Florencia Núñez - Foto: Agustín Fagetti

Trovadora emergente, entrevista a Florencia Núñez

Florencia Núñez es estudiante de Ciencias de la Comunicación en la UM, pero tiene en paralelo una carrera que se va formando como cantautora y música. Rochense radicada en Montevideo, con sólo 21 años ya ha pasado por importantes escenarios locales y tiene la suficiente música para grabar su primer disco.

Su formato Dylanesco de guitarra-armónica es ocasionalmente complementado por un percusionista o algún invitado.

“Creo que componer así, de esta manera intuitiva, es algo maravilloso que me tocó en suerte y que no abandonaría nunca”

-¿A qué edad empezaste a escribir tus propias canciones?

-Cuando digo que en realidad empecé a hacer canciones antes de saber tocar lo básico en la guitarra, creo que no exagero. Es como si lo que escribía hubiese tenido musicalidad por sí solo, y, cuando a los 15 años, tuve la primera clase de guitarra, las dos cosas (la canción potencial y la música del instrumento) se encontraron y ya no se soltaron más. Saber algo de música era lo que necesitaba para hacer una canción. Así fue que, a los dos meses de haber comenzado las clases, ya tenía dos o tres canciones compuestas, que sólo las conocían mis amigos (¡y por suerte me alentaban!). Pasó un poco más de tiempo y me animé a mostrarle a mi profesor, Enrique Cabrera, un tango que había compuesto. Enrique se caracteriza por motivar al alumno que le gusta la música, más allá de si tiene condiciones o no, pero en mi caso creo que consideró que era oportuno motivarme a seguir componiendo. Incluso me hizo tocar mi tango en una presentación de las que hacía, me acuerdo de que fue en La Paloma, y yo acepté con la única condición de que no mencionásemos nada acerca de la autoría.

A medida en que aprendía seguí componiendo y componiendo. Hoy puedo decir que tengo muchísimas canciones, que, por supuesto, no las toco a todas, pero sé que están ahí, en carpetitas, archivadas. Me pasó algo increíble durante mi segundo año en Montevideo, en segundo de facultad, y fue que estuve todo el año componiendo muchísimo, la mayoría de las canciones de mi repertorio actual pertenecen a ese período. Le atribuyo esta actividad prolífica al hecho de que me fui a vivir sola y mis tiempos, junto a mi nivel de organización, fueron otros y me permitieron dedicarme sin escrúpulos a hacer lo que sentía en el momento que fuera.

Creo que componer así, de esta manera intuitiva, es algo maravilloso que me tocó en suerte y que no abandonaría nunca. Al contrario, es algo que quiero trabajar para desarrollar la técnica y saber con certeza qué es lo que hago, cómo se llama tal o cual acorde y mil cosas formales de música que ignoro totalmente. Es una sensación difícil de describir esto de hacer una canción.

-¿Que músicos locales e internacionales tenés de referentes musical y líricamente?

-Los referentes por suerte van variando con el tiempo. Como me dijo un profesor de música una vez: “No te puedo decir hoy qué cinco discos me llevaría a una isla desierta dentro de cinco años”. He escuchado de todo y todo absolutamente me ha influenciado de algún modo, pero considero que me falta muchísimo por escuchar y conocer. Cuando empecé a aprender estaba muy en contacto con el folclore. Después, porque me hicieron conocer a cantautores como Fernando Cabrera, Darnauchans, Mateo, me fui haciendo más hacia el lado de la canción urbana, montevideana, a pesar de que aún vivía en Rocha. Y continué con esa línea. Cuando empecé a estudiar en el TUMP, conocí mucha música. Me hicieron escuchar el disco Blue de Joni Mitchel, el disco Trapestry de Carol King y ahora son los imprescindibles. Regina Spektor, también. Empecé a escuchar música de Brasil: Adriana Calcanhotto, Marisa Monte, Tom Jobim, Djavan, Caetano. Escuché a Bob Dylan y empecé a tocar la armónica. Pero también me centré mucho en escuchar cosas uruguayas actuales, me escuché a Jorge Drexler, a Samantha Navarro, a Martín Buscaglia. Y sigo escuchando, la escucha no termina nunca. Creo que hay compositores jóvenes uruguayos que considero muy talentosos. Unos son muy conocidos y otros no tanto. Valoro mucho a los músicos de acá.

-¿Cómo te fuiste metiendo a tan corta edad en el circuito de boliches?

