Los Discos del Año 2015 (De Por Acá)

Como nos caracteriza, un poco de todo: un año en el que hubieron grandes lanzamientos aquí en Uruguay, algo que no sucede a menudo, entre ellos el triplete de Pau O’ Bianchi, los regresos esperados de Buenos Muchachos y HPLE; también lo mejor de Argentina, que vino por el lado del under, desde Mi Amigo Invencible, José Unidos y Los Espíritus pasando por la electrónica de Ibiza Pareo y el folk rock patagónico de Shaman y Los Pilares de la Creación; un poco de pop trasandino desfachatado a cargo de Gepe y Dënver, algún que otro mexicano (la consagración de Natalia Lafourcade), joyas del caribe colombiano (Los Pirañas, Romperayo) y lo mejor de la Madre Patria (Rafael Berrío, Christina Rosenvinge, La Bien Querida). Un repaso por lo mejor del 2015 en discos hispanoamericano y derivados. Pasen y vean, y lean y escuchen.

 

50- Tulipa Ruiz – Dance

50- Tulipa Ruiz – Dance

 

 

Tres años después de ese gran disco que significó Tudo Tanto, Tulipa Ruiz se mete con la música que otros podrían considerar grasa. En este caso hablamos de la música disco, esa tan despreciada por culpa de Travolta y los Bee Gees. Tulipa hace gala de su gola y pone a todo el mundo a bailar.

 

 

 

 

49- Gepe – Estilo Libre

49- Gepe – Estilo Libre

 

 

El sucesor del excelente GP (2012) no es todo lo excelente que uno podría esperar. El efecto de aquel era inmediato. Un clásico instantáneo del pop latino siglo XXI. Sin embargo, las sucesivas escuchas van acrecentando el poder de este nuevo disco en el que este desprejuiciado del pop se le anima a un dueto junto a Wendy Sulca en “Hambre”. Prohibido para gente con problemas de digestión.

 

 

 

 

48- Dënver – Sangre Cita

48- Dënver – Sangre Cita

 

 

Otros desprejuiciados chilenos que en este caso van por el lado del electro maraca ochentoso. Con total desparpajo y sapiencia pop, los Dënver meten mano en el catálogo de Pet Shop Boys, Erasure y OMD y se cagan olímpicamente en las convenciones y el buen gusto. Luego del aclamado Fuera de Campo este dúo pone a todos a mover la patita. Placer culposo.

 

 

 

 

47- Juan Wauters – Who, Me?

47- Juan Wauters – Who, Me?

 

 

Este uruguayo perdido en Brooklyn, apadrinado por el paletudo Mac de Marco, se viste en la piel de un crooner improbable. Entre lo kitsch y lo glorioso, lo cándido y lo cálido, las canciones que este muchacho hace beben de las aguas del folk, el lo-fi y el primer rock. Ninguna de las trece canciones sobrepasa los tres minutos de duración y están cantadas tanto en un inglés tipo Shakers como un español bastante extraño para un ex yorugua. Un disco amable y hasta casi juguetón.

 

 

 

 

46- Carla Morrison -Amor Supremo

46- Carla Morrison -Amor Supremo

 

 

Luego del suceso que significó su álbum Déjenme Llorar del 2012, Carla Morrison vuelve al disco con Amor Supremo, un trabajo en el que lo que hace es básicamente ampliar aún más su mundo musical. Su pop denso y grandilocuente, cargado por momentos, puede remitir entre otras a Florence Welch de Florence and the Machine, pero comparaciones aparte, lo suyo tiene vuelo propio. Escudada tras una gran voz -que maneja a su antojo, llenando las canciones de inflexiones y juegos vocales- la Morrison se despacha con temas de amor/desamor en clave épica.

 

 

 

 

45- Arca - Mutant

45- Arca – Mutant

 

 

Detrás del alias de Arca se esconde el DJ venezolano Alejandro Ghersi, quien estuvo detrás del último trabajo de Björk, nada más y nada menos, pero también de varios tracks de Kanye West y FKA Twigs. Con Mutant, los artes de tapa y videos siniestros siguen ahí. Música ominosa, loca y, como bien dice su nombre, mutante. Lo de Arca es un viaje para escuchar casi que estrictamente con auriculares, que te mueve en cuanto a lo físico como puede hacerlo la música de Aphex Twin. Sólo para intrépidos.

 

 

 

 

44- Siba – De Baile Solto

44- Siba – De Baile Solto

 

 

Como si la época de la Tropicalia siguiese transcurriendo, el pernambucano Siba -a mitad de camino del primer Caetano y del Ney Matogrosso de los 70, sin esa voz, claro está- entrega en su segundo disco solista diez canciones que destilan swing y gracia. Momentos más calmos o más movidos son buenos por igual. “Marcha Macia”, “Quem e Ningueím” y “A Jarra e Aranha” son de lo mejor que nos dio Brasil en el 2015.

