Manifiesto Ético Político de Los Apuntes (Capitulo X)

Apuntes para un marco conceptual de la transformación de la sociedad en el Siglo XXI

El “republicanismo crítico” y la experiencia del Frente Amplio de Uruguay en el esfuerzo por construir la democracia más avanzada del planeta.

Capítulo X

Durante los últimos 200 años los filósofos no han hecho más que lamentar el mundo, cuando de lo que se trata es de hacer por la condición humana algo más que discursos del padecimiento. Los discursos sobre el padecimiento, sobre patologías de lo social, son siempre elitistas.

Como decía el poeta oriental, Don Paco Espínola, hay que hacer por los seres humanos, es decir, por nosotros mismos, algo más que amarlos… Amarnos.

Amarlos sin pretensiones perfeccionistas, amarlos en su candidez, en su audacia y en su locura, en su voluntad de ser, en su capacidad transformadora, en su imaginación creativa…

El sentido del ser no es otro que el de la creación de poéticas de la vida.

El rasgo singular de lo social político del ser, no es sino la creación de las condiciones para que esa potencia creadora de poéticas de la vida la puedan realizar TODOS los individuos.

Así será más sencillo crear la eternidad. La realización plena, al mismo tiempo, del nosotros como especie y del yo como potencia creativa.
Hay acción transformadora, creación de estabilidad y de tecnologías que potencien la capacidad creativa, hay la imaginación que despierta el lenguaje, hay espiritualidad comunicativa…

Hay simplemente historia, evolución y conflicto, lucha competitiva, aspiración de eternidad y quizá algún día, mediante recursos técnicos, (ese es el fin del ser del hombre y por ello nos necesitamos todos) creación de eternidad para la vida toda…

Hay esfuerzo transformador, pensamiento sobre el esfuerzo transformador, dogmas identitarios donde el débil mortal busca seguridades, luego, poder institucional…competencia de destrezas, competencia de supervivencia…

Hay disciplinamiento del animal que fuimos, libre albedrío, pretensión de libertad, cierta libertad, derechos humanos contra el disciplinamiento del animal que todavía somos, (todo lo que se opone a nuestra supervivencia tendemos todavía a resolverlo por la fuerza, por eso seguimos vulgarmente compitiendo), invención del derecho para controlar esa pulsión, para tentar la defensa de la vida de cada individuo particular…guerras de competencia por preservar privilegios obtenidos…

Hay manada, todavía y siempre comunidad de anhelos y esfuerzos en el mientras tanto de nuestra sustancial debilidad: la finitud de la vida individual…

Hay la creación del Estado de Derecho para reforzar la aptitud política en lugar del disciplinamiento con base en dogmas…
y otra vez interpretación… y hay la creación del Estado de Bienestar para producir más calidad de los Derechos Humanos de modo de asegurar que la política prevalezca sobre la imposición de la fuerza y los dogmas morales que la justificaron, que pretendieron legitimarlo, (al uso de la fuerza del poder institucional, que así entró en disputa)…

Hay disputa por la creación de normas de convivencia, es decir, hay lucha de clases mientras las clases existan, mientras unos individuos vengan al mundo sin recursos y otros con demasiados recursos acumulados…

Hay cultura de la libertad como suma, el nosotros que procura el desarrollo plena de la potencia creativa de TODOS los individuos, pues así será más sencillo, como intuyó Cristo, crear la eternidad para la vida…

Hay la democracia como ética, el todos sumado en el proceso de toma de decisiones que asegura la posibilidad de la evolución civilizatoria para proteger la individualidad de cada ser, no por el mero querer igualitario como voluntarismo, sino por el simple ser de todo lo vivo, por el ser sustancial de la vida inteligente que es, otra vez, la reproducción de la vida, la aspiración y la búsqueda de la creación de la eternidad para la vida como energía creadora.

Hay mucha Historia por delante, hasta crear las condiciones para una sociedad sin clases que posibilite la realización de la potencia creativa de TODOS los seres humanos, pues no será necesario en ese estado de la cultura y del desarrollo de la tecnología aplicar ninguna forma de coerción disciplinadora sobre el animal pre cultural, que ese día sí, podremos decir, una vez, y por muchos milenios, bella y trágicamente, fuimos.

(Nota: los temas de este manifiesto serán todos desarrollados en estos apuntes en el futuro).

 
 

   

 
 

(Visited 5 times, 4 visits today)

Gerardo Bleier

Gerardo Bleier

Gerardo Bleier nació el 26 de noviembre de 1960. Escritor, Periodista y Asesor en Comunicación Estratégica. Dirigió revistas, radios y programas de televisión. Publico varios libros de poesía entre ellos Ideanimas (Arca) y Cenizas (Artefato) y una novela Cráneo de Vaca (Cruz del Sur). http://gerardobleier.blogspot.com/







Recomendaciones destacadas