KEEP THE BLUES ALIVE II - 30 MAYO 2014- SALA ZITARROSA © Jimena Pais Fotografía

Larga vida al blues

Please try entering https://graph.facebook.com/699550773425172/photos?fields=source,link,name,images,album&limit=1000 into your URL bar and seeing if the page loads.

Una nueva cita para mantener vigente la llama del Blues se dio lugar el viernes 30 de Mayo en Sala Zitarrosa con la segunda entrega del festival Keep The Blues Alive. El mismo con una duración de casi tres horas deleitó a los presentes con un paseo a lo largo y ancho del género, tanto con reminiscencias históricas como con nuevas manifestaciones de un género que hizo vibrar a espectadores de todas las edades. El fantástico viaje comenzó  con la presentación del mismo por parte de Ruben “Pepo” González, artífice de este evento quien  amenizó la noche y al mejor estilo fonoplatea se mantuvo durante todo el espectáculo en el escenario, radiante.

En palabras del propio “Peppo”, quienes abrieron la noche fueron “Los Rupertos”, más conocidos como La Berocay Blues con el gran Roy Berocay a la cabeza; periodista, escritor y músico, con historial en bandas como El Conde de Saint Germain y La Conjura las cuales también se hicieron presentes a través de la selección del repertorio. “La Berocay” nos llevó a las raíces, y nos dio el lujo de escuchar un banjo, un feroz sintetizador y hasta un diddley bow. La banda integrada por Roy Berocay en una sentidísima voz y segunda guitarra, Demián Berocay en una gran guitarra líder, un arrasador diddley bow y coros, Pablo Berocay en potentísimos teclados y bajo, y Bruno Berocay en una impecable batería regaló una performance tan pulida que por momentos hizo pensar que sus integrantes se conocían de toda la vida.

En segundo lugar se hizo presente la Cutinella & Chapital Blues Cuarteto, que de forma muy descontracturada, con mucha personalidad y una química muy particular entre sus integrantes marcó su estilo propio en una interesantísima dialéctica de guitarras, generando un clima de intimidad muy particular con el cual convirtió a toda la sala en su propio escenario De resaltar fue la destacadísima participación de Fede Vaz en armónica, que felizmente se repitió luego en la presentación de La Triple Nelson. Cutinella & Chapital Blues Cuarteto está integrada por Juan Pablo Chapital en guitarra y coros, Santiago Cutinella en guitarra y voz principal, el excelente bajo de “Fafa” Barboza y la contenedora batería de Gerónimo de León.

La tercera participación le correspondió a La “Cuádruple” Nelson, con la acertada incorporación de Nacho Labrada que además de colaborar en coros, se paseó magistral y libremente entre teclado y piano. Quien quizás sea el músico más completo de la escena local, Christian Cary en voz y guitarra, deleitó al público con un comienzo a capela emulando las raíces mismas del blues, mediante su interpretación de los cantos de los negros esclavos que habrían dado origen al género. A esto le siguió la entrada en escena del resto de la banda, con la aplanadora de Fernando “Paco” Pintos en bajo y coros y la impresionante batería de Rafael Ugo. “La Triple” regaló un fantástico espectáculo que comenzó acústico para luego “enchufarse” y ofrecer una excelente selección de temas que transpiraban blues por todos los poros. Showman, Christian amasó además una slide guitar siendo éste uno de los puntos más altos del espectáculo. Como no podía ser de otra manera, músicos de las tres bandas cerraron juntos a ritmo azul, una noche que estuvo para chuparse los dedos.

 

Imagen portada: KEEP THE BLUES ALIVE II – 30 MAYO 2014- SALA ZITARROSA © Jimena Pais Fotografía

 

 

Facebook API came back with a faulty result. You may be accessing an album you do not have permissions to access.

 

 

 

 

(Visited 24 times, 12 visits today)

Javier Pais

Javier Pais

Javier Pais desde niño se destacó en el jardín de infantes por ser uno de los primeros en su clase en conseguir hacer bolitas con plasticina. Amigo de todos los perros de la cuadra, era fácilmente manipulado por su madre que simplemente con dar vuelta un disco de pasta con varias versiones del carnavalito lograba tenerlo bajo control y bailando toda la tarde a saltitos en círculos interminables. Pese a no ser sonámbulo llegó a bañarse dormido, y tuvo problemas con varios amigos del barrio por intentar evitar que cazaran sapos. Ya desde su más tierna infancia torturaba a sus abuelos tocando indiscriminadamente las teclas del piano. Perteneciente a la llamada Generación X, estudió Ciencias de la Comunicación, Bellas Artes y Psicología. Interesado también en la tecnología, lo social, el deporte y la ecología, su principal devoción es desde siempre y probablemente seguirá siendo la música.







Recomendaciones destacadas