imagen - Santullo en La Trastienda - 10 de Abril de 2015 - Foto © Paula Vilizzio

Intacto, Santullo en La Trastienda

Please try entering https://graph.facebook.com/846955685351346/photos?fields=source,link,name,images,album&limit=1000 into your URL bar and seeing if the page loads.

Luego de su paso por el prestigioso festival South by Southwest (SXSW), Santullo volvió a los escenarios montevideanos para presentar su nuevo disco y, de paso, retomar clásicos suyos y también de otros autores.

Cerca de las 22:30 del viernes 10 que pasó, y con una buena concurrencia de público, Fernando Santullo y su banda (José Luis Yabar en guitarra, Matías Craciun en violín, Ale Casco en bajo, Roberto Rodino en batería y Bruno Tortorella en teclados) salieron al escenario de La Trastienda Montevideo para defender en vivo los temas de su más reciente producción, “El Mar Sin Miedo”, editado a fines del año pasado (puesto número 17 de los mejores discos de por acá para Cooltivarte).

Sin embargo la banda encaró a modo de precalentamiento “La Humedad”, un tema que ya es un clásico de su primer disco, “Bajofondo Presenta Santullo” (2010) para luego sí arremeter con “Razones” de su último disco. Pero ni bien finalizó con éste, Santullo volvió a su primer opus para otro clásico, “Ya no Duele”, mostrando cuál sería la tónica de todo el show: la alternancia entre temas nuevos, clásicos propios y de otros autores, como “Ella Vendrá” de Don Cornelio y la Zona (oscurísima banda post punk porteña de los 80 liderada por Palo Pandolfo) que está incluido en “El Mar sin Miedo” y “Solo” de Los Estómagos (incluida en el primer disco) , que derivó en “Material Girl” de Madonna.

A medida que el show transcurría se fueron sucediendo los invitados, Maia Castro en “La Oscuridad” (tema compuesto por Santullo para ella pero que aquel incorporó a su último disco), Sebastián Cobas y Carlos Casacuberta en “Espiral” (ni bien entró este último comenzaron los típicos gritos pidiendo por “El peyote”, pero no sucedió en ese momento), Andrés Torrón en la mencionada “Solo” y “El Arma”, Pepe Canedo en “Esencia” y Juan Campodónico en “No Hay Vuelta”. Luego de la aparición de tres ex Peyote Asesino entre los invitados, se sentía a la gente pidiendo por una (nueva) reunión, por más efímera que resultase, de una de las bandas más emblemáticas de los 90 montevideanos a la cual muy pocos de los presentes en el La Trastienda pudieron ver en su momento. Y para ellos, se dio: los mencionados hicieron una versión del tema con el que Santullo y compañía parecen sentirse más cómodos dentro del repertorio peyotero, nos referimos a ese clásico que es “Cable Pelado”, y ahí sí. Todos contentos.

Sin embargo ese highlight no hizo que se despidiesen quienes estaban arriba del escenario. Santullo arremetió con “Dios y el Diablo” (que contó con bronces y todo) haciéndola sonar por momentos a esa moda pasajera que fue el moombahton para antes del bis. Para éste volvieron con “El Martillo Azul” (con un tufillo a Editors en toda la canción que muestra la línea más melódica de la banda) y la detonaron con “Más Abajo” de Kato (la banda surgida tras la disolución de El Peyote) tras la cual Fernando terminó tan extenuado que dijo que quedó “como caballo resoplando”. Luego sí llegó el cierre lógico con “Lo que Debo”, para la cual se sumó la crew de Santiago Vázquez Unión y Respeto (que aparecen también en el clip del tema) poniendo así un broche de oro a esta nueva etapa de más canto y contundencia rockera de Santullo. Regreso triunfal a Montevideo tras conquistar territorio texano que Santullo y los suyos siguen intactos.

Facebook API came back with a faulty result. You may be accessing an album you do not have permissions to access.

 
 

   

 
 

(Visited 19 times, 8 visits today)

Julio Pérez

Julio Pérez

(Montevideo, 6 de diciembre de 1985) Tras vivir toda su adolescencia en Piriápolis vuelve a la capital para comenzar sus estudios en Ciencias de la Comunicación en la UDELAR, de donde egresa en el 2010. Tras deambular por varios trabajos que nada tienen que ver con lo suyo, y menos aún con su gusto casi obsesivo por toda la música y el cine que puede consumir, llega la hora de un trabajo digno en la Federación Ancap, en donde realiza las tareas de comunicación interna y externa de la institución. Igualmente, un año antes comienza a dejar plasmadas sus obsesiones y gustos en su blog personal (revistaspleen.blogspot.com) en donde se desquita para hablar de todo lo que en otro lugar no puede.







Recomendaciones destacadas