Ariel Rot - Fotos: Michelle Altier

Llevar el rock en los huesos, entrevista a Ariel Rot (ex guitarrista de Los Rodríguez y Tequila)

Please try entering https://graph.facebook.com/674554879258095/photos?fields=source,link,name,images,album&limit=1000 into your URL bar and seeing if the page loads.

Ariel Rot es una destacada figura del rock hispanoamericano. Nacido en Argentina, y emigrado en la adolescencia a España, Rot ha formado parte como guitarrista de dos grupos fundamentales del rock español como los son Tequila y Los Rodríguez. Tanto en la primera, en la cual participó siendo adolescente junto a Julián Infante (quien años más tarde integraría Los Rodríguez), como en la segunda, también junto con Andrés Calamaro un par de décadas más tarde, Rot ha sabido además llevar adelante una muy interesante carrera solista, habiéndose dedicado por otro lado a la comunicación a través de un programa radial junto con nada menos que Jaime Urrutia. El año pasado, editó su último disco solista, llamado “La Huesuda”. Rot brindará un recital en La Trastienda Club Montevideo el próximo 24 de abril, y esta es la entrevista que nos concedió.

“Hoy en día es más fácil formar parte de algo, que marcar una diferencia individual”

 

-Contanos acerca de este último disco solista tuyo “La Huesuda”, editado el año pasado…

-Es curioso, porque tengo la sensación que en Uruguay, desde que integraba Los Rodríguez, hago como un salto a “La Huesuda”, y en el medio hubo muchos discos, y pasaron muchas cosas, en algún modo siento como que he estado en forma intermitente en Uruguay. Justamente éste es un disco en cierto modo atípico, no sé cómo será el siguiente, pero en todo caso es un disco que se aleja de ciertos estereotipos míos y del rock más ortodoxo. Siempre jugué con otros géneros, siempre hubo algún material digamos más sensible dentro de mis discos, y en éste decidí cerrar más el marco y solamente incluir ése tipo de material. “La Huesuda” es un disco más íntimo, más reflexivo, donde no están tan presentes los instrumentos clásicos del rock, hay cuerdas, hay vientos, es otro tipo de instrumentación. Es un disco que fui componiendo a lo largo de una gira de dos años por toda España, y que prácticamente se defiende con una guitarra y una voz, o un piano y una voz. Ocurre que también me “engolosiné”, y en el estudio lo fui “adornando”, agregándole otras cosas, pero son todos temas que perfectamente los puedo tocar en un formato de show como los que estoy haciendo ahora.

-¿Cómo va a ser tu show en La Trastienda el próximo 24 de abril?, ¿será en un plan presentación de este disco, o más bien será un repaso musical de toda tu carrera?

-En realidad voy a intentar ponerme al día con los temas que mejor adapté a este formato, que es un show como más atemporal. El show está dividido en tres partes, una es con un set eléctrico, con guitaras, amplificación, distorsión, efectos; luego hay una parte que es con piano, y otra con guitarra acústica. Diría que será básicamente un repaso de mi etapa en solitario, con algunos temas míos que grabamos con Los Rodríguez.

-Yendo a tu pasado en Los Rodríguez, hablanos acerca de esa experiencia, ¿te resulta incómodo que te pregunten sobre eso, teniendo tu carrera solista?¿qué cosas recordás como las mejores de compartir esa banda con Andrés Calamaro y Julián Infante? Estuvieron en Uruguay hace unos cuantos años…

