Skay y los fakires - Sala del Museo 08.09.18 Fotografía: Mauricio Rodriguez - www.cooltivarte.com

Skay: el hechizo y el puñal.

El sábado a la noche en la Sala del Museo el amo jugó al esclavo.

Como un encantador de serpientes, el flaco se para en el escenario con sus piernas largas separadas y va descargando puñaladas desde la SG. Tira una secuencia de tres o cuatro acordes distorsionados, te deja de pelos parados, nos ablandan a puro bombo y bajo… luego las cuchilladas como con un estilete, van directo al corazón. Una máquina de riffs y secretos a los cuatro vientos. Atrás, muy atrás quedaron los finales de shows cerrados con Ji Ji Ji, atrás, muy atrás, quedaron las comparaciones, las pujas vanas , es música y vale por lo que pesa, por lo que se dice, por lo que se canta, Skay ha creado un repertorio que ya se ha cargado de hits y que, lentamente, van borrando los pedidos de su banda pasada.

El flaco Skay es una muestra demoledora del poder de la canción, hay en cada letra pistas para decodificar un mundo, una ideología, un sentimiento. Explotó el lugar, abarrotado de gente feliz y con ganas de cantar las estrofas mas conocidas y de pogear buscando el nirvana. Gente de todos lados, gente que viene en peregrinación desde Argentina, los fieles de siempre que cruzan de orilla cargando sus banderas y la ilusión, la ilusión de estar y de buscar en cada toque un poco màs de alegría. Estaban los que viven acá y que también cruzan de orilla para apostar sus fichas en el viejo callejón. Fiesta, hasta nos regalo un inédito de la era Ricotera y que a muchos dejó con la boca abierta, cuando nombró al parcero de toda la vida, un tema de esos que está en el recuerdo de los mas fieles y seguidores : Pura Suerte, kilos de ricota.

Una banda que sonó formidable, Oscar Reyna en viola, Claudio Quartero al bajo, Javier Lecumberry en las teclas y Lea Sánchez en batería (quien desde hace poco, ocupa el lugar que dejó libre el Topo Espíndola). Fue todo muy ajustado y contundente, tocando canciones de todos sus discos e incluso reviviendo temas que hacia tiempo que no tocaba en vivo, al menos para nosotros. El infaltable corte para respirar y beber algo, como siempre.

El Golen, Callejón, Chico Bomba, Luna, Navegar, La ola ( los nombres que pone la gente) además de Ji Ji Ji y “ violencia, es mentir” (Nuestro amo juega el esclavo) , como para que todos quedáramos contentos. Promete volver y siempre vuelve, con su sombrero, con sus lentes oscuros, moviendo los brazos como aspas, disparando cuchilladas filosas desde las seis cuerdas y con una naturalidad que por momentos te hacer erizar los pelos en la nuca, “Si vos sos el fuego, la leña soy yo”. Son de esos toques que no se pueden perder, cada vez que venga hay que acompañar y arder en ese infierno encantador.

Gracias al visitante y a sus músicos.

Salú.

 

Skay Beilinson – Sala del Museo- Montevideo 08/09/2018.

 

Ver cobertura en nuestra comunidad de facebook

 

 

Skay y los fakires – Sala del Museo 08.09.18Fotografía: Mauricio Rodriguez – www.cooltivarte.com

Posted by cooltivarte.com on Sunday, September 9, 2018

 

 

SKAY y los Fakires MVD 2018Fotografía Martín Pereira www.cooltivarte.com

Posted by cooltivarte.com on Monday, September 10, 2018

 

 

(Visited 168 times, 21 visits today)



Fino Sosa

Fino Sosa

Adrián "fino" Sosa: Montevideano, 1965. Lector, melómano, "escribidor". Durante los años 80, coordino y editó diversas revistas alternativas en forma independiente (Atrás de todo, Culos de botellas, Perro Andaluz) que divulgaban poesía, dibujos, arte callejero y música: el nervio bajo la aparente inactividad de esos años. Publicò de forma artesanal libros de "muy mala poesía" de distribución gratuita "El Grito", "Lobos en la Buhardilla", "Lo que quedó allá arriba " y " Cuadernos Mojados". Lleva adelante el blog: http://lucesdelacity.blogspot.com/

<





Recomendaciones destacadas