La Triple Nelson - La Trastienda - 15 de junio 2017 - Foto © Tarumán Corrales

La Triple Nelson: Despidiendo La Sed

Llegamos a la Trastienda para presenciar la segunda fecha de los dos conciertos que ofreció de La Triple Nelson en la capital.

La Sed, un disco buenísimo con varias canciones que pasarán a formar parte de esos tan famosos “clásicos” que las grandes bandas tienen sobre sus espaldas.

Hay pocas cosas que se puedan agregar sobre esta banda, con mayúsculas, que nació en el 98 y que a lomo de “Billete” ganara un concurso organizado por un canal de televisión por el año 2000. De ahí en más solo fueron progresos del grupo formado en aquellos años por Paco Pintos, Christian Cary y Rubén Otonello en batería. Salvo los cambios en los parches, la Triple se mantiene sólida, firme, con el empuje y la polenta de siempre, más que siempre diría yo.Que se puede agregar sobre La Triple Nelson? Que son demoledores? Que dejan todo en cada presentación? Sea enchufados, acústicos o con la criolla en un fogón con amigos. Es La Triple Nelson señoras y señores, es la Triple, solamente y mágicamente eso.

Sucede que se hace difícil hacer una crónica como si fuera un toque normal, es un eslabón en una cadena que cada vez es más fuerte y más profesional. Ver a Paco Pintos sosteniendo el bajo machacante, con su clásico gorro de lana, mirando de soslayo a Christian, adivinando, adelantándose a lo que viene, un paso antes de la jugada que se extenderá sobre el tapete. Se conocen hace más de veinte años, juegan de taquito.

Cabezas desplumadas, Caballos Salvajes… más de cien, adornados por coros, que para mí fueron una novedad, Gabriela y Jimena, dulces y afinadas, las pudimos disfrutar de su magnitud en los temas del set acústico, cuando tomaron aire, cuando calmaron la Sed.

Ovación.

Los cambios, desde la Gibson a la Fender roja (una gillette), de las acústicas al sonido power y machacante, una pared de sonido (que fue impecable, al igual que las luces). Con “Luz Lara” vinieron las primeras palabras para el público, “buenas noches amigooosss”, la gente acompaño con palmas y cantando a garganta pelada la letra de esa hermosa canción. En “Paysandú” Christian abrió la cancha para el saludo de Paco, para que hablara con el público presente, y solo acotó un parco: “venimos bien”. Lucas subió para hacer el tema dedicado a su madre, Xiliana, compañera de Christian. El tono, el timbre de voz de Lucas es muy parecido al de su padre. Tanto que en el toque que dieron en la sala del Museo, estando yo afuera y al escuchar la banda telonera “BuenTiempo” ( tengo el pegotín), dije “entremos… ya arrancó” ¡¡¡. Al cantar ese tema fue otro momento super-fuerte de la noche. (arriba, Pa´ Luquita… ja).

Fue así, nada de contenido cero, puro contenido !!

Manu Contrera, el cuarto Nelson, brillando, se mandó terrible solo cuando le abrieron el juego, fuera de las bases súper lucidas y sus coros a nivel. Rafa Ugo, soporta a parche quemado a sus laderos, mete palo a lo loco, sin alardes ni vicios, toca preciso y con justeza, otro que peló un solo alucinante, paseándonos por todos los ritmos del planeta Nelson, además de ser “el que mejor viste de la banda”. Fue tanto el agite y el calor que se abrieron las puertas de la sala en La Trastienda, pues estaba abarrotado de gente, faltaba el aire, tanto más que el toque de ayer (15 de junio), pero hoy fue función de entradas agotadas. Como mete Gonza de Lizarza no está en los manuales de violeros, hay que aguantarle la tacada a Cary, acústica y eléctrica, metiendo solos y a dúo con el “mostro” de Christian… son lujitos que se dan, para mis oídos y de los afortunados concurrentes. “Para abrazarte” fue para llorar.

Dió para dedicar canciones para los fans de la banda, por ejemplo: para una pareja que el tema de la Triple, según ella, cambió el rumbo de sus vidas. Esas cosas pasan y no caen en simple sentimentalismo, como el pedido que me hizo Andrea: “decile a Christian que estoy enamorada¡¡“. Todo eso despierta y mueve la Nelson.

Pasear por Plutarco, Humberto Primero, Lallemad y Chamizo, donde viven Quique y Elian, son del Buceo y acompañan a la banda siempre que pueden. No faltaron guiños y homenajes: Spinetta con sonido Nelson: “ Tu nombre sobre mi Nombre”, Zeppelin, Hendrix.  La frutillita para la gente se dio con Emiliano Brancciari de NTVG cantando “Cielo todo gris” y se desmadró la cosa… hablando mal y pronto: un tema de la puta madre.

Son noches que uno, como público, no quiere que se terminen nunca. Escuchas la música de una de las mejores bandas de rock y blues del país, terminas al mango, rodeado de amigos, Nacho Vidal que estaba por ahí, Tarumán sacando las mejores fotos (que acompañan esta crónica), ves la cara de felicidad de la gente que lleno el lugar  y decís… que más falta hoy?

Falta decirle gracias a la Triple, gracias ¡¡

Gracias por la música.

Salú.

 

 

 

Foto: La Triple Nelson- La trastienda –  Montevideo 16 de junio de 2017 – Tarumán Corrales

 

 

 

 

Fino Sosa

Fino Sosa

Adrián Sosa: Montevideano, 1965, lector, melómano, "escribidor". Durante los años 80, coordino y editó diversas revistas alternativas en forma independiente (Atrás de todo, Culos de botellas, Perro Andaluz) en los cuales se recogía y divulgaba la poesía,los dibujos, el arte callejero, la música: el nervio latente bajo la aparente inactividad de esos años. En los últimos años editò en forma independiente libros de poesía de distribución gratuita "El Grito", "Lobos en la Buhardilla", "Lo que quedó allá arriba "y" Cuadernos Mojados" lleva adelante el blogs: http://lucesdelacity.blogspot.com.uy/







Recomendaciones destacadas