Walter Bordoni y Shyra Panzardo

Rosas en el aire… para el muchacho rojo y con guitarra. Shyra Panzardo – Walter Bordoni

Compartieron el escenario de la sala Zitarrosa, este viernes 15 de abril, Shyra Panzardo y Walter Bordoni repasaron material de sus discos anteriores y adelantaron algunos temas nuevos de los discos que respectivamente (según anunciaron) editarán en el correr de este año.

Pero más allá de la excusa de presentar nuevas músicas, se juntaron, como tantas veces, a disfrutar de una noche de música : Porque Si ¡¡

Walter dio comienzo al espectáculo, tocando tres temas de su disco “La Cifra Infinita” del 2011: “Los Cuenteros”, “Antes del fin” y “Jirones”, donde da rienda suelta a su lírica, contando historias llenas de guiños literarios y alusiones a sus músicos preferidos. Un artista que permanentemente en el transcurso de su carrera artística, de más de veinticinco años, no ha dejado de agitar las tranquilas aguas de las modas.
Ha pasado por las diferentes ondulaciones del mercado, navegando sobre sus canciones, que buscan perdurar… pues como decíamos anteriormente, cuenta historias, nuestras historias.

Como en el nuevo tema “La promesa del sueño” donde solo al piano, nos invita a cerrar los ojos y canta una vieja/nueva historia de amor, regada con el agua de la melancolía y la esperanza de un amor que se reencuentra y nunca muere.

Es estimulante, siembra sobre terrenos baldíos sus canciones en co-autoria con Alejandro Ferradás, Jorge Galemire, Eduardo Darnauchans (“Madrugada Filipina”) además de una versión de un tema de dos compositores de Río Grande do Sul llamado “Milonga Orientao”, que al decir de Walter le hubiese gustado componer.
Con el marco musical de una banda formada por Santiago Peralta y Nacho Durán en guitarras. Leo Varga en batería y Shyra Panzardo al bajo y el propio Walter en guitarra, piano y armónica.

Resalto el sentido homenaje al Darno en el tema “La balada del siete de marzo”, donde queda plasmada la amistad y las cosas compartidas, que con la música de Alejandro Ferradás enmarcó el vinculo sentido que estos tres artistas supieron y saben mantener.

Cerró su actuación, al piano y a dúo son Shyra en voz, con la canción “Claros” de Galemire.
Fue un set de 11 canciones, intimo y contundente, con algunas canciones nuevas que prontamente volveremos a escuchar en vivo y en el disco que esperamos con avidez.

Los temas: Los Cuenteros, Antes del fin, Jirones, La promesa del sueño, Milonga Orientao, Guayabo y Curuguaty, Intemperie, Túnel de salida, La balada del siete de marzo, Madrugada Filipina y Claros.

Luego de un breve intermedio para acomodar el escenario que recibiría a Shyra Panzardo y su banda arrancó la segunda parte del concierto con la poderosa canción “En una de esas”.
Marcando un salto estilístico en el sonido y la impronta con la que Shyra lleva adelante su set, más rockero propiamente dicho.
La banda imprime un sonido fuerte y machacante: Santiago Peralta y Matías Carnebia en guitarras, Diego Silva en batería y Shyra en bajo.

También escuchamos un mix de canciones nuevas y algunas de su disco “Cuento de Hadas” del lejano 2009, por lo cual fue festejado por la platea el anuncio del próximo lanzamiento de un nuevo trabajo discográfico, el cual se llamará “Rosas en el aire”.

Esta talentosa bajista, compositora y productora, es creadora de unos riff demoledores, los cuales son llevados a tierra por el dúo de guitarras que la acompaña, haciendo una base pesada, ajustada de bajo y batería.
Desenvuelta y locuaz, se dedico a disfrutar del espacio y la escena, lo cual encontró rebote de la audiencia que se engancho al instante con la propuesta.

Esperemos no sea tan distante una nueva presentación solista de Shyra en el circuito musical, ya que la hemos visto acompañando a diversos artistas, pero ella como solista ocupa un lugar que no es tan concurrido por las mujeres de nuestro medio y ella lo hace con suficiencia y estilo: cantando, creando y manejando su banda con ductilidad.
Un espacio que (sin lugar a dudas) crecería vertiginosamente si encontrara la continuidad que esta artista merece, para el empaste, para que las canciones crezcan, circulen y destapen oídos dormidos.

Los temas que interpretó con potencia y distorsión: En una de esas, Debería ser, De nuestro lado, Amor prestado, Mariposa, Nada ni nadie, La espera, La misma puerta, Milonga de pelo largo, Rosas en el aire.

Desde este, su espacio, no faltó la dedicatoria al Darno, de quien Panzardo fue amiga e integrante de su banda. Cerrando la noche volvió al escenario Bordoni para interpretar en conjunto con Shyra una demoledora versión de “Cuna de mi muerte” de Dino.
Una noche de descubrimientos para algunos, de reencuentros para otros y de novedades para aminorar la espera de los nuevos trabajos que vendrán en un futuro no muy lejano.

Fuera de la sala la lluvia caía a raudales sobre nuestra aturdida Santa María, esperemos que no se demore el retorno a las tablas de estos valiosos artistas.
Queremos marcar que Dino, estaba invitado a este concierto en común de Walter y Shyra, pero a último momento Dino debió de volver a Dolores, su ciudad natal, dado que su hogar fue afectado por el tornado que paso por la referida ciudad.
No faltaron las muestras de solidaridad de todos, los músicos, el público y desde ya, de todo este equipo de trabajo… Fuerza Dino ¡¡

(Visited 15 times, 1 visits today)



Fino Sosa

Fino Sosa

Adrián "fino" Sosa: Montevideano, 1965. Lector, melómano, "escribidor". Durante los años 80, coordino y editó diversas revistas alternativas en forma independiente (Atrás de todo, Culos de botellas, Perro Andaluz) que divulgaban poesía, dibujos, arte callejero y música: el nervio bajo la aparente inactividad de esos años. Publicò de forma artesanal libros de "muy mala poesía" de distribución gratuita "El Grito", "Lobos en la Buhardilla", "Lo que quedó allá arriba " y " Cuadernos Mojados". Lleva adelante el blog: http://lucesdelacity.blogspot.com/

<





Recomendaciones destacadas