imagen www.myspace.com/pradamusica

Jazz Fussion Latino, entrevista a Juan Prada Trío

Juan Prada Trío está integrado por Juan Prada, en piano y teclados; Martín Cruz, en drums o batería y accesorios de percusión; y Diego Banega en bajo eléctrico.

En un formato totalmente acústico ellos se definen como un grupo de Jazz Fussion Latino. Su próxima gran presentación será el 14 de agosto, nada menos que en el San José Jazz Festival de California (EEUU) donde presentarán un espectáculo con música enteramente de su autoría.

Para interrogarlos sobre esta participación en este festival es que desde Cooltivarte aprovechamos para entrevistarlos y conocer también sus opiniones del jazz en Uruguay, la música en general y hasta de las descargas y la difusión por Internet.

“Yo creo que uno es el resultado de la mezcla de las distintas influencias que ha adquirido durante toda su carrera, pero lo principal que debe tener un músico es el ansia de búsqueda.”

-¿Cómo definen musicalmente a Juan Prada Trío?

Prada: -Si tuviéramos que definirla dentro de las categorías que comúnmente se usan, Juan Prada Trío es una agrupación de música instrumental dentro de la categoría “JAZZ LATINO”, pero nosotros la definimos más como JAZZ FUSSION LATINO, esto más bien por el concepto del trabajo musical que hacemos, porque nuestro formato es netamente acústico.

-¿Qué esperan encontrarse en el San José Jazz Festival?

Prada: -Esperamos encontrar un evento de gran importancia, no sólo para nosotros, sino para el mundo. En este evento, que se hace todos los años están presentes todas las manifestaciones y estilos dentro del Jazz, y allí participan músicos de todas las partes del mundo, además de estar excelentemente organizado por el país que creó este estilo. Qué más te puedo contar…. te diré que este festival reúne en un fin de semana a más de 100.000 personas.

-¿Cuál es su motivación para participar en él?

Prada: -Primeramente la motivación personal de cada uno. Es una forma de confrontarse uno mismo, saber en qué momento y lugar estás, y la otra es demostrar lo que puedes hacer y entregar con la música, para mí es esto último lo más importante: la comunicación y retroalimentación con el público.

-¿Qué repertorio presentan?

Prada: -Nuestro repertorio es completamente música propia, o sea música original, en este caso de mi autoría. También tenemos algunos temas “covers” del género arreglados a la manera nuestra, pero sólo por si alguien lo pide o tocamos en alguna jam, porque el espectáculo que vamos a presentar al festival es totalmente con música nuestra. Además creo no tendría mucho sentido tocar standards de jazz del repertorio norteamericano, y aunque no tenemos ningún reparo en hacerlos, para eso están los de allá, que de seguro lo interpretarán mucho mejor que nosotros.

-Además de ustedes ¿qué otras referencias de otros grupos que tocan tienen?

Prada: -Te cuento que el festival tiene diez escenarios diferentes divididos por estilos dentro del género, y en cada uno de ellos los espectáculos comienzan a las 10 de la mañana. Por ejemplo, el día que nos presentamos nosotros, el domingo 14 de agosto, en el escenario principal toca Arturo Sandoval con su banda, y DSM, una banda integrada por Geoge Duke, Dave Samborn y Marcus Miller por nombrarte algunos. Así que como verás es un Festival muy, pero muy competitivo.

-¿Cuáles son sus influencias musicales?

