Patricia Minarrieta Pérez - Imagen Facebook ÁTICO Ediciones UY

NADA APLACARÁ SU CORAJE

Nacida en Montevideo en 1965, Patricia Minarrieta Pérez, parece caminar cautelosamente por escenarios de película muda. Climas de sábado y domingo, signos de una infancia marcada tangencialmente por la Dictadura, parecen resbalar por estos papeles con cinco tipografías distintas que marcan la presencia de cinco registros distintos, que definen la coralidad de estos papeles “encontrados” escritos originalmente en tinta azul pero provenientes de distintas personas.

Dividido en dos partes (GINA y MARTINA Y YO) y dedicado a “los amigos que no conocí” este primer y hermoso libro “Y SERÁ TAN DULCE TU DOLOR- una novelita en verso” (Ático ediciones 2016) tiene una  portada de Carolina López Coyant  que remite a atardeceres de  árboles otoñales “…cuando la luz recorta el árbol contra el celeste / rotundo de la tarde, unas agujas / de deseo invaden / mi resguardada alma”.

Esos árboles parecen ser los testigos de un alma femenina que se traslada. Así más adelante vuelven a aparecer por segunda vez: “no queda nada nada nada/ solo el temblor el aire el frío / la circunspecta mirada de los árboles/tormenta cerca/un poco más acá de un mar vacío”. Son árboles que miran y son mirados por la poeta, tal vez por ser una cierta metáfora de la duda y la búsqueda de la vida. “…solo frío. Mis pájaros / mentales desperdigan / papeles con cancioncitas tan ciertas/tan nada que a vuelta de hoja / son ruego/concierto de almas” en el poema Tango de Océano.

Almas a la intemperie que se cruzan, se aman, se desean, se hieren, se separan “…entró en la adversidad con la misma / docilidad con que había entrado en la alegría. Lo que más sufro ahora es el silencio, mucho más que su falta” (poema XI de la primera parte) o en Cuentito Nómade: “no hay centro en el desierto/pero mi toldo es un punto / de atracción y parece / que todos van de paso, menos yo / me gusta el toldo / que se hace centro” “ Y lloró / y lloró generaciones / de llanto femenino” “…no tenía más remedio que saber que con /o sin él , yo iba  a seguir completamente viva / con todo mi corazón como una flor / abierta por el dios / de las desprevenidas” “ quien sabe, ahora sea momento / de ver las azucenas / y con la muerte en los huesos sentir / la felicidad que nace/sola, todo el tiempo”.“Soportando dolor/descubro mi valentía: no temo a la oscuridad”. Por sentir mucho: “Calla el alma de las cosas si las pienso” “recién llegada, veo mi cuerpo colgando/Se derrite sobre una roca como los relojes de Dalí / Y me pregunto si él vendrá a este lugar / de los campos y atardeceres de verdad”.

Sin lugar  a dudas el libro comienza a acelerar su eficacia en la segunda parte MARTINA Y YO que contiene 32 poemas pero a la altura del décimo se suceden hasta el final imágenes y tiempos de amor brillantemente narrados en una prosa poética sincera: “ Eso es cierto y en este instante, cierto/quiere decir bello” Así en el poema 30 dice la poeta: “ Y en el dolor casi continuo de mi cuello / y de mis hombros se entrelaza / la idea de que solo tengo paz / si me duplico: Que solo tengo / paz si me duplico en lo que escribo”. “y otra maldita vez me pregunto: ¿será poesía? / ¿y a quien más puede importarle que yo escriba / esta copia en palabras de mi?”.

Bueno Patricia a todos los que nos gusta la poesía. Gracias y hasta el próximo libro!

 

Imagen portada: ÁTICO Ediciones UY

 

 

 

(Visited 50 times, 14 visits today)



Pablo Galante

Pablo Galante

Pablo Galante es poeta, oriundo de Montevideo y nacido en 1970. En 1995 publicó Estribor Intrépido (ediciones imaginarias) y La ventana del bar (antología de libros inéditos) en editorial Artefato en 2005. Realizó ilustraciones para el libro La escritura de arcilla de Paula Einöder en 2002. Estudió fotografía, incursionó en el video-clip y el video arte entre 1999-2000, y en el microdocumental en 1999. Se incorpora a cooltivarte en 2016.

<





Recomendaciones destacadas