 

 

 

 

43- Los Rusos Hijos De Puta – La Rabia Que Sentimos Es el Amor Que Nos Quitan

43- Los Rusos Hijos De Puta – La Rabia Que Sentimos Es el Amor Que Nos Quitan

 

 

O de cómo sonará el punk en un tiempo. Tras su elocuente título y su elocuente nombre hay una banda poseedora de cierta ternura, pero en el fondo. En La Rabia que Sentimos es el Amor que Nos Quitan, Los Rusos Hijos de Puta dejan en claro cuál es su búsqueda y qué es lo que vienen a hacer al mundo con su música. Esperamos verlos en vivo.

 

 

 

 

42- Chico Trujillo – Reina de Todas las Fiestas

42- Chico Trujillo – Reina de Todas las Fiestas

 

 

Los chilenos de Chico Trujillo hace cumbia de la buena, old school, y en Reina de Todas las Fiestas viene a confirmar lo que ya sabíamos: que lo suyo es música diseñada para bailar, sin caer nunca en lo chabacano. Son solamente seis temas, pero suficientes para hacerse amigo de su música.”Abajo del Bote”, “Reina de Todas las Fiestas” y “Malgeniosa” dan ganas de estar en alguna playa de otro país danzando como poseso.

 

 

41- Nacho Vegas - Canciones Populistas

41- Nacho Vegas – Canciones Populistas

 

 

El asturiano saca de la galera un EP con canciones de las sesiones de Resituación, su gran disco del 2014, que tiene la particularidad de ser de lo más político que ha hecho el autor hasta la fecha. “Canción para la PAH” (Plataforma de afectados por la hipoteca allá en España), “Ámame, Soy Un Liberal” (relectura de un tema de Phil Ochs, cantante protestón de la época del primer Dylan) y “L’ Afoguin” no desentonan con lo mejor de su trabajo anterior, eso sí, en formato breve.

 

 

 

 

40- Banda de la Muerte – 8894

40- Banda de la Muerte – 8894

 

 

Estos argentinos ponen la vara alta para las huestes de lo pesado del otro lado del Río de la Plata. Jack Endino, productor del Bleach de Nirvana le da su aporte al sonido que, como indica su título, traza una línea temporal entre el hardcore de finales de los 80 y todo el grunge y lo pesado de principios de los 90, posicionándolos junto a El Perrodiablo y Poseidótica como las bandas argentinas que hacen ruido del bueno.

 

 

 

 

39- Guazuncho - Reino Escondido

39- Guazuncho – Reino Escondido

 

 

Otro de los artistas del sello Fuego Amigo Discos que editó material destacado durante el 2015 fue Guazuncho. El también integrante de los correntinos Las Liebres, Iñaki Zubieta, se despacha con un disco de composiciones que oscilan entre lo folclórico, lo electrónico y lo mágico. Un disco psicodélico pero tranqui. La lisergia acá no está en el alboroto o la locura musical, sino en dejarse llevar por esta banda sonora de un bosque encantado.

 

 

 

 

38- Cadáver Exquisito – 750 mg.

38- Cadáver Exquisito – 750 mg.

 

 

Los Cadáver Exquisito pulen su fórmula y le sacan brillo en 750 mg., su trabajo más logrado, en el que el stoner de Queens of the Stone Age, Kyuss y Los Natas se funde con el proto hard de Pescado Rabioso y los 80 de Black Flag y Fugazi. Como dice en la banda en su propio sitio de Bandcamp “este disco fue mezclado para ser escuchado a buen volumen”.

 

 

 

 

37- Sotomayor - Salvaje

37- Sotomayor – Salvaje

 

 

La propuesta electrónica de este dúo mexicano es similar la que podemos encontrar en la música de Quantic o Chancha Vía Circuito, una mezcla fina de ritmos típicos de América conviviendo con lo pistero. Sin llegar al cachengue de Bomba Estéreo, los Sotomayor van muchas veces por un lado más colgado (“Salvaje”, “Pajarito”, “Cielo”) pero saben cuando hacer mover un poco el esqueleto. “Pum Pum”, “Selva”, “Sur” y “Poema” son buenas muestras de ello.

 

 

 

 

36- Bomba Estéreo – Amanece

36- Bomba Estéreo – Amanece

 

 

La banda colombiana liderada por Li Saumet se proyecta internacionalmente aún más con Amanecer, su nuevo disco, en el que la electrónica más elegante se fusiona con lo más pachanguero de la cumbia colombiana. “Fiesta”, “Somos Dos” y el tema que da título al álbum, por sólo nombrar a algunos dejan en claro que los Bomba Estéreo tienen un propósito bien claro: que la fiesta no tenga fin.

 

 

 

 

 

35- Los Nuevos Creyentes - Los Nuevos Creyentes

35- Los Nuevos Creyentes – Los Nuevos Creyentes

 

 

A los liderados por Matías Singer les basta sólo un EP para mezclarse en esta lista. Con espíritu garagero del posta (el de los one hit wonders reunidos por Lenny Kaye en la antológica caja Nuggets, de hecho el inicio del disco suena como “I Had Too Much to Dream Last Night” de Electric Prunes) los Nuevos Creyentes son una de las bandas a seguir y tener en cuenta desde ya.

