cooltivarte - Fernando Cabrera "Canta Mateo y Darnauchans" - Teatro El Galpón - 07 de agosto 2015 - Foto©Silvia Pedrozo

La eternidad de Mateo y Darnauchans de la mano de Cabrera

Please try entering https://graph.facebook.com/905416416171939/photos?fields=source,link,name,images,album&limit=1000 into your URL bar and seeing if the page loads.

A las 23hs. la última de las dos funciones -de entradas agotadas- comenzaba con las emociones cruzadas entre los que salían y los que entrábamos. Expectantes pero nostálgicos de dos músicos que compartieron una relación de amistad con Fernando Cabrera y  a los que ahora él les rendía homenaje.

Con motivo del 65° aniversario de El Galpón, Fernando Cabrera nos trasladaba a otra época uruguaya, de la mano de la música popular de Eduardo Mateo y Eduardo Darnauchans. Cada uno con sus distintos pasajes por este estilo musical y sobre todo cada uno con actuales versiones que hoy tienen sus canciones y que nos hacen revivir y no olvidar su grandeza musical.

Hace ocho años falleció Darnauchans y un poco más Mateo (veinticinco) pero hoy, gracias al talento y la sensibilidad de Cabrera volveríamos a sentirlos vivos, porque al fin y al cabo la música siempre se encarga de hacernos sentir. Para eso, El Galpón nos esperaba impecable e iluminado tenuemente, para recibir al segundo público, el ansioso y el tranquilo.

Rompiendo el silencio cálido del teatro aparecía Fernando Cabrera para deleitarnos con los primeros temas, canciones elegidas de Eduardo Darnauchans: “Como los desconsolados”, “Balada para una mujer flaca”, “Final”, “Épica”, “Canción 2 de San Gregorio” y “Los reflejos”. Los dos últimos, poemas de Washington Benavídes, para los que Darnauchans compuso su melodía. Siguiendo con la suavidad de la noche, continuábamos escuchando “La luz”, también de Darnauchans, pero un poema de autoría de Jorge Galemire.

“Amigo lindo del alma” canción del álbum “Mateo y Trasante” del año 1976, le daba la bienvenida 39 años después a Edú Lombardo, quien compartiría escenario con Fernando por el resto de la noche y ya empezaba a sonar “Memorias de Cecilia” acompañada por las voces afectivas del público.

Cabrera también se daba el espacio para contar sus anécdotas junto a estos dos músicos, amigo de ambos, que tuvo la suerte de palpar y vivir su música y ahora volverlos a traer.
Continuaba una increíble fusión entre dos canciones de Eduardo Mateo “¿Por qué?” y “La Chola” con una percusión rítmica de Edú que invitaba a mover un poco los cuerpos e incentivaba al público a aplaudir y trasmitirle mensajes de grandeza a Cabrera y Lombardo.

La noche siguió esta vez con temas de Eduardo Mateo “Hoy te vi”, “Mejor me voy”, “La mama vieja” y terminando con “El Instrumento” para despedirse por primera vez de la segunda función. Pero, lo predecible siempre se cumple y esta vez no fue la excepción. Volvió Fernando y Edú para despedirse con la última, pero a darse el gusto de llevarnos bien lejos con una canción de Mateo que logra trasladarnos a un lugar que estuvimos, a una inocencia con lunas de queso; disfrutábamos de “Principe azul” y luego, nuevamente “Memorias de Cecilia”, para cerrar una noche alucinante. Una noche llena de emociones revividas e indisimulable para todos, pero en especial para Fernando Cabrera, quien se hacía ver totalmente complacido y complaciente.

¡Gracias por hacer eterna la música!

Imagen portada: Fernando Cabrera “Canta Mateo y Darnauchans” – Teatro El Galpón – 07 de agosto 2015 – Foto © Silvia Pedrozo

Facebook API came back with a faulty result. You may be accessing an album you do not have permissions to access.

 
 

   

 
 

(Visited 47 times, 12 visits today)



Sabrina Tuya

Sabrina Tuya

29 de marzo de 1991. Técnica en Comunicación Social y Publicidad. Actualmente trabajando en Young & Rubicam. Le apasiona la música y el basquet. Cree en tres cosas: palabras, letras y música que calman el alma. Se interesa por lo inusual, genera sus propias oportunidades y cuando puede se las brinda a los demás. Siente que las buenas ideas pueden cambiar el mundo. Se incorpora a cooltivarte en 2015.

<





Recomendaciones destacadas