Santiago Mazzarovich

Marea, entrevista a Celeste Rojas y Clara Esmoris

Marea es un evento que combina la exhibición de fotografías con el espacio de venta. Cinco fotógrafos (Celeste Rojas, Magela Ferrero Santiago Mazzarovich, Mariela Amadio y Karin Porley von Bergen) de cuatro nacionalidades con distintas inquietudes, líneas de trabajo y experiencia se unen para darle a la fotografía un nuevo lugar. Este lugar implica que el trabajo del artista sea valorado como tal y que, a su vez, lo que este le ofrece al público alcance un estándar de calidad de materiales en general, que garantice la pieza como objeto de colección.

El viernes 13, sábado 14 y domingo 15 de diciembre los fotógrafos recibirán al público en Contraluz Arthostel (Jackson 865), un lugar que, además de albergar viajeros, ama la fotografía y busca darles lugar a los artistas para que muestren y hagan valer su obra.

Sobre el evento, pero también sobre la fotografía en general, compartimos la siguiente entrevista con la chilena Celeste Rojas y con Clara Esmoris, organizadora de esta venta / exposición, quienes nos dan su parecer y enriquecen los contenidos de fotografía de nuestro portal.

“Nosotros apuntamos a ofrecer la posibilidad de adquirir una fotografía del mismo modo que se puede adquirir un grabado, una serigrafía u otra obra que se valga de la reproductibilidad en su proceso de creación”

-Marea “5 fotógrafos de 4 nacionalidades” ¿De que trata? ¿Cómo surge esta idea? ¿Quiénes y de dónde son?

-Curiosamente, el tema de las cuatro nacionalidades fue de casualidad. La idea la empezamos a rumiar con Celeste Rojas, que es chilena. Ella hace menos de un año que vive en Uruguay y en Chile tuvo la oportunidad de exponer varias veces, y también de participar en colectivos de fotógrafos que armaban eventos de venta de sus obras.

Entonces pensamos en quiénes podrían participar y contactamos a fotógrafos que teníamos cerca. Cuando el equipo estuvo armado, nos dimos cuenta de que Karin Porley nació en Suecia, Mariela Amadio es argentina, Celeste es Chilena y Santiago Mazzarovich y Magela Ferrero son uruguayos.

Cada fotógrafo tiene una línea de trabajo muy diferente. La idea es inaugurar una instancia poco común o inexistente en Uruguay, donde además de exhibir y comercializar fotografía, esto se geste desde los mismos artistas, que participan e interactúan con el público, cuestión inusual, incluso en el circuito de inauguraciones de exposiciones. Se busca abrir ese espacio acá, y convertirlo en un evento periódico donde se den a conocer propuestas diversas, en torno a la fotografía contemporánea latinoamericana.

-Piensan vender fotografías, ¿no es lo mismo bajarlas de Internet?

-No es lo mismo, y esta instancia es justamente nuestra forma de demostrarlo. El objetivo primero es volver a entender a la foto como objeto, algo que se perdió con la digitalización.

Es cierto que la fotografía está a la mano de todos —afortunadamente—, y que es tan accesible bajarla de internet como sacar tus propias fotos y colgarlas.

Lo que sucede es que hay una falta de consciencia sobre ciertos aspectos que apuntan a la perdurabilidad de la fotografía y a la consideración de ésta como obra. Vos comprás un cuadro y sabés que es único, conocés seguramente al autor y tal vez lo compres con la esperanza de que se valorice con el tiempo.

En cambio, podés bajar una foto de internet e imprimirla en una A4 en tu casa y que se deteriore con el tiempo, que pierda valor, y ni que hablar de que seguramente tenga una mala calidad en términos de resolución.

Nosotros apuntamos a ofrecer la posibilidad de adquirir una fotografía del mismo modo que se puede adquirir un grabado, una serigrafía u otra obra que se valga de la reproductibilidad en su proceso de creación. La idea es que ésta sea comprendida en ese circuito y para eso ofrecemos trabajos que responden a una búsqueda creativa de cada autor, impresos con tintas, papeles y procesos que apelan a su durabilidad, además de estar seriadas: esto quiere decir que hay una cantidad limitada de reproducciones de cada foto, y vos sabés cuántas reproducciones hay y qué número de esa serie estás comprando. Así, la obra que adquirís tiene un valor de unicidad y también un valor en el tiempo.
-¿Cómo fue el proceso de edición? ¿Cada uno elegía sus fotos o todos participaban?

