Makiko Kawashima Foto: JICA Uruguay

Los viajes, la historia y la literatura japonesa

Un recorrido por los hitos de la historia literaria

Makiko Kawashima voluntaria de la Asociación uruguayo japonesa de cooperación técnica (JICA), realizó un taller sobre literatura en el Centro Cultural de España (CCE) el pasado jueves 17 de noviembre.

Kawashima estudió literatura japonesa antigua en la Universidad de Japón, actualmente es docente de idioma japonés en CELEX (centro de lenguas extranjeras) dentro de Facultad de Humanidades en UdelaR.

La creación de las islas

El libro histórico más antiguo de Japón se llama Kojiki, que literalmente significa “registro de cosas antiguas” data del 1800, en él se narra en forma de leyenda cómo se crearon las islas que conforman el país del sol naciente.

Cuando el cielo y el mar se abrieron aparecieron los dioses en Takamagahara (la alta llanura del cielo). El dios Izanagi y la diosa izanami crearon Japón con la forma geográfica que tiene actualmente. Además crearon la tierra, dieron vida a los dioses, al viento, el mar, las montañas y los árboles.

izanami-izanagi-hiroshige

El libro Kojiki relata que existen tres mundos: Takamagahara es el cielo, donde los dioses viven. El otro mundo es Yomi no kuni, donde las personas van cuando mueren. El tercero es lo que conocemos como la tierra, se llama Ashihara no nakatsukuni.

Cuando  la diosa Izanami dio a luz al dios del fuego, esta falleció. El dios Izanagi se sintió muy triste y decidió seguir a la diosa al mundo de los muertos, como él estaba vivo su cuerpo comenzó a descomponerse y al verlo en tal estado la diosa se enojó. Izanagi abandonó ese mundo llamado Yomi no kuni, y la diosa lo siguió por lo que el dios decidió colocar una enorme roca en el lugar que separaba la tierra del mundo de los muertos, para cerrar su entrada.

En este libro se narra la creación de la tierra (Ashihara no nakatsukuni), sin embargo no explica la creación de las personas. De todas formas, investigadores descubrieron un pensamiento japonés llamado Naru. Allí se cuenta que la vida de los animales y las plantas nacen de la naturaleza, los nipones consideran que la vida humana es igual que el aliento vital de la naturaleza, es decir que el humano es parte de la misma naturaleza. Por eso el mundo humano puede existir sin explicación.

El dragón de agua y otros mundos

Susanoo era un dios hijo de Izanagi, fue la primera deidad en contraer matrimonio con una diosa de la tierra. Susanoo fue expulsado del cielo debido a su violenta personalidad, por lo que escapó a la tierra. Cuando llegó se enteró de que allí habitaba un dragón muy malvado.

En una ocasión este dios se encontró con un dios de la tierra, el cual le contó que tenía ocho hijas pero cada año una de ellas era sacrificada al dragón. Ese año su última hija iba a ser el sacrificio y el dios estaba muy triste porque no se le ocurrían ideas para salvarla. Susanoo le preguntó si podía exterminar al dragón y a cambio casarse con la hija del dios, a lo que este respondió que sí.

susanoo-kushinada-hime-y-yamata-no-orochi

En Japón hay diez montañas con una altitud de más 3.000 metros. Los ríos no son largos y nacen en lo alto de las montañas, cuando llueve demasiado estos ríos se desbordan. En el libro Kojiki el dragón representa al río desbordado, y Susanoo es un símbolo de la cultura, es decir que eta historia narra el origen de la cultura.

El dios Susanoo se convirtió en gobernante del mundo neno katatsukuni, el mundo más allá del mar que nadie sabe dónde queda exactamente. Los tres mundos mencionados anteriormente más este último surgen de una fusión de mitos entre el libro Kojiki y los relatos de los pescadores de Okinawa. Además en el texto se indicaba que al soñar se ingresaba a otro mundo aparte, como otra dimensión o universo que tenía forma de túnel y constituía un circuito para comunicarse con los dioses.

Los sueños pertenecen a Buda, los muertos y los dioses, no a los humanos.  En el sueño se guardaba el alma humana porque las personas no eran dueñas de su propia alma. Por eso antiguamente también se creía que a través de los sueños se podía elegir un emperador.

La poesía y los lugares

Man you shu es un libro de poesía de los siglos VII y VIII, que contiene más de 4500 poesías de todo Japón. Allí se encuentran nombres de locaciones que no aparecen en Kojiki, esos lugares ya eran conocidos en esa época y actualmente conservan sus nombres. Los nombres de los sitios se relacionan a la historia y la religión y fueron explicados a través de leyendas.

Existen variedad de reglas intrincadas para leer poesías que se deben acatar en Japón. Se dice que desde el siglo VII ya existían poetas profesionales. Entre los siglos X y XII se comenzó a usar el Makura Kotoba (las “palabras de almohada”). Son los epítetos fijos, una de las principales figuras retóricas de la literatura japonesa. Un epíteto es un adjetivo o participio que pretende caracterizar un nombre. Su fin principal no es especificar o determinar el nombre en cuestión. Luego Makura Kotoba se convirtió en Uta Makura, Uta significa poesía y Makura significa almohada.

