MOJO 2019 Montevideo Juventud Fotografia Martín Pereira www.cooltivarte.com

Rodra (La Máquina) y el derecho a ser: entrevista a Lucía Rodríguez.

En cosa de un día y nada en una publicación de este mismo portal, se dio la situación de un gran debate a nivel ético, humano y desde la agenda de derechos que se viene intentando defender desde la gran trinchera de mujeres y disidencias. ¿Dónde comienza el arte de una persona y dónde el arte de otra y quién es quién para decidir cuál es superior?

En el marco del espectáculo MOJO 2019, en el que entró a la grilla la banda La Máquina, fue de parte de Cooltivarte un fotógrafo, a quien pertenece la foto superior, a encargarse de la cobertura. Como algunos ya estarán enterados, sobre todo quienes formamos parte de este portal, quienes hacen aportes suben sus textos, fotos o materiales audiovisuales en general desde nuestros propios usuarios, siendo de responsabilidad de cada autor y no reflejando necesariamente la opinión del portal. Esto es gracias a la libertad y la confianza que se deposita en nosotrxs, y por ese mismo motivo, esta entrevista con Rodra será cubierta con ese mismo espíritu y subida desde el enorme y necesario derecho a réplica, a defender nuestrxs cuerpxs, a ejercer el arte con ellxs.

Sin que nadie de quienes dirigen efectivamente la publicación se hubiera dado cuenta, las fotos del concierto de La Máquina fueron modificadas via photoshop. En esta modificación, que muchxs artistas utilizan para cambiar la iluminación o el foco, se hizo un poco más de lo usual: se le quitaron a Rodra los pelos de sus axilas. Rodra respondió con una publicación en la que, con gran enojo y sorpresa, expresó su repudio a este tipo de hechos. Sobre esto conversamos con Rodra, para que ella misma pudiera explicar desde su lugar de mujer en el arte y en la vida cosas que pueden parecer básicas pero que sin embargo siguen siendo cuellos de botella en algunos ámbitos.

M: Empecemos explicando un poquito lo que pasó, que fue básicamente un fotógrafo que fue a cubrir tu toque y se tomó la licencia de eliminar los pelos de las axilas por una cuestión estética (tenemos entendido que él además hace fotografía con modelos y a veces encuentra que es ofensivo no quitarlos), pero en este fue caso ofensivo quitarlos, y estaría bueno que explicaras por qué. En una cuestión de hacer el puente y que se entienda bien cuál es la molestia con esto, y cuál es la respuesta que recibiste de él, que según lo que sé de Instagram es básicamente que al ser su fotografía, era su obra, como su obra de arte, y que por tanto podía hacer todas las modificaciones que  considerara necesarias. Que esos retoques iban incluso en desmedro de lo que vos considerás que sos vos, como se lo declaraste también pertinentemente y de una forma que fue bastante clara.

R: Bueno, describiendo la situación: lo que pasó fue que tocamos el domingo 8/12 con La Máquina en MOJO y yo con el fotógrafo me estuve comunicando por unos temas de sonido, pero él no se encargó del sonido para ese toque sino que fue fotógrafo. Unos días después del toque me mandó las fotos. Cuando las miré estaba entrando a otra cosa y las miré por arriba y después cuando salí las miré con detenimiento y me di cuenta de que me había sacado con photoshop el pelo de las axilas. Había fotos en las que tenía pelo y había fotos en las que no. Eran más las que no. Entonces bueno, yo me enojé y le mandé ayer los mensajes que aparecen en los screenshots [en el instagram personal de la artista y a los que se hace referencia abajo] y encontré en la página de cooltivarte las fotos publicadas y ahí fue que me molesté más todavía porque estaban publicadas las fotos mías sin pelos y digo, a ver… eso fue lo que en verdad me molestó bastante, cómo él se había dado el gusto de modificar mi cuerpo y además de seleccionar cuáles son las fotos que iban a ser subidas siguiendo un canon de belleza que en verdad es… nada, bastante discriminador, me parece. Eso y los mensajes. Ahora él me mandó otro mensaje en el cuál me pidió disculpas, en el cuál me dijo que quería llamarme. En fin, me parece que tampoco es necesario que yo haga toda esta publicación para que él entienda lo que yo le estoy diciendo.

¿Por qué me parece ofensivo quitarme el pelo de las axilas? Primero que nada porque es como… muy básico esto, ¿no? O sea, no puedo creer estar en el 2019 teniendo que hablar de por qué me parece ofensivo que me saquen los pelos de las axilas en una edición de fotos. Pero la realidad es así, así que bueno. Me parece ofensivo que manipulen mi cuerpo, en primer lugar, y que lo publiquen, como ya dije.