 

 

 

 

 34- Laura y Los Branigan - La Misión


34- Laura y Los Branigan – La Misión

 

 

La banda de Laura Gutman (ex Buenos Muchachos y actual colaboradora de, entre otros, Garo y Eté y Los Problems) lleva su “rock climático” a su mejor nivel. En “La Misión” Gutman y los suyos entregan una colección de pequeños himnos frágiles y a la vez potentes como “Laberinto”, “Will.I.Am” Y “Voces”.

 

 


(*) Este video y tema no corresponden al disco mencionado arriba pero es lo que tenemos.

 

 

33- Ava Rocha - Ava Patria Yndia Yracema

33- Ava Rocha – Ava Patria Yndia Yracema

 

 

Como toda buen artista brasileña, Ava Rocha (hija del legendario cineasta Glauber Rocha, el de Dios y el Diablo en la Tierra del Sol y Terra em Transe), se vale de todo lo que pueda servirle como vehículo musical, desde la MPB al jazz, el reggae al soul. Todo tamizado por tratamientos electrónicos que la ponen con un pie en la vanguardia y que le van como un guante a su voz antigua. “Boca de Ceu”, “Mar ao Fundo” y “Hermética” son elocuentes muestras de la calidad musical de la brasileña.

 

 

 

 

32- Karina Buhr – Selvática

32- Karina Buhr – Selvática

 

 

Una provocadora nata, Karina Buhr sale al ruedo con el pecho descubierto en la tapa de su último gran disco, Selvática. La pernambucana mete mano en todo lo que vaya bien con su música, desde la MPB al rock, del pop al punk. Tanto el amable reggae del comienzo con ” Dragão” pasando por “Pic Nic”, “Eu Sou Um Monstro” y el tema que bautiza al disco, hacen que lo de la Buhr sigua rankeando alto.

 

 

 

 

31- AFC - A.N.T.R.O

31- AFC – A.N.T.R.O

 

 

Desde la zanja, como ellos bautizaron a su ciudad de San José de Mayo, otro nuevo capítulo de estos desfachatados del hip hop oriental que tras su notable debut (Grandes Valores del Hardcore) salen de esa zona más rockera por la que transitaban junto a Los Warriors y apuntan a un hip hop más puro y duro. Con feats de Pablo Silveira de Once Tiros en “Mejor Solo” y Pedro Dalton de Buenos Muchachos en “La Noche y sus Encantos”, los AFC se instalan en las grandes ligas y ponen la vara alta para quienes vengan a rapear detrás de ellos.

 

 

 

 

 

30- María Rosa Mística – María Rosa Mística

30- María Rosa Mística – María Rosa Mística

 

 

Bienvenidos al maravilloso mundo de Pau O’ Bianchi, el tipo que editó tres de los discos más importantes de la música uruguaya del 2015. Un disco para escuchar a puertas cerradas, que nació de unas vacaciones de pareja (¿que ya no es, o sí?) en San Francisco, Maldonado, en cuyo límite se encuentra el Cerro de la Gloria, en el que a su vez hay una figura de María Rosa Mística que le da nombre al dúo, al disco y a una de las mejores canciones del mismo. Grabado en una compu (y con algunas sobregrabaciones hechas luego) por Pau y su pareja, esta colección de canciones no exudan tecnología en absoluto, sino un clima de fogón lisérgico que garpa.

 

 

 

 

29- La Bien Querida – Premeditación, Nocturnidad y Alevosía

29- La Bien Querida – Premeditación, Nocturnidad y Alevosía

 

 

Fernanada Villaverde A.K.A La Bien Querida recopila en un solo disco tres maxi singles (de ahí el nombre del disco) en los que confirma una vez que en cuanto a ese pop de habitación, intimista y a la vez pidepista ella es la uno en España. La música del disco pareciera estar musicalizando la Carretera perdida de David Lynch. Punto aparte para ese misterioso arte de tapa.

 

 

 

 

28- Francisco Nixon – Lo Malo Que Nos Pasa

28- Francisco Nixon – Lo Malo Que Nos Pasa

 

 

Fran Fernández no tuvo una muy buena idea al ponerse el apellido artístico, pero poco importa, porque la música del ex Australian Blonde y La Costa Brava (bandas insignia del indie español de mediados de los 90), en este caso se mete con la música de la “Costa Fleming” (zona de copas y farándula durante fines de los 60 y principios de los 70 en Madrid), que emulaba en onda ibérica el sonido del soul de Philadelphia, y el resultado es anacrónicamente encantador.

 

 

 

 

27- Ibeyi – Ibeyi

27- Ibeyi – Ibeyi

 

 

Este dúo de hermanas afrocubanas editaron un debut que fue sumamente celebrado por la crítica, sobre todo europea. Y no es para menos. Lo que hacen las Ibeyi es una personalísima mezcla de ritmos típicos de su país de origen con trip hop en la onda de Massive Attack o los primeros trabajos de Björk. “Elegua”, “River” y “Behind the Curtain ” son de especial destaque.

