Los Mejores Discos del 2014 (De Por Acá) – Del 10 al 1

10-  Ciudad Dormitorio - Carmen Sandiego

10- Ciudad Dormitorio – Carmen Sandiego

Técnicamente, “Ciudad Dormitorio” dio a conocerse en diciembre (más precisamente el día 24 de dicho mes) del 2013, pero como todo lo que tiene lugar por esas fechas queda relegado por un lapso de tiempo, nosotros lo tomamos como uno de los mejores discos yoruguas del año que pasó. El otrora dúo freakie folk que emulaba a los Moldy Peaches ya hace tiempo tiene otra formación (ahora son un cuarteto) y están más rockeros, pero no por ello perdieron esa sensibilidad entre aniñada y freak (“Generación 2002”), entre intelectual y conocedora de la jerga callejera y, lo más importante: no han perdido el humor (“Monja en la Fiesta”, “Fiat 600”). Un disco que perfectamente podría venir de La Plata, pero fue hecho acá.

9- Amansará -Chancha Vía Circuito

9- Amansará -Chancha Vía Circuito

Pedro Canale viene desde hace ya tiempo realizando música fascinante bajo el alias de Chancha Vía Circuito, pero por estos lados nunca salió del gueto de la movida cumbiatrónica (todos los artistas del sello Zizek Records, por ejemplo) a pesar de que un tema suyo apareció en un episodio de Breaking Bad. El asunto es que lo suyo va mucho más allá, ya que no sólo de ritmos bailables se alimenta su música, sino también del folklore argentino en el sentido más amplio del término. Lo suyo por momentos parece un trabajo antropológico de rescate de las músicas de raíz de su tierra pero siempre atravesada por la electrónica más sutil y minimalista. El resultado: un viaje musical atemporal al que se debe tomar muy en serio.

8- Linyera - Melingo

8- Linyera – Melingo

Para su nuevo disco, el séptimo en su carrera si contamos su incursión en el reggae (“H2O”, 1995), Melingo sigue firme con el tango y la milonga, pero decir esto de un artista como él no implica que se encierre en un estilo particular, ya que se abre al jazz (“La Canción del Linyera”) y a la música clásica, así como también al ritmo del arrabal en versiones electrónicas y dub del mismo (hay remixes de “La Sombra” y “La Maceta”). No sorprende la calidad del disco ya que, desde que comenzó con el asunto tanguero allá por el lejano 1998 con “Tangos Bajos”, no ha parado de brindar excelentes resultados. Cada vez más refinado, este cantor al que por su voz aguardentosa se lo compara en el exterior con Tom Waits (quizás más que en la voz el parecido puede venir por el lado de lo histriónico) pela otro disco sin igual, que no puede ser menos que uno de los mejores del año que pasó.

7- Convoque Seu Buda - Criolo

7- Convoque Seu Buda – Criolo

Kleber Cavalcante Gomes, más conocido como Criolo, llega con todas las de ganar para su tercer disco de cosecha personal. El paulista arrasó en el 2011 con su segundo opus “No na Orelha” (2011)

y ya corría con ventaja, por eso, la expectativa era alta para este disco, pero Criolo la superó con creces. El rap de siempre es fusionado de magistral manera con MPB, funk, soul y demás ritmos para dar lugar a un disco adictivo, refrescante y esencial para entender la música brasileña de hoy. Desde el tema que abre y da nombre al disco hasta “Fio de Prumo” el disco nunca baja la guardia. Criolo se la banca.

6- El Manto Eléctrico - Pez

6- El Manto Eléctrico – Pez

Cada poco tiempo tenemos la siempre grata noticia de que salió un disco de Pez, y el 2014 no fue la excepción. Los reconvertidos al formato trío dejaron de lado la experimentación progresivo-tanguera que supieron cultivar en algún momento y se enteregaron de lleno al formato power trío desde su anterior trabajo discográfico. Desde el arte de tapa hasta en lo musical el disco exuda setentismo, pero no se queda en ese molde. El bajo de Fósforo García está bien adelante en la mezcla volviendo al sonido de la banda (sumado a los ecos en las voces) casi dub por momentos, metiéndole un poco del funk metal de Fishbone al espíritu Sabbath que siempre sobrevoló su música. Desde el comienzo con los más de seis minutos de “Cráneos” pasando por las excelentes “Retoman los Restos”, “Los Viajes Maestros” y el tema que da título al álbum, podemos decir que estamos ante uno de los más redondos discos de Pez en un buen tiempo.

5- Resituación - Nacho Vegas

5- Resituación – Nacho Vegas

¿Qué decir de Nacho Vegas que no se haya dicho ya? La verdad, poco. Quienes estén al tanto de la música de la península ibérica sabrán que desde fines de los 90 el asturiano viene desarrollando una consistente discografía solista, de cuño autorreferencial que en lo musical lo ha emparentado con los grandes trovadores de siempre (Dylan, Cohen, Waits, Cave) pero también con los más outsiders (Townes Van Zandt, Will Oldham, Nick Drake). Sin embargo también es sabido que lo suyo parece más de esta época y por ello podríamos hablar de Bonnie Prince Billy y Micah P. Hinson. Comparaciones aparte, el sucesor de “La Zona Sucia”(2011) es otra gran colección de canciones que merecen una escucha atenta y reiterada. No es que haya que estar escuchándolo todo el día, pero sí se le debe un poco de paciencia, ya que con las sucesivas escuchas el disco gana por varios cuerpos.

