “Disfrazada Humanidad” tiene una particularidad compositiva y es que surgió de un ensayo, a diferencia de la gran mayoría de las canciones del disco que provienen de los proyectos anteriores de los miembros de la banda.

–Si, este tema es 100% Bulgaria. Y el disco tiene muchas canciones que quedaron colgadas de otras bandas, sí. Pero igual éste tema tiene una identidad compartida con las demás canciones del disco. Si vos escuchas primero «Disfrazada Humanidad» y después todas las demás, siguen la misma línea.

–El disco lo publicaron en julio de 2020, un mes después de editar el video de “Disfrazada Humanidad”. Y lo presentaron en El Chamuyo como parte del colectivo que integran, que es Punk UY. Y creo que fue su único show en un año complejísimo para todos. ¿Cómo siguen ahora? ¿Están componiendo canciones nuevas?

–Sí, fue nuestro único toque en ese año para el olvido. Y ahora ya tenemos canciones nuevas para grabar. Tenemos que hacer un par más todavía. Y también tenemos un proyecto que éramos prácticamente los mismos, que se llamaba Soketes, y con el que grabamos un disco que podés escuchar en redes llamado “Si Te Va Gustar”. Y estábamos pensando en regrabar algunas canciones de ese proyecto, hay muchas que están buenas, y que son muy maduras, y que nos gustaría grabarlas y dejarlas sonando mejor. No es que estemos vagos, tenemos muchas canciones, pero no queremos dejar tiradas esas canciones, ¡sería como dejar tirado a un amigo! [risas]

 


–El video nuevo presenta un cambio de frente con el video anterior, y para su realización de hecho apelaron a lo colectivo, le pidieron a la gente que les enviara videos con sus mascotas. Y es así que surgió el video de «Septiembre».

–Sí, hay un cambio de frente, pero siempre atendiendo a una razón social. El video nuevo es un homenaje a nuestras mascotas, y las mascotas de la gente. Hicimos como un “llamado público”, y la gente nos mandó sus videos, y se armó algo muy lindo.


–¿De quién fue la idea?

–Generalmente el más bichero soy yo, pero Santi (el bajista) también es muy bichero… en realidad, todos tenemos mascotas, pero el que más insistía era yo, porque quería hacer ese homenaje. Y la verdad, no sé si hay una banda en Uruguay que haya hecho algo así. Sé que por ejemplo Francis Andreu es muy de los animales, porque la he visto en la tele. Pero no tiene nada que ver con el rock. Así que no sé si Bulgaria sea la primera banda de rock uruguayo que hace esto, pero es seguro una de las primeras.

–Y el año lo empezaron con el estreno de éste video, y con la novedad que van a tocar con 2 Minutos en Complejo Sala Show en mayo. ¿Cómo se plantan de cara a ésta fecha? ¿Van a adelantar canciones del disco que viene en camino?

–Quizá presentemos algún tema nuevo, pero en realidad todavía estamos presentando el primer disco, y vamos a tocar todo lo que podamos, y lo que nos alcance el tiempo.

–La realidad es que ustedes venían muy activos, tocando en muchos festivales. Yo de hecho los conocí directamente sobre las tablas, en un ciclo de rock teloneando a Los Ratones Paranoicos en Otro Mundo.

–Sí, tuvimos la suerte de tocar en el mismo festival con Los Ratones Paranoicos, y de yapa ese día también tocó Fito Paez. El año pasado íbamos a tocar con Attaque 77 y con Pier, pero la pandemia no lo permitió. Y esto ahora quizas alguien lo pueda ver como una pequeña revancha, pero yo no usaría la palabra “pequeña” porque para mí que me muevo dentro de la escena Attaque y 2 Minutos son bandas importantes.

–Tengo entendido que tu principal influencia cuando eras chico era Joey Ramone, ¿qué otros referentes percibes hoy con tus 35 años?

–Muchos más que con 20. Yo escucho mucho a Gustavo Cerati, me gustan mucho Los Tipitos… Los Ramones me enseñaron la esencia del rock pero no aprendí a cantar con Joey Ramone porque no era “el cantante”, en el sentido de que Joey no tenía una voz privilegiada. Entonces mi formación no son solo los Ramones. Lo que rescato sí es que cuando tenía 20 años creía que iba a cambiar el estilo cuando tuviera 35 como tengo ahora, y eso no pasó.

–Y respecto a “Bulgaria” en sí, ustedes suelen recalcar que el nombre del grupo no significa nada, pero ¡algo tiene que significar! No puede ser algo totalmente aleatorio…

[risas] Mirá, le hemos puesto nombres tan pelotudos a las bandas que tuvimos antes, que ésta vez dijimos “vamos a ponerle un nombre serio”. A mí me decís la palabra Bulgaria, y no me suena como una palabra como para jugar. No tiene nada que ver con ninguno de la banda, ninguno de nosotros es búlgaro, y no tenemos ninguna historia con el país. Sonaba bien, y sonaba serio. Y nos gustó.

