Malba - Expo Mario Testino - Foto: Daniel Benoit

Semana de arte en Buenos Aires

Desde el 19 de mayo ArteBA comenzó a recibir a sus invitados especiales para la previa de la inauguración de su edición 23.

Es habitual que el resto de los agentes del ambiente del arte aprovechen estas convocatorias para presentar sus ofertas a un público especialista que visita la ciudad.

En esta oportunidad las propuestas iban desde el Faena Arts Center, Museo Nacional de Bellas Artes, Colección Fortabat, Hotel de Inmigrantes , Fundación Proa, Mamba, Macba y Malba con una amplia gama de muestras.
Fundación Proa, dirigida por Adriana Rosenberg, se ha convertido en cita obligatoria de la ciudad bonaerense, sumando un amplio publico a la zona de La Boca con su desgastada oferta turística.

Actualmente se exhibe una muestra dedicada a la obra del alemán Joseph Beuys que si bien ya lo tenemos mas que visto, no deja de ser una excelente oportunidad didáctica para que los jóvenes, que por cierto se les ve en forma masiva, se acerquen a quien al día de hoy aun sigue siendo un incomprensivo en el ambiente artístico.
Otra cita que desde que abriera sus puertas en setiembre de 2012 se ha vuelto obligatoria, es el MACBA donde el extraordinario diseño de sus salas, permite apreciar en forma muy apetecible por sus espacios y perspectivas, las propuestas diversas que ofrece.

Si bien su fundador el financista Aldo Rubino basa su colección en el arte geométrico, poco a poco han ido incorporando otras corrientes artísticas como me comentara su flamante directora la historiadora de arte Teresa Riccardi con quien recorriera las salas en una visita privada que tanto disfruté. Actualmente se exhiben dos muestras temporales unipersonales: el argentino Fabián Burgos (1962) con su obra geométrica tan asimilada por el público y una muestra inédita de fotografías personales del venezolano Carlos Cruz Diez (1923).
Dentro los objetivos de su directora, está el de incorporar muestras de artistas extranjeros, con un interés definido por algún uruguayo que ojala se concrete.

El MALBA presenta una muestra de fotografías del peruano Mario Testino que pudimos apreciar en Venecia en ocasión de la Bienal pasada, con una puesta en escena acorde a la obra del mismo, tan monumental y provocadora como son sus personajes retratados, entre los cuales, se destaca una de sus musas inspiradoras como es el caso de la modelo inglesa Kate Moss. Es una cita imperdible de la ciudad que permite percibir el acercamiento del mundo de la moda hacia con el arte contemporáneo apropiándose de los espacios del mismo.

A pocos metros del Malba sobre la calle Salguero, abrió las puertas una franquicia de la panadería-cafetería belga Le pan quotidien, con 19 casas en todo el mundo, que desembarcó en América Latina, con su típica mesa comunal donde uno puede degustar su amplia oferta de productos orgánicos en un ámbito estético que trasforma el simple hecho de comer en una experiencia espiritual.

Un buen combo para combinar con el arte para descansar no solo las piernas sino la mente, que también puede sumarse para quienes quieran hacer alguna compra, o un simple paseo, en el shopping Paseo Alcorta que no cuenta con una presencia masiva de público lo que le hace un paseo apetecible para estar al tanto de la moda porteña.

La edición 23 de ArteBA (del 23 al 26 de mayo) este año estrenó director, el designado Alec Oxenford que sustituyera a quien hasta ahora ocupara el cargo, Facundo Gómez Minujín, quien no debe dejar de usar su segundo apellido que le referencia dentro del ambiente, tratándose del hijo de la artista Marta Minujín a quien pudimos ver en varios de los eventos.

Nuevos aires para la feria con la curaduría general de Sonia Becce que se perciben a simple vista, algunos a favor, otros en contra como la supresión del Premio Petrobras.

A favor, vemos una feria con estilo definido propio, donde dejó de ser la que otrora podríamos clasificar de cambalache por su amplia y variada oferta.

Se percibe una línea curatorial en casi todas las propuestas que hacen de la misma un paseo artístico mas disfrutable al estilo de una bienal.

También sus provocadoras propuestas que caracterizaran Barrio Joven en ediciones anteriores se han suavizado, dulcificado logrando una oferta similar a las otros sectores.

Una innovación ha sido la creación del proyecto curatorial Dixit Petrobras donde la propuesta viene de la mano de la historiadora de arte Andrea Giunta con su muestra “Cuando comienza el arte contemporáneo?”
También la apertura de “Photobooth Citi”, sector dedicado a la fotografía, con la presencia de varias galerías de gran aporte para la feria donde algunos puntos altos de atención.

El sector U-Turn Project Rooms de Mercedes Benz , es curado por Agustín Perez Rubio quien ocupará la dirección del MALBA, lugar que había sido sorpresivamente abandonado en 2013 por Marcelo Pacheco luego de 10 años al frente del mismo.

