Riki Musso y sus fabulosos "Los Formidables" - La Trastienda - 24 de octubre 2015 - Foto ©Silvia Pedrozo

Una noche con la estrella del baile – Riki Musso y sus fabulosos “Los Formidables”

Please try entering https://graph.facebook.com/942614042452176/photos?fields=source,link,name,images,album&limit=1000 into your URL bar and seeing if the page loads.

El punto de encuentro, esta vez, fue la Trastienda; el motivo: “Riki Musso y sus fabulosos “Los Formidables. La gente se empezó a reunir y de a poco, las mesitas se fueron convirtiendo en puntos de charla variados mientras la barra atendía a un público heterogéneo de jóvenes, adultos, mujeres y hombres que mantenían un tono alegre y cordial. La cita, pautada para las nueve, se fue demorando entre risas hasta que las luces se apagaron y apareció el tan esperado audiovisual con el que Riki hace que la gente se zambulla en su particular sentido del humor, esta vez de la mano de Celerón y su maquiavélico plan de hundir a los poderosos del mundo informático. Los músicos entran, presentados ni más ni menos que por Barak Obama, corrigen la afinación de sus instrumentos y Musso sentencia:

Somos los formidables… Y vamos a tocar…

Y el show comienza, en un ambiente distendido, que disfruta a veces en silencio y por momentos coreando, los temas y las escenas proyectadas que, como nos tiene acostumbrados Riki Musso, cuentan con una sincronización destacable y que sin distraer del verdadero acontecimiento que se da sobre el escenario, confiere una profundidad nada sutil, un baldazo de locura inteligente, lo absurdo y el detallismo de un sentido del humor muy particular.

De un momento a otro, un acople molesta a Riki, quien como si estuviera en un ensayo compartido con amigos se pone a conversar con el público “¿lo escuchan? Mmmmm…
Mmmmm.. Ahí!” la gente sonríe y asiente, el acople es hacia afuera del escenario y alguien se anima y recomienda “subí la viola!“. Todo se arregla y prosiguen.

Los temas se orientan hacia Formidable, su última producción, el disco divertido y “comercial” (aunque sabemos que Riki siempre hace lo que quiere) que trajo de nuevo los escenarios, las luces, el público… Pero siempre son bien recibidos los clásicos y éstos se entremezclan, aparecen sin aviso desde “Servo” y “Farmacia” y se hacen formidables de a ratos. Más delante, demostrando lo variopinto de su producción, terminada la interpretación de “Cabras en el Ascensor“, Musso explica: …”y de la zoofilia pasamos a la industria textil” y prosigue con “Sánchez, el gurú del overlock“. La gente ríe con las genialidades de un tipo que tiene su sello característico y propio, inigualable en su temática, comparable, a lo sumo y con todo el respeto, con un Masliah eléctrico y con distorsión.

Toca una del Cuarteto!” estalla una voz entre los aplausos. Musso sonríe, se encoje de hombros y explica: “Del cuarteto tengo cuatro canciones y ya está…

La Flor de la Sandía” y su saturación aromática y “La Antorcha Humana” realizando combustión espontánea, hacen de separador y aparece el primer clásico, una historia de amor polaco, de desencuentro y de resignación. La gente se anima a ayudar con los coros. Riki termina un tema viejo y regala otro: “Ya te vas a mejorar“. Atrás quedaron los acoples y otros sonidos molestos.

La barra esta vacía y todas las miradas están en el escenario. Un muy cuidado juego de luces acompañado de los bailes de Riki en “Nuestro Aporte” capta toda la atención y arranca sonrisas entre la gente.

Bueno, vamos terminando con una canción que a ustedes les gusta y que hizo, en parte, que hoy estemos acá” comenta Musso, aun a sabiendas de que son muchos los motivos por los cuales la gente lo viene a ver “no tenemos más temas, en realidad“, finaliza y sonríe, pisa la pedalera y comienza “La estrella del baile“. Las manos al aire de la gente, que ya ha escuchado este tema en la radio, demuestra que la en realidad, nadie quiere irse.

Como final de su presentación, suenan “Manfredi” y “Soy un capón“, cerrando una noche cálida, que arranca aplausos y gritos de alegría. La gente se pone en pie y agradece otra vez el hecho de poder ver a Riki Musso, y su banda joven de viejos, como el mismo los define, haciendo lo que mejor sabe hacer, una mezcla de rock intelectual, con ironía en tono burlón, un viaje cuasi lisérgico a la cabeza de su líder, que demuestra su vigencia con su historia y su actualidad.

Crónica: Daniel Perdomo

Facebook API came back with a faulty result. You may be accessing an album you do not have permissions to access.

 
 

   

 
 

(Visited 41 times, 7 visits today)



Silvia Pedrozo

Silvia Pedrozo

(22/11/1984) “Esepé”, eterna estudiante, amante de la música, la fotografía y toda actividad al aire libre, aunque un poco miedosa, con las agallas necesarias para arriesgarse a hacer todo lo que le hace feliz, poseedora de una gran habilidad para convencer a sus amistades que le hagan compañía en sus locuras, aventuras, viajes y periplos. Se incorpora a cooltivarte en 2015.

<





Recomendaciones destacadas