Además me parece ofensivo que quiten los pelos de mis axilas, porque claramente es una actitud que marca una diferencia de género y es una actitud que proviene de imperativos patriarcales de que yo no puedo tener pelo en las axilas. Es más que obvio. Porque a los varones, como ya lo puse [en instagram], ¿les sacan los pelos en las axilas? No. ¿Y por qué? Por lo que ya sabemos. Que las mujeres tenemos que ser así y asá y tenemos que estar todas depiladas. Me parece ofensivo porque me parece que además hecho desde un varón cobra también otro significado. Y más allá de lo del pelo, yo comprendo que él trabaje con modelos y que muchas veces se pide que se hagan retoques que van en una línea estética mucho más patriarcal y mucho más de la mujer, de la cosificación de la mujer, según ciertos ideales de belleza. Pero en mi caso yo me acerqué y le dije que no. Que no me gustaba, que no. Está en las publicaciones, ahí. Y su respuesta tampoco fue algo con escucha y con empatía. Otra cosa que me enoja es que él decida cómo yo me tengo que ver en las redes. Eso me enoja mucho porque yo tengo pelos porque quiero, fue un proceso en mi vida tener pelos. Que por suerte no lo viví de forma traumática, he vivido de forma traumática otras cosas de mi cuerpo. Los pelos fueron más una experimentación, y hoy en día sé que dicen un mensaje arriba de un escenario, lo tengo clarísimo. Entonces también están manipulando mi mensaje artístico haciendo esto.

 

Instagram

 

 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 

 

16 DE DICIEMBRE, CUMPLO 24 AÑOS EN LAS SIGUIENTES CIRCUNSTANCIAS: Soy artista y esta época del año siempre es muy intensa… los proyectos brillan, es mi cumple, empieza el calorcito… en fin, muchas cosas lindas. El fin de semana pasado fue muy así: toqué por primera vez en el Teatro Solís con una artista mega hermosa @labaq_ y al día siguiente con mis amigos @lamaquinauy en el increíble escenario de MOJO. Esta semana me escribió un fotógrafo para pasarme las fotos que YA ESTABAN CIRCULANDO EN LA PRENSA. Cuando las observé con detenimiento me di cuenta que HABÍAN EDITADO MI CUERPO SACÁNDOME EL PELO DE LAS AXILAS. Me sentí ofendida y agredida con esta censura sobre mi imagen y más aún cuando esas fotos editadas fueron subidas sin mi consentimiento. Le escribí al fotógrafo y me respondió lo que aparece en los screenshots. Preguntas sobre eso: «lógicamente no es un tema de reflexión»? (qué lastima que para ti no lo sea), «Si no te gustan podés no usarlas»? (me encanta mi cuerpo, querido), «la fotografía es mi arte y tengo derechos de autor sobre mi obra? (MI CUERPO NO ES TU OBRA, ES LA M Í A y de mi madre en todo caso). MI CUERPO NO ES COMO EL QUE APARECE EN ESAS FOTOS, por que fruto de muchos años de lucha de tantas mujeres HOY PUEDO SER LA ÚNICA QUE DECIDE SOBRE MI CUERPO. Y lo pongo en mayúscula porque quiero tenerlo presente. Me ha llevado muchos años aceptarme, sobre todo por los tabúes de la adolescencia, por tener mucho de acá o poco de allá. Y no es a mi sola, todas las mujeres hemos sufrido traumas con nuestro cuerpo por no ser de una manera impuesta por el poder diariamente. Tengo pelo como los varones y como todos los mamíferos. Además tenerlo es, sin dudas, una decisión política y estética en mi vida. Una decisión que tomo YO (una lástima que les de asco o algo así). No pretendo ponerme a hacer teoría feminista en esta publicación, si no exponer cómo me siento y denunciar esto que me sucedió. Así que DIFUNDAN, COMENTENLO Y SÚMENSE AL DEBATE ACÁ ABAJO 👇 es necesario que las redes se llenen de estas discusiones.

Una publicación compartida de rodrα ⚔️🌸⚔️ (@rodraaaaa) el

 

M: Y cuando lo hablaste con él, él tampoco logró comprender la ofensa real que había sido. También al interponerse en esto y al sacarte los pelos de las axilas, por más que él esté fundamentando desde su punto de vista, de su arte y su fotografía, le está quitando fuerza a tu valor de arte y a tu estética en un escenario donde vos querías hacer una declaración clara, concisa, de que las mujeres o disidencias pueden tener pelos y no debería ser un problema. Creo que nos hemos encontrado también con un ejemplo súper claro de cómo esto molesta a los ojos de los demás y esto es bastante claro respecto de él y respecto de que también después hubo muchos mensajes de apoyo y hubo gente que se sumó y se sacó fotos de sus propias axilas, que así fue como yo me enteré de todo esto, en realidad.

