Sonoras imágenes, entrevista a Carolina Rubino

Sonoras imágenes, entrevista a Carolina Rubino

Carolina Rubino es fotógrafa. Su muestra Banda Sonora, un registro fotográfico en espectáculos musicales, constó de una selección de once fotografías de recitales en vivo tomadas en los últimos años, y que expuso en el espacio cultural Barradas. Según nos cuenta “La idea de exponerlas surge a raíz de una edición en formato libro que estoy diseñado y que será editado antes de fin de año. También me han pedido mis conocidos hacer algo con tanta fotografía y pienso que era una buena idea crear la instancia de la muestra para todas las personas que me preguntan qué voy hacer con ellas”

La edición formato libro además es parte de su proyecto de egreso de Bellas Artes, así como “una manera de darle un orden y una terminación prolija a tanto material acumulado en estos años”.

Carolina se define como adoradora de las máquinas (de fotografía) y de explotar al máximo sus posibilidades, “lograr lo máximo con lo mínimo, ya sea técnicamente o luminicamente, forzar las máquinas; me encanta”. Siendo fiel a esta postura es que sus fotografías han sido tomadas con diferentes cámaras, como cámaras compactas, analógica reflex y digital reflex.

En Bellas Artes no sólo realizó todos los módulos de fotografía, sino que también se ha perfeccionado en el lenguaje serigráfico. Además ha trabajado con animación, experimentado en el mundo del audiovisual, y este año realizó trabajos en Offset.

Para que nos cuente más de su inquieto trabajo en el arte y las imágenes, es que desde COOLTIVARTE la entrevistamos y compartimos sus respuestas.

“lo que importa es el regocijo visual de la persona que observa mi trabajo”

-¿Cuando empezaste a hacer fotografía?

-Cuando empecé con lo del arte en realidad empecé dibujando, lo hacía sin pensar que eso sería lo que alguna vez me interesaría de modo consciente. Dibujaba mucho con lápiz y mezclaba con témpera o colores acuarelables, después hice pintura al óleo, dibujo del natural, retratos. Lo de la fotografía empezó cuando se hizo más accesible el mundo fotográfico y lo digital, la primer cámara digital la tuve por el 2003 y a partir de ahí fue otro lenguaje incorporado a mis quehaceres, ahí no paré con la fotografía y he pasado por varias camaritas.

-¿Qué es lo que más te entusiasma de la fotografía?

-Yo siempre veo a la fotografía como veo a cualquiera de mis pinturas, dibujos o collages. Me parece que es una construcción que realizamos con un fin y no un simple registro. Me apasiona lograr lo que mi mente desea con la máquina y no sólo recoger lo que aparece delante del lente. Pienso que jamás una cámara puede registrar la realidad, así que para mi la cámara fotográfica es como un pincel o un lápiz con el que puedo generar lo que mi imaginación desee. Me gusta la idea de transformar algo real en algo irreal mediante la fotografía, generar distintas dimensiones o momentos.

-¿Cómo surgió el proyecto “Banda Sonora/Registro fotográfico en espectáculos -musicales?

-Surgió naturalmente sin pensar en un objetivo, ya que nunca me propuse acumular esas fotografías para exponerlas algún día. Siempre voy a muchos recitales porque me encanta el rock y la música, y de ahí iba recolectando muchas imágenes que cada vez se iban volviendo mejores, técnicamente hablando. La idea de exponer surgió de la pregunta de amigos y profesores acerca de que iba a hacer con tantas fotografías. Todos creen que son muy buenas y que no tiene sentido acumular esos registros en una carpeta y dejarlas ahí. Muchos de los protagonistas de esas fotos son amigos o conocidos entonces también me pareció una buena idea mostrar mi trabajo y también el suyo. Además tiene mucho sentido darle un orden o un relacionamiento a tantos años de fotos acumuladas. Esas imágenes quedarán más adelante plasmadas en una edición en libro que contendrá la mayoría de esos trabajos fotográficos ya que en una muestra no entra ni la cuarta parte de todo lo que hay.

-Si tuvieras que describirnos tu exposición ¿Cómo lo harías?