–Con Bulgaria llegaron a tocar en Argentina. ¿Qué impresiones les dejó esa experiencia?

–Tuvimos una oportunidad de ir a comienzos de 2019, y tocamos en una cervecería. Compartimos escenario con unos amigos argentinos llamados Aires Bastardos, una banda de punk rock celta. Ellos nos invitaron y fuimos, y ahora esperamos que puedan venir pronto a Uruguay.

Como primera experiencia con una banda como Bulgaria, la verdad que no noté tanta diferencia con lo que pasa acá en Uruguay. Lo que percibí es que el público era muy analítico, mucha gente más que escuchar estaba analizando. Cuando ven una banda nueva, el público escucha y analiza. Creo que disfrutan luego, cuando ya conocen la canción y se aprendieron las letras. Pero yo personalmente percibí eso, que el público ante una banda nueva es analítico.

–¿Cómo repercutió la pandemia en el proceso creativo de la banda? ¿Notás algún cambio en la temática en sí de las letras, o en cómo abordan algunas cuestiones específicas?

–Aprovechamos la pandemia para hacer videos con el tiempo que tuvimos disponible, que tampoco es que tuviéramos tanto porque no dejamos de trabajar, y también por supuesto compusimos y creamos temas nuevos. Repercutir en las letras no repercutió porque ésta pandemia es algo pasajero, y los verdaderos problemas no dejan de estar.

–¿Cómo se perfila el nuevo disco de Bulgaria? ¿Podés percibir un cambio en el concepto sonoro respecto a lo que fue su debút?

–Yo creo que va a ser mucho más agresivo, y mucho más amoroso. Y pienso que va mostrar un sonido mucho más evolucionado.

–¿Contemplan incluir algún invitado en éste nuevo disco?

–El otro día le mande un mensaje al Bananero, y todavía no me respondió. Me gustaría que cante una canción. La banda no sabe nada de esto aún [risas]. Me copé y le escribí, me cae bien. Era el guitarrista de Once Tiros, grabó el primer disco. Y él ya nos pasó en su programa, habían pedido música de bandas nuevas y nosotros mandamos la gacetilla, y nos respondieron por mail. Nos dijeron que les encantó “Disfrazada Humanidad”, y la pasaron en el transcurso de todo un programa. Y él también subió una historia con la canción de fondo.

–¿Van a recurrir a un productor externo a la banda?

–La idea siempre fue grabarlo nosotros. El bajista de Bulgaria una tiene una sala propia que armó él. Nuestro primer disco lo grabamos ahí, y lo mezclamos y masterizamos en un lugar más chico. Pero la idea sigue siendo grabar ahí, porque es un lugar que suena bien, y que tiene muy buenas herramientas. Y estuvimos hablando en principio con Álvaro Villagra, que es quien grabó a Pappo, a los Ratones, a Attaque… estuvimos hablando con él, y hoy estamos manejando esa opción, pero todavía tenemos que ver. Para nosotros que recién estamos haciendo nuestras primeras armas, sería un paso importante.

(Portada: Rodrigo Carbonel en Loud.uy)

15 de mayo de 2021, 2 Minutos en Complejo Sala Show. Bandas invitadas: Presto Chango y Bulgaria. Entradas a la venta por Redtickets y EspectaculosBA.

 

2 minutos - afiche

 

 

 

 

(Visited 103 times, 103 visits today)



Emilio Pérez Miguel

Emilio Pérez Miguel

(Montevideo, 2 de diciembre de 1979) Traductor público de idioma inglés, periodista cultural y organizador de eventos a beneficio de hospitales pediátricos en Uruguay y Argentina. Su labor periodística comenzó en junio de 2009 con la fundación de MusicKO, un sitio dedicado a la reseña de artistas emergentes. En la actualidad colabora con diversos portales entre los que se incluye Cooltivarte, al cual se integró a inicios de 2011. Como escritor, publicó dos libros de poesía en 2009 y 2010 (“Once” y “Ten”) y uno en prosa que vio la luz en 2013 (“Ayer La Lluvia”). "Once" y "Ten" fueron libros híbridos, con una propuesta enraizada en igual parte en la música y la poesía. "Ayer La Lluvia" aunó esta pluralidad de formas, y se presentó con los artistas que lo inspiraron en un festival de música y literatura que se extendió durante dos años, al término del cual Pérez Miguel se retiró como escritor. Las experiencias vividas durante ese tiempo fueron entonces sintetizadas en la "Campaña Del Juguete", una gira de conciertos que beneficia al Hospital Pereira Rossell en Uruguay, y al Hospital Garrahan en Argentina. Pérez Miguel fue asimismo el primer escritor uruguayo en subir todos sus libros a Internet, amparándose en el sistema de derechos libres conocido como Creative Commons. Basándose en que "el arte es para compartir y no para competir" y buscando "una democratización real de los bienes culturales", el autor comparte su obra en su propio sitio y en diversas páginas que fomentan la literatura, de manera libre y gratuita.