Kokin Wakashu es un libro de poesías en el que se expresaba la esencia del corazón de las personas. Uta Makura no se usaba para expresar el sentimiento personal, se usaba como tema para crear poesías y obras de arte. El lugar más famoso como Uta Makura en el arte es el Monte Fuji. En el libro Man You Shu las poesías que trataban sobre el Monte Fuji resaltaban su altura y su belleza divina y lo describen como la fuerza del amor.

fuji-aves_

Una leyenda  del siglo X cuenta que mientras un anciano cortaba bambú se encontró una niña pequeña dentro del tallo, era la princesa  Kaguya (princesa de la luz brillate) y provenía de la luna. Como el viejo y su esposa no podían tener hijos se quedaron con la niña y la criaron.

En sólo tres meses la niña se convirtió en adulta y recibió muchos pretendientes, incluso el emperador fue uno, pero los rechazó a todos. Una noche de luna llena apareció una luz cegadora y la gente de la luna bajó para llevarse a la princesa.

Antes de irse la joven dejó a los ancianos una carta y una botella de medicina que concedía la inmortalidad. Pero el hombre dijo que estaba tan triste que la medicina no funcionaría en él, por lo que la tiró en una boca alta de la montaña. En japonés la palabra inmortalizar se pronuncia muy parecido a Fuji, por eso la historia trata de explicar el origen del Monte Fuji.

Poesía viajera

El poeta Nooin del siglo X fue conocido como el poeta viajero, también se le dio tal título a Saigyo al que además le llamaban el poeta del cerezo y la luna, en el siglo XI. Sin embargo el poeta más popular del periodo Edo fue Matsuo Basho quien  cultivó consolidó y el Haiku con un estilo sencillo y de componente espiritual.

El Haiku es un tipo de poesía japonesa que consiste en un poema breve de diecisiete “moras”, formado generalmente  por tres versos de cinco, siete y cinco moras respectivamente. Cuando se compone en otras lenguas con esta estructura, se sustituyen las moras por sílabas.

Matsuo Basho tenía la apariencia de un monje, pero no lo era. En uno de sus viajes recorrió 2400 kilómetros y se tardó 150 días. Desde el siglo X los monjes habían recibido un permiso oficial para trasladarse por todo el país como entrenamiento religioso.

Como en aquel entonces la economía del país era estable, muchas personas del interior del país comenzaron a viajar en grupo. Un lugar muy popular para esos viajes era la ciudad de Ise que era un lugar religioso

Tokai Dochu Hizakrige es una novela de viaje escrita por Jippensha Ikku, en la cual se narra la travesía de dos viajeros del periodo Edo a través del camino de Tokaido entre Kyoto y Edo. Los protagonistas no tenían suerte en sus vidas y decidieron viajar a la ciudad de Ise para liberarse de su mala suerte y encontrar la felicidad. Luego en el resto del viaje intentaron hacer muchas tonterías que no les salían.

kinseido_ibaya_kyubei_-_tokaido_gojusan_tsui_-_walters_95576

Shikoku Henro  es un camino de peregrinación que recorre 88 templos budistas alrededor de la isla de Shikoku. Esta ruta de 1.200 kilómetros recibe cada año a miles de peregrinos de todo el mundo, que si desean recorrer cada templo a pie se tardan 40 días. La ruta existía como entrenamiento para los monjes desde el siglo IX, pero se hizo popular en el siglo XVII. Cada templo tiene un sello diferente con su nombre y el símbolo del dios que lo habita.

El Camino recorre el perímetro de la isla atravesando todo tipo de paisajes, bosques, costas, planicies o montañas. El mejor momento para caminarlo es durante el otoño, con magníficos colores que acompañan los senderos a través de los bosques. O la primavera, con sus cerezos florecidos y clima templado.

b03202es_map01

Los peregrinos del Shikoku Henro deben vestir de forma especial: una chaqueta corta blanca de algodón o uwagi, un sombrero de paja y un bastón de madera grabado con su nombre. Esto es porque si se llegan a caer de algún peñasco y mueren la vestimenta blanca es la adecuada para la ceremonia fúnebre y el bastón oficia de lápida.

Makiko Kawashima concluyó: “hoy les conté sobre la historia de viajes a través de la literatura japonesa. Primero desde la época de los dioses y la leyenda de los cuatro mundos donde los dioses podían ir volver. Lamentablemente antiguamente las leyendas fueron utilizadas por los políticos para justificar el origen del emperador. Pero creo que es bueno saber cuántas cosas nos brinda la naturaleza y cómo nuestros antepasados lo trataron de explicar a través de las historias.”

15135670_1485862661430241_1794915974_n

 

Bettina Aplanalp

Bettina Aplanalp

Bettina Aplanalp (TINA): Montevideo 1990. Cursó Licenciatura en Cs. de la comunicación, trayecto Periodismo en FIC- UdelaR y periodismo general en IPEP. También estudió logística pero resulto que no era lo suyo. Su vida se basa en hacer muchas preguntas a todos y por todo. Actualmente trabaja respondiendo preguntas online, para una empresa internacional, mientras, busca acercarse cada día más al ejercicio del periodismo. Ama la música, los gatos y la naturaleza, curiosamente a pesar de ser un bicho de ciudad. Se incorpora a cooltivarte en 2015.