 

 

 

 

26- Christina Rosenvinge – Lo Nuestro

26- Christina Rosenvinge – Lo Nuestro

 

 

La en algún momento pareja de Nacho Vegas (con quien editó el gran Verano Fatal) vuelve al ruedo con Lo Nuestro, un álbum en el que el lúcido pop de la cantautora se pone un poquitín oscuro. Bases electrónicas le dan a algunos temas un clima frío y opresivo (“La Tejedora”) pero no se queda ahí (“Alguien Tendrá la Culpa” tiene hasta cierto coqueteo con el folklore latinoamericano). Esta ex estrella pop vive su enésima reinvención y lo importante es que su música goza de excelente salud.

 

 

 

 

25- Portillo - Portillo

25- Portillo – Portillo

 

 

Jorge Portillo, uno de los integrantes de Genuflexos, se vale de la ayuda de algunos de sus compañeros de banda y da a luz uno de los discos más extrañamente fascinantes de la temporada 2015 en Uruguay. A medio camino entre los pasajes más bucólicos de Buenos Muchachos, Lazaroff y el post punk de antaño, este nuevo proyecto apunta a los climas y las (des)estructuras musicales que reclamen que se lo escuche con suma atención. Los paisajes fantasmales de “Por Tu Barrio”, la locura de “El Otro que Despierta” y los climas de “El Bautismo” y “Quequequé” lo posicionan como uno de los discos del año.

 

 

 

 

24- Ibiza Pareo - Ibiza Pareo

24- Ibiza Pareo – Ibiza Pareo

 

 

Ibiza Pareo es un dúo conformado por dos ex YiLet (Ani Castoldi y Marina La Grasta) que el año que pasó editaron su debut discográfico, en el que se intuyen influencias varias de toda la electrónica. Bailable pero no desquiciado, el de Ibiza Pareo es un disco genial para musicalizar este verano. No en vano uno de los temas se llama “Disco de Verano”, que sumado a otros temas como “Árido Espejismo” y “Discoteca” nos llevan de boliche en boliche.

 

 

 

 

23- Temporada de Tormentas – La Primera Exploración

23- Temporada de Tormentas – La Primera Exploración

 

 

Otro de los fichajes del sello Fuego Amigo Discos son estos shoegazers del oeste del conourbano bonaerense (lugar donde todo apunta más al reggae o a los ritmos latinos) que vuelven a esa zona un paisaje post apocalíptico. Entre la colgadera y la furia guitarrera, la calma antes de la tormenta apenas puede disimularse entre toda la maraña de rock espacial que nos regala este disco al cual hay que dedicarle su debido tiempo. “Tripulacion N°8”, “A la deriva” y ” La gran tormenta” la rompen.

 

 

 

 

22- Fantasmagoria - El Mago Mandrax

22- Fantasmagoria – El Mago Mandrax

 

 

Gori, ex Fun People, ya viene dando cátedra en eso de mezclar las influencias de Marc Bolan, los Stones y cierto tufillo a folk de los 60 con actitud punk (acústica). Fantasmagoria vuelve a lograr otro gran disco luego de el celebrado El Río con canciones que esta vez van más por la senda de los 60, mezclando a Almendra con el primer T-Rex. Con temas como “La Araucaria”, “Las Cosas que Importan” y “Miserere OPark” se cuelan entre los discos del año.

 

 

 

 

21- Astro - Chicos de la Luz

21- Astro – Chicos de la Luz

 

 

Los chilenos de Astro no editaban material nuevo desde su celebrado debut homónimo del 2011. Su irresistible mezcla de música electrónica y pop psicodélico tiene en Chicos de la Luz una excelente continuación. “Uno”, “Caribbean” y “Druida” son irresistibles muestras de lo que estos chilenos tienen para dar. Caleidoscópicas composiciones en donde las voces agudas, los teclados, sintes, percusiones y loops se apoderan de nuestras mentes. Gran regreso.

 

 

 

 

 

20- Matador – Matador

20- Matador – Matador

 

 

Detrás del alias de Matador se escuda Santiago Bogacz, joven y virtuoso guitarrista, “compañero de ruta” de Señor Faraón, Portillo (con quienes comparte una determinada búsqueda en la canción) y además tecladista de los Nuevos Creyentes, la banda comandada por Matías Singer. En su primer disco largo tras dos interesantísimos EP’s, Matador profundiza su búsqueda en los folclores del mundo, la academia, la tradición y la vanguardia. Este guitarrista que acusa influencias de Abel Carlevaro y Egberto Gismonti, pero también de Tinariwen o Codona, puede sonar o bien surrealista o bien esotérico, características que son incrementadas por su particular estilo vocal. Pueden parecerte muchas cosas de este disco, pero seguro no te va a pasar inadvertido.

 

 

(*) Este video y tema no corresponden al disco mencionado arriba pero es lo que tenemos.

 

 

19- Mi Amigo Invencible – La Danza de los Principiantes

19- Mi Amigo Invencible – La Danza de los Principiantes

 

 

Poptimismo. Con esa sola palabra podríamos definir el sonido de estos mendocinos con base en Buenos Aires que ya habían dado que hablar con su predecesor, La Nostalgia Soundsystem (2013). Si bien hablamos de poptimismo, en la lírica del grupo no es todo brillo: se desprende cierta melancolía de cada uno de los tracks, sean más mid tempo o más encarados hacia su costado “punkie”, la banda combate con melodías y arreglos luminiosos cierta tristeza que sobrevuela toda la obra. Confesionales y contagiosos, los de Mi Amigo Invencible son temas de esos que después de un par de escuchas se te quedan pegados en la mente, como todo el buen pop. “Edmundo Año Cero”, “Máquina del Tiempo” y “Puentes Rotos” son sólo algunas de las grajeas pop que está compuesta este disco y que piden ser escuchadas. Otro gran banda del sello independiente argentino Fuego Amigo discos.

