Joker: ¿el “Taxi Driver” del siglo XXI?

Joker: ¿el “Taxi Driver” del siglo XXI?

DC se puso a coquetear con el cine de autor, ese autor tiene nombre y apellido; Martin Scorsese.
Ya en los créditos iniciales vemos el logo de la Warner que fuera creado por Saul Bass, diseñador gráfico y de títulos de películas. Entre sus trabajos se encuentran el poster y títulos del film de Hitchcock “Vértigo” y el poster de “The Shining” el film de Stanley Kubrick.

Bueno, dicho esto, la elección del tipo de logo no fue aleatoria, es el que fuera utilizado por la Warner en la década del 70 y se le vio en películas como Taxi Driver, la cual es homenajeada en esta obra de Phillips. Demostrando que no sólo se inspira en la idea básica del film de Scorsese sino también en la ambientación y la fotografía. Si bien Joker transcurre en Gotham City se le parece bastante a la New York de las décadas del 70 y 80.

“The king of comedy” es otra de las obras de Scorsese a la que Joker hace hincapié. La cual nos cuenta la historia de un comediante fracasado (Robert De Niro) que no está en sus cabales.  Su sueño es estar en televisión y se obsesiona con su ídolo, un comediante televisivo de mucho éxito  (Jerry Lewis).

Es como si fuera una suerte de remake de esos dos films con el agregado de usar un villano de Batman como parte central. No podemos negar que la idea es brillante. La fotografía Lawrence Sher se encarga de ponerle el toque final a todo el combo.
También hay guiños a varios comics de DC como por ejemplo “The Killing Joke” de Alan Moore o “The Dark knight Returns” de Frank Miller convirtiendo a la película en una fiesta de referencias, Easter Eggs y guiños de todo tipo.

Joaquín Phoenix se pone en la piel del villano más importante y más famoso del mundo de los comics, una tarea para la cual no todos los actores logran dar la talla (Jared, te estoy mirando).
El actor se comprometió con el papel al punto de adelgazar 20 kilos, para darle más credibilidad al personaje, dado que recibe atención psiquiátrica y los medicamentos tienen entre sus contraindicaciones la pérdida de peso y no sería creíble si no lo hubiera hecho.

Phoenix nos entrega una actuación digna de un Oscar, donde entrega su cuerpo y su alma al servicio de Arthur Fleck, el protagonista de esta historia, un comediante fracasado que vive el día a día, cuidando de su madre enferma, yendo al psiquiatra y sufriendo maltratos de todo tipo.

Ya sabemos que eventualmente Joker hará su aparición, pero gran parte del metraje se centra en Arthur y la deconstrucción de su personaje, de cómo su condición psiquiátrica y la sociedad como conjunto se encargan de abrirle paso a la aparición de su alter-ego, el Joker.

Todd Phillips demuestra que sabe hacer más que comedias y se mete de lleno en este drama psicológico cargado de crítica social, golpeando a los Estados Unidos de la era Trump. Los Estados Unidos que recorta gastos en salud pública. ¿Qué ocurre con las personas que se quedan sin cobertura médica? La respuesta es simple: Se joden.

También se le ataca a la cultura de lo políticamente correcto donde lo único que se termina logrando es barrer los problemas bajo la alfombra en lugar de enfrentarlos. Se cuidan las apariencias, pero los problemas de fondo siguen. Arthur Fleck es la personificación de eso, sumamos todo lo citado previamente y se logra una tormenta perfecta.

La película nos coloca en una posición donde nos enfrenta a ver el mundo desde los ojos de Arthur, qué es lo que sucede cuando se le empuja a alguien hasta el punto de quiebre. No es tan fácil señalar con el dedo al villano puesto que fuimos nosotros los culpables de convertirlo en lo que es.

Mucha controversia había generado la película incluso desde antes de su estreno, los medios exageraron, quizás sea para atraer a más lectores o no vieron mucho cine en su vida. Compararla con Taxi Driver o con La naranja Mecánica es un despropósito, dado que si bien Joker es un film impecable no inventa nada nuevo ni tampoco es tan “osado” como lo fueron los films citados anteriormente.

Si estos films fueran estrenados hoy en día la gente entraría en crisis, puesto que el cine actual pareciera que estuviera sufriendo una suerte de retroceso y la hipersensibilidad está a la orden del día.

Joker, dirigida por Todd Phillips rinde homenaje a Taxi driver y  The king of comedy y las mete de lleno en el universo DC, más concretamente, aprovechando para contarnos una historia de orígenes, la del Joker.

@jonatokun

(Visited 82 times, 82 visits today)



Jonathan Gimenos

Jonathan Gimenos

Nacido en Montevideo, un día de mayo de 1981, desde niño le fueron inculcando el amor por el cine yendo todos los domingos, como si de asisitir a misa se tratase. A eso se le suma su afición por las computadoras, por lo que tiene cursos de diseño gráfico y reparación de PC en su haber. Actualmente trabajando para la empresa Unilever y dedicando su tiempo libre en una página en Facebook de su autoría que lleva por nombre "Cinefilia & Afines" (https://www.facebook.com/cinefines/) donde da rienda suelta a todas sus inquietudes relacionadas con el séptimo arte. Y en un país futbolero como es este, se jacta de jamás haber pisado el estadio centenario, entre otras cosas que muchas veces lo hacen sentir extranjero en este paisito un poco gris. Se integra a cooltivarte en 2015.

<





Recomendaciones destacadas