R: Mi intención siempre fue cuestionar y debatir estas prácticas. Lo primero que pensé cuando vi la foto fue «ta, esto es una boludez» y lo iba a dejar pasar. ¡Lo iba a dejar pasar! Hasta que me di cuenta de que las fotos estaban publicadas. Y ahí fue que realmente cobró un poco más de dimensión, además del tiempo en el que leudó en mi cabeza esta situación. Mi intención nunca fue hacer un escrache, la publicación no es un escrache: es una reflexión, una experiencia que yo narré. Hay que cuestionarse y hay que debatir. Y las redes son muy cara bonita y muy todo lo que les gusta y todas las expectativas, y hay que llenarlas de discusión también. Y me parecía que esto era algo que tenía que compartir.

M: Es un mensaje de que no necesitamos la visión patriarcal de nuestros cuerpos ni la modificación de nuestros cuerpos vía photoshop o vía lo que sea, porque por algo vos hiciste esa elección de plantarte en un escenario así como estabas, y que eso debería haber sido respetado, más allá del trabajo que él piense que sea correcto o no correcto respecto de las modelos con las que trabaja o las agencias con las que trabaja. Y que ante tu respuesta de que no, de que eso no iba, te encontraste con un mensaje de «este es mi arte y yo lo hago así». A lo que vos podías haber respondido «este es mi arte y yo también lo hago así». Hay como un desencuentro que tiene que ver con una raíz patriarcal como vos bien decías y que es doloroso y es complicado y te has pasado todo el día exponiendo tu punto de vista para que tu mensaje artístico final sea comprendido.

R: Desde mí siempre intenté que fuera algo en pos del debate y de la reflexión de todes, que podamos compartir, comunicarnos y conversar. Por las redes siempre es complicado. Que están llenas muy de eso, de expectativas e imágenes bonitas, y a veces está bueno que tomen un poco más de calor ahí. Sin dudas, a mí ese contacto que se da entre su obra y la mía, no mi obra exclusivamente, la obra de una banda… Pero ahí no estaba cambiando la sustancia de la banda, estaba cambiando la sustancia de Rodra, de mí estaba cambiando la sustancia. Entonces yo al exponerme con mi arte, que dice ciertas cosas, y que tiene sí un símbolo, que es que tengo las axilas con pelo. No puedo creer que tengo que decir esto. Tengo un símbolo que es ese. ¿Por qué tu arte puede modificar el mío? ¿Por qué yo tengo que pasar por ese tamiz? Ningún arte es superior al otro. Y me parece que el fotógrafo tendría que haber sido capaz de entender que soy una artista madura, grande y mujer que tengo mis decisiones concisas, y que mi cuerpo es una decisión: no es que se me escapó tener pelos en las axilas sino que es mi decisión y estoy parada en eso. Por eso hice la publicación. Y me re costó hacer la publicación, no fue algo sencillo. Estuve en contacto con mucha gente, mucha gente me bardeó… Tomé mis decisiones y por suerte estuve re apoyada y estuvo buenísimo. No sé si él piensa que soy una niña que no sabe, pero mi cuerpo es mi decisión. Y eso es la realidad. Y él no puede venir a toquetearlo.

M: Y puede ser desde lo más pacífico y puede ser desde lo más comprensivo y capaz el fotógrafo no comprende lo que es para las mujeres y disidencias tener que mostrarse y tener que debatir estos asuntos en pleno siglo XXI donde hemos tenido luchas para poder mostrarnos como somos, para poder hacer lo que hacemos, para poder establecer imágenes, cuestiones artísticas, posiciones, posturas políticas artísticas, creo que no se entendió eso. Y creo que desde una posición privilegiada la otra persona tampoco lo va a entender. Entonces eso es como lo difícil pero lo que está bueno de dar vuelta.

R: Creo que es bueno que podamos debatir en las redes y obviamente mi intención no fue «incitar al odio» como decían por ahí. Me interesa promover el respeto y la escucha, yo no quiero promover el odio ni nada de esas cosas que están poniendo.