 

 

 

 

18- Señor Faraón - Piel de Culebra

18- Señor Faraón – Piel de Culebra

 

 

Ismael Varela A.K.A Señor Faraón fue, por un buen tiempo, uno de los secretos mejores guardados del under montevideano, hasta que fue adquiriendo más notoriedad junto a Revólver y como percusionista de Hablan por la Espalda, con los que actualmente sigue tocando. En sus discos Las Últimas en Inglés y sobre todo en el excelente Siguiendo el Rayo, Varela mixturaba a Días de Blues, Opus Alfa y los discos solistas de Jesús Figueroa de los 70 con blues del delta, logrando un resultado irresistible. Sin embargo, lejos de conformarse y quedarse en lo que mejor le sale, Faraón se aventura y da un paso más allá, explorando ritmos latinoamericanos y del canto popular que, si bien no lo vuelven ni Víctor Jara ni Larbanois-Carrero, lo acercan a un área que todavía no había explorado y de la que sale más que bien parado. Otro de los grandes lanzamientos uruguayos del año que pasó.

 

 

 

 

17- Hablan por le Espalda – Sangre

17- Hablan por le Espalda – Sangre

 

 

Luego de unos cuantos años de ese volantazo que significó Macumba (2009) y tras el recopilatorio con lados B y versiones de temas de éste (Celebración, 2012) los Hablan por la Espalda vuelven al disco, marcados por las perdidas personales pero con la llama aun encendida siguen pisando en terreno firme. El hardcore de antaño viró en algo más local – “Sangre (La Carga)”está mucho más cerca del Rada solista de lo que puede imaginarse- pero no por ello menos rockero. Si bien no hay cambios sustanciales con respecto a su antecesor siguen estando las buenas canciones. Desde el inicio con el “Himno del Incendio” hasta el final desgarrador con “En los Días Más Oscuros” los HPLE demuestran que volvieron para quedarse, y que seis años no es nada.

 

 

 

 

16 - Los Pirañas - La Diversión que Hacía Falta en mi País

16 – Los Pirañas – La Diversión que Hacía Falta en mi País

 

 

Si las bandas emblemáticas del post punk de fines de los 70 se hubiesen alimentado de cumbia colombiana en lugar de dub, seguramente sonarían como Los Pirañas. Este delirante trío que hace ” tropical noise” según sus propias palabras y que ya había llamado la atención con su disco previo (Toma tu Jabón Kapax, 2012) se mete con Luis Alberto Spinetta -versión de “A 18′ del Sol- y con todas las derivaciones de la cumbia de su país. Lo bueno de ellos es que, a pesar de ejecutar música enteramente instrumental, uno sin oír una palabra, intuye el humor y la ironía, como podía pasar con Zappa, salvando las distancias. Un disco irresistible que, luego de escuchado, puede volverse adictivo.

 

 

 

 

15- Juçara Marçal y Cadu Tenório - Anganga

15- Juçara Marçal y Cadu Tenório – Anganga

 

 

Cadu Tenório, de tan sólo 28 años, que viene de algunos de los lugares más extremos de la electrónica brasileña lleva a la tremenda voz de Juçara Marçal a terrenos insospechados hasta para quien esté al tanto de la música que la artista hace con Metá Metá. El resultado es un disco que te desacomoda, realmente inquietante en su experimentación. La cantante, que el año pasado editó el fundamental Encarnado, y que este año además dio a conocer un EP con nuevos temas de su banda de siempre, se aventura por los climas inhóspitos que Tenório genera y a los que ella se acopla con total naturalidad, a pesar del desconcierto general. Con un pie en la tradición y otro en la vanguardia, el disco es poderosísimo y abrumador, al punto que hay que estar bien dispuesto a adentrarse en esta loca aventura musical. Para poner junto al de Elza Soares, seguramente una influencia para la gran Juçara Marçal.

 

 

 

 

14- Bixiga 70 – III

14- Bixiga 70 – III

 

 

Como si de una mezcla de Chico Science y Fela Kuti se tratase, los Bixiga 70 la rompen con su irresistible mezcla de afrobeat, jazz, música latina y brasilera. El mencionado Kuti (estrella nigeriana y global, fundador de eso que hoy conocemos como afrobeat) se hace omnipresente desde el nombre, ya que unas de sus tantas formaciones se llamó África 70 -aunque desde la banda se diga que el nombre se debe a la dirección del estudio donde se formaron. Nomenclaturas aparte, lo de los Bixiga en su tercer álbum suena poderoso y fresco a la vez. Si bien lo suyo no es innovar, la música de la banda está llena de buen gusto y grandes composiciones en donde las música del Brasil y del continente negro conviven como si fuesen una sola. Porque todo comenzó en África.

