cooltivarte - Once Tiros - La Gran Piñata "Lo que separa el río, lo une el Rock" - en MMBox - 15 de agosto 2015 - Foto © Silvia Pedrozo

Lo que separa el rio lo une el Rock and Roll 2

Por segunda noche consecutiva, las orillas del río Uruguay se fundieron en un abrazo de Rock. Dos bandas amigas, hermanas, compartieron escenario demostrando que las fronteras no existen. En la puerta de Montevideo Music Box habían abrazos similares, de grupos de jóvenes que se reencontraban para otra noche de gritos, pogo y libertad.

Once Tiros y De la Gran Piñata, por segunda vez, se unieron para realizar “Lo que separa el río lo une el rock and roll”, tocando en Argentina y en Uruguay como lo hicieron ya el año pasado y demostrando una química con éxito asegurado. Las bandas son amigas, se nota al verlos juntos, y es esa la sensación que contagia a los que asistieron durante las dos noches.

De la Gran Piñata vino con gente desde Argentina pero de todas maneras, Darío “Pantera” Giuliano no se cansó de agradecer a los que se arrimaban, a los que compartían esa noche con ellos, los que los escuchaban por primera vez. Los hermanos de la otra orilla y los que siguen a Once Tiros amalgaman perfectamente, no tardaron en unirse a los “Piñateros” para dar rienda suelta a la alegría. La banda de Berazategui tiene trece años de historia y tres discos que hacen saltar y cantar al cielo a la gente que se abraza y vuelve a corear, con un punk rock fuerte, cuidado y que transmite.

Once Tiros festejó sus quince años de historia no descansando. Entre la grabación de un dvd en vivo, varias presentaciones que los llevaron del Teatro de Verano hasta Austin, Texas, y la preproducción de un nuevo disco de estudio, la banda ha dejado en claro que siguen manteniendo esa energía juvenil y esa alegría casi infantil que muestran en el escenario, abrazándose, jugando y divirtiéndose de hacer lo que más les gusta. Su show tiene la fuerza que caracteriza a su música y está ahí la esencia de su éxito: hip hop, rock, ska y metal se intercalan entre los acordes, mientras Pablo no deja de bailar usando de manto la bandera que le tiren al escenario, abrazándose con sus compañeros.

Después de tres temas, da oficialmente las buenas noches al público, repitiendo la consigna de todos los shows: “Buenas noches Familia… como siempre, a disfrutar y nos cuidamos entre nosotros, cuidamos al de al lado y si vemos que está mal, lo ayudamos”.

En la rutina de la presentación, el infaltable Gabriel Soria (Crepar) acude como un miembro más de la banda, aportando su Power a “Mal de Karma” arrancando los gritos de todos, una gema infaltable de la noche. En un pequeño impasse, Pablo y Santiago se encargan de repartir objetos perdidos entre la multitud, billeteras, llaves, esas cosas que suelen perderse, y todo sigue en un tema mas.

Lanzan botellas de agua a la gente con la condición “Compartan!” Y nuevamente todos comienzan a saltar en cuanto Bruno arranca un acorde de su guitarra.

Los conciertos de Once Tiros siempre parecen durar poco; para el que canta sus canciones, para los que viven sus letras y las gritan desde el medio del calor del pogo, el setlist se va en un pestañeo, más cuando la banda no parece mostrar cansancio alguno. Se van un par de minutos, la gente descansa también, pero vuelven enseguida con los clásicos infaltables, los que el público canta aunque la música no suene. La locura no para.

Ya casi en el final, Pablo anuncia que aquello fue una suerte de despedida momentánea, un tiempo que utilizarán para la preproducción de un nuevo disco de estudio, noticia que arranca gritos de alegría en el público, y dicho esto, el “Pantera” Giuliano aparece en el escenario para cantar “Nos dijimos todo”, con la alegría de un fanático, con la complicidad de un amigo. El pogo late con las ultimas fuerzas, se mueve y salta…

Termina el show y la gente se abraza, algunos lloran y otros aprovechan a sentarse a descansar un momento y procesar todo lo vivido. Por todos lados, grupos de personas que parecen tener como nacionalidad el Rock, ríen y se sacan fotos inmortalizando el momento. La gente sale sin remera a la fría noche de sábado, y no importa nada… si una frontera puede desaparecer con solo quererlo, el frío no es nada.

Ojala todo lo que separan las fronteras, lo sigas uniendo el Rock, gracias a la buena onda de las bandas y la gente que los sigue.

Imagen portada: Once TirosDe la Gran Piñata “Lo que separa el río, lo une el Rock” – en MMBox – 15 de agosto 2015 – Foto © Silvia Pedrozo

 

Ver fotogalería

 

 


 
 

   

 

(Visited 30 times, 8 visits today)



Daniel Perdomo

Daniel Perdomo

Desde que la maestra de tercero le pidió que contara en una redacción sus vacaciones, Daniel escribe. A veces lo hace muy bien y otras no tanto, pero siempre lo disfruta. Ve la vida de una manera poética, por momentos inocente y en otros bastante cruda, pero siempre se encarga de sacarle brillo a las cosas para que el día a día no sea tan monótono. De igual manera disfruta la música y otras formas de arte, las salidas al aire libre y las charlas con amigos... pero nunca se interesó en escribir sobre eso, hasta que le preguntaron si se animaba a escribir la crónica de un evento.

<





Recomendaciones destacadas