-No sé cómo me fui “metiendo” en el circuito, creo que se dio bastante espontáneamente. Cuando vivía en Rocha, tocaba allá en boliches. En La Paloma sigo tocando en verano, porque estoy por allá. En Montevideo creo que fue con ayuda de algunas personas que me invitaban a sus shows, que me hacían tocar en lugares. Una es Luciana Mocchi, que me tiene mucho en cuenta y yo a ella, y tocamos juntas con frecuencia. Después la gente de La lupa, a quienes conocí el año pasado, me ayudaron mucho a hacerme conocer entre su público. Toqué allí varias veces el año pasado, en un formato que me gusta mucho, rodeada de libros y con la gente sentada en el suelo. Es un ambiente muy familiar, de convocatoria y de escucha. Disfruto mucho esos toques chiquitos. Incluso hay una canción mía que grabamos allí editada en el disco Antología 2011 que sacó La Lupa. Allí también conocí a muchos cantautores y cantautoras, es pleno enriquecimiento.

Hoy en día, con el asunto de las redes sociales, estamos muy cerca los que hacemos una actividad artística de la gente que nos va a ver. Es posible saber las fechas y lugares a través de Facebook, Soundcloud, Myspace, Twitter, y por suerte muchos se arriman a ver qué es lo que tienes para entregar. Igual considero que me falta muchísimo trabajo, tocar muchísimo y hacerme conocer de a poquito. Reitero, me considero muy verde.

-¿Tenes planes para grabar tu primer disco (de larga duración)?

-El año pasado, con mucha ayuda de Agustín Pessolano, terminé mi primer EP, “Estas canciones no están en ningún disco”, que contiene cinco canciones mías. El material está colgado en Myspace y Soundcloud. Allí lo han escuchado y he obtenido buenas críticas, también las he obtenido de la gente amiga a la que le he acercado una copia del material. Fue una primera experiencia de, por un lado, entrar al estudio a grabar mis canciones y darme cuenta del trabajo minucioso que conlleva y, por otro, de tener un primer registro de mis canciones. Ahora estoy ensayando con banda aquí en Montevideo. Juan Chain en bajo, Gustavo Souto en batería y Brian Rojas en guitarra eléctrica. Nos llevamos muy bien y están afines a mi proyecto, les gusta lo que hago y compartir con gente así es un placer para mí. Estamos preparando todas las canciones de mi repertorio y otras nuevas para salir a tocar. Como estoy en mi último año de facultad, de momento no puedo pensar más que en recibirme y cumplir con esa obligación, pero seguramente el próximo año, luego del proyecto de fin de carrera, me dedique a planear cómo voy a financiar mi primer disco. Pienso en las posibilidades que ofrece el Estado con los fondos a la música, con FONAM, con los fondos concursables, pero también hay otra propuesta alternativa que me hicieron, que más adelante evaluaré. Creo que tengo canciones como para un primer disco, pero no quiero apurarme, prefiero hacer todo despacito y lo mejor que se pueda. Es un trabajo chiquito y constante. ¡Por suerte nadie me apura!.

Para escuchar a Florencia:

http://www.myspace.com/flonunez
http://www.soundcloud.com/flonunez
http://www.youtube.com/user/rayitaenbici

Imagen portada - Florencia Núñez - Foto: Agustín Fagetti

 
 

   

 
 

(Visited 16 times, 9 visits today)

Agustín Fagetti

Agustín Fagetti

Nació el 28 de enero de 1991 en Paysandú, pero se muda con su familia a Rocha en 1993 y vive ahí hasta 2004. Desde entonces reside en Montevideo, donde termina secundaria en el liceo I.A.V.A en 2009. En 2009 y 2010 toma cursos de cine y empieza en 2011 la carrera de Realización Cinematográfica en la Escuela de Cine del Uruguay, donde se mantiene cursando. Colabora con una pasantía en el 30° Festival Internacional de Cine de Cinemateca uruguaya en 2011 y participa de rodajes diversos de cortometrajes estudiantiles de distintas generaciones curriculares y extra curriculares. Desde el 2013 miembro de ACCU - Asociación de Críticos de Cine del Uruguay. Desde 2011 como cuenta pendiente por su pasión por la crítica de arte, empieza a escribir reseñas musicales en su blog bron-yr-agu.blogspot.com, y algunos meses después comienza a colaborar en Cooltivarte.







Recomendaciones destacadas