-No me importa en absoluto que me hablen o me pregunten sobre Los Rodríguez, pero me gusta que conozcan mis canciones solistas también -risas-. Sí, estuvimos en Uruguay hace muchísimo, creo por la época del disco “Sin Documentos”, pero recuerdo que no había mucha gente ese día, no se que habría pasado, si no se difundió bien o qué. Pienso que pasa en todas las bandas, lo mejor es que musical y artísticamente pasan cosas muy intensas, Los Rodríguez era un grupo con un altísimo voltaje emocional arriba del escenario, y cada uno de nosotros tenía mucho que decir también. Fue un gran aprendizaje, y seguimos recordando ésa época y esos conciertos como algo especial que nos ocurrió. Lo peor puede ser que la convivencia de una banda también es muy intensa, entonces se generan conflictos y degaste, que a veces empañan todo lo otro tan bueno, como el poder crear en compañía, y esa especie de feedback y ping pong creativo que se genera en todas las bandas. Además nunca me planteé hacer una banda si no era porque éramos amigos, las dos bandas que tuve surgieron de esa manera. Después hubo que completarlas con otros integrantes, pero la base digamos estaba en la amistad que yo tenía con quienes teníamos la idea de armar una banda, siempre surgió antes desde la amistad que desde lo profesional y desde la planificación.

-¿Qué vínculo mantenés al día de hoy con Andrés (Calamaro)? ¿se siguen viendo cada tanto?

-Mantenemos el contacto sí. Hace unos años, por el 2005 y 2006 hicimos una gira juntos con el nombre de “Dos Rodríguez”, y cada tanto volvemos a tener correspondencia, escribirnos… Ahora hace bastante que no nos vemos, tal vez unos tres años, pero hace poco nos escribimos y está todo bien. Yo estuve en Bogotá hace poco, y allí Los Rodríguez todavía son muy importantes y recordados, de modo que cuando volví a Madrid, me dieron ganas de volver a conectar con Andrés. Siempre pasa eso en las bandas, que esa convivencia de la que te hablaba deja entre los miembros de una grupo vínculos en gran modo fraternales, y códigos que nunca se pierden, que son únicos, nadie más te conoce de esa manera como te conoce un compañero de una banda con el que estás muchos años creando y componiendo, haciendo música, giras, grabando discos…
-Vos que ya tenés una vasta experiencia en el ambiente musical, desde los 70´s hasta hoy, ¿qué cosas pensás que le están faltando o eventualmente sobrando al rock en la actualidad?

-Yo creo que está muy reglamentado y muy uniformado. Se han venido imponiendo ciertos patrones, y la individualidad es cada vez más difícil de encontrar. Hoy en día es más fácil formar parte de algo, que marcar una diferencia individual, y yo creo que eso antes no pasaba, o al menos no pasaba tanto. Luego también me da como una cierta sensación de que muchas veces los grupos hoy en día son como más “boy scouts” por decirlo de alguna manera, no veo como esa especie de anarquía que existía antes que formaba parte de ese carisma y ese misterio que había detrás de cada banda, se ha diluido mucho lo individual. No me refiero tanto a que hayan otros movimientos como por ejemplo lo fue el punk, sino a individuos, que hagan algo verdaderamente distinto, como pudo haber pasado en algún momento con Prince, o incluso Beck. Cuesta mucho hoy en día encontrar un músico que te sorprenda, que veas que hace algo nuevo y distinto. No estoy diciendo que no haya, sencillamente creo que es más difícil porque se prioriza lo grupal a lo individual.

-¿Te sentís un poco pionero o vanguardista del rock español de la segunda mitad de los 70´s, habiendo formado parte de Tequila? Tomando en cuenta que te fuiste adolescente de un país en el que se estaba imponiendo una dictadura como Argentina a otro que estaba saliendo de una como España…

-Bueno, vanguardista digamos que no tanto, esas son palabras mayores. Digamos que jugué con cierta ventaja en España porque llegaba de Argentina muy formado en rock. En España se habían perdido los mejores años del rock, y yo iba de Argentina ya con un cierto bagaje musical y rockero. Lo más importante es que esas canciones siguen estando muy presentes, no sólo en la memoria colectiva, sino en los bares, en las calles, en las casas. Fijate que yo apenas tenía 17 años cuando grabé el primer disco con Tequila, y ya tocaba junto con Julián (Infante), que después me acompañó en Los Rodríguez. Es gracioso porque a veces algún periodista me dice “pero tú eres una leyenda del rock español, ¿cómo te sienta eso?”, y yo le digo “bueno, mirá, mientras se conozcan mis canciones está todo bien, sino qué gracia tiene ser una leyenda” -risas-. Creo que vanguardista era Frank Zappa, yo hacía un rock & roll a lo Chuck Berry cantado en español.