 

 

 

 

13- José Unidos - Lampedusa

13- José Unidos – Lampedusa

 

 

José Unidos es en verdad el proyecto de Lucas Codonna (que va cambiando de integrantes con los discos) que para este Lampedusa baja un cambio y se vuelve un tanto más introspectivo, inclinando la balanza hacia su costado más folkie-Cave. Bautizado así por la isla italiana y también por el autor de El Gatopardo, el sucesor del oscurito Administración (2013) se mete de manera filosa con la vida diaria en letras como “Igual es Igual”, “Cliches” y “Razonablemente Bien”. La manera de cantar de Codonna pareciera estar interpelando constantemente al escucha, tirándole frases para que éste se quede pensando. Más luminoso pero no por ello menos melanco, el de José Unidos es un disco especial al que debe encontrarsele el gusto, pero que una vez logrado esto, no defrauda.

 

 

 

 

12- Guadalupe Plata – Guadalupe Plata

12- Guadalupe Plata – Guadalupe Plata

 

 

Este desquiciado trío en su nuevo y autodenominado disco parece estar constantemente musicalizando una película imaginaria. Pero no cualquier película imaginaria, sino una que transcurre en la frontera de EE. UU. y México, seguramente ellos serían la banda de la taberna de mala muerte a al que llega el protagonista y así podríamos seguir durante rato. Los españoles editaron su mejor disco hasta la fecha a base de canciones que combinan blues, rockabilly y rock a secas, con guitarras llenas de ecos, crescendos que parecieran no terminar nunca y una buena dosificación de los climas (bastante tarantinescos por cierto). Desde el vamos con la amenazante “Tormenta” y las delirantes “Huele a Rata” y “Calle 24”, los de Úbeda se despachan con una colección de canciones polvorientas, hipnóticas y al palo, que piden volver a ser escuchadas.

 

 

 

 

11- Romperayo - Romperayo

11- Romperayo – Romperayo

 

 

Haciendo uso del poder psicodélico de la cumbia, los colombianos de Romperayo editan su primer e irresistible primer disco, en que pasan por su filtro el porro, el vallenato y la cumbia de su país, con un resultado tan encantador y adictivo que dan ganas de escucharlos al máximo volumen posible. Con títulos (y músicas) desopilantes demuestran además un grato y bienvenido buen humor. “Alegría por un Zumo de Limón con Panela”, “Dando una Vuelta en Ovni”, “Afterparis en Colegios” y “17 Tazas de Café por la Mañana” son tan sólo muestras para entender por dónde viene lo de estos muchachos que, entre la tradición y lo digital pelan uno de los discos más irresistibles y locos del año.

 

 

 

 

10- Natalia Lafourcade – Hasta La Raíz

10- Natalia Lafourcade – Hasta La Raíz

 

 

Largo es el camino que has recorrido chica. Desde sus inicios como una pseudo Avril Lavigne hasta su presente lleno de Grammys y demás premios que de poco valen, salvo porque premian su cada vez mejor música, ha pasado mucha agua bajo por el puente para Natalia Lafourcade, quien ya desde su anterior trabajo de duetos en los que versionaba temas de Agustín Lara venía demostrando una insospechada madurez. En Hasta la Raíz Lafourcade se nos presenta como una estrella latina con proyección que va más allá, de la que seguramente hablemos más aún dentro de un tiempo gracias a su cada vez más afilada pluma e instinto musical. Temas como el que da título al álbum, “Nunca es Suificiente”, “Ya no te Puedo Querer” y ” Vámonos Negrito”, lo convierten en una grata sorpresa y uno de los discos del año para nosotros.

 

 

 

 

9- Camila Moreno – Mala Madre

9- Camila Moreno – Mala Madre

 

 

La chilena Camila Moreno edita su mejor disco hasta la fecha y el mejor disco hecho en su país en el 2015. La trasandina se disfraza de Björk por momentos y, acompañada de cuerdas y bases electrónicas, llena sus canciones de sentimiento y por momentos, escupe su rabia. Un disco a corazón abierto, intimista, autorreferencial y a la vez elegante como pocos. Con temas como “Sin Mi”, “Libres y Estúpidos” y “Julia”, Mala Madre es el triunfo de esta artista que se despega de la movida folk a la que alguna vez perteneció junto a cantautores como Nano Stern y Manuel García y de la cada vez más presente escena del pop chileno bailable y ochentoso. Un disco fino y preciosista que está por encima de la media a la que estamos acostumbrados del país tras la cordillera.

 

 

 

 

8- Elza Soares - A Mulher do Fim do Mundo

8- Elza Soares – A Mulher do Fim do Mundo

 

 

La inoxidable Elza Soares -seis décadas en la música- edita su trigésimo cuarto disco (¡!) en el que une fuerzas con figuras reconocidas de la escena paulista (Kiko Dinucci en guitarra, Marcelo Cabral en bajo, Rodrigo Campos en guitarra, Felipe Roseno en percusión, Celso Sim y Rômulo Fróes en la dirección artística) y el resultado es asombroso, emparentando a la gran Elza con los sonidos de Juçara Marçal de su disco Encarnado y de sus trabajos con Metá Metá. Un poema musicalizado de Oswald de Andrade, músicas que pasean entre el samba, el rap, la electrónica y el rock, todo vehiculizando el lucimiento de la estrella, entre distorsiones, múltiples,sonidos pregrabados y disonancias. Una joya para seguir disfrutando a la siempre osada y llena de actitud Soares en su enésima reinvención o, simplemente, para descubrir a una artista única que será eternamente joven.

