Imagen: http://www.attica.fr/

La cacería (2012)

“Jagten” es el título original de una película que hace pocos días se confirmó es la que representará a Dinamarca buscando un lugar entre las cinco finalistas que serán nominadas a Mejor Película Extranjera en los próximos premios Oscar.

La película es un drama ambientado en un pequeño y conservador pueblo danés, de esos pueblos cinematográficos donde todo transcurre armónicamente hasta que un hecho extraordinario hace paralizar y desestructurar el equilibrio social. Lucas es maestro de un ecológico y familiar jardín de infantes, muy querido por sus pequeños alumnos. Lucas es divorciado, tiene un hijo al que apenas ve, y una pobre relación con su ex a la que legalmente no puede llamar. Donde sí tiene una gran relación es con sus colegas y amigos. Pero rápidamente todo empieza a mejorar cuando su hijo Marcus decide irse a vivir con él y entabla una relación amorosa con Nadja, una compañera de trabajo.

Uno de sus mejores amigos, Theo, tiene una hija alumna de él, Klara, que se verá especialmente encariñada con su maestro. Esto traerá una serie de malos sentendidos que desembocarán en una insólita acusación a Lucas de abuso sexual hacia Klara por parte del Jardín. Y con el efecto bola de nieve de rumores que surgen de pequeños pueblos, no sólo se empieza a correr la voz, sino que como teléfono descompuesto, el rumor se empieza a desvirtuar, dejándolo a Lucas en una posición de psicópata sexual.

La película, así como la dirección de Thomas Vinterberg proponen un estudio de relaciones humanas laborales y afectivas, donde la confianza y los valores se empiezan a relativizar. Así como también la lucha de Lucas entre la dignidad y la humillación con sus pares, y una reputación que podría ser irreversible. Los planos en general son cerrados, estando al servicio de la emoción de los personajes, así como también hay un gran uso de la cámara en mano, que hace que la historia fluya con espontaneidad. Un lenguaje y temática de desafortunados malos entendidos similar al que proponía el iraní Farhadi en “La Separación” (2011), pero con realidades sociales muy distintas. La actuación a Mads Mikkelsen, quien encarna a Lucas, le valió un premio Goya. Mikkelsen años previos había protagonizado al villano Le Chiffre de James Bond en “Casino Royale” (2006).

Es interesante también cómo la película llamándose como se llama no hace ningún juicio de valores en cuanto a la temática de la caza. Y es que la caza en ese tipo de lugares es algo cotidiano y culturalmente incorporado, como se ve en el filme. A la película no le interesa mostrar que esa actividad es buena o mala en sí porque la historia y lo que se quiere contar va por otro lado. Inconscientemente quizá sea bastante ambigua de todas formas moralmente, teniendo en cuenta la brutalidad e impunidad del acto de matar animales a quema ropa como ocio, algo quizá igual de penoso a lo que Lucas supuestamente hizo.

 

 

 
 

   

 
 

(Visited 10 times, 4 visits today)

Agustín Fagetti

Agustín Fagetti

Nació el 28 de enero de 1991 en Paysandú, pero se muda con su familia a Rocha en 1993 y vive ahí hasta 2004. Desde entonces reside en Montevideo, donde termina secundaria en el liceo I.A.V.A en 2009. En 2009 y 2010 toma cursos de cine y empieza en 2011 la carrera de Realización Cinematográfica en la Escuela de Cine del Uruguay, donde se mantiene cursando. Colabora con una pasantía en el 30° Festival Internacional de Cine de Cinemateca uruguaya en 2011 y participa de rodajes diversos de cortometrajes estudiantiles de distintas generaciones curriculares y extra curriculares. Desde el 2013 miembro de ACCU - Asociación de Críticos de Cine del Uruguay. Desde 2011 como cuenta pendiente por su pasión por la crítica de arte, empieza a escribir reseñas musicales en su blog bron-yr-agu.blogspot.com, y algunos meses después comienza a colaborar en Cooltivarte.

<





Recomendaciones destacadas