the moors uruguay

Horror punk en Uruguay – Entrevista a Contador de The Moors

Pioneros y principales exponentes del horror punk en Uruguay, The Moors ejemplifican la importancia de saber establecer una identidad y desarrollarla a conciencia. Fundada en 2008, la banda presenta como constante en todas sus evoluciones al bajista, “El Contador”. Con él conversamos sobre la inspiración y los orígenes del grupo, los muchos y variados discos que han editado y la primera de varias fechas que proyectan realizar éste año, el sábado 11 de septiembre junto a Estadoculto y Bríos en Montevideo Music Box.

Cronológicamente, el surgimiento de la banda coincide con la primera visita de The Misfits a Uruguay en 2008. Antes de ese momento, ¿cómo definirías el horizonte musical de los integrantes de The Moors? ¿Era el horror punk algo abstracto que a raíz del show de The Misfists en Uruguay se tornó real, o era un estilo que ya desde antes tenía una existencia palpable en la música que creaban?

–Justamente el día del show de Misfits (20 de mayo del 2008) fue el día que materialicé la idea de armar la banda, y quedó esa fecha marcada como oficial. Yo antes de The Moors no escribía canciones, y el resto de los integrantes tocaban otros estilos (punk ramone, metal) por lo que sus composiciones tampoco iban por el lado del horror. Lo que sí estaba claro desde el primer momento que el estilo de la banda iba a ser ese, intentando siempre mantenernos en esos parámetros. Y la primera canción que escribí fue “5 tumbas en The Moors” que terminó saliendo en el disco “Ejército Marciano”, cantada por Marcelo unos 6 años después de haberla escrito.

En la actualidad, sos el único miembro original que se mantiene en el grupo. Mucha gente ha pasado por la banda, y algunos de hecho han integrado más de una formación. ¿Cómo viviste vos todas esas evoluciones?

–Sí, han pasado muchos, por suerte con la enorme mayoría mantengo una amistad más allá de lo que fue su participación en la banda. Cada cambio aporta algo a la identidad de la banda, y eso se ve reflejado en los discos y shows en vivo. A mí no me gustan los cambios en general, en mi vida, je, pero también The Moors es una banda muy activa. En 2019 llegamos a tocar casi 30 veces por ejemplo y grabamos un disco y eso a veces puede dificultar que los 4 estemos con el nivel de compromiso necesario para poder cumplir con todo y ese es el mayor motivo por el que muchos han decidido dar un paso al costado para no frenar el proyecto.




Algo que me parece muy destacable es que si bien han ido apareciendo otras bandas estilísticamente similares, The Moors son los únicos que se han dedicado al horror punk de forma exclusiva. Y ser los principales cultores de un movimiento los pone en una posición peculiar. Por un lado, la propuesta es especialmente llamativa, por el simple hecho de ser única. Pero al mismo tiempo, desempeñarse como los abanderados de un estilo con características muy marcadas es difícil en cualquier contexto, y más en un país tan atado a la tradición como Uruguay.

Así que lo que han logrado me parece tremendamente meritorio. Básicamente, han creado su propio nicho. Eso es algo que todo artista quisiera lograr. Y en el caso concreto de The Moors, creo que hay dos aspectos claves que lo hicieron posible: por un lado, el saber establecer una identidad y forjar un concepto de pertenencia y de comunidad (su “ejercito marciano”), y por el otro el hecho de trabajar incesantemente, tocando en todos los escenarios donde su propuesta pudiera ser de recibo. ¿Es certera esa lectura? ¿Hay algún elemento que añadirías?

–Sí, creo que habernos mantenido activos tantos años también ayuda, cuando pienso que hace 13 años ya que estamos tocando me parece una locura, pero si te pones a mirar las bandas que están sonando todas tienen más de 15 o 20 años y creo que acá en Uruguay el tiempo es un factor importante. Con respecto a tocar siempre intentamos decir que sí a todas las invitaciones que recibimos y gracias a eso ya tocamos en 13 departamentos y 4 países. Y bueno, lo del ejercito marciano cuando quisimos acordar había una gente que nos empezó a ir a ver en todos los toques y al menos a mí me costaba hasta creer que fuese por nosotros, pero por suerte así ha sido y poco a poco se van sumando más marcianos al ejército.

Ustedes claramente han tocado en contextos que pueden parecer un poco aventurados para una banda volcada al punk. Por ejemplo, han participado en varios festivales de metal. Dejando de lado que a vos el metal es un género que te resulta afín por haber integrado bandas como Estigmas y Sentencia, ¿cómo entendés o interpretás esa aceptación que ha tenido su música con ese público específico?

–Creo que eso tiene mucho que ver con el origen del estilo musical en sí y particularmente con los Misfits ya que es una banda que ha inspirado a muchas bandas de metal, y hay muchas versiones de canciones de Misfits por bandas como Metallica, Guns & Roses, Cradle of Filth, Entombed… También musicalmente, nosotros tendemos a ser un poquito más pesados que el punk tradicional, entonces eso combinado a que nosotros tenemos mucha relación tanto con el público del metal como con las bandas ha contribuido a que se pueda dar que tocando en un show de metal no desentonemos y al público le guste nuestra propuesta.



Y en lo referido a los shows en sí, vos siempre hacés hincapié en lo importante que es pasar un buen rato, y que puedan divertirse tanto ustedes como la gente que los acompaña desde la audiencia. ¿Eso los limita de algún modo a la hora de armar la lista de temas que van a interpretar? Sin ir más lejos, ¿cómo incide en su próximo show en Montevideo Music Box el 11 de septiembre, evento en el cual justo celebran 13 años como banda? ¿Evalúan siquiera omitir algún tema por saber que la gente no va a poder poguear?

