SARAH BRIGHTMAN – ANTEL ARENA

El pasado jueves, la actriz y cantante inglesa se presentó en el Antel Arena, en el marco de la gira mundial promocional de su último –y recién editado– trabajo discográfico; “Hymn” (2018). En su primera visita al país, la soprano brindó un extenso show donde presentó su nuevo disco junto a las canciones más emblemáticas de su carrera.

Apenas pasadas las 21:00 hs, el gran telón negro que cubría todo el escenario cayó, dándole inicio al concierto. Que en esta oportunidad, se realizó sobre el sector sur del recinto.

Con la intro “Gothica” derivada en “Fleurs Du Mal” (Symphony, 2008) se abrió la noche. Donde la artista, irrumpió luciendo un vestido negro cargado de brillantes acompañado de una gran aureola espinada. El público, familiar, cerró los primeros números con un intenso aplauso que alcanzó para ocupar las escasas butacas vacías que quedaron disponibles.

Con delicadas poses y movimientos, la artista se mantuvo en el centro del escenario casi todo el espectáculo. Tímidamente, interactuó con los presentes pero sin dejar de agradecer (en inglés, aunque se animó a hablar un poco en español con un afectuoso “gracias por venir”). A lo que resultaba curioso, como la potencia de su voz contrastaba con su tono a la hora de hablar, siendo este bastante bajo.

La velada continuó con “Carpe Diem” (A Winter Symphony, 2008), que fue interpretada junto al tenor griego Mario Frangoulis. Y a modo de solo, Mario (en su primer visita a Latinoamérica) cantó “Sometimes I Dream” (Sometimes I Dream, 2002). Siendo muy bien recibido por el público de Brightman.

El espectáculo se dividió en dos módulos (separados por un descanso de 15 minutos). En el primero se destacaron los covers: “Hijo De La Luna” (de la banda española Mecano), que contó con una extensa introducción y con “Who Wants To Live Forever” (de la banda británica icono Queen).

Interpretó, “Tu Che M’hai Preso Il Cuor”, (reedición incluida en Hymn) de la opereta “The Land Of Smiles” de  Franz Lehár. Aunque aclaró que se inspiró en esta pieza por la interpretación en italiano que realizó su tenor favorito, Luciano Pavarotti. Continuó con “Miracle” que estuvo cargada de cantos celestiales, y dio por culminada la primera parte del show.

Luego del receso, la soprano presentó “Pie Jesu” junto al cantante rumano Narcis Ianau. Que también es artista invitando en esta gira y pudo lucirse por completo en su solo con la clásica “Caruso”, donde emocionó al público con su voz angelical.

“Fly To Paradise” (Hymn, 2018), fue otra de las favoritas de la noche. A la que le siguió la memorable, “Time To Say Goodbye” (canción original de Andrea Bocelli), que en esta ocasión fue interpretada en una versión “más íntima” acompañada por el piano.

En cuanto al vestuario y los accesorios, la cantante tuvo varios cambios a medida que fue avanzando el espectáculo. Eso sí, siempre se mantuvo dentro de la misma línea. Vestidos largos en distintos colores, con tendencia a lo renacentista y gótico.

En escena acompañaron a la soprano, una banda compuesta por 4 músicos (lado derecho), una orquesta de cuerdas (lado izquierdo) y el coro local “Rapsodia” (al fondo en ambos lados). También contó con un excelente juego de luces y cortinas de humo durante todo el show. Que fueron generando distintos climas. Toda una experiencia multisensorial.

Las legendarias “Masquerade” / “The Phantom Of The Opera” (nuevamente junto a Mario Frangoulis) marcaron los primeros indicios de que el concierto estaba llegando a su final. Ambos números fueron potentes y terminaron en una eufórica ovación de pie.

Y, para el final definitivo las elegidas fueron; “Deliver Me” (Eden, 1998), “Ave Maria (Schubert)”, (donde la emoción desbordó a todos por completo), y “Sky And Sand”, un verdadero broche de oro que dio por finalizado el espectacular show.

Hymn: Sarah Brightman en concierto”, una ópera pop de una artista completa que no necesita introducción. Una explosión sensorial donde hasta el más mínimo detalle tiene una razón y un porque. Un concierto diferente de excelente nivel. Donde el uso de teléfonos celulares o cámaras no está permitido (por decisión de la artista), para cuidar por completo la atmósfera del espectáculo y dejar como único registro la memoria del espectador.

 

(Visited 266 times, 36 visits today)

Carlos Iglesias

Carlos Iglesias

Especialista en música pop y fotógrafo.







Recomendaciones destacadas