-Hubo mucha libertad. Parte de la obra de cada uno fue seleccionada por cada autor, pero también hubo diálogos en algunos casos, no sólo sobre qué fotografías exhibir, sino también en cuanto a los formatos, montajes, etc. La idea, a futuro, es que esta iniciativa involucre otras instancias además del evento mismo de exhibir y vender, ya sea en la interna, entre los participantes, como también con el público que asista.

-¿Trabajan con metadatos en una fotografía? ¿Cuáles son los ítems con más relevancia y porqué?

-Hay fotógrafos que trabajan con originales analógicos, por los que los “metadatos” que consideramos son otros. En realidad la idea es ofrecer la información que el público desee recibir de cada obra, y en esto podemos incluir el original, si fue digital, si fue analógico, si fue en 35 o 120 mm, si fue color, blanco y negro, diapositiva, etc. Estos datos aportan pero tampoco son lo más relevante, porque en definitiva quien compre lo hará porque le guste, seguramente.

-Hoy en día se maneja en cultura el concepto de prosumidor, donde todos somos productores y consumidores al mismo tiempo, ¿creen que esto es así? ¿se acentúa con la aparición por ejemplo de los smartphones, la invasión de imágenes y la velocidad de difusión?

-Por supuesto, es algo que ha cambiado el modo no sólo de consumir y generar fotografías, sino, más relevante aún, de interactuar y percibir con el entorno. Es algo sobre lo que podemos reflexionar muchísimo, y da para largas conversaciones. Entre otras cosas, cuando mencioné lo de abrir “Marea” a que se agreguen otras actividades en un futuro, me refería precisamente a generar, entre otras cosas, charlas abiertas, jornadas de reflexión en torno a la disciplina.

-¿Qué esperan de la gente al ver tus fotos? ¿Es posible vender fotografías en Uruguay?

-Y, es algo que vamos a descubrir, y que sabemos que para que ocurra se debe partir por lo primero: ofrecer el espacio. Sabemos que el público se irá formando en esto también y esa es la idea… que ese proceso lo compartamos. Las expectativas son inciertas, por ahora simplemente queremos inaugurar esta idea y recibir a la gente, saber qué piensan, qué les parece, y que todos disfrutemos.

-Como fotógrafas ¿es fácil acceder a galerías y salas para exponer?

-Esto creo que es algo que debemos responder todos… porque yo tengo la experiencia como chilena, que debe ser distinta de la de un uruguayo…entonces, no sé. Digo lo mío.

No es fácil porque no toda galería o espacio de exhibición está abierto a la disciplina. Sin embargo es un terreno en el que se ha avanzado muchísimo en estos últimos años. Hay galerías que se han especializado en fotografía, cuestión que hasta hace poco, por lo menos en Latinoamérica, no era común. En la actualidad casi la totalidad de las convocatorias anuales de museos o similares, en el mundo, incluyen fotografía y eso habla de que ha sido, por fin, comprendida dentro del arte y se ha desplazado, de sus funciones históricas, que respondían a comprenderla como portador de verdad, hacia la posibilidad de ser un soporte de creación de un discurso artístico.

-¿Tienen pensado más fechas para mostrar y vender?

-Sí, claramente, la idea es inaugurar este fin de semana el inicio de algo que queremos que perdure y reaparezca, con nuevos matices y con una convocatoria más extensa, cada tres o cuatro meses.

Marea “5 fotógrafos de 4 nacionalidades”

Apertura: Viernes de 19 a 23 hs- Sábado de 12 a 00 hs – Domingo de 12 a 23 hs

Contraluz Arthostel – Jackson 865

Los fotógrafos:

Celeste Rojas (Chile, 1987) trabaja en fotografía, audiovisual y soportes transdisciplinarios. Su obra reitera temáticas que dicen relación con el tránsito, las huellas, la ciudad y el concepto de habitar en Latinoamérica. Ha participado en diversas publicaciones y muestras individuales y colectivas en Chile, Uruguay, Argentina, España, Brasil, UK y EEUU entre otros.

http://www.celestrip.com/home/

Magela Ferrero nació en Montevideo, en el invierno de 1966. A los nueve años se encontró un billete de cincuenta mil pesos y con eso se compró la primera cámara, en la farmacia del barrio.