Prada: -Tenemos muchas influencias, y eso para nosotros es una ventaja, porque nuestra música es mucho más rica en cuanto a elementos estilísticos. Yo nací y estudié toda mi carrera musical en Cuba, por ende tengo la influencia del Caribe, pero no por eso mi música se caracteriza solamente por esa influencia, pues toda mi formación musical es netamente clásica europea de academia, además llevo viviendo en Uruguay 17 años, lo que me ha permitido escuchar y alimentarme de mucha música de este lado de América, sobre todo la rioplatense. Por otro lado Martín y Diego nacieron acá en Uruguay y llevan las raíces de su música en la sangre. Esto nos permite que cuando encaramos la manera de hacer y ejecutar la música exista una mezcla en la forma de concebirla y eso enriquece mucho. Siempre cada músico tiene sus propias influencias de otros grandes músicos. En mi caso, siempre me interesé por la música que hacían Bill Evans, Joe Zawinull, Herbie Hancock, y Chick Corea, por nombrarte algunos en lo que respecta al jazz contemporáneo, creo que cada uno de ellos ha sido una escuela para muchos. También Chucho Valdés y Gonzalo Rubalcaba, en el caso del jazz latino, aunque a mi criterio Gonzalo ya rompe esa barrera porque ha logrado una profundidad y una madurez tal que a estas alturas no se puede encasillar en un género definido; esto por el lado del Jazz, pero también tuve influencias de Johann Sebastián Bach, Chopin, Bela Bartok, Debussy y Stravinsky por nombrarte algunos dentro de la llamada música clásica o académica.

Yo creo que uno es el resultado de la mezcla de las distintas influencias que ha adquirido durante toda su carrera, pero lo principal que debe tener un músico es el ansia de búsqueda. Yo siempre estoy buscando…es como una espiral, yo trato de plasmar la sonoridad que tengo en mi cabeza, pero cuando creo o pienso que la logré, me doy cuenta que ya estoy buscando otras nuevas sonoridades, creo que esto es el motor que hace que la música que compones, sonoramente te identifique, independientemente o más allá de cualquier influencia.

Martín: -En mi caso he tenido influencia de muchos músicos, y aparte de tener las mismas influencias de Juan, siempre me interesé por la música latina. Como baterísta me identifico mucho con Jack DeJohnette, Dave Weckl, Vinnie Colaiuta, Manu Katche, Trilok Gurtu y Horacio (El Negro) Hernández entre otros. Y del medio local ¿Quién en alguna época de su carrera de baterista o percusionista no ha tenido la influencia de Osvaldo Fattoruso? También escucho mucho a los percusionistas, y por supuesto me interesa mucho el candombe, todavía con mucho para desarrollar y explotar, y que a mi entender no se le ha dado la difusión tanto a nivel nacional como internacional que merece.

Diego: -Por mi parte, me gusta mucho la sonoridad de Anthony Jackson. Hay muchos bajistas que han sido guías en mi carrera, nadie puede escapar de la influencia de Jaco Pastorius. Otros como Víctor Bailey, Víctor Wooten, Stanley Clarke, Christian McBride y Richard Bona son parte de mi escucha cotidiana, así como los brasileños Nico Assumpção y Arthur Maia entre otros. Además, al igual que Martín siento gran admiración y respeto haciendo candombe.

-Parece que necesariamente el jazz está asociado a los festivales de jazz ¿por qué se da eso?

Juan Prada: -Primero, porque en la mayor parte del mundo no es un género masivo, y la mayoría de la gente lo encasilla en ese ámbito. Segundo, el tema de la difusión del género es bastante pobre, sobre todo por los intereses comerciales del mercado que tienen otros géneros que sí son masivos para los intereses de las productoras y compañías trasnacionales de la música. Pero hay otro tema mucho más complejo, que es el cultural, y creo que éste es el principal motivo, pues para comprender, entender y disfrutar el género se requiere de un conocimiento mínimo o familiaridad al género, que necesita de una formación cultural a la que lamentablemente la mayoría de las personas no tiene acceso. Y no solamente pasa esto con respecto al jazz en la música, sino con respecto a todas las manifestaciones artísticas. Lamentablemente es masivo lo que sea más fácil de digerir, lo que no necesite que se piense o elabore mucho para entenderlo o digerirlo, y ahí es donde está el error. Una música te puede gustar o no, pero debes tener la capacidad de conocer lo que estás escuchando para elegir tal o cual según el gusto, lo mismo pasa con cualquier obra de arte.

-¿Cómo ven hoy día la música uruguaya, tanto en el jazz como en general?