-Pienso que la muestra habla mucho de mí, de mis gustos musicales y fotográficos. Si bien las fotos son de espectáculos a los que he asistido no se trata de ellos, sino del registro que hago cuando voy a los lugares que me gustan. No todos los estilos de las bandas que expuse eran parecidos, más bien todo lo contrario y eso habla principalmente de mi. También me interesa mucho la fotografía en ambientes donde debo forzar la máquina, lograr buenos resultados con pocos recursos. Aprendí mucho sobre el manejo de la luz con la cámara en estos espectáculos, creo que más que con mi formación académica.

-¿Qué esperas de la gente al ver tus fotografías?

-Espero que sientan placer, básicamente deseo que sientan lo mismo que siento yo al ver los resultados que ofrece mi cámara. Lógicamente es muy distinto ya que yo sé lo que hice para lograr los resultados, pero pienso que de cualquier forma lo que importa es el regocijo visual de la persona que observa mi trabajo.

-¿Por qué elegiste la fotografía como medio de expresión?

-No es el único medio que utilizo para expresarme porque tampoco puedo vivir sin ensuciarme las manos con pintura, cascola o lo que me de la gana de utilizar en la expresión. Como decía más arriba la fotografía ocupa el mismo lugar que la pintura, el dibujo, la serigrafía y el collage para mí. Disfruto muchísimo en la conjunción de los lenguajes y muchas veces mis fotos se convierten en serigrafías o se mezclan con collages, o son un collage.

-¿Te costó mucho trabajo la selección de las fotografías a exponer?

-La selección para la muestra no me costó mucho trabajo porque ya tenía mis favoritas desde antes de la muestra. Las que más me gustaban fueron las que elegí para exponer. Lo que si esta dando trabajo es la elección para la edición gráfica.

-¿Cómo decides si merece la pena fotografiar algo?

-Generalmente hay un interés personal en las fotografías que realizo, todo el tiempo ando “sacando” fotos con la mirada, todo lo que me gusta o me interesa o me parece extraño pasa primero por la cámara visual, y muchas veces vuelvo a los lugares con la cámara de verdad para recoger las imágenes que fabrique antes con los ojos, si es que no andaba con la cámara en ese momento.

-¿Cuántas tomas realizas hasta conseguir la imagen que quieres?

-Siempre más de una, por lo general entre dos y cuatro, aunque a veces puede costar un poco más, dependiendo de qué se trate la cosa.

-¿Piensas en la técnica y el encuadre al realizar la foto?

-Pienso mucho, después que recibís educación académica la mayoría del tiempo no te podes liberar. Descubrís que con ciertas herramientas tu trabajo se vuelve más rico, más manejable, más placentero. Siempre que hago un disparo observo varios segundos a través del objetivo, el encuadre es muy importante para mí y los fabrico cuidadosamente, por no decir obsesivamente.

-¿Qué opinas de la superproducción de fotografías del siglo XXI, y su relación con las redes sociales?

-Pienso que está bien, que nos hace ser más críticos, más estudiosos de la imagen, más reflexivos. Claro que para muchos se convierte en un mar de nada que pasa delante de los ojos sin mayor trascendencia, pero para otros se convierte en educación visual, mirando se aprende mucho; aprendes lo que querés como fotógrafo y aprendes lo que rechazar. El mejor ejemplo de esto son las redes sociales, podés pasar horas, días , meses viendo imágenes y cada vez habrán más, de ahí podés formarte una idea de lo que es hoy en día el alcance de lo digital, y podes formarte una idea clara de lo que sirve y lo que no. Pienso que la imagen hoy en día es tan importante como la palabra y que gracias a todo esto se encuentran en el mismo nivel.

-Con la aparición de las cámaras digitales y la cantidad de disparos ¿se mira menos?

-No sé si se mira menos, en mi caso es todo lo contrario, pues yo aprendí la mayoría de lo que sé técnicamente de manera analógica y esto te hace mirar más y pensar más antes de disparar, generas en tu mente y después disparas. A pesar de estar todo lo digital más al alcance que nunca, esta educación está incorporada en mi y no puedo evitar tomar una fotografía (aunque sea digital) sin pensar antes en el resultado final, sin pensar que puedo dejar o no para la postproducción. Creo que esto tiene mucho que ver con lo de la formación analógica.

