Interactive Music Dome - Emil Montgomery

“Interactive Music Dome” de Emil Montgomery

Un Evento donde el Público será el Protagonista

La música de Emil Montgomery vive en una generación entera de uruguayos. Temas como la “Candonmarcha” y “Recuerdos de Orion” son parte de la vida de todos aquellos que asistieron a su concierto monumental en las escalinatas del Palacio Legislativo en 1995.

Era el año de la Tolerancia, y el músico montevideano organizó el concierto al aire libre con mayor convocatoria en la historia del país – más de 300.000 personas cubrieron las calles de la ciudad en torno al Palacio Legislativo, y formaron parte de una celebración musical en un contexto de paz y armonía Emil Montgomery fue el primero en emparejar géneros como la electrónica y el candombe, y componer el primer álbum de música electrónica en la historia de Uruguay: “Dee Jay Music”. Esto ocurrió a principios de los 90, y luego del concierto multitudinario en el Palacio Legislativo Montgomery emprendió un proceso de búsqueda en múltiples niveles. Alguien curioso y peripatético por naturaleza, el músico uruguayo recorrió buena parte del mundo, e intercambio experiencias y conocimientos con personas de muy distintos trasfondos culturales.

Recientemente se radicó otra vez en el país, y en 2012 creó Farosur – un colectivo de artistas que busca generar conciencia, y transmitir la clase de valores necesarios en un mundo como el que nos toca vivir, y que le estaremos dejando en herencia a las generaciones venideras.

Su próxima serie de eventos tendrá como sede el Planetario Municipal de Montevideo, el 7, 8 y 9 de noviembre de este mismo año. Con su “Interactive Music Dome”, Montgomery pareciera tratar de derribar la barrera más difícil de todas, la de la indiferencia. Como dice su nombre, “Interactive Music Dome” será un evento interactivo por excelencia. El público jugará un papel preponderante ese día, y colaborará tanto con las visuales como con la música que llenará el ambiente del Planetario Municipal.

Cooltivarte tuvo la oportunidad de charlar con el compositor y productor, y a continuación recogemos la información que nos brindó sobre esta próxima serie de conciertos.

¿Cómo surge éste proyecto específico?
Interactive Music Dome surge porque yo siento que el arte es un vehículo que nos comunica con nuestro interior, con nuestros valores, y que debería ser democratizado, debería estar al alcance de la mayoría. La experiencia creativa nos une, la acción colectiva ya de por sí tiene implícito un valor, nos damos cuenta que juntos podemos más. Generar un evento que implique una acción colectiva, y que al mismo tiempo nos posibilite a la mayoría interactuar en la experiencia creativa en tiempo real me pareció la máxima expresión – según mi punto – de vista de cómo debería ser el arte de aquí al futuro, de la mano de las nuevas tecnologías.

Muchas veces, nosotros tenemos un concepto un tanto conservador respecto de las tecnologías. Pensamos que enfrían el arte, también pensamos que las tecnologías aplicadas a las telecomunicaciones generan mundos que separan a la gente… y puede ser verdad en algunos casos, pero tenemos la otra cara de la moneda, esas tecnologías nos pueden ayudar a acercarnos, a generar acciones colectivas (como ya se han realizado en varios ámbitos) y pueden empoderarnos. Pueden devolvernos el entusiasmo, esa sensación de que entre todos podemos generar propuestas e ideas, y materializar sentimientos, y conectarnos a través del arte entre nosotros, y con nosotros.

¿Cómo se enmarca este nuevo evento dentro de tus proyectos pasados y futuros? ¿Qué significado tiene?

Interactive Music Dome es el resultado de mucho tiempo de proceso. Es una creación de la plataforma Farosur, es decir, está enmarcado en esa filosofía. Primero nació Farosur, como una plataforma que pretende activar los contenidos que se enfocan hacia el desarrollo sociocultural de nuestra comunidad. Luego de establecer la filosofía que iba a mover esa plataforma, comenzó el proceso de definir cuales serían las acciones a nivel creativo para que comunicasen esos valores.

