Foto: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=651197601569869&set=a.651197524903210.1073741830.617861731570123&type=1&theater

Que viva la farra, Fernando Cabrera Quinteto y Mushi Mushi Orquesta

Al entorno elegido por los organizadores de Farra hay poco más que pedirle. Amplio, con todos los servicios, la vista al Río de la Plata, el atardecer y el viento refrescante luego de una tórrida jornada. Además de eso, la noche del jueves 19 invitaba a disfrutar de dos espectáculos más íntimos que los anteriores, por lo que con una artesanía profesional las mesas y las sillas fueron una buena elección para vincular a la gente, con el show y entre sí.

Fue la Mushi Mushi Orquesta quien abrió el espectáculo. Lentamente, como recién levantados de una calurosa siesta, los músicos de esta vivaz banda fueron armando el clima para que los todavía no muy numerosos espectadores se sintieran más cómodos.

La Mushi Mushi ha encontrado de un tiempo ha esta parte una actividad constante, que dentro de un ámbito no tan masivo ha despertado la atención y la aprobación de cada vez más seguidores. Formada por Rodolfo López en armónica, Maximiliano Martínez en percusión y clarinete, Diego Gonzáles en violonchelo, Gonzalo Peluffo en guitarra, Santiago Rodríguez en guitarra rítmica y melódica, Alejandro Schmidt guitarra, melódica y metalófono e Ignacio Pérez en acordeón. La Mushi Mushi hizo suya la tardecita de Farra e invitó a los presentes a una vuelta por las músicas del mundo, pasando de la levedad a la energía plena en segundos, disfrutando y haciendo disfutar. En marzo de este año Mushi Mushi Orquesta lanzó su segundo disco llamado Otro cuerpo, otro esqueleto, que lo consolidó como banda dejándolos con unas cuantas melodías grabadas. Eso sí, el que no la ha visto en vivo, se pierde quizá la mejor parte del show. En resumen, teloneros de lujo para Fernando Cabrera, quien se encargó de recordarlo al comienzo de su concierto.

Ya entrada la noche, con más público y más brisa, apareció Fernando Cabrera en escena. Punto muerto, Los cuerpos e Iluminada abrieron un show que de entrada los presentes sabían bueno. Cabrera presentó hace apenas unos días su nuevo disco, uno más, llamado Viva la Patria, que lo vuelve a confirmar como uno de los mejores compositores nacionales. Con este formato de Quinteto, Cabrera parece sentirse muy cómodo y desenvolverse con excelencia en su función cantante-poeta-guitarrista. Es que la banda de selección es colchón de sobra para ese lucimiento. La misma está integrada por Ricardo Gómez en batería, Federico Righi en bajo, Juan Pablo Chapital en guitarra y Herman Klang en teclados.Invitado poco esperado para el show, Pájaro Canzani lo acompañó en guitarra y voz para dejar la canción Atacama, con reverencias a la arcilla de la Pachamama y brotes folclóricos de salares y desiertos.

El show continuó ya con el público en su bolsillo, muchos ya seguidores obsecuentes de un Cabrera que parece no cansarse en cultivarlos: melodía a melodía, canción a canción, disco a disco. Así fueron pasando canciones como Agua, El tiempo está después, Buena madera, Viva la patria o Viveza. Canciones y versiones por así decirlo, porque Fernando Cabrera no parece temerle a mejorarlas en cada interpretación. Siempre se puede escuchar una nueva versión del El tiempo está después por nombrar alguna (más allá de la que versionan tantos y tantas) donde Fernando Cabrera parece tener la clave para recrearla y encontrarle otra vuelta de tuerca más. Sin duda, en un recital de Cabrera, eso es un valor agregado. Un plus a disfrutar.

Hace un tiempo en una entrevista para nuestro portal, Fernando Cabrera nos decía “lo que veo en mi interior es cierta facilidad y gusto por combinar palabras y lo mismo con los sonidos, de mi voz y de instrumentos musicales. Descubrí eso en mi adolescencia y comencé a practicarlo hasta hoy. Se ha convertido en una pasión y también en un medio de supervivencia. Lo he ido decantando y puliendo. Cuando miro adentro en busca de temas o ideas para mis canciones veo lo que supongo ve todo el mundo: su historia, su experiencia” . Ese gusto pudo verse sin dudas en la fecha de Farra que lo tuvo como show central. Las palabras, los sonidos y los sentidos, trabajados por Cabrera no están colocados en vano ni de casualidad. Son un eslabón del todo. Por eso vale la pena escucharlo integralmente, prestándole atención también a esas pequeñas y frágiles piezas y a sus posiciones, que tanto compromiso tienen encima, que tan pensadas y sentidas están.

 

 

(Visited 25 times, 5 visits today)



Mauricio Conde

Mauricio Conde

Nació en San José el 23 de mayo de 1983. En 2010 conoció a Federico Meneses, impulsor de óbolo cultural y más tarde de cooltivarte.com, y se incorporó como co-director y editor responsable de ese medio digital. En COOLTIVARTE también redacta y diseña artículos, entrevistas e información sobre el quehacer artístico y cultural existente en el país. Siempre curioso por seguir aprendiendo elementos vinculados a la cultura, el arte y la educación.

<





Recomendaciones destacadas