-Como fotógrafa ¿es fácil acceder a galerías y salas para exponer?

-Como artista en general creo que es un poco difícil acceder a las salas. Por ahí conseguís espacios para exponer, pero a lo mejor te gustaría exponer en otros sitios a los cuales no sabes como acceder. Tampoco podría hablar mucho sobre este tema, ya que no me he preocupado demasiado en buscar sitios de exposición, aunque creo que es importante exponer no es de las cosas que más me guste hacer.

-¿Qué importancia tiene exponer tus obras de la forma tradicional (galerías y museos) sabiendo el poco acceso de público en comparación a la difusión que tienes por Internet?

-Pienso que exponer de manera tradicional es una manera formal de decir, “este es mi trabajo, soy fotógrafa (o soy artista)”, a pesar del poco público o mucho que pueda llegar a asistir a una muestra creo que es una instancia necesaria para cualquier artista, a veces se siente la necesidad, no sé si por tradición o simplemente por deseo, es como ver la obra realizada, o quizás un cierre para algún trabajo, o el comienzo para un nuevo trabajo.

-¿Qué te parece que hay que hacer para fomentar la fotografía en Uruguay?

-Yo creo que la fotografía ya tiene un lugar importante, que siempre lo ha tenido, es un lenguaje que le llega mucho a la gente y del cual la mayoría no se siente ajena. Hay muchos lugares donde se puede estudiar fotografía, tanto privados como público, se realizan actividades muy a menudo relacionadas con la fotografía así que creo que en Uruguay, ésta tiene un lugarcito ganado.

-¿Es posible vender fotografías en Uruguay?

-Eso depende de los lugares a los que tengas acceso, del tipo de fotografía que se haga y también como muchas cosas en Uruguay de los contactos que el fotógrafo posea. También y muy importante dependerá de la calidad de su trabajo. Pero hay que moverse mucho.

-¿Se puede vivir acá de la fotografía?

-A pesar de que pienso que la fotografía tiene su lugar, no es lo mismo que vivir de ella. Se puede vivir de la fotografía ya que está en todo lo que nos rodea, pero a veces para vivir de ella tenés que trabajar de maneras que no tienen nada que ver con tu propio quehacer artístico. Eso a veces es frustrante, pero también es una manera de utilizar lo que sabés hacer para poder vivir de ello.

 

-¿Estás trabajando en algún proyecto que nos puedas contar?

-Siempre estoy haciendo algo, en este momento como te conté en otra pregunta estoy tratando de elegir todas las fotos que van a editarse en el libro fotográfico que llevará el mismo nombre que le di a la muestra. Algunos de los que no pudieron ir a la muestra preguntaron el por qué del nombre y la respuesta es que las fotos expuestas son parte de la música que escucho, la que voy a ver, la que acompaña mí día a día, es mi propia banda sonora. También trato de terminar una serie de serigrafías de retratos tomados por otros fotógrafos, y además estoy aprendiendo Offset y por empezar algo con eso también.

-¿Qué consejo darías a un fotógrafo que recién empieza?

-No soy de dar consejos, pero me parece una buena idea aprender mucho antes que nada, y después seguir aprendiendo más. Observar y tener mucha paciencia y como en todos los aspectos de la vida ser insistente, constante y humilde con respecto a su trabajo.

 
 

   

 
 

(Visited 19 times, 6 visits today)



Federico Meneses

Federico Meneses

Por el 2003 surge la idea de armar un boletín electrónico "óbolo cultural" para difundir eventos que poco se sabían. Con el surgimiento de las redes sociales el boletín deja de tener su efecto y nace www.cooltivarte.com A fines del 2010 invito asociarse como co-director a Mauricio Conde, junto a todos los amigos colaboradores que se sumaron a la idea de aportar un granito de arena a nuestra cultura potenciando los eventos y dando más valor al conocer a los artistas mediante entrevistas, artículos de opinión, análisis, reflexión y crítica. Cooltivarte está presente en el medio local comunicando las noticias, críticas, opiniones y entrevistas, tratando de generar un valor cultural conociendo de cerca a los protagonistas, generando una conciencia colectiva y sensibilidad para este rápido diario vivir.

<





Recomendaciones destacadas