Entrevista a Andrés Calamaro

Entrevista a Andrés Calamaro

Las buenas juntas del salmón

Andrés Calamaro es uno de los músicos y artistas hispanoamericanos más destacados e influyentes de las últimas cuatro décadas.

Dueño de una extensa y exitosa carrera artística, su vasta y riquísima obra es tan personal como única. Además de una muy destacada carrera como solista, que se podría dividir en tres etapas y en la que grabó unos cuantos discos, entre los que se encuentran “Alta suciedad”, “Honestidad brutal” o “El salmón”, por mencionar solamente tres, y que ha llevado adelante en paralelo con proyectos grupales y numerosas colaboraciones en trabajos musicales de otros artistas, Calamaro formó parte de la legendaria banda argentina Los Abuelos de la Nada (en la cual compuso himnos como “Sin gamulán”, “Mil horas” o “Costumbres argentinas”), y posteriormente afincado en Madrid Los Rodríguez, grupo con el que adquirió masividad tanto de este como del otro lado del Atlántico.

Fue además integrante de Raíces, ese grupo argentino-uruguayo, bien al comienzo de su carrera a fines de los 70´s, entre otros proyectos musicales, como el supergrupo Ray Milland Band, a mediados de los 80´s. Su influencia es enorme, y su calidad artística está fuera de toda discusión. Un artículo aparte merecería mencionar apenas parte de todo su trabajo artístico.

Con motivo de la reciente edición de “Dios los cría”, un muy interesante trabajo en el que Calamaro versiona junto a otros artistas colegas de diversos estilos musicales, (entre los que están Julio Iglesias, Raphael, Alejandro Sanz, Vicentico, Milton Nascimento, Julieta Venegas, Fernando Cabrera, y varios más) clásicos tanto de su carrera solista como también algunos de Los Rodríguez, lo entrevistamos (virtualidad mediante), para este portal.


¿Cómo y porqué surge la idea de versionar específicamente éstas canciones de tu extenso repertorio solista y con Los Rodríguez?

Estas son las versiones que tocamos en la gira Licencia Para Cantar que pasó puntual porel SODRE de Montevideo. Promediando aquella gira, grabamos el repertorio tal y como lo tocábamos en vivo, luego elegimos más canciones de a decenas y las grabamos con el mismo conjunto, misma la naturaleza de arreglos y estilo. Publicamos Romaphonic Sessions en 2016 y nos ampliamos al triángulo del trio para ensayar y girar la gira, creo que fue que entre 2016 y 2017, antes de empezar con Cargar La Suerte, que escribimos y grabamos en el 2018 para girarlo por el 2019. Estas canciones no son específicas, partimos de un repertorio abundante de decenas de canciones, pensamos en decenas de artistas para cantar, ellos las eligieron según nuestros pálpitos. Elegimos según los cantantes confirmaban su presencia y terminamos quince. No sé cuantas más canciones quedaron sin cantante.


¿Qué nuevo giro musical y vocal le encontraste con los aportes de los  artistas con los que grabaste estas nuevas versiones?

Enormes aportes, escuchar estos versos cantados por cantantes tan importantes era apenas un deseo imaginario, instintivo. Ocurrió por accidente en el estudio de grabaciones, cuando entramos para grabar el repertorio que estábamos girando en España y, más adelante, en América Latina y Estados Unidos. Estábamos pensando en un disco en vivo y habíamos avanzado bastante en eso cuando maduramos el proyecto de duetos que se confirmó con el imprescindible servicio de Carlos Narea y el ensanche del repertorio.


¿Por qué elegiste realizarlo junto a ellos, ¿existía la idea desde hace mucho, o surgió de repente y se concretó en poco tiempo?

Surgió de repente y se concretó en dos años. Con el trío grabamos en dos sesiones, con Carlos grabamos dos sesiones más de instrumentos y las canté como guía para los cantantes y como casi definitivas tomas. El carácter lo pautaron los artistas según confirmaron presencia y cantaron presenciales o no. Según llegaban las canciones cantadas las disfrutamos y acomodaba mis partes según la interpretación de cada uno y la conducción de Carlos. Dios Los Cría estaba terminado cuando empezamos a escribir Cargar La Suerte en 2018, no recuerdo si seguí grabando algo después de estas fechas y tiempos aquellos.


¿Sentís que conserva, cuando no mejora, el espíritu de las canciones, en estas nuevas versiones, respecto a las originales?

Algunas versiones originales son muy buenas y algunas han mejorado  encontrando quizás una horma definitiva. Normal con estos cantantes porque son trascendentes y en algunos casos leyendas. Lo que le suman al repertorio es incalculable, desconozco el alcance de estas nuevas versiones porque todo disco necesita tiempo para madurar en los oídos y conciencia de quienes nos honren escuchando el álbum como se escucha un disco, mucho y bien. Y en la mía conciencia propia.


Como uruguayo, te pregunto acerca de tu vínculo con el músico y compositor Fernando Cabrera, uno de los más destacados de Uruguay, ¿cómo se dio esa colaboración entre ustedes en el tema “Horizontes”, de “El salmón”?

Nos conocimos cuando acompañamos a Hugo (Fattoruso) en el SODRE … Fernando es una leyenda de las dos orillas, ha cuajado un repertorio  intransferible, tiene una vibra única, ha grabado con los emperadores del canto uruguayo y los mitos, pero nos conocimos de grandes. Ha llevado Horizontes a ser la corona de espinas del disco, antes era una canción oscura entre más de cien canciones en El Salmón. No existe sensibilidad como la de Fernando Cabrera, escucharlo es conmovedor como ver una copa de cristal rompiéndose en miles de partes que caen en cámara lenta al suelo vacío.


