CLAUDIO TADDEI: ESPANTAPÀJAROS

Claudio Taddei: Espantapájaros, 20 años de su edición

La perversa estupidez de los Espantapájaros perdidos.

“Una Sala Zitarrosa colmada recibió a Claudio Taddei, seguramente uno de los artistas más completos de la escena rockera montevideana. A poco más de una década de sus comienzos – ¿como olvidar sus primeros show en Laskina liderando el Camarón Bombay? – y a un par de discos de su debut como solista con el elogiado “La iguana en el jardín”, la carrera artística de Taddei ( siempre entre la música y la pintura ) continúa marcando una de las obras más interesantes de la generación pos-dictadura. Del arrebato soul y funk de los días de “La iguana“, que incluía la exitosa colaboración de Ruben Rada en el hit “What did you do it”, los nuevos tiempos de Taddei siguen rondando la canción, la energía y el extremo cuidado sonoro, en una fusión muy consistente de rock, reggae, pop, milongón, funk, guajira. Espantapájaros, así se llama su nuevo CD, publicado por Obligado, lo muestra como siempre, elegante y contundente. Más allá de que el público de la Zitarrosa pedía por los temas viejos, difícil fue resistirse a nuevas canciones como “Abrí el calefón“ y “No sé si salgo hoy“, esta última una balada que está entre las mejores del año. Taddei, fiel a sus pequeñas locuras, ingresó al escenario de la calle 18 de Julio sentado en una silla de ruedas, un preludio diferente para un showman que en el escenario suele derrochar energía.“  ( Posdata – Octubre/2000).

«Obligado lanzó uno de los compactos mas esperados y producidos a nivel nacional. Es la última creación de Claudio Taddei, uno de los mejores artistas nacionales ,que cautivará al público con un álbum directo y espontáneo, lleno de frescura y buen gusto. Espantapájaros es un disco que capta un momento de su vida, un material maduro, con el cual se siente cien por ciento identificado, donde logra plasmar no solamente diferentes melodías sino también sentimientos que hacen atractivo el álbum. La perversa estupidez de los Espantapájaros perdidos -verdadero nombre del álbum, que aparece en la caja que contiene el compacto-, es un disco en el cual tanto el artista como el sello tienen cifradas esperanzas y no se ha librado nada al azar. Desde los detalles más significativos de sonido hasta el arte gráfico son una verdadera joya y hacen que el producto final esté al nivel de los mejores materiales que llegan desde el exterior.Taddei destaca la buena onda y voluntad de toda la gente de Obligado que realizó todo lo que estaba a su alcance para que el disco se realizará en las mejores condiciones. Se puede describir el disco como reflexivo y positivo cosas muy difíciles de amalgamar». ( Últimas Noticias – Octubre/2000).

«Claudio Taddei volvió a figurar en las disquerías, esta vez con «Espantapájaros«. No es que Claudio haya entrado al mundo del teatro o el del cine, sino que acaba de editar nuevo material. Un disco diferente, más abierto a nivel de influencias. Cuando ud escuche «Espantapájaros» va a dejar la asociación de Taddei con el funk o el dance bailable, esa figura que se generó alrededor del «candombe dance». Lo más posible es que capte la idea del rock en lo sublime del trabajo y que se derive hacia diferentes géneros como el funk, el punk, el reggae, sin perder de vista la murga, y otras tonalidades autóctonas. Taddei sigue buscando por los caminos de la fusión, pero también intenta encontrar nuevos senderos en los que se permite experimentar sin miedo la error, factor básico que han trabajado los más grandes exponentes de la era del rock & pop. Aunque recurrimos al nombre del disco para explicar su esencia, la denominación se entiende a la hora de escuchar o leer las letras : detrás de  «Espantapájaros» hay bronca, sentimiento que hierven, conceptos directos a una realidad crítica que es imposible, para el autor y para todos, negar. Y eso también marca una variante en la carrera de Taddei. Recomendamos el arranque rockanrolero con » Abrí el calefón» la ironía explicita de » El cuento del tío» y la rareza de » Anteojos y girasoles». ( El País setiembre/2000).

