imagen - OTRO TAVELLA

Un verdadero gusto, entrevista a Santiago Tavella

Santiago Tavella tiene, entre otras actividades artísticas, la de ser el bajista de El Cuarteto de Nos desde su formación. Artista multifacético, en los últimos tiempos lleva adelante un proyecto musical paralelo a El Cuarteto de Nos llamado Otro Tavella y Los Embajadores del Buen Gusto. Con motivo del recital que brindará con Los Embajadores del Buen Gusto llamado “Nunca en domingo” el próximo 2 de agosto en la sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del Sodre, lo entrevistamos para que nos hable sobre este evento y otras cuestiones.

“todo lo que hice, lo hice de acuerdo a las expectativas que tenía en ese momento, sin duda que hoy el nivel de autoexigencia, sobre todo en los proyectos personales es muy alto”

 

-Contanos acerca de este proyecto “Los Embajadores del Buen Gusto”, ¿cómo podrías definirlo?

-Creo que es un proyecto en el que la canción es protagonista, en sus comienzos fui yo solo como para ver si esas canciones sin ningún aderezo se la bancaban, y se la bancaron, así que las dejé ir a jugar con los embajadores, que son unos músicos fantásticos, muy versátiles a la hora de abordar distintos estilos con mucha solvencia y frescura.

-¿Cómo dividís el tiempo y el trabajo entre Los Embajadores… y El Cuarteto de Nos?, ¿Qué diferencias y/o similitudes encontrás entre ambas propuestas artísticas?

-Creo que la primer diferencia que se nota es en las letras, en las que el otro y las relaciones juegan un rol preponderante, en contraposición con las del Cuarteto que son canciones del yo, también está la cuestión del erotismo subyacente en esas relaciones, muy diferente a lo que pasa con las canciones actuales del Cuarteto, en la que el otro aparece como un obstáculo y las mujeres que aparecen en las últimas canciones de Roberto son la madre y la hija en una posición lógicamente “deserotizada”. En lo musical no es casualidad que la banda se llame Los Embajadores del Buen Gusto, en un principio parecía que el nombre era medio casual pero se ve que el inconsciente hizo de las suyas. Viendo de qué se nutren estas canciones hay una presencia importante de referentes propios de lo que se entiende como buen gusto, en lo musical y lo literario, no hay intensión del tipo de mostrar lo bajo por lo alto, jugar con el mal gusto o usar elementos de los hits banales del momento, juego que está muy presente en El Cuarteto de Nos.

¿Cómo se divide el trabajo creativo en Los Embajadores…?, es decir, ¿cuánto pasa por vos al momento de tomar decisiones y concretar actividades de la banda? ¿Te sentís el referente principal, o es más un trabajo de equipo?

-Yo llevo las canciones, pero lo que hacemos con ellas se da en un medio muy libre y muy abierto a la creatividad y las propuestas de todos, las canciones van mutando a medida que pasa el tiempo, por cuestiones de interpretación, de incorporación de nuevos elementos y también por los aportes de Aldo Mazzucchelli que viene a jugar el rol de editor literario, si bien por su condición no tan conocida de músico, los aportes tienen un carácter bastante integral en las canciones.

¿Cómo hacés para congeniar las diferentes actividades que realizás?, ¿relegás algunas en beneficio de otras?

-Bueno, siempre me pareció muy importante darle tiempo a la creatividad, cuando estoy haciendo una canción llega un momento en el que tengo que dejarla descansar, ahí agarro los pinceles, o me voy a un ensayo del Cuarteto o de viaje, esto para mi rinde mucho para todas las actividades que realizo, sirve para enriquecerlas.

-Notás diferencias entre lo que es el público de Los Embajadores… y el de El Cuarteto?, ¿te van a vera los shows de Los Embajadores… porque sos “el bajista de El Cuarteto? ¿percibís algo de eso, o no necesariamente?

-Un poco de todo, lo que veo es que va creciendo es el sector de público que no necesariamente está vinculado al Cuarteto, y cada vez son más.

Sos un bajista histórico de la escena de rock uruguayo, ¿qué músicos o bandas, nacionales o extranjeras te han gustado últimamente? ¿y bajistas?