-También tenés experiencia en radio, a través del programa “La Ventana”, que hacías junto a Jaime Urrutia de Gabinete Caligari, hablanos acerca de eso…

-Sí, es cierto. También sé que Jaime es muy querido por acá, y yo sé que él adora Montevideo. Para mí lo más grande que se ha hecho en España en cuanto a rock fue Gabinete Caligari. Tendría que venir a tocar con Jaime a acá entonces -risas-. Ese programa que teníamos Jaime y yo “La Ventana” era fantástico, y la verdad que lo extraño mucho, porque duró cinco años, y nos lo quitaron hace un año y pico porque cambió el formato, pasó para la mañana y ya no había lugar para algo tan lúdico como era eso. Era un programa muy largo en la tarde, y Jaime y yo teníamos una sección una vez por semana en la cual cada uno elegía una canción que no se la decía al otro, era algo que en realidad fuimos inventando sobre la marcha, y estas canciones eran una especie de excusa para hablar con los oyentes, con la conductora, llamaban oyentes, y era muy variado y había de todo, momentos de humor, momentos freakies, no era un programa erudito de música, era como un llevar nuestra música a un público no especializado en música. La gente se enganchaba muchísimo, pero ocurrió que al pasar el programa para la mañana era como más de noticias y eso, de todos modos duró cinco años, y fue un éxito, nuestra sección fue bastante exitosa, y no era específicamente de rock, cada uno ponía la canción que le daba la gana, de repente Jaime ponía Las Grecas o a Raphael, y yo ponía a Charly García o a Moris y no siempre coincidíamos para nada. Lo que sí siempre pasaba era que disfrutábamos mucho, y sobre todo era un disfrute encontrarse con Jaime y tomarse una cerveza una vez por semana.
-¿Qué opinión te merece la descarga de música gratis por internet?

-Me da la sensación de como que al principio nos quedamos todos en estado de shock, y que no va a haber una manera de regularlo. Creo que ya es un camino sin retorno, y que tendremos que acostumbrarnos a convivir con ello, a resignarnos, las nuevas generaciones ya crecieron con eso. Me parece genial que puedas tener música tan fácilmente a tu alcance, es claro que es otra opción, pero también creo que existen portales o sitios legales y baratos desde donde podés tener toda la música que quieras por muy poco dinero al mes, y son buenas plataformas, por ejemplo creo que es interesante la música en streaming.Igualmente en lo económico al creador siempre le va a afectar porque no es lo mismo que vender un disco físico. En ese sentido, ya no hay vuelta atrás, y en cierto modo va en desmedro del artista en cuanto a la compensación económica, ya que no deja de ser una propiedad intelectual, y en algún modo devalúa la creación. Yo accedo a música a través de la web sí, pero también necesito el formato disco convencional. La gente está muy ansiosa, y no llega a escuchar los discos como los escuchaba antes, escuchar y bajar música gratis por internet es como tomar un buen vino en un vaso de plástico, si le preguntás al enólogo “esto cómo hay que tomarlo”, te va a decir que tiene que ser de determinada manera para que sepa mejor. Entonces, cuando yo hago un disco, lo presento así como tal, y es así como lo concibo. Ahora si no tenés una copa de cristal, y te querés tomar el vino directo de la botella, bueno, qué le vamos a hacer, sabe distinto, y te estás perdiendo algo.
-¿Conocés algo de la escena de rock uruguaya?

-Me estoy llevando algunos discos y unos cuantos nombres para buscar y escuchar en spotify antes de comprar el disco, cosa que hago habitualmente. La música uruguaya siempre fue interesante, siempre ha habido grandes músicos, y todos esos grupos argentinos que me fascinaron cuando yo era chico, gran parte de la “culpa” la tuvieron grupos uruguayos como Los Shakers y Los Mockers.

-¿Qué es lo que a estas alturas disfrutás más de tu carrera solista?