Espantapájaros hizo vibrar Pocitos: Claudio Taddei ofreció su espectáculo en Kibón (Playa Pocitos), presentando su más reciente material discográfico, en el marco de una noche óptima que propició la gran convocatoria obtenida. Desde tempranas horas del pasado viernes, en la víspera del concierto, la expectativa se centró en la zona de Kibón, con gran énfasis también, debido al movimiento, el incansable recorrido por diversos barrios de un móvil de publicidad callejera y la inminente presencia del escenario que se levantó sobre la costa. Dragos Malabares, un grupo de animación y piruetas del Cerrito de la Victoria, comenzó a desarrollar su espectáculo a partir de las 21:30 hrs., en medio del heterogéneo público que se sumó a la convocatoria. Hicieron diversos números de malabarismo y acrobacia en monociclos y zancos. Para entonces podía verse entre la multitud a Romeo, hijo de Claudio, con su carita pintada. Un espectáculo cargado de sorpresas. El concierto, de similares características a las que se ofreció meses atrás en la sala Zitarrosa, comenzó con la proyección en pantalla gigante de una veloz ambulancia que lo transportó hasta el pie del escenario. Los músicos de Claudio aguardaban vestidos de enfermeros, mientras éste con ropas gastadas abría el evento interpretando “ Mephisto “ penúltimo tema del álbum. Espantapájaros, que refleja la veta más rockera del uruguayo, cautivó a los presentes gradualmente, a medida que se desarrollaba el repertorio. “Trago amargo”, “Mareo”, “Gente enferma”, “Abrite el calefón”, “Buscando el sol”,” El cuento del tío”, entre otros, se sucedieron con buena aceptación. Hubo lugar para la balada, con temas como “No se si salgo hoy” y los que interpretó junto a Rossana, su hermana, quien adelantó en vivo parte del material que editará próximamente.“  ( Últimas Noticias- Enero/2001).

“El cantante, compositor y pintor -parte del diseño gráfico del disco lleva su firma y ya ha expuesto en Suiza, su «segunda patria»- Claudio Taddei presenta mañana su más reciente disco, Espantapájaros. Definido por su autor como «un disco de rock», Espantapájaros propone una veta más directa y confesional de Taddei, y es el resultado de una evolución musical natural: «El rock como lenguaje siempre estuvo metido en mí, desde mi primer disco, pero cuando terminé Cebras -mi disco anterior- y me puse a componer de nuevo, me di cuenta que empezaron a salir cosas que eran bastante diferentes a las que había hecho, hubo un cambio radical». Dueño de un sonido inusual para el medio local rockero, Taddei le resta importancia a los aspectos de producción sonora: «Lo mío no pasa por ahí, al menos en esta etapa. Tal vez en discos anteriores me preocupaba más por esas cosas, pero esta vez partí de la composición, las canciones fueron lo más importantes para mí. Después, en el estudio, es otra cosa. Ahí les damos un determinado marco sonoro, pero lo primero es la canción»-afirma. De todas formas, Taddei admite marcos de referencia para este disco: «No soy de escuchar mucha música cuando estoy grabando, pero algo de Santana y Frank Zappa se coló en Espantapájaros». ¿Taddei en su etapa ‘hippie’? «Yo le llamaría psicodelia, algo que se nota incluso en el arte del disco», aclara Taddei. «Si hubo algún marco de referencia para el sonido, fue que todo sonara lo más fresco y directo posible». Pero no todo son influencias «de afuera»: «La música uruguaya está siempre presente, en parte porque vivo acá y en parte porque siento que ahora le doy más importancia, me reconcilié con cosas como el folclore, que lo había escuchado mucho de chico y luego tuve una reacción. Hoy siento que estoy nuevamente más abierto a esos impulsos. Hay un diálogo permanente entre los músicos uruguayos y eso se nota». Taddei menciona los géneros murga y milongón y a intérpretes como Zitarrosa -«durante mucho tiempo fue mi cantante preferido, uno de los que más me influyó»- y Samantha Navarro en este contexto. El disco se inicia con “Abrite el calefón”, un tema bien rockero con una letra directa: «es una canción que salió muy rápida y espontáneamente», explica, «y que le habla a la gente que prefiere que le den todo digerido, que prende la radio y no discierne, que no le importa mucho qué está escuchando, es como un llamado de atención. Además, cuando la compuse, inmediatamente supe que la canción tenía que abrir el disco». Pero si el registro abre en un tono grunge y eléctrico, tanto musical como líricamente, el mismo cierra de forma más armónica con la canción “Dormite tranquilo. «Es un reggae bien Marley dedicado a mi hijo Romeo», explica y cuenta que la escribió  cuando se quedó en Suiza y su mujer e hijo regresaron a Uruguay. El mismo hijo de Taddei, Romeo, participa  en la canción. En el recital de mañana, el cantante estará acompañado por la misma banda con la que grabó el disco, Diego Bartaburu (batería), Alejandro «Cubano» Reyes (guitarra) y Alejandro Moya (bajo): «Quise también que hubiera un espíritu de banda, que no fuera un solista acompañado de tres o cuatro músicos, para lograr esa unión y frescura a la que apuntaba». ( El País – Octubre/2000).