¿Si tuvieses que elegir un único artista con el que te hubiese gustado grabar, y que consideres que podría haber estado en este disco “Dios los cría”, ése que te quedó fuera, ¿cuál sería?

Willie Nelson, Diego Cigala y Joaquín Sabina. Usted elija…


“Fernando (Cabrera) es una leyenda de las dos orillas”




¿En qué cambió tu forma de componer, grabar y difundir tu música con el problema de la pandemia?

No tengo idea, olvidé como grabar en sistemas digitales que hace diez años usaba todo el tiempo, perdí la práctica según nos volcamos en ensayos y giras exigentes. En el estudio me adapto a todos los métodos pero sigo un poco atorado en la vieja escuela. Cuando la pandemia, estábamos empezando un segundo año de giras y en México. Estrenábamos grupo y disco, y me encontraba escribiendo versos, intentos poéticos. Todo el año pasado lo escribí en décimas de Espinel o redondillas, a la manera de Violeta Parra o Alexis Pimienta pero como vulgar principiante. Durante la cuarentena descompuse más que compuse, con experimentos POST DJ que hago con el SP404 hace veinte años casi. Grabar sin grabar y sin instrumentos. Otra creación musical  apropiada, tampoco soy un especialista en canciones ni puedo concentrarme en la letra y la música juntas. El rock no necesita casi de canciones, es una opción entre cincuenta posibles. Los músicos miramos la música, nos importa el cantante más que la letra, como si fuera un instrumento bien tocado. A los textos los estudiamos como poesía o literatura, no hay tiempo para escuchar la música y apreciar la letra todo al mismo tiempo. Hay excepciones en el tango y el folklore pero estamos hechos para apreciar el sonido de las cosas, quizás a ver la música.


Referido a ésta última pregunta, ¿cómo sigue el recorrido de “Dios los cría”, en cuanto a presentación y difusión?

El recorrido ha terminado o apenas está empezando, no lo se. Desconozco la naturaleza actual del éxito, cada disco es un francotirador solitario disparando al olvido. En tanto podamos recuperar treinta fechas que la pandemia nos ha secuestrado, vamos a ensayar repertorio y volver a las treinta ciudades que donde nos esperan. Quizás Dios Los Cría tenga un hijo llamado El Viento los Amontona. Nuevos cantantes van a tomarse tu tiempo para decidir y cantar, de momento apenas si lo hemos pensado. Tenemos pendiente terminar un LIVE de la gira Licencia Para Cantar, las grabaciones casi completas de Honestidad Brutal, un disco para el Record Store Day, un libro de cine para cine, una texto con política y filosofía para teatro. Y acabo de estrenarme con una exposición de fotografías en Madrid.

Ahora voy a estar un mes embutido en el estreno de este disco, después esperando la venturosa hora de volver a los ensayos, mi hábitat natural. El disco va a evolucionar según más veces lo escuchemos, está lleno de detalles buenos, es una bola de espejos que refleja en todas las direcciones, el arte de cada cantante, el Latin Jazz, los aires flamencos y el clasicismo peculiar de los intérpretes que son extraordinarios. El destino del canto.


Listado completo de canciones y colaboraciones de “Dios los cría”:

BOHEMIO con Julio Iglesias

TUYO SIEMPRE con Vicentico

ESTADIO AZTECA con Lila Downs

PARA NO OLVIDAR con Manolo García y Vicente Amigo

MI BANDERA con León Gieco

FLACA con Alejandro Sanz

TANTAS VECES con Mon Laferte

ALGÚN DÍA ENCONTRARÉ con Carlos Vives

JUGAR CON FUEGO con Raphael

EN UN HOTEL DE MIL ESTRELLAS Con Milton Nascimento

ENGÁNCHATE CONMIGO con Juanes y Niño Josele

PASEMOS A OTRO TEMA con Julieta Venegas

GAVIOTAS Con Saúl Hernández

HORIZONTES con Fernando Cabrera

PALOMA Con Sebastián YatraLeiva e Iván Ferreiro






Foto de difusión Universal Music





(Visited 289 times, 289 visits today)



Paulo Roddel

Nació e1 13 de octubre de 1977, en Montevideo, Uruguay. Ha publicado poesía y cuentos en revistas y antologías de escritores. Editó fanzines y publicaciones de rock de circulación under en Montevideo (1997-2000). Co-fundó los grupos de poetas 7 Segundos y Seis50, grabó los cds de poesía “Siete Segundos en la vuelta de tu oreja” (Grupo 7 Segundos, 2002) y “Ablación del Habla” (Grupo Seis50, 2006). Ha publicado cinco libros de poesía "Trapos" (2004), "Palidezco" (2010), "Ama/zonas" (2014), "El ceño del sueño" (2016), y "Efecto acumulativo" (2019). Ha colaborado en los periódicos La Diaria y La República, fue co-redactor de la revista cultural Fango (Premio Fondos Concursables del MEC, 2010-2011), colaboró en las revistas culturales H-enciclopedia, El Boulevard, Revista Ricardo Reis, Revista Vadenuevo, Artesuburbano, Revista Once, Magazine Montevideando, Suplemento El País Cultural, entre otras publicaciones. En 2014 participa de la realización Poetas - Proyecto Cross Media. Colabora desde el 2010 en el portal cooltivarte.com. Participa en ciclos literarios y encuentros de escritores tanto en Uruguay como en Argentina, y como columnista invitado en radios tratando efemérides vinculadas al rock. Como periodista cultural ha entrevistado a numerosas destacadas figuras de la cultura, tanto uruguayas como extranjeras en diferentes disciplinas artísticas. Colabora también en la revista digital Lamás Médula, de Buenos Aires. Es docente de inglés, librero, y actualmente cursa la carrera de Licenciatura en Ciencias Históricas en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UdelaR.