-De acá de cosas relativamente nuevas me gustan Mersey, Franny Glass, Sara Sabah, de otras latitudes Laura Marling, Julia Holter, Nacho Vegas, Belle and Sebastian, Bill Callahan, pero también soy muy de escuchar clásicos como Leonard Cohen, Bob Dylan, Darnauchans, Mateo, Cabrera, Astor Piazzola, Debussy, Ravel, Mahler, Satie, que de muchas maneras habitan mis canciones.

¿Qué libros has leído últimamente?

-El de los chistes de Slavoj Zizek, el “Tratado de la Imbecilidad del País, por el sistema Herbert Spencer” de Julio Herrera y Reissig, “Los Beatles y Lacan” de Henry Sullivan, “La Vida en Sordina” de David Lodge.

Hoy, fines de julio de 2015, ¿Qué pensás que aún te queda hacer como artista? ¿hay algo de lo que te arrepientas o consideres que podrías según vos haberlo hecho mejor, artísticamente hablando?

-Creo que todo lo que hice lo hice de acuerdo a las expectativas que tenía en ese momento, sin duda que hoy el nivel de autoexigencia, sobretodo en los proyectos personales es muy alto, ya era hora.

-Contanos cómo será el show de Los Embajadores del Buen Gusto “Nunca en domingo” en la Sala Hugo Balzo del Auditorio del Sodre, el próximo 2 de agosto… ¿por qué se llama así el evento?

Lo del nombre surgió porque era un domingo y me acordé de la película “Nunca en domingo” de Melina Mercouri (en referencia a la película escrita, producida y dirigida por esta actriz, cantante y activista política griega), al final terminé siendo un visionario porque lo griego está en todo lo mediático, entonces me puso a la tierra de Platón en el candelero. Pero bueno, en lo musical va a ser una buena oportunidad para apreciar el crecimiento interpretativo y para jugar con una muy buena infraestructura técnica, tanto a nivel de sonido como de cuestiones visuales, como el VJ set de Virginia Arigón.

¿Nos podés adelantar qué planes tienen Los Embajadores… para después de este show y a futuro?

-Cuando terminemos el estudio de grabación que estamos construyendo con Martín (Tavella) vamos a grabar el disco de Otro Tavella y Los Embajadores del Buen Gusto; va a ser un estudio muy especial, no solo por el aparataje que es de punta sino por la arquitectura, la idea es hacer un tracking room grande, que suene, no que se coma todo como los demás estudios de acá, nos interesa generar un sonido natural, que no necesite de artificios para parecerlo, creo que la tónica de este proyecto tiene mucho que ver con la naturalidad, que es una de las cosas más difíciles de conseguir.

 

 
 

   

 
 

(Visited 85 times, 15 visits today)



Paulo Roddel

Paulo Roddel

Nació e1 13 de octubre de 1977, en Montevideo, Uruguay. Ha publicado poesía y cuentos en revistas y antologías de escritores. Editó fanzines y publicaciones de rock de circulación under en Montevideo (1997-2000). Co-fundó los grupos de poetas 7 Segundos y Seis50, grabó los cds de poesía “Siete Segundos en la vuelta de tu oreja” (Grupo 7 Segundos, 2002) y “Ablación del Habla” (Grupo Seis50, 2006). Ha publicado cuatro libros de poesía Trapos (2004), Palidezco (2010), Ama/zonas (2014), y "El ceño del sueño" (2016). Ha colaborado en los periódicos La Diaria y La República, fue co-redactor de la revista cultural Fango (Premio Fondos Concursables del MEC, 2010-2011), colaboró en las revistas culturales H-enciclopedia, El Boulevard, Revista Ricardo Reis, Revista Vadenuevo, Artesuburbano, Revista Once, Magazine Montevideando, Suplemento El País Cultural, entre otras publicaciones. En 2014 participa de la realización Poetas - Proyecto Cross Media. Colabora desde el 2010 en el portal cooltivarte.com. Participa en ciclos literarios y encuentros de escritores tanto en Uruguay como en Argentina, y como columnista invitado en radios tratando efemérides vinculadas al rock. Como periodista cultural ha entrevistado a numerosas destacadas figuras de la cultura, tanto uruguayas como extranjeras en diferentes disciplinas artísticas. Colabora también en la revista digital Lamás Médula, de Buenos Aires. Es docente de inglés, librero, y actualmente cursa la carrera de Licenciatura en Ciencias Históricas en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UdelaR.

<





Recomendaciones destacadas