–Nosotros generalmente tenemos una cierta cantidad de temas que en las listas siempre están, después depende un poco las ganas de tocar uno u otro tema que tengamos cada uno de nosotros y ahí vamos completando la lista de acuerdo al tiempo que pretendamos tocar. Hasta hace un par de años también la lista la cambiábamos sobre la marcha dependiendo de cómo estuviese el público (si estaban metiendo mucho pogo sacábamos los temas más lentos por ejemplo), pero ahora evitamos hacerlo y más que nada respetar las listas. Para el 11 de setiembre la idea es que, aunque no puedan hacer pogo, sientan las ganas de hacerlo, entonces el show va a ser potente, es un gran escenario y esperemos que nuestra energía llegue a la gente independientemente de que estén atornillados a las sillas.

¿Qué más nos podés contar sobre ésta fecha que comparten con Estadoculto y Brío en Montevideo Music Box? El material que presentan (“Kreatuphobia”) está basado en un concepto no tan distinto al de un disco como el “Fear Of Music” de Talking Heads. ¿Han pensado en modos de plasmar ese concepto en el vivo? ¿Va a haber alguna sorpresa al respecto en el escenario? 

–El Kreatuphobia lo estamos presentando en físico por así decirlo, ya tiene 2 años el disco, pero recién salió en formato CD, más acá en el tiempo sacamos el “2020” y el single de Halloween “Esqueletos & Calabazas”. Cuando hicimos la presentación oficial del Kreatuphobia en Bluzz Live nos armamos unos espantapájaros que pusimos entre el público, para el show de ahora hay algunas cosas pensadas, pero nada concreto aún, así que no puedo adelantar mucho, igualmente siempre estamos pensando en diferentes cosas para incluir a los shows.

Hablando de “Kreatuphobia”, ¿cómo se inserta éste material en el resto de la discografía de la banda? ¿Qué afirma, qué cuestiona y qué expande?

–El Kreatuphobia fue el primer LP temático, los otros discos temáticos que habíamos sacado eran EP de 3 canciones, quizás nos abrió la posibilidad de sacar más discos largos con una temática específica, como el “2020” de la pandemia, pero no cierra el hecho de que saquemos otros discos con canciones con temas variados. Como todos nuestros discos y canciones la idea es que la letra te ponga en la situación que nosotros nos imaginamos al escribirla y puedas imaginarte una secuencia o una trama de terror, en éste caso siempre hablando de animales y criaturas.

El disco acaba de salir en formato físico, y como introducción a la propuesta de la banda a mí me pareció excelente. ¿Pero cuáles de los otros álbumes y EPs del grupo le recomendarías vos a las personas que no tienen un conocimiento previo no solo de la banda sino ya del estilo que desarrollan?

–Hoy les recomendaría escuchar el “2020” como el material más reciente de estudio, el ep “Zombies” del 2010 que tiene 2 canciones que tocamos mucho y el video “En vivo en el molino Ugarte” que muestra la actualidad de la banda, como discos con temas variados tienen el “Servicios Fúnebres” (2016) y el “Ejercito Marciano” (2014) de los cuales también hay muchas canciones que tocamos en vivo.



Por último, ¿cómo se proyecta el resto del año para The Moors? Calculo que ganas de tocar sobran después del parate que hubo, ¿planifican algún gran evento para despedir el año? ¿Alguna de sus características fiestas de Halloween?

–Fíjate que en más de 11 años lo más que habíamos estado sin tocar en vivo había sido un par de meses y ahora llevamos casi un año sin tocar en vivo, así que ganas no faltan. En este momento estamos planificando, dentro de lo que permite la incertidumbre, algunos shows por el interior y esperando con ansias el 11 de setiembre en Mmbox, como también algunos eventos en el verano, pero todo con pinzas ya que es muy cambiante la realidad por lo que no nos queremos adelantar a nada, eso sí, ¡en cuanto vuelva la normalidad vamos a estar anunciando muchas fechas de seguro!

(Imagen de portada: Javier Villasuso)




(Visited 78 times, 78 visits today)



Emilio Pérez Miguel

(Montevideo, 2 de diciembre de 1979) Traductor público de idioma inglés, periodista cultural y organizador de eventos a beneficio de hospitales pediátricos en Uruguay y Argentina. Su labor periodística comenzó en junio de 2009 con la fundación de MusicKO, un sitio dedicado a la reseña de artistas emergentes. En la actualidad colabora con diversos portales entre los que se incluye Cooltivarte, al cual se integró a inicios de 2011. Como escritor, publicó dos libros de poesía en 2009 y 2010 (“Once” y “Ten”) y uno en prosa que vio la luz en 2013 (“Ayer La Lluvia”). "Once" y "Ten" fueron libros híbridos, con una propuesta enraizada en igual parte en la música y la poesía. "Ayer La Lluvia" aunó esta pluralidad de formas, y se presentó con los artistas que lo inspiraron en un festival de música y literatura que se extendió durante dos años, al término del cual Pérez Miguel se retiró como escritor. Las experiencias vividas durante ese tiempo fueron entonces sintetizadas en la "Campaña Del Juguete", una gira de conciertos que beneficia al Hospital Pereira Rossell en Uruguay, y al Hospital Garrahan en Argentina. Pérez Miguel fue asimismo el primer escritor uruguayo en subir todos sus libros a Internet, amparándose en el sistema de derechos libres conocido como Creative Commons. Basándose en que "el arte es para compartir y no para competir" y buscando "una democratización real de los bienes culturales", el autor comparte su obra en su propio sitio y en diversas páginas que fomentan la literatura, de manera libre y gratuita.