 

 

 

 

7- Shaman y los Pilares de la Creación - Sueño Real

7- Shaman y los Pilares de la Creación – Sueño Real

 

 

Así como Skay va cambiando el nombre de su backing band, Shaman Herrera hace lo propio con la suya. Antes contaba con los Hombres en Llamas que ahora mutó en Los Pilares de la Creación, con quienes editó su segundo trabajo discográfico. A su voz de “espantaviejas” como acertadamente la bautizó un amigo, Shaman le suma sus influencias folklóricas y climas patagónicos, bases electrónicas y sonidos 2.0. Un tratamiento que enriquece y expande el sonido de la banda, que alcanza momentos inspiradísimos, como el que da título al álbum, la rockerísima “Sonríe” (con Santiago Motorizado), “Caparazón”, “Lobo” y “El Viejo en la Vereda” (con Sara Hebe). Un disco lleno de feats y de detalles que van ganando con las sucesivas escuchas, volviéndolo uno de los indispensables del 2015. Para viajar a lo profundo de la cordillera.

 

 

 

 

6 - Buenos Muchachos - Nidal

6 – Buenos Muchachos – Nidal

 

 

Se Pule la Colmena fue el disco que encontró a los Buenos Muchachos enamorados del pop (“Beefheart”, “Sin Más”) y el que los terminó de consolidar a nivel popular. Si bien no era su mejor trabajo, tampoco el peor ni mucho menos, el espíritu muchachero seguía intacto y arrojó clásicos de la banda que parecen no poder faltar nunca (“Sangre de Arachania”). Larga se hizo la espera entonces por este nuevo material, pero llegó. Sin embargo el resultado no es uno de sus clásicos instantáneos (en cuanto al sonido), apenas hay atisbo de ello en “Tonight” y “My Way”. Los buenos parecen querer decirnos “estos somos, este es el camino que hemos tomado”. Y está perfecto que así sea. Esta es otra etapa, y los muchachos crecen… La cosa suena más reposada, las canciones ameritan una entrega y otra disposición del oyente. Sin complacencias, podemos decir que los comandados por Pedro Dalton entregan su disco menos inmediato y, para aquellos que gustan de lo climático en la banda, con Nidal estarán sobrados. Para saborear de a poco.

 

 

 

 

 

5- Boogarins - Manual ou Guia Livre de Dissolução dos Sonhos

5- Boogarins – Manual ou Guia Livre de Dissolução dos Sonhos

 

 

Estos muchachos de Goiânia, Brasil, habían dado que hablar a la crítica mundial con su excelente debut (As Plantas Que Curam, 2013) cuando eran tan solo unos purretes, y dejaban con ganas de más. El tan esperado sucesor confirma que se trataba de una gran banda que de aquí en más será las que habrá que tener en cuenta dentro del panorama del rock del país norteño, a la par de otras como a Macaco Bong. Lo suyo pasa por una lectura de todas las variantes de la música fumeta de la tierra, de sus compatriotas Os Mutantes a Tame Impala. Son diez composiciones de psicodelia flotadora, que puede pasar sin más de los momentos contemplativos al caos (“”) sonoro -la excelente “6000 dias (Ou Mantra dos 20 Anos)” por ejemplo- . Como unos Flaming Lips versión brasuca, una banda poderosa a seguir.

 

 

 

 

4 -Rafael Berrío - Paradoja

4 -Rafael Berrío – Paradoja

 

 

Uno de los secretos mejor guardados de la música española, Rafael Berrío seguramente resulte un nombre desconocido para la mayoría. A pesar de fichar con una gran discográfica como Warner, el tipo es poco conocido en su país (que no es lo mismo que ser un desconocido por acá) y más aún fuera de fronteras. lo suyo es lo del baladista que cuando le pinta la madurez le empieza a tomar gustito a los yeites del rock, así, a secas. Desde la intro guitarrera del tema que da nombre al disco, pasando por la emocionante “Mis Ayeres Muertos” (seguramente la cumbre del disco, en uno que está lleno de ellas), “Cambios a Mansalva y Decadencia”, “Yo Ya Me Entiendo”, “Contra la Lógica”, “El Mundo pende de un Hilo” y “En lo Mórbido”, Berrío hace lo que sabe hacer, básicamente grandes canciones en la mejor tradición de los valores españoles (Nacho Vegas, Sr. Chinarro). Inmejorable.