Su trayectoria incluye cinco muestras individuales: Recortes de Palabras & Fotos, Foyer del Teatro del Notariado (1991), Ir Corriendo, Galería del Instituto Goethe (2003), Personas que damos besos, Sala MEC (2007), Personas que comen solas, CCE (2011) y Personas que comen solas, CCE (2012). El resto de las veces ha expuesto su trabajo de manera colectiva, y llegó a representar a Uruguay en la Bienal de Venecia, en 2011.

Santiago Mazzarovich (Montevideo, 1987) estudió fotografía en el 2006 con Jorge Ameal y Álvaro Percovich en el Foto Club Uruguayo. Desde el 2010 se desempeña como fotoperiodista trabajando para varios medios de comunicación nacionales e internacionales, y ha colaborado con varias agencias de noticias internacionales. También ha realizado fotorreportajes en Venezuela, México, Cuba y País Vasco. Su quehacer fotográfico ha estado siempre vinculado al fotoperiodismo y al fotorreportaje.

http://www.flickr.com/photos/smazzarovich

https://www.facebook.com/santimazzarovich/photos_albums

Mariela Amadio es fotógrafa y docente y argentina, radicada en Uruguay desde 2009.

Estudió Realización Cinematográfica en BsAs y cursó diferentes talleres y clínicas de obra de fotografía y artes visuales en ambas orillas con: Juan Travnik, Julie Weisz, Pablo Garber, Angela Magalhaes y Nadja Fonseca, Pablo La Rosa, Ananké Asseff y Diana Mines, entre otros.

Expuso individual y colectivamente en Bs. As, Montevideo (“Piezas” y “Bordes dentados”, fotograma 11) y Porto Alegre (“Piezas”,Fest Foto PoA 2011) y formó parte de dos libros colectivos: “Autoretratos mínimos” y “La mirada diversa”, ambos editados en Argentina en el 2009.

Recientemente expuso en Fotograma 13 “El cosmos de lo ya sucedido”; diálogo en código de correspondencia junto a la fotógrafa uruguaya Majo Zubillaga.

http://marielamadio.wordpress.com/

Karin Porley von Bergennació en 1980 en Estocolmo, Suecia, en el seno de una familia sueco-uruguaya, estudió fotografía con Maja Sandberg y se desempeñó como laboratorista blanco y negro colaborando en la edición del libro de fotografía “Butoh: Body and the World” (Estocolmo, Suecia, 2002) de dicha fotógrafa.

Prosiguió sus estudios de fotografía en Uruguay en Fotoclub y OjoNuevo.

Se ha desempeñado como fotógrafa fija de múltiples producciones, -entre ellas “La vida útil” (Federico Veiroj), “Tres” (Pablo Stoll)- y ha expuesto.

En 2011 presentó su foto-secuencia “Eva y Adán” (Mec- Plataforma). Y en 2013, su exposición de fotografías, video e instalación sonora “Paisaje andentro” (Embajada de Venezuela).

Egresada de la Escuela de Cine del Uruguay (ECU) en 2010, ha trabajado como camarógrafa de diversas producciones y ha participado en el equipo de cámara de varios largometrajes (“La vida útil”, “El rincón de Darwin”, “Los enemigos del dolor”).

Ha realizado intervenciones audiovisuales en “Solo”, obra de teatro-danza, Gabriel Macció, “Pogled” de Santiago Sanguinetti y ha participado en la creación de instalaciones de danza y video junto a Carolina Besuievsky, (Galería Xippas, 2012; Festival Cervantino, México, 2013).

 
 

   

 
 

(Visited 66 times, 10 visits today)

Cooltivarte

Cooltivarte

Somos COOLTIVARTE.COM. Un portal digital dedicado a difundir el acontecer artístico y cultural del Uruguay. Estamos en la vuelta desde el año 2003, y como evolución del boletín Obolo Cultural, nos encontramos abocados a apoyar a los artistas nacionales brindándoles un espacio de difusión. Creemos en la idea de utilizar la potencialidad que hoy día nos otorga la web, para que la cultura uruguaya y sus creadores dispongan de una dinámica ventana, que los ponga en contacto entre sí y con el mundo. Somos COOLTIVARTE.COM y pretendemos configurarnos como un portal dinámico, entretenido y atento a los nuevos emprendimientos, que busque siempre la interacción con los artistas.

<





Recomendaciones destacadas