EL INOCENTE – LA NUEVA SERIE DE NETFLIX

El Inocente – La nueva serie de Netflix

Se llama El Inocente aunque luego de verla puedo decir que bien podría llamarse «El culpable de hacerme perder el tiempo».

Desde su estreno en Netflix el 30 de abril El Inocente se encuentra en el puesto Nº 1 como lo más popular para Uruguay. Y no es de extrañarse ya que la propuesta suena muy atractiva: 8 capítulos que duran entre 50 y 70 minutos, una muerte accidental, dirigida y con guion adaptado por Oriol Paulo (Contratiempo, Durante la Tormenta, Los ojos de Julia) y como frutilla de la torta Mario Casas (El practicante, El fotógrafo de Mauthausen) de protagonista ¿Qué podría salir mal?

La serie está basada en la novela de mismo nombre escrita por Harlan Coben. En el primer capítulo conocemos a Mateo Vidal «Matt» y su circunstancia: hace nueve años en una fiesta, participó de una pelea en la que accidentalmente dio muerte a su contrincante, cumplió condena y pudo rehacer su vida. En la actualidad trabaja en el bufete de abogados de su hermano, está casado con Olivia y va a ser padre. Todo parece marchar relativamente bien hasta que su mujer tiene que realizar un viaje de negocios en el que desaparece.

En el segundo capítulo nos olvidamos de Matt, esta vez la historia es narrada por Lorena Ortiz, inspectora de homicidios. En su relato conocemos su vida, su infancia y como llegó a ser una de las mejores policías de su generación. Este episodio parecería no tener relación con el primero ya que se plantea la investigación de un suicidio en un convento, pero en la escena final llegamos al supuesto punto de conexión.

Hasta aquí la historia venía funcionando, como espectadora quería saber por un lado que estaba sucediendo con Matt y que tenia que ver eso con toda la historia de la monja suicida.

En el tercer capitulo es donde para mi gusto todo empieza a desbarrancar y nos queda una serie de eventos unidos a la fuerza, sin lógica, planes y venganzas macabras y exageradas, escenas violentas hasta el hartazgo y una sensación de que todas las acciones de los personajes son puramente realizadas para darle un poco más de metraje a la cinta.

A partir de acá mis comentarios van a estar cargados de SPOILERS, de modo que si tu deseo es verla sin conocer detalles importantes a la trama te recomiendo que dejes la lectura, la veas y luego vuelvas a ver si estás de acuerdo con mis comentarios.


El comienzo del fin:

Vayamos a las inconsistencias, para empezar Sor Irene, la Monja que es encargada del orfanato llama a Lorena para investigar el suicidio de María, dice que quiere que ella se encargue del caso personalmente porque es de confianza (Lorena se había criado allí y consideraba a esta Hermana como una madre) a pesar de esto no le brinda nada de toda la información que tenía, se puede decir que Irene dominaba, casi casi, todo lo relevante al caso, pero decide ocultarle la información a la persona que le pide ayuda. La monja conocía el pasado de María, poseía cartas y documentos con «pistas» para resolver este misterio, pero no se las da. Sin embargo en cuanto llega la gente de la UDE ( Unidad de Delitos Especiales) a ellos sí les da todas las pistas.

Sor Irene y Lorena EL INOCENTE
EL INOCENTE – Sor Irene y Lorena


En segundo lugar la venganza de Kimmy, un golpe bajo desde donde se lo mire. Se puede entender el enojo, la rabia, el odio que este personaje había acumulado, pero se supone que «amaba» a Olivia. Compartieron momentos durísimos, siempre la protegió, su amistad se forjó en el dolor compartido durante sus años juntas en «El Paraíso» (club de strippers). Esto podría sugerir que había generado un poquito de empatía en Kimmy y que tendría la capacidad de ponerse en el lugar de su amiga y entenderla aunque no justificarla.