-Disfruto mucho de los viajes, de toda la liturgia que hay alrededor de salir de viaje…de las comidas también -risas-. Me encanta viajar por España, en esta gira en solitario hubo como otra atmósfera evidentemente que cuando giramos con banda, que siempre hay como más efervescencia y más ansiedad. En una gira como solista hay más lugar para escribir, para la lectura, es más romántica, más “juglaresca”, y eso lo disfruto muchísimo. También creo que hay que ir variando, en algún momento termino harto del trabajo en estudio, pero después empiezo a extrañarlo también; me la paso muy bien haciendo colaboraciones, saliendo de invitado con otros artistas, ahora Loquillo (ex vocalista de Loquillo y Los Trogloditas) grabó un disco en vivo, y yo fui a grabar tres temas en el escenario con él, el programa de radio del que te hablé, hacer charlas sobre música…la diversidad es lo más interesante, es una época de mucha actividad para mi.

-¿Cómo sigue esta gira?, ¿qué planes artísticos tenés a futuro?

-Compuse material nuevo, que lo grabé en una tarde vivo con la banda para un programa de televisión, pero me imagino que ese material lo querré volver a grabar de una manera un poco más tradicional en el estudio, estoy contento con eso. Ahora cuando llegue a Madrid tengo una charla en una especie de feria tecnológica sobre la creatividad, y la tengo que preparar y me interesa mucho. Después tengo un concierto en el festival de guitarra de Córdoba (España), que es un festival que tiene ya como treinta años y al que ya fui muchas veces a dar clases, y ahora ahí voy a hacer un concierto y una master class en el mismo día. Y además conciertos en España, aunque no en excesiva cantidad, seguir difundiendo “La Huesuda”, que es un disco que salió hace ya un año. No sé, las cosas van surgiendo, no soy una persona que planifique demasiado, yo funciono así, no tengo una agenda programada, más allá que de aquí a septiembre. A lo mejor hacer un disco en vivo podría ser otra opción, no se, estoy pensando en voz alta -risas-. Pero te reitero que tengo muchas actividades, y las hago con gusto, luego lo que vaya surgiendo se verá.

Facebook API came back with a faulty result. You may be accessing an album you do not have permissions to access.

 
 

   

 
 

(Visited 21 times, 2 visits today)

Paulo Roddel

Paulo Roddel

Nació e1 13 de octubre de 1977, en Montevideo, Uruguay. Ha publicado poesía y cuentos en revistas y antologías de escritores. Editó fanzines y publicaciones de rock de circulación under en Montevideo (1997-2000). Co-fundó los grupos de poetas 7 Segundos y Seis50, grabó los cds de poesía “Siete Segundos en la vuelta de tu oreja” (Grupo 7 Segundos, 2002) y “Ablación del Habla” (Grupo Seis50, 2006). Ha publicado cuatro libros de poesía Trapos (2004), Palidezco (2010), Ama/zonas (2014), y "El ceño del sueño" (2016). Ha colaborado en los periódicos La Diaria y La República, fue co-redactor de la revista cultural Fango (Premio Fondos Concursables del MEC, 2010-2011), colaboró en las revistas culturales H-enciclopedia, El Boulevard, Revista Ricardo Reis, Revista Vadenuevo, Artesuburbano, Revista Once, Magazine Montevideando, Suplemento El País Cultural, entre otras publicaciones. En 2014 participa de la realización Poetas - Proyecto Cross Media. Colabora desde el 2010 en el portal cooltivarte.com. Participa en ciclos literarios y encuentros de escritores tanto en Uruguay como en Argentina, y como columnista invitado en radios tratando efemérides vinculadas al rock. Como periodista cultural ha entrevistado a numerosas destacadas figuras de la cultura, tanto uruguayas como extranjeras en diferentes disciplinas artísticas. Colabora también en la revista digital Lamás Médula, de Buenos Aires. Es docente de inglés, librero, y actualmente cursa la carrera de Licenciatura en Ciencias Históricas en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UdelaR.

<





Recomendaciones destacadas