No se trata de una feria donde sus obras llamen la atención en forma individual, sino que su valor radica en la sumatoria. Una obra que se destaca por su sentido conceptual así como por su puesta en escena, es la del artista Alberto Echegaray quien presenta once esferas de cristal llenas de papel moneda argentina convertido en picadillo y una igual pero con dólares americanos a modos de representar el valor “blue” del dólar que denota la (in)credibilidad en la que se encuentra inmerso el país.

País que ha cambiado sustancialmente su fisonomía, donde era habitual ver a elegantes mujeres caminado por sus calles, fundamentalmente por la popular peatonal Florida, donde hoy día es poco común verlas a cambio de una marcada invasión de etnias del interior del país así como también gente proveniente de países limítrofes, siempre al son de una música que ha sustituido la que otrora saliera de las casas de música, que también habla de la obra de Echegaray : “cambio, dólar, euro, cambio” que suena uniformemente y nos acompaña mientras el paseo habitual.

Dentro de las actividades ofrecidas para los críticos, curadores, coleccionistas así como directores de museo, como pueden ser las visitas a colecciones privadas, a exposiciones, charlas, comidas y demás, destacaron las recepciones ofrecidas en el Palacio Ortiz Basualdo actual sede de le embajada de Francia, recientemente refaccionado luego de 14 meses de obras, donde se presentara la Maison Rouge, institución sin fines de lucro con sede en Paris con propuestas de exposiciones de diferentes países con un interés marcado por incluir artistas argentinos con el anuncio de que Buenos Aires será la ciudad invitada para la muestra “Mi Buenos Aires” que será inaugurada en junio 2015, actividad que se prestará a formar parte del circuito Bienal de Venecia y Feria de Basilea que se celebran en esa fecha.

Este palacio realizado por el arquitecto Paul Eugene Pater (1879-1966) con sus salas espléndidamente refaccionadas, con aires de los castillos que inspiraran el gusto de la aristocracia porteña como es en este caso el Vaux-Le Vicomte de Paris que también fuera fuente de inspiración de la ampliación de Versalles que ordenara Luis XIV, de un estilo beux arts claramente marcado, nos conduce a través de una escalera de honor a hacia su planta noble sede de nuestra cita.

Las esplendidas salas del palacio Ortiz Basualdo nos permiten una excelente oportunidad de visitar una casa cerrada al público que solo se abre en ocasiones especiales no siempre oportunas a la visita de extranjeros. Cuenta con una sala de baile estilo Luis XV con motivos chinescos, sala de música, con detalles como las barandas de línea Chippendale, maderas talladas así como una estufa renacentista , que logran un conjunto ecléctico digno de la época de esa case social avenida a rica que supo basar su gusto en la arquitectura parisina.

Tampoco se queda atrás el palacio Pereda donde la Embajada de Brasil que también ofreciera una magnifica recepción.

Realizado a pedido del Dr Celedonio Pereda al arquitecto francés Louis Martín y acabado por el el arquitecto belga Julio Dormal, tomando de ejemplo el edificio parisino que en 1913 fuera convertido en el Museo Jacquemart-Andre , que le había deslumbrado tanto exterior como interiormente en su visita, es de una gran similitud aunque de tamaño menor.

Fue ocupado por la familia Pereda desde 1924 a 1945, fecha en que lo ocupó la embajada del Brasil
La boiserie, sus pinturas en el techo, alfombras, como tapices de gran dimensión, así como su mobiliario en el cual se destaca el comedor, conforman un buen exponente de ejemplo del eclecticismo de la época de los terratenientes que emulaban los estilos que les deslumbraban en París.

 
 

   

 
 

(Visited 1 times, 1 visits today)

Daniel Benoit Cassou

Daniel Benoit Cassou

Daniel Benoit - (Uruguay, 1961), es contador público de profesión. Hizo su formación artística en los talleres de Hugo Longa, Clever Lara y Lacy Duarte; escultura con José Pelayo y fotografía con Enrique Abal, Oscar Bonilla y Roberto Schettini. Realizó cursos de formación teórica con Nelson Di Maggio, Alfredo Torres, Nelson Baliño y Emma Sanguinetti, entre otros. Ha participado en muestras de fotografias, colectivas asi como individuales: 2007 – Facultad de Ciencias Económicas; Centro Cultural Lapido; Club de Golf; Fotogramas - Montevideo 2009 – Galería de arte La Pasionaria – Club de Golf - Montevideo 2010 – A la Follie; Trattoria La Commedia; Club de Golf – Montevideo 2011 – Museo del Azulejo; Fotograma; Club de Golf – Montevideo; Bienal X – Salto 2012 – Espacio Innova – Punta del Este Es asiduo asistente a las principales bienales de arte: Venecia, Lyon, San Pablo, Cuba, Porto Alegre, Lima, así como ferias de Basilea, Paris, Buenos Aires, entre otras. Es coleccionista de arte nacional, asesor de arte contemporáneo, escribe en sus blogs y es columnista de la revista de arte nacional “Cooltivarte” desde el 2012, asi como de la revista “Arte” del periodico “El Pais”. Blogs: www.coleccionbenoit.blogspot.com ; www.asesordarte.blogspot.com







Recomendaciones destacadas