Prada: – Me parece que la música uruguaya en todos los géneros hoy en día está en un buen momento. Los problemas graves radican inicialmente en la difusión, y esto conlleva a otros problemas que se hacen crónicos, como un circuito de trabajo para los músicos y la falta de una industria organizada que permita que todos los músicos aunque transiten por géneros y estilos diferentes puedan tener su ámbito y su circuito de trabajo. Además hay otro factor que no se tiene en cuenta, y que es la formación académica de los músicos. Fuera de la Escuela Universitaria de Música que no está libre de grandes problemáticas, no creo que exista una institución con peso que organizadamente sea competitiva y forme músicos con una base y un nivel para que puedan competir de igual a igual en un ámbito competitivo a nivel internacional, y esto es una problemática muy compleja que va con las políticas culturales y educacionales del país, que requiere de solventes recursos económicos y personal idóneo que organice, estructure y ponga en práctica esas políticas que por lo general son a largo plazo. La formación que han adquirido los músicos que han llegado a niveles de popularidad y con reconocimientos tanto acá como en el extranjero, casi siempre ha sido resuelta por sus propios medios, particularmente, o adquiridas en el exterior.

Vuelvo a lo que te decía anteriormente, a nadie le puede gustar una música si nunca la escuchó o no la conoce. Literalmente se le está dando mucha “basura” y mala calidad a la gente a través de los medios de comunicación, no solo con la música sino a todos los niveles. Respecto al nivel cultural, todo es una cadena, si la gente tiene una base cultural aunque sea primaria consume más música y por ende participa y asiste más a eventos de este tipo, ello conlleva a que los músicos tengan que superarse y ser más competitivos con lo que se deduce que tengan que estudiar más, así que habría más trabajo no solo para los que viven de tocar, sino para los que enseñan, y esto no es sólo en la música sino en todas las artes. Mucha gente y colegas me dicen que el tema está en el mercado, que es muy chico y que somos muchos músicos para tan poco consumo. Si…, puede ser, pero yo tengo mis discrepancias al respecto, porque salvando las distancias y condicionantes económicas hay países tan o más pequeños que Uruguay, como Bélgica y Holanda, que han logrado altos niveles, tanto en lo educativo como en las posibilidades de trabajo de los músicos.

¿Y cómo se ve desde afuera, desde el exterior la música uruguaya?

Prada: -No tengo una visión generalizada al respecto de cómo ven desde afuera la música uruguaya, pero lo que si se es que se conoce muy poco, y mucho menos de lo que se está haciendo acá con el Jazz. Creo que una cosa conlleva a la otra, si hay poca difusión en los medios acá, es muy difícil que nos puedan conocer afuera. Otra cosa a mi entender preocupante, es que el Candombe, que es para mí el fenómeno musical más autentico de este país está estigmatizado, relegado a las llamadas como su máximo exponente. Ahora cualquiera se manda a hacer un tambor y toca en una cuerda del barrio; no digo que esté mal, pero no debemos conformarnos con eso. Se ha vuelto snob y en muchos casos un fenómeno turístico. Gran error.

-¿Qué músico o grupo uruguayo les interesa?

Prada: -En mi caso, desde hace mucho, incluso antes de vivir acá siempre me interesó Hugo y Osvaldo Fattoruso, en mi modesta opinión creo que en la música popular y en el jazz uruguayo hay un antes y un después de estos dos grandes músicos, así como lo fue Zitarrosa en su época. También Fernando Cabrera y Leo Maslíah, así como Rada y Jaime. Hay una cantera de músicos jóvenes como Federico Righi Nicolás Mora, Carlos Quintana, los hermanos Ibarburu, Nicolás Arnicho, Santiago Gutiérrez, Sergio Fernández, Tatita Márquez, y de la nueva generación Fernando Nathan por nombrar a algunos que están haciendo un trabajo muy interesante. Me gustaría nombrar a los bandoneonístas Marino Rivero, ya fallecido, y a Luís Di Matteo con una gran trayectoria en Europa pero muy poco difundido, a pesar de que vive acá. Hay otros músicos que viven fuera de fronteras como Álvaro Pierri, gran guitarrista y maestro reconocido internacionalmente pero totalmente desconocido acá, así como el bandoneonísta Raúl Jaurena y el pianista Edú Tancredi. De grupos te podría hablar de “Rey Tambor” o “La Calenda” por nombrarte algunos

-¿Se pueden incorporar elementos locales propios a un estilo como al jazz?, ¿de qué manera?

