Zalo Solo presenta su nuevo disco “Sustancia” (2017)

Lo que el dinero no puede comprar.

Lo inmaterial en contraposición de lo superficial. Las emociones. La autenticidad del alma desnuda. El núcleo. El espíritu de la música, y el ímpetu puro por mostrarlo con éste medio.

El billete desvalido, minimizado y relegado a un papel arrugado. Hay inexplicables cosas que trascienden la existencia rutinaria; intentar capturarlas sin ánimo de embotellamiento o encierro, sino más bien como un retrato que fotográficamente captura un momento particular -sentido en el interior, y no tanto como panorama descriptivo- es ambiciosa misión. Un viaje como escape, como disfrute, como repaso por otras épocas, como apertura de ojos ante una ineludible realidad, y a veces aferrándonos al merecido asiento en el que vamos, pero con un destino que descorazona conmovedoramente, en una suerte de tragedia griega por su inevitable final.

Zalo Solo

 

Ya se prevenía en Libertades del anterior Vorágine “Esto es para sentirlo, con el alma y las ideas que vivan como lo vivo […] espero que alguien me escuche y que me entienda, nada más”. Es que hay ideas que no entienden de marketing, ni teorías de aguja hipodérmica. No es coincidencia este minimalismo artístico: cuando se intenta llegar a la médula la imagen sobra. Son las representaciones que nosotros mismos proyectamos en nuestra cabeza las que se intentan evocar, por lo que ya no es tanto una marcha introspectiva del artista, y nosotros por fuera de la vitrina con una expectante no-participación. Es un inevitable ensamble, dónde nuestra experiencia es la que llena los espacios en blanco, la que le pone rostros a las fotografías y nombres a los actores.

¿Braggadocio? ¿Para qué? Si hay algo de egotrip característico del género, es por su brío de autosuperación, porque tiene más de jazz que de flashy fashion. Con las raíces a flor de piel y las composiciones enardecidas por los productores y músicos invitados, la obra toma nuevas dimensiones que entiende más de música que de géneros, y más de fluir que de encuadrarse.

Ese gesto impagable de un alguien que te regala una experiencia irrepetible, sólo porque sí, sin esperar nada a cambio; eso es Sustancia.

 

Grabación, mezcla y producción artística: Dubchizza
Producción Ejecutiva: Rolo Borrazás
Fotografía: Fito Shaw
Arte: Zalo Borrazás

Dubchizza: Rhodes en 1, 2, 4. Guitarra en 2, 11. Bajo en 2, 6, 8, 12. Piano en 3, 6. Hammond en 4. Wurlitzer en 9. Strings en 12.
Checo Anselmi: Contrabajo en 3
Nicolás Grieco: Trompeta en 3, 5, 9.
Leonard Mattioli: Scratchs en 11.
Santi Mostaffá: coros en 3
Punisher: coros en 3
Julieta Pollifroni: coros en 3

Pure Class Music ®, 2017.

Redes del artista:

facebook.com/ZaloSolo
Twitter.com/EstoEsZalo

Redes del Sello:

Web
facebook.com/pureclassmusicuy
Twitter.com/PureClassMusic
Instagram @pure_class_music

 

 

(Visited 12 times, 4 visits today)

Cooltivarte

Cooltivarte

Somos COOLTIVARTE.COM. Un portal digital dedicado a difundir el acontecer artístico y cultural del Uruguay. Estamos en la vuelta desde el año 2003, y como evolución del boletín Obolo Cultural, nos encontramos abocados a apoyar a los artistas nacionales brindándoles un espacio de difusión. Creemos en la idea de utilizar la potencialidad que hoy día nos otorga la web, para que la cultura uruguaya y sus creadores dispongan de una dinámica ventana, que los ponga en contacto entre sí y con el mundo. Somos COOLTIVARTE.COM y pretendemos configurarnos como un portal dinámico, entretenido y atento a los nuevos emprendimientos, que busque siempre la interacción con los artistas.

<





Recomendaciones destacadas