imagen - Sobredosis de Soda en La Trastienda - Foto Emilio Pérez Miguel

Sobredosis de Soda en La Trastienda: Gracias Eternas

Cobertura conjunta entre Cooltivarte (Uruguay) y el Programa radial “Si No Te Gusta Lo Que Digo” (Argentina).


“Es una noche especial, todos sabemos por qué es especial. No vamos a entrar en detalles”, explica el cantante y guitarrista Mariano Albergoli antes de que el público dinamite el aire de La Trastienda argentina coreando el nombre de Gustavo Cerati.

Si bien la banda lleva casi una década brindando la música de Soda Estereo al calor de las masas, esta noche (sábado 11 de octubre) es distinta.

Muy distinta.

Porque el temblor ya pasó, y quien tanto soñábamos no llegó a despertar.

Sobredosis de Soda se fundó hace nueve años, y es integrada por Mariano Albergoli en guitarra y voz, Ezequiel Pérez Casas en batería y Pablo Gillari en bajo. Es considerada la banda tributo a Soda Estereo más fidedigna. Esta distinción se basa en cómo logran encarnar la épica de la fascinación que convirtió al grupo de Cerati, Bozio y Alberti en la banda argentina más destacada de su época fuera de su país.

El concierto comenzó a las 21:00, y se dividió en dos bloques. El inicio lo marcó “Hombre Al Agua”, y algunos de los temas que también sonaron en ese primer tramo fueron “La Ciudad de La Furia”, “El Temblor”, “En El Séptimo Día” y “Lo Que Sangra”

Hubo también una pequeña selección de temas “para entendidos” que incluyeron “Telekinesis, “Vita Set” y “Mi Novia Tiene Biceps” tocados a caballo junto a “1990”, luego del cual Albergoli exclamó satisfecho “me di el gusto… a Gustavo nunca se la escuché en vivo”. Y después aclaró que “era chiquito, mi mamá no me dejaba ir a todos los toques de Soda”, para la hilaridad de las setecientas personas que colmaban La Trastienda.

Con “La Cúpula” llegó el primer invitado de la noche: el guitarrista Agustín Ferro, de la banda No Lo Soporto. Ferro también acompañó al grupo en “Primavera Cero”, momento en el que se alcanzó la mitad exacta del espectáculo, y se impuso una pausa para cambiar de vestuario.

Se proyectó entonces “Templo”, el nuevo video de Zahorí, la banda integrada por Albergoli, Gillari y el baterista Coche, quien de hecho es un multi-instrumentalista que abrió el show junto a su banda Las Pirañas, y merece un punto aparte – con solo cuatro canciones de su disco “Borrando La Línea de Control” dio una panorámica de todo lo que debe tener el pop bien comprendido, con la clase de sustento que deriva en una experiencia donde lo estético se consustancia con lo ético.

Durante el intervalo, también habló el cura responsable del comedor San Antonio, el cual fue el beneficiario del evento – todo lo recaudado por la venta de entradas fue destinado a dicha institución.

Y antes de que el concierto resumiera su curso, el bajista Pablo Gillari (“El Chino” para los amigos) protagonizó un momento digno de película proponiéndole matrimonio a su novia en el escenario, quien aceptó encantada ante la mirada atónita de todos, incluyendo sus compañeros de banda. “Me dijo que quería decir algo”, explicó Albergoli al público ni bien retomó su lugar, con un semblante muy gracioso. “¿Vos también querés decir algo?”, cuestionó al baterista por sobre su hombro. Y luego le dio su cuota de emotividad a la situación al mencionar que éste era el primer toque que su hijo varón estaba escuchando desde la barriga de su madre.

Las música siguió el tren de “Persiana Americana”, “Corazón Delator”, “No Existes” y una “Zona de Promesas” que fue el obsequio anticipado de Albergoli para su madre en su día, y que nubló con lágrimas los ojos del músico.