M: El hecho de que te bardearan me parece bastante ilógico porque vos ahí estabas haciendo una exposición de cómo no te parece que manipulen tu cuerpo, así como vos decís, que lo toqueteen, que de alguna forma tiene que ver este toqueteo del cuerpo aparte con una clara imposición de un no, más allá de todo lo que puedan haber debatido después y si hay un punto medio en la negociación de «esto se baja, esto no se baja» está hecho y hubo un «toqueteo» de tu cuerpo. Es doloroso también. No doloroso respecto del proceso que pueda hacer cada uno respecto de sus pelos, o si decide mostrarlos o no mostrarlos, sí de cómo decide uno plantarse en la vida, de cómo las personas deciden plantarse en su vida y cómo a veces la imagen personal no es solo la imagen personal sino también una declaración. Y tu declaración fue cortada por la mitad en un registro fotográfico manipulado por una persona. Y eso es grave. Hay una cosa bien interesante ahí, ¿cómo estarías incentivando el odio por decir solamente cómo te interesa o no te interesa que se te muestre en las redes? Vos hacés un toque con tu banda, te sacan una foto, te modifican por photoshop, vos decís públicamente que no y de repente estás incentivando al odio. ¿Cuál es tal odio? ¿Dónde está el odio puesto? ¿Por qué la corrección de una cosa (que puede haber sido con la mejor de las intenciones, no lo sabemos, pero fue errada y te sentiste agredida por eso) se lleva a un discurso de incentivar al odio?

R: Es algo tan básico, yo sé que lo dije muchas veces, pero es que no puedo creerlo. Que tiene que ver con una cosa cotidiana y con una cosa histórica, creo yo. Porque yo pienso en mí y veo esos dos caracteres. La adolescencia traumada, que después te dé vergüenza sobre una parte del cuerpo: la vergüenza sobre una parte del cuerpo es un sentimiento espantoso. Y salir a la calle cotidianamente y que te suceda eso… es lo que vivimos todos los días las pibas y forma parte de esto mismo. Otra cosa que me parece interesante es que si él no entendió mi mensaje artístico, preguntemos por qué no se puede entender ese mensaje, qué es tan inentendible, qué nos dicen los pelos en las axilas que es tan difícil de entender. No verlo como una estética, no verlo como una manifestación, no verlo como un mensaje.

Ahí también hay cosas para analizar. Y eso fue muy fuerte, que estoy incentivando al odio, «por qué generan esta fragmentación», como este odio. Y sí, totalmente de acuerdo con lo que decís de en dónde está depositado el odio. Porque claramente esto no hubiera sucedido si las cosas hubieran seguido su curso normal. Evidentemente el fotógrafo trabaja en un ámbito de modelaje y está acostumbrado a hacer esta clase de cosas, pero lo hizo con la persona incorrecta. Y me parece que tener la posibilidad de decir cuando una está está enojada y cuando las cosas no fueron así… no entiendo cómo esto puede ser interpretado como odio cuando en realidad a lo que fomenté fue al debate y listo. ¿Qué, quieren que sigamos siendo sumisas y calladitas para no incentivar al odio? Capaz que es que yo no entendí que soy mujer y que me tengo que quedar callada la boca. Capaz que soy yo. Obviamente que el conflicto está dado, no es que lo generé yo. Pero mi interés no es generar cosas negativas, sino generar un debate y la reflexión sobre estas cosas.

 

*Mientras se realizaba la entrevista, el fotógrafo se comunicó con Rodra por vía telefónica para ofrecer sus disculpas. A lo que ella, habiendo escuchado su postura e intentado comprender, declara, mera y pacíficamente: «yo me sigo preguntando muchas cosas que se dieron en esa inercia de subir las fotos sin pensar, esas cosas que nosotras como mujeres estamos pensando hace un tiempo por suerte. Y también la reflexión de haber sacado los pelos, que a pesar de que haya dejado fotos con pelos las que fueron subidas no los tenían».

Cuando la dirección del portal tomó conocimiento de lo sucedido por un mensaje directo de Rodra, se restauró inmediatamente la foto original y se le pidió disculpas a la artista por lo sucedido.

 

 

 

 

(Visited 190 times, 34 visits today)



Mad Madelaine

Mad Madelaine

A diferencia de su progenitora, no nació, sino quizá apareció, con la única misión de fundar y administrar el Primer Club de Fans de los Fideos con Manteca y Queso. Como ocurre con los clones, y los viajes en el tiempo, algo salió mal y Mad Madelaine fagocitó a quien escribe adquiriendo sus superpoderes: Nació el 6 de Marzo de 1991, estudia Lingüística en Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, y puede correr a la velocidad de la Luz.