imagen presidente mujica - http://gerardobleier.blogspot.com/

Mujica y el fin de la guerra fría en las Américas: algo más que un granito de arena

¿Por qué Don Pepe Mujica convenció a Obama, a Fidel, al Papa Francisco, al Presidente de Colombia y a las FARC, de mandar a la basura las lógicas de la guerra fría en las Américas?

La corrupción, toda corrupción, procura hacer prevalecer el interés de unos pocos por sobre el interés de la sociedad en su conjunto.
La corrupción anula la política.
La corrupción, toda corrupción, deriva en la conformación de mafias.

Cuando en una nación las mafias logran quebrantar la capacidad de los Estados para administrar la estabilidad social y los conflictos entre privados mediante la política, comienza inexorablemente el proceso de su descomposición.
Esto, casi textual, me lo comentó una vez uno de los teóricos más importantes de la geopolítica, Don Alberto Methol Ferré.

Cuando Don Pepe Mujica dialogó con el Presidente Obama, con Raúl Castro, y con el Papa Francisco, tenía en mente este fenómeno complejo de la democracia contemporánea. Y tenía en mente la necesidad de consolidar la estabilidad política de los países de la región tanto en sus estructuras institucionales como en la relación entre ellos.

Por eso, cuando le obsequió al Papa Francisco un viejo libro de Alberto Methol Ferré, en cuyo pensamiento integracionista de América del Sur estaba siempre presente la estabilidad como una condición esencial, (y que era amigo tanto de Pepe como del cardenal Jorge Mario Bergoglio) le solicitó lo ayudase a empujar la solución de dos procesos heredados de la guerra fría: el conflicto militar en Colombia y el bloqueo de Estados Unidos a Cuba.

Cuando Don Pepe Mujica aludió al carácter de Estados fallidos refiriéndose a aquellos que no logran controlar a las mafias, lo hizo pensando en reunir voluntad política global para ayudar a los países de América Latina a resolver esos graves problemas de su agenda.
Problemas que dificultan la consolidación de la estabilidad política como base para consolidar el desarrollo económico que tiene lugar y que puede avanzar todavía más aceleradamente si consolidamos la calidad institucional de los Estados que la componen.

Para Estados Unidos la solución de estos problemas es también un asunto de estabilidad. Las Américas sin conflictos militares en la región, concentrándose en sus problemas de desarrollo, ayudan a resolver el problema que la continuidad de un aluvión inmigracional le plantea a un Estados Unidos que ya no tiene la misma capacidad socialmente integradora que tuvo primero cuando debía poblar sus inmensos territorios fértiles y luego cuando nadie desafiaba su hegemonía tecnológica.

Por otra parte, y aquí otra vez una inquietud de Methol Ferré, si las naciones americanas logran fortalecerse institucionalmente, enfatizan la capacidad de la política de acelerar el proceso de integración. Por eso Pepe Mujica, además de gestionar la estabilidad mediante la superación de las lógicas de la guerra fría promueve la creación de un Puerto de Aguas Profundas en nuestro territorio pero propiedad de varias naciones que lo necesitan.

Lo necesita incluso Argentina, (aunque hay intereses privados en esa nación que aspiran a boicotearlo para quedarse ellos con la renta) porque abaratará muy significativamente los costos de traslado del incremento de la producción de alimentos y minerales de toda la región de lo que Methol llamaba la Cuenca del Plata.

Lo del título, Don Pepe Mujica aportó algo más que un granito de arena a la solución de los conflictos mencionados.
Las Américas se lo agradecen aplaudiéndolo de pie.

Imagen portada: http://gerardobleier.blogspot.com/

 

   

 

(Visited 35 times, 8 visits today)



Gerardo Bleier

Gerardo Bleier

Gerardo Bleier nació el 26 de noviembre de 1960. Escritor, Periodista y Asesor en Comunicación Estratégica. Dirigió revistas, radios y programas de televisión. Publico varios libros de poesía entre ellos Ideanimas (Arca) y Cenizas (Artefato) y una novela Cráneo de Vaca (Cruz del Sur). http://gerardobleier.blogspot.com/

<





Recomendaciones destacadas