Al enterarse que estaba viva comenzó a idear un plan tan macabro como irreal. La encontró y la atrajo. Olivia le contó todo lo que le pasó y los motivos por los que no volvió a contactarla, le pidió perdón y le dijo que no había día en que no pensara en ella, en lo que le hizo, que sentía su traición y que se arrepentía. Le contó que estaba embarazada nuevamente (Kimmy sabía todo lo que había sufrido Olivia al tener que entregar a su primera hija), nada de esto importó ni conmovió a la mujer que quería vengarse. Llevó a cabo su venganza tal y como la había planeado. Pero le salió mal y es recién en ese momento que se da cuenta de que realmente Olivia había hecho lo que hizo porque no le quedaba otra opción, pidió perdón y todo bien, borrón y cuenta nueva.

EL INOCENTE – Kimmy
EL INOCENTE – Kimmy


Hablando de venganzas tenemos la principal de toda la serie, Jaime Vera, padre de Dani, el muchacho que murió en la pelea con Matt en el episodio uno. Al no poder conformarse con que Matt obtuviera y cumpliera la pena máxima y su vida tuviera otra oportunidad decide llevar a cabo un plan tan pero tan rebuscado como ridículo. Más allá de esto, hasta el episodio final dicho plan había resultado a la perfección, todo cerraba bien porque se podía culpar de los acontecimientos a otros personajes que también formaban parte de las otras venganzas y Jaime hubiese podido salir sin manchas de todo el embrollo, pero no. Después de mandarse el plan perfecto decide contarlo con lujo de detalle para terminar preso.

EL INOCENTE – Jaime Vera
EL INOCENTE – Jaime Vera


Si todo esto no fuera poco para que la serie sea un culebrón de intrigas y venganzas sin ton ni son, tenemos el tema de las cintas. Videos en los que importantes y reconocibles personalidades realizan cualquier tipo de atrocidades ocultos tras una máscara. Las chicas utilizadas para esto son menores de edad conseguidas por Aníbal Ledesma, dueño del club donde trabajaban Olivia, María y Kimmy. No me voy a poner exquisita con todo el tema de lo que en este club sucedía, con la droga, la violencia y con la forma en que estas cintas fueron grabadas, porque en la literatura y el cine hay material de sobra para saber que en este tipo de lugares pasan cosas escabrosas.

EL INOCENTE – LA NUEVA SERIE DE NETFLIX


El tema es que en estas cintas precisamente en la Nº 27 aparece Teo Aguilar, un policía investigador de la UDE al que se le zafó un tornillo. Pasó de ser un hombre de familia, respetable, que se infiltró en el club para investigar lo que allí sucedía a disfrutar con un poco de culpa de ser atendido por las chicas del club hasta finalmente convertirse en un asesino totalmente despreciable, sin escrúpulos, culpa, ni coherencia.

Teo encuentra su final en una escena eterna y sin sentido en la que está acorralado por un montón de policías que lo dejan suicidarse sin mover un pelo para detener la acción. Muy parecido a lo que sucedió en la escena con Kimmy, lo que te deja pensando que en la serie ningún policía hace absolutamente nada para frenar las acciones de los personajes ni cambiar sus destinos.

EL INOCENTE – Arte de la serie
EL INOCENTE – Arte de la serie


Más allá de todos los desaciertos en la historia, de los planes rebuscados que terminan haciendo que la trama se vuelva poco creíble, de las reacciones incoherentes de los personajes y de que en mi caso personal no logré conectar con ninguno de ellos, hay que reconocer que a los espectadores les está gustando esta serie y está consiguiendo buen puntaje en los rankings. Narrar cada capítulo desde la perspectiva de un personaje diferente no es algo nuevo pero funciona y hay que reconocer que aunque en cierto punto nos deje de gustar la seguimos viendo porque en definitiva engancha y uno quiere saber el desenlace, aunque más no sea por pura curiosidad.

Ahora para finalizar te voy a dejar una recomendación que seguro te va a enganchar si esta serie te gustó, y es Sky Rojo.








(Visited 92 times, 92 visits today)



Luciana Rodriguez

Luciana Rodríguez, mamá, fotógrafa, técnica en comunicación social, actualmente realizando la licenciatura en comunicación audiovisual en la Fic (Udelar). Desde pequeña mi primer amor fue el cine, tardíamente encontré mi segunda pasión en la literatura. Mi sueño es lograr convertirme en cineasta, principalmente dentro del cine documental, mientras tanto disfruto de las obras ajenas intentando por este medio que otros las conozcan.