El último invitado fue Marcelo Moura, el actual cantante de Virus, banda que llegó a compartir sus equipos con Soda Estereo en sus orígenes. Y en este punto, también debe mencionarse que el estilista para el evento fue Cyril Blaise, quien trabajara tanto con Soda Estereo como con Virus, confiriéndole a ambas bandas su aspecto totalmente idiosincrático.

Con Moura en el escenario, interpretaron las canciones que le dieron la escalada emocional definitiva al concierto (“Trátame Suavemente” y “Prófugos), y el tema de Virus “Wadu Wadu”, lo cual solo alimentó el fervor del público por un cierre a puro ritmo. Esto motivó al trío a interpretar un tema solista de Cerati, (“Cosas Imposibles”, del disco “Siempre Es Hoy”) y “Te Hacen Falta Vitaminas”, del disco homónimo de 1984, marcando la noche a fuego en el recuerdo de todos.

Las bandas que hacen covers o tributan a otros artistas muchas veces son el objeto de críticas descarnadas. En cierta medida, esa es la consecuencia de interpetar canciones que tienen demasiados recuerdos codificados, y que entran en un terreno difícil de ser transitado exento de prejuicios.

En ese sentido, la presentación de Sobredosis de Soda en La Trastienda fue ejemplar. Porque nos demostró que todo lo que es cubierto con la veneración y el cariño debido, a su vez puede cubrir y envolver nuevamente.

El concierto del sábado fue tan especial como ameritaban las circunstancias. Mariano, Pablo y Ezequiel no tenían ni necesidad de dar el saludo popularizado por Gustavo en el último concierto. El grito de “¡Siempre seremos Soda!” ya haría la parte.

Y hay que decirlo. La realidad no puede ser pormenorizada de ninguna manera. El sueño de todos nosotros hubiera sido tener a Gustavo aunque sea un poco más, poder escuchar siquiera una canción entonada por la clase de portento que hoy brilla por su ausencia. Eso hubiera sido la felicidad total para muchos.

No pudo ser. Ya pasó el temblor, y quien tanto soñábamos no despertó.

Pero lo que era total, ahora se volvió eterno.

Y los que estuvimos ahí la noche del sábado, sabemos bien que Gustavo mismo agradeció desde arriba.

 

SOBREDOSIS DE SODA EN LA TRASTIENDA Buenos Aires – Octubre 2014 © Noelia Defina "Si No Te Gusta Lo Que Digo” www.cooltivarte.com——————

Posted by cooltivarte.com on Thursday, October 16, 2014

 

 

(Visited 46 times, 10 visits today)



Emilio Pérez Miguel

Emilio Pérez Miguel

(Montevideo, 2 de diciembre de 1979) Traductor público de idioma inglés, periodista cultural y organizador de eventos a beneficio de hospitales pediátricos en Uruguay y Argentina. Su labor periodística comenzó en junio de 2009 con la fundación de MusicKO, un sitio dedicado a la reseña de artistas emergentes. En la actualidad colabora con diversos portales entre los que se incluye Cooltivarte, al cual se integró a inicios de 2011. Como escritor, publicó dos libros de poesía en 2009 y 2010 (“Once” y “Ten”) y uno en prosa que vio la luz en 2013 (“Ayer La Lluvia”). "Once" y "Ten" fueron libros híbridos, con una propuesta enraizada en igual parte en la música y la poesía. "Ayer La Lluvia" aunó esta pluralidad de formas, y se presentó con los artistas que lo inspiraron en un festival de música y literatura que se extendió durante dos años, al término del cual Pérez Miguel se retiró como escritor. Las experiencias vividas durante ese tiempo fueron entonces sintetizadas en la "Campaña Del Juguete", una gira de conciertos que beneficia al Hospital Pereira Rossell en Uruguay, y al Hospital Garrahan en Argentina. Pérez Miguel fue asimismo el primer escritor uruguayo en subir todos sus libros a Internet, amparándose en el sistema de derechos libres conocido como Creative Commons. Basándose en que "el arte es para compartir y no para competir" y buscando "una democratización real de los bienes culturales", el autor comparte su obra en su propio sitio y en diversas páginas que fomentan la literatura, de manera libre y gratuita.

<





Recomendaciones destacadas