No ver, no oír, no hablar; de Stefanie Neukirch

 

La madre ( Bettina Mondino ) y jefa de hogar tiene dos hijos adolescentes, que como todo en esa edad, se discute, se pregunta, y no alcanzan a quedar conformes, sobre todo la hija (Dulce) con las evasivas y poco clara conducta de la madre.

Realmente no se entiende en un principio la  actitud de ésta, hasta que luego sí se devela a qué se debe la aparente indiferencia ante los problemas de los hijos.

La obra plantea todo aquello que se oculta, de lo que no se dice, de  respuestas poco claras, que amén de la trama de la obra, puede perfectamente  suceder en cualquier familia “normal”, más hoy díaen que los medios, los celulares, etc,  han separado, y por qué no? cortado el diálogo entre los cercanos.

A medida que se suceden las escenas nos enteramos que ocurre en realidad y el trance por el que atraviesa la protagonista. Desde luego hay que ir a verla para enterarse y ver una muy buena actuación de Bettina Mondino en un papel muy difícil, y los jóvenes así como Graña dan soporte más que aceptable a esta obra, que desconcierta, intriga y deja pensando en la realidad virtual (?) que nos rodea.

Va en sala 2 del Teatro Circular – Sábados 21:00 horas y Domingos 19:30 horas

Dirección: Diego Arbelo

Elenco: Bettina Mondino, Martín Castro, Dulce Elina Marighetti y Juan Graña

Escenografía e iluminación: Gerardo Egea

Vestuario: Diego Aduirregaray

 

(Visited 12 times, 12 visits today)

Luján Luna

Luján Luna

Nacida en Montevideo. Bachillerato derecho y cursado hasta 3º de Facultad. Recibida en Alianza Francesa, Cursos superiores de Literatura francesa en Facultad de Humanidades y de Literatura e Idioma español. Cursos de teatro con los maestros Beatriz Massons, Nelly Antunez, Franklin Rodríguez y Jorge Bolani, actuación con todos ellos y en teatro de elencos independientes, del 90 hasta hoy. Cursos de Dibujo con el maestro Ramón Cuadra y de pintura con el maestro Hugo Longa.







Recomendaciones destacadas