Y esa parte de por sí era muy difícil, ya que cuando hablamos de valores estamos moviéndonos en un terreno bastante abstracto, y esa particularidad muchas veces puede ser contraproducente. Es muy difícil hablar de paz, y generar acciones que realmente activen la paz. Y es ahí donde creo que está la llave, el quid de la cuestión. El desafió luego de crear la plataforma Farosur fue crear las acciones que pudieran activar esa filosofía. Y con Interactive Music Dome y su filosofía de democratizar el arte y poner al alcance de la mayoría la experiencia creativa, tenemos una expresión directa de los valores que promueve Farosur.

¿Cómo estará estructurado el espectáculo?
Interactive Music Dome va a ser un show de gran impacto, donde la tecnología prácticamente nos va a alienar en todos los sentidos. Por ejemplo, vamos a tener el primer sistema de proyección digital HD sobre todo el domo del planetario. Esto quiere decir que las visuales (generadas en 3D) van a ocupar toda la cúpula interior de la sala, en sus 360 grados. Para eso se está trabajando en contenidos muy bien diseñados, contenidos que ya de por sí son impactantes. Pero la forma en la que se va a exponer la relación entre la música y esas visuales es la gran particularidad del show.

Yo diría que es un espectáculo multimedia en toda su definición, y que se van a presentar “inventos” – tecnología de avanzada, interfaces, instrumentos, diversos dispositivos que van a conectar a los artistas, y a la gente. Y todo eso va a ser proyectado en tiempo real en la superficie del domo, en las visuales, en la música… en esa dinámica de show que yo creo que va a generar algo totalmente distinto. Creo que rompe con el esquema contemplativo, y es lo que yo estaba buscando en lo particular. En lo personal, ya me aburre esa postura del artista en el escenario que muestra lo que está haciendo, y lo aplauden. La gente puede disfrutar mucho o poco de lo que sucede, pero me parece que vivimos en tiempos que requieren desafíos mayores, y la tecnología nos da la oportunidad de tejer esos puentes. Creo que el desafío es buscar lo colectivo. Un poco en todos lados vemos que lo colectivo está desarrollándose, y por algo es. Y yo creo que el arte es uno de los vehículos más potentes para generar esa acción colectiva. Por lo tanto, en el show vamos a ver proyecciones 3D sobre toda la cúpula, destellos lumínicos, hologramas, lasers… alta tecnología trabajando, uniendo al público y los artistas. Y creo que va a ser
una experiencia inolvidable.

INTERACTIVE MUSIC DOME de Emil Montgomery
7, 8 y 9 de Noviembre. Planetario Municipal de Montevideo.

Entradas a la venta próximamente en Red UTS, Red Pagos y Palacio de la Música.

Para más información, pueden visitar la página en EVENTO FACEBOOK de FAROSUR.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Emilio Pérez Miguel

Emilio Pérez Miguel

(Montevideo, 2 de diciembre de 1979) Traductor público de idioma inglés, periodista cultural y organizador de eventos a beneficio de hospitales pediátricos en Uruguay y Argentina. Su labor periodística comenzó en junio de 2009 con la fundación de MusicKO, un sitio dedicado a la reseña de artistas emergentes. En la actualidad colabora con diversos portales entre los que se incluye Cooltivarte, al cual se integró a inicios de 2011. Como escritor, publicó dos libros de poesía en 2009 y 2010 (“Once” y “Ten”) y uno en prosa que vio la luz en 2013 (“Ayer La Lluvia”). "Once" y "Ten" fueron libros híbridos, con una propuesta enraizada en igual parte en la música y la poesía. "Ayer La Lluvia" aunó esta pluralidad de formas, y se presentó con los artistas que lo inspiraron en un festival de música y literatura que se extendió durante dos años, al término del cual Pérez Miguel se retiró como escritor. Las experiencias vividas durante ese tiempo fueron entonces sintetizadas en la "Campaña Del Juguete", una gira de conciertos que beneficia al Hospital Pereira Rossell en Uruguay, y al Hospital Garrahan en Argentina. Pérez Miguel fue asimismo el primer escritor uruguayo en subir todos sus libros a Internet, amparándose en el sistema de derechos libres conocido como Creative Commons. Basándose en que "el arte es para compartir y no para competir" y buscando "una democratización real de los bienes culturales", el autor comparte su obra en su propio sitio y en diversas páginas que fomentan la literatura, de manera libre y gratuita.







Recomendaciones destacadas