 

 

 

 

3- Fernando Henry, Lucas Meyer, Pau O’Bianchi - Fernando Henry, Lucas Meyer, Pau O’Bianchi

3- Fernando Henry, Lucas Meyer, Pau O’Bianchi – Fernando Henry, Lucas Meyer, Pau O’Bianchi

 

 

Pau O`Bianchi tuvo un año movidito en materia discográfica: tres discos de tres proyectos diferentes, todos ellos importantísimos para la escena musical uruguaya, sin embargo, el que recibió el apodo de “disco mágico” fue éste, el disco “sin nombre” u homónimo, como ustedes prefieran, en el que junto a otros dos paladines del under montevideano como Fer Henry y Lucas Mayer (también parte de esa tremenda banda que es Alucinaciones en Familia, en la que también está el inquieto Pau y que también lanzó antes de terminar el año que pasó su primer y excelentísimo disco) se despachan con una colección de canciones de antología, de las que seguramente se estará hablando en varios años como hoy se habla de Musicación 4 1/2, o salvando las distancias, Tropicalia ou Panis et Circencis en Brasil. Una colección de canciones que exudan no sólo buen gusto, erudición y complicidad musical a pesar de las diferencias entre sus partes, sino también camaradería y entendimiento de causa (en su página de Bandcamp figuran los porcentajes correspondientes a cada integrante en las composiciones). Un disco con temazos como ” Candy Bar” (hermosa canción cuyo nombre hace referencia al antro -ahora reformado- de la calle Durazno), “Ácido en el Trabajo” (con una intro digna de los Babasónicos de los 90 para terminar en un mantra loquísimo y tribal) o “Plantas y Compresores” (brasuqueada psicodélica a lo Caetano de los primeros discos que deriva en un inesperado candombe), no puede ser menos que uno de los discos del año.

 

 

 

 

2- Los Espíritus - Gratitud

2- Los Espíritus – Gratitud

 

 

Maxi Prietto lanza su segundo disco junto a Los Espíritus y el resultado es de excelencia. Como si el hippismo de los Greatful Dead o Love se conjugase con el espíritu barrial de los Ratones Paranoicos de los comienzos (sí, así de diverso es), pero también con el primer rock argento, sobre todo el de Manal, Pappo’s Blues, Pescado Rabioso y Color Humano, lo chamánico y el pavimento, lo andino y lo urbano se la dan la mano en este verdadero viaje lisérgico que nos transporta, sin movernos, del campo a la ciudad, incluso en la misma canción. Desde el imponente inicio con “La Crecida” los comandados por Prietto hacen de la contraposición de estilos, su mejor y más válida arma. La influencias de los 60 y los 70 no condiciona en absoluto a la banda, todo lo contrario, realza sus hipnóticas composiciones, que tienen un pie en lo retro y otro en un sonido notoriamente actual. Temas contundentes como el bluesy “Perro Viejo”, la a su manera política “Negro Chico”, el groovero “Mares”, la tripera “Gratitud”” y el épico cierre con “El Palacio” no hacen más que reafirmar a Los Espíritus como una de las bandas a seguir del under porteño.

 

 

 

 

1- Alucinaciones en Familia – Alucinaciones en Familia

1- Alucinaciones en Familia – Alucinaciones en Familia

 

 

No, no somos amigo de Pau O’ Bianchi, pero el tipo con sus tres proyectos la descosió este año como dijimos antes; al de María Rosa Mística y al “disco mágico”se les suma casi sobre el final del año este alto disco que, de existir la justicia, debería estar sonando por todos lados. Pero como eso no existe tal cosa, no debemos preocuparnos. Sólo nos importa saber que este dream team del under vernáculo (en el que también milita Lucas Meyer) se despachó con un puñado de canciones que absorben lo mejor del pop, del rock, del noise y de las distintas variantes que se le pongan enfrente. Conjunto de canciones decíamos, de las que además se desprende el que para nosotros es el tema yorugua del año: “Parodista!” Tres minutos y treinta y treinta y cuatro segundos donde la magia fluye como lo más natural del mundo. El honor podrían llevárselo perfectamente otros grandes temas como “Secta de las dos Lunas”o “Cáncer Pop”, pero la perfección y el efecto contagio del mencionado tema resultan demoledores. Todo brilla en este disco debut que se hizo esperar para quienes ya seguían a la banda desde hacía un tiempo en el circuito montevideano y que no defrauda ni decae en ningún tema. La licuadora de influencias en lugar de sonar a simple pastiche deviene en una demostración de cómo encontrar el gancho sin perder la excelencia jamás. El disco del año en español para nosotros es bien de acá.

 

 

 

 

 

(Visited 76 times, 12 visits today)



Julio Pérez

Julio Pérez

(Montevideo, 6 de diciembre de 1985) Tras vivir toda su adolescencia en Piriápolis vuelve a la capital para comenzar sus estudios en Ciencias de la Comunicación en la UDELAR, de donde egresa en el 2010. Tras deambular por varios trabajos que nada tienen que ver con lo suyo, y menos aún con su gusto casi obsesivo por toda la música y el cine que puede consumir, llega la hora de un trabajo digno en la Federación Ancap, en donde realiza las tareas de comunicación interna y externa de la institución. Igualmente, un año antes comienza a dejar plasmadas sus obsesiones y gustos en su blog personal (revistaspleen.blogspot.com) en donde se desquita para hablar de todo lo que en otro lugar no puede.

<





Recomendaciones destacadas