Prada: -Personalmente pienso que en nuestro caso es al revés, nosotros incorporamos o fusionamos los elementos del jazz a nuestro estilo. Mi música tiene como premisa los ritmos afro latinos, caribeños y rioplatenses, y estructuras formales bastante libres y abiertas, a ella le incorporo la improvisación y un armado armónico con gran influencia jazzística. Ya el solo hecho del uso de la improvisación le da esa característica que la vincula directamente al género.

-¿Cómo se integran en la movida (en este caso de California) siendo extranjeros?

Prada: -Es muy simple, como mencioné antes hay diez escenarios diferentes en toda la ciudad, nosotros tocamos en una sala teatro (Bella Mia Stage) donde se presentan las agrupaciones de formatos pequeños, cuartetos, tríos, etc. Además el jazz latino tiene una representación muy importante en este festival, independientemente de haber un escenario dedicado a la “Salsa”, hay otro de Jazz Latino. También la influencia de la población latina en California es muy fuerte, y en ese caso creo nos vamos a sentir bastante identificados con el público.

-¿Cuáles son sus futuras presentaciones o proyectos en los que están trabajando?

Prada: -Por ahora solo tenemos planificado la participación en noviembre de un festival de jazz en Montevideo, y tenemos un proyecto para hacer varios conciertos conjuntamente con Gilberto Oliveira, un excelente músico y guitarrista brasileño tanto acá como en Brasil, pero esto requiere de mucha planificación y trabajo de producción, así que vamos a ver como logramos este emprendimiento. También queremos grabar el segundo disco, pero lamentablemente no contamos con fondos para las horas de estudio, y ahora no contamos con el sello “Perro Andaluz”, que nos apoyó en el primer disco,, pues según su director: “ahora no se vende nada…y los discos que están saliendo, se financian con el FONAM o recursos de los propios artistas”…, así que tendremos que apelar nuevamente al FONAM, a pesar de habernos rechazado en dos ocasiones.

-¿Qué opinión tienen de la relación internet y música. En cuanto a descarga de música pero también en cuanto a difusión?

Prada: -En este fenómeno hay un problema muy complejo. Sabemos que la descarga de música va en contra del propio músico. Yo tengo la política de no descargarme ninguna música nacional. Si puedo y la encuentro la compro, pero ¿qué pasa con los discos que se editan en el exterior?

La mayoría de las veces no los encuentras en las disqueras, y si te lo mandas a traer, en la aduana te cobran el 50% del valor. La pregunta sería: ¿qué harías en ese caso?…

La difusión a través de Internet es siempre beneficiosa. Ante la falta de difusión en los medios nosotros hemos adoptado ese camino para promocionar nuestras presentaciones y conciertos sobre todo en las redes sociales, y mucho más importante ha sido hacia el exterior, más cuando se conoce o se sabe poco de lo que se está haciendo acá, y el ejemplo más claro es el resultado de nuestra participación en el San Jose Jazz Festival en California, ya que mi página en myspace music fue el vínculo principal para que nos invitaran a dicho evento, y otro ejemplo más claro es esta propia entrevista que ustedes han tenido la amabilidad de hacernos.

Más información:

http://jazzfest.sanjosejaz​z.org/artists/249-juan-pra​da-trio

 
 

   

 
 

(Visited 31 times, 10 visits today)

Cooltivarte

Cooltivarte

Somos COOLTIVARTE.COM. Un portal digital dedicado a difundir el acontecer artístico y cultural del Uruguay. Estamos en la vuelta desde el año 2003, y como evolución del boletín Obolo Cultural, nos encontramos abocados a apoyar a los artistas nacionales brindándoles un espacio de difusión. Creemos en la idea de utilizar la potencialidad que hoy día nos otorga la web, para que la cultura uruguaya y sus creadores dispongan de una dinámica ventana, que los ponga en contacto entre sí y con el mundo. Somos COOLTIVARTE.COM y pretendemos configurarnos como un portal dinámico, entretenido y atento a los nuevos emprendimientos, que busque siempre la interacción con los artistas.







Recomendaciones destacadas