4- Conducción - Ases Falsos

4- Conducción – Ases Falsos

Habíamos dicho antes que Chile es uno de los caldos de cultivo del pop de la región y que, Cristóbal Briceño es una de las máximas figuras del mismo. Al mando de su principal banda, los Ases Falsos, viene a confirmar lo que el excelente “Juventud Americana”(2012) vaticinaba: canciones que se cagan en los géneros, formas o estilos pero que tienen mucho más rock que muchos grupos que se jactan de serlo. Briceño y compañía no le temen a lo grasún (chequear si no la tapa de su primer disco con el cantante Juan Gabriel disparando rayos de luz por los ojos y la tapa del disco que nos ocupa) y a pura desfachatez pueden hablar de la situación actual de Chile o de una situación sentimental así como también de la realidad de ser músico. Todo eso con la influencia del folklore chileno (Parra, Jara, Inti Illimani) y Los Tres en partes iguales.

3- Encarnado - Juçara Marçal

3- Encarnado – Juçara Marçal

La gran Juçara Marçal es la cantante de los impresionantes Metá Meta, con quienes en el 2012 nos regaló el excelente “Metal Metal”. Es curioso que después de tanto tiempo en la música (estuvo también en los grupos Vésper y A Barca) recién se dé el espacio para un disco solista. A pesar de ello, podemos decir que la espera valió la pena; Juçara pone su exquisita voz al servicio de canciones que mezclan tradición y vanguardia con la muerte como eje temático de todo el disco. Marçal saca de su zona de comfort a la MPB (es algo odioso que siempre nos llegue la música brasileña como algo alegre que esconde saudade o melancolía), llenándola de inflexiones, tiempos muertos, ruidos y otros elementos casi antimusicales que a ella le quedan demasiado bien.

2- El Éxodo - Eté & Los Problems

2- El Éxodo – Eté & Los Problems

Ernesto Tabárez y los suyos a finales del año pasado nos dejaron el esperado sucesor de “Vil”, que fue un punto de inflexión en la banda y que dejó temas como “Lo Muertos”, “El Futuro” y “Punto Muerto”, demostrando por qué son una de las mejores bandas de rock de Uruguay. Ahora les quedaba confirmar lo que habían demostrado con su anterior disco y vaya si lo hicieron: el mejor disco de rock yorugua del 2014 es el suyo. Pocas dudas caben ya que desde el vamos con “El Incendio” la tónica y excelencia quedan marcadas. Este es un disco de ruptura sí, pero no el típico, ya que también puede resultar furioso desde lo musical (“Ruta 8”, “Aparte”) y no sólo desde las letras. El éxodo en este caso no es de una muchedumbre con algún motivo, sino el personal de Ernesto Tabárez tras una situación difícil. Un viaje catártico de poco más de media hora que además posee ese hit en potencia que es “Jordan” no es cosa de todos los días. Por aquí celebramos por ello.

1- Remolino - Acorazado Potemkin

1- Remolino – Acorazado Potemkin

Y el podio de nuestra lista es para una de las mejores agrupaciones surgidas en Argentina en este último tiempo. Tras el también excelente “Mugre”, Acorazado Potemkin logra la tarea de superarse a sí mismo tras su notable debut y nos entrega un disco compuesto por once aguafuertes porteñas que te dejan sin aliento. Desde el arranque con “A lo Mejor” ya sentimos que estamos ante algo grande. El trío conformado por Juan Pablo Fernández en guitarra y voz, Luciano Esaín en batería y voz y Federico Ghazarossian en bajo se muestra firme y seguro en lo suyo, ya que no se trata de principiantes. Estos tres muchachos han estado, y están, involucrados en múltiples proyectos, que van desde Pequeña Orquesta Reincidentes (en el caso de Juan Pablo Fernández) a Don Cornelio y la Zona ( Federico Ghazarossian), pasando por Valle de Muñecas y Flopa-Manza-Minimal (Luciano Esaín), y un poco de todos ellos hay y también más, ya que la banda -un verdadero power trío- es poseedora de una fuerza arrolladora pocas veces vista para el tipo de música que hacen. Hay melancolía y rabia comprimidas en canciones que parecen siempre a punto de estallar. Una verdadera bomba.

 
 

   

 
 

(Visited 34 times, 3 visits today)



Julio Pérez

Julio Pérez

(Montevideo, 6 de diciembre de 1985) Tras vivir toda su adolescencia en Piriápolis vuelve a la capital para comenzar sus estudios en Ciencias de la Comunicación en la UDELAR, de donde egresa en el 2010. Tras deambular por varios trabajos que nada tienen que ver con lo suyo, y menos aún con su gusto casi obsesivo por toda la música y el cine que puede consumir, llega la hora de un trabajo digno en la Federación Ancap, en donde realiza las tareas de comunicación interna y externa de la institución. Igualmente, un año antes comienza a dejar plasmadas sus obsesiones y gustos en su blog personal (revistaspleen.blogspot.com) en donde se desquita para hablar de todo lo que en otro lugar no puede.

<





Recomendaciones destacadas