Star Wars

Star Wars: Un regreso a los orígenes con una sutil sensación de deja-vú

Al apagarse las luces de la sala vemos la ausencia del logo de la Fox que siempre estuviera presente al inicio de cada entrega de la saga pero que ya no formará parte de este nuevo universo de Star Wars al ser ahora propiedad de la casa de Mickey Mouse, no obstante el logo de Lucasfilm sigue presente y al aparecer en pantalla la sala queda en silencio un par de segundos hasta que se ve en pantalla el título del film en cuestión y se escuchan las primeras notas de la música de John Williams.

Los fanáticos de mayor edad estaban esperando este momento desde 1983 cuando se estrenó “Return of the Jedi” (Richard Marquand) la cual fuera el final de la primer trilogía, más de 30 años y 3 aburridas precuelas mediante tuvieron que pasar para poder volver a ver a nuestros personajes favoritos otra vez en la gran pantalla. J.J. Abrams sería el encargado de llevarlo a cabo y tenía preparado un gran homenaje envuelto para regalo para el disfrute de los fans demostrando que hay alguien que podría ser más idóneo que el propio Lucas para hacer honor a la saga original.

Notoriamente superior a las últimas dirigidas por Lucas (los episodios I, II & III), volvemos al cine sin saber de antemano que es lo que va a ocurrir ya que estamos ante una historia que al no ser una precuela como las anteriormente mencionadas no carga con el lastre de narrar una historia con la obligación de concluirla de una manera ya preestablecida. Abrams deja que entremos a su juego de homenajes y guiños varios y va dejando muchas pistas, algunas a simple vista las podemos detectar pero otras solo un verdadero fanático de la saga puede llegar a encontrarlas.

Muchos años pasaron desde la destrucción de la Estrella de la muerte y las fuerzas del mal, ahora llamadas “La Primer Orden” aprovechan la desaparición Luke Skywalker (Mark Hamill), el último Jedi para volver a tomar el control de la galaxia. Un grupo de rebeldes liderado por la General Leia Organa sale en búsqueda de su hermano Luke con la intención de encontrarlo antes que el imperio lo haga.

Volvemos a presenciar un nuevo origen, un nuevo camino del héroe en este caso heroína llamada Rey (Daisy Ridley) que se dedica a sobrevivir día a dia dedicándose a recolectar residuos, que nos recuerda bastante al personaje principal de la película Nausicaa del valle del viento (Kaze no Tani no Naushika, 1984 Hayao Miyazaki, basada en un manga del mismo nombre) sigue con su rutina diaria hasta que cruza su camino con un androide llamado BB-8 el cual contiene información importante con respecto al paradero del último Jedi y es obligada a huir por su vida al ser considerada enemiga del imperio. Acompañan al Rey en su aventura un ex soldado imperial llamado Finn (John Boyega), el viejo y querido Han Solo (Harrison Ford) siempre junto a su inseparable amigo Chewbacca (Peter Mayhew).

En el apartado visual vemos que ya no predominan los escenarios con aspecto notoriamente pulcro, artificiales y estériles vistos en las últimas entregas de la saga, volvemos a aquellos más tangibles y realistas dando lugar a una puesta en escena que hace mucho tiempo habíamos dejado de ver que nos lleva a una época donde todo se hacía delante de cámara y no mediante el uso de la pantalla verde como único recurso generador de efectos especiales. Si bien hay muchos efectos generados por computadora estos acompañan a la historia y no son meros juguetes para la demostración de nuevas tecnologías digitales. La aventura no se siente pesada en ningún momento del metraje y si bien no es la mejor Star Wars que hemos podido ver si se puede decir que está entre las mejores y deja mejor parada a esta vieja saga cinematográfica que ya empezaba a sentir el desgaste y la falta de ideas de su creador.

Se siente que estamos ante una versión alternativa del episodio IV, como si estuviéramos delante de acontecimientos que podrían llegar a ocurrir en un universo paralelo… en un cine muy, muy lejano.

(Visited 21 times, 2 visits today)



Jonathan Gimenos

Jonathan Gimenos

Nacido en Montevideo, un día de mayo de 1981, desde niño le fueron inculcando el amor por el cine yendo todos los domingos, como si de asisitir a misa se tratase. A eso se le suma su afición por las computadoras, por lo que tiene cursos de diseño gráfico y reparación de PC en su haber. Actualmente trabajando para la empresa Unilever y dedicando su tiempo libre en una página en Facebook de su autoría que lleva por nombre "Cinefilia & Afines" (https://www.facebook.com/cinefines/) donde da rienda suelta a todas sus inquietudes relacionadas con el séptimo arte. Y en un país futbolero como es este, se jacta de jamás haber pisado el estadio centenario, entre otras cosas que muchas veces lo hacen sentir extranjero en este paisito un poco gris. Se integra a cooltivarte en 2015.

<





Recomendaciones destacadas