Claudio Taddei comparte generación con Jorge Drexler en la escena musical Uruguaya. No tuvo la suerte que lo descubriera Joaquín Sabina, pero no se puede hablar de fracaso de sus dos primeros discos solistas, sobre todo luego de la alta difusión que obtuviera en el verano del 96 con la excelentísima versión del hit “ What did You Do It”, apadrinado nada menos que por Ruben Rada. Taddei tuvo eco en las radios conchetas y se llevó el “odio“ del público rockero ortodoxo, aunque cada vez que se presentaba en formato power-trío sabía manejar una aplanadora rítmica como nadie en Montevideo. Espantapájaros, su tercer disco, publicado por el sello Obligado, marca un cambio en su obra, aunque paradójicamente resulte menos novedoso que los dos anteriores. Despojándose del  equipaje soul, elige ahora un envase esencialmente rockero, desde el pop dramático a la manera de los Beatles de “No se si salgo hoy “, pasando por momentos Chili Peepers, hasta un coqueteo con el rock latino setentoso de Santana. Taddei muestra sus cartas: alta capacidad melódica, refinamiento en los arreglos, su talento para mantenerse en el género canción y sobre todo una potente voz gravísima que dialoga con fraseos de guitarras altamente inspirados. Espantapájaros es un disco de banda, de pocas tomas, que confirma la categoría de un músico que merece ser escuchado más allá de las fronteras“.  ( Rolling Stone nro 37 – Abril 2001 – Especial Aniversario y Discos del Año – Febrero/2001 ).

Agua fresca. Agua para diferentes sedes. Agua de un río acostumbrado a cobijar sueños delirantes.  Agua de lluvia silenciosa, donando rebeldìa sobre siembras dormidas. Agua fresca de océano impetuoso, entre amores confesados y mareos sin barrancos. Agua de un manantial inagotable… del ayer y del mañana. Agua en aquellos tiempos de líneas gruesas sobre un mapa de calles resecas que nos separaban a todos. Agua en tiempo de emigraciones… medio corazón, medio cuerpo, media alma.

Que siga la luz.

Salú.

fino.

 

Playlist videos

 

 

(Visited 263 times, 44 visits today)



Fino Sosa

Fino Sosa

Adrián "fino" Sosa: Montevideano, 1965. Lector, melómano, "escribidor". Durante los años 80, coordino y editó diversas revistas alternativas en forma independiente (Atrás de todo, Culos de botellas, Perro Andaluz) que divulgaban poesía, dibujos, arte callejero y música: el nervio bajo la aparente inactividad de esos años. Publicò de forma artesanal libros de "muy mala poesía" de distribución gratuita "El Grito", "Lobos en la Buhardilla", "Lo que quedó allá arriba " y " Cuadernos Mojados". Lleva adelante el blog: http://lucesdelacity.blogspot.com/