KAMIKAZE

Al ser el título de la película una palabra poco convencionalizada decidí preguntarle a la Real Academia cual era su significado estándar, a lo que me contestó: “2. m. Persona que se juega la vida realizando una acción temeraria.”. Le definición refleja más al director Sebastián Pérez Pérez, que a Marcos, el personaje (interpretado por el mismo Sebatián) que hace de director en la película.

La película mantiene el juego de la intertextualidad del cine que ya han transitado centenares de películas, y entre tantas dentro de esta particularidad Kamikaze puede asemejarse a Ed Wood (Tim Burton, 1994) donde el motivo del director representado es el interés de realizar una película con una estética bizarra (mejor conocido como cine Clase B). Por supuesto que el parecido llega hasta ahí, porque mientras en Ed Wood el director posee una locura y fanatismo por lo excéntrico, el argumento de Kamikaze se declina mayormente a las peripecias de su producción, autodescribiéndose como: “Un equipo técnico y artístico de dudosa capacidad se junta para llevarla a cabo y, siendo las historias de cada uno de sus integrantes lo que poco a poco revela el misterio que envuelve el por qué de filmar una película B japonesa en las costas uruguayas.

Explicar el resultado de ésta película es parecido a dar una clase sobre Integrales y derivadas en matemática. Sebastían Pérez Pérez realiza una película con muy bajo presupuesto, escasos recursos y casi nula exhibición. A su vez, la película trata de Marcos, un director que realiza una película con muy bajo presupuesto, escasos recursos y casi nula exhibición. Y por si esto no bastara, al comienzo y final de la película aparece Marcos personificándose a sí mismo como persona a realizar una película que en sí, es la película de Sebastián Pérez. Bien, vamos de nuevo, ahora con un dibujito:

sebastian

Tres directores narrando la misma historia del fracaso, todas plasmadas en el mismo material audiovisual. Por supuesto que la más penosa, es la que pertenece a la realidad, (con apenas 15 días de exhibición en salas comerciales la recaudación de la película no fue suficiente y las expectativas de posibilidad de éxito fueron de a poco cayendo barranca abajo). No hay exageración en la definición de la Real Academia, Sebatían Pérez fue un temerario al realizar una película casi sin financiación, pero en conjunto también vino la valentía de terminarla y exhibirla. Su distribución también fue costosa, ya que su crítica fue de verdad muy escasa, promocionándola a través de unos pocos afiches en centros educativos y no mucho más. Pero a decir verdad el boca a boca tampoco ayudó demasiado… El terreno del humor es un terreno difícil en cualquier ámbito artístico, y si no se trata con determinada prudencia es probable que no obtenga la misma simpatía que el creador propuso al principio. El humor que se pretende es “un humor negro, un humor bizarro, de todo un poco” según declaró Sebastián Pérez; pero el resultado detrás de la pantalla grande es un humor explícito, que caen mayoritariamente en chistes de uso común (doblaje de películas porno, burlas de arrogancia, exageración de la torpeza) al cual el público le cae simpático hasta cierto límite. Es una película que hay que digerirla con cierta inocencia, la lógica de los hechos admitirla (con gran esfuerzo) como posible, y ser parte de su empatía humorística entendiendo sus dificultades de producción.

De todas formas, y aún entendiendo el entusiasmo del creador, hay un cierto chillido que resuena en los personajes. Cae la casualidad que todos los integrantes del film están llevados a un extremo de exageración, subestimando cualquier tipo de habilidad que pueda uno tener. Esto es algo que en las comedias actuales hollywoodenses suelen tener y quejidos no nos generan. Pero una diferencia es que en las películas del norte lo usa como recurso mencionado que hace ser parte del clima de la historia a contar. En Kamikaze, los personajes absurdos con facultades mentales pasa de ser un recurso a una propiedad que hace la película. Y abusar de ello como característico de un film es como andar en patines por la cuerda floja. En conclusión, no son los personajes los que se topan con conflictos, sino que los conflictos están dentro de los personajes. Bastante claro es esto, ya que una cantidad bastante grande de tiempo en la película es la presentación de cada uno de ellos.

Pero salvo estas incomodidades, Kamikaze ha logrado ser poseedora de un ritmo vertiginoso que ya desde el año pasado traía Re locos y re pasados, y que muy pocas películas nacionales anteriores lo han tenido. También hay una exploración de un cine con referencias distintas a lo que se venía mencionando: el cine de Clase B de los años 50 (recuerda a Robot Monster, u Planet 9 from outer space). Una vez más nuestro país da pasos a la heterogeneidad en cuanto a sus contenidos, público dirigido y referencias utilizadas. En éste caso, se apela al humor absurdo, queriéndose ganar un lugar en nuestra creciente filmografía, que poco a poco el interés por sus realizaciones son mayores, incluso hasta llegar hacerlo de forma independiente.

Imagen portada: Kamikaze pelí uruguaya

 
 

   

 
 

(Visited 28 times, 4 visits today)



Leticia Durante

Leticia Durante

Leticia Durante tiene 22 años al 2015. Nace en Sayago y a la edad de tres años empiezan sus continuas mudanzas por los barrios Unión y La Blanqueada. A los 18 años comienza su vida universitaria en donde sus mudanzas prosiguen, ahora llevado a cabo en su carrera estudiantil. Transitará por la Licenciatura en Matemática, cursos de realización de video - cine en la escuela Contraplano y Licenciatura en Lingüística. Actualmente termina la carrera en Ciencias de la Comunicación. Aunque parezca mentira, para ella estas transiciones se dan por su propia lógica. Al menos, tiene la constante de gustarle el cine, ya sea en las grandes salas, o en la pequeña pantalla de su computador. Su gusto por el cine, se inicia a comienzos de siglo, descubriendo unas pocas películas nacionales que contaban historias de una manera distinta a lo que ella acostumbraba a ver. A partir de allí trata de investigar las referencias descubriendo un híbrido mundo. Se propone para el futuro hacer algunas realizaciones propias según las motivaciones que posea en su camino; pero de mientras tanto es una espectadora más que gusta de como todos, opinar al respecto. Se incorpora a cooltivarte en 2015.

<





Recomendaciones destacadas