musica_uruguaya imagen: http://intercambiodemusicauruguaya.blogspot.com

Incentivar la producción nacional – Entrevista a Juan Pellicer – Director de Historia de la Música Popular Uruguaya

Desde el pasado sábado 14 de mayo, todos los sábados y domingos a las 17.30 horas, canal 5 vuelve a emitir la serie “Historia de la Música Popular Uruguaya”. Quince capítulos de 50 minutos cada uno, que repasan la historia musical de nuestro país desde 1960 hasta 1990.

La nueva emisión responde a la cantidad de mails que fueron llegando a los realizadores del trabajo, quienes igualmente creen “que es necesario que más propuestas de este tipo se integren a nuestra TV, ampliando la oferta.”

Si bien pasó un tiempo de toda la buena repercusión que la serie generó, desde COOLTIVARTE consideramos oportuno entrevistar a Juan Pellicer, director de la misma.

Juan Pellicer es Licenciado en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de la República. Trabajó como camarógrafo en distintos canales, formó la productora Altamira y realizó trabajos institucionales y documentales. Actualmente integra el equipo docente del Trayecto Cine, Televisión y Audiovisual de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de la República.

Él nos dio a conocer sus opiniones respecto a la serie, su éxito, los contenidos de la TV actual e incluso la regulación que desde el Estado podría hacerse a los medios.

-¿Por qué crees que “Historia de la Música Popular” tuvo tanta repercusión en el público?

-Creo que la carencia de productos uruguayos de este tipo hace que llame la atención. En primer lugar estamos acostumbrados a ver este tipo de productos pero de músicos o músicas consagradas a nivel publicitario en el exterior, en el mundo occidental sobretodo. Entonces nos empezamos a cuestionar sobre la historia que nos rodea, y decir “acá tenemos historia”, y no solo tenemos que contarla: debemos contarla, si no la contamos “nosotros”, ¿quién lo va a hacer?.

En segundo lugar creo que causó buena impresión el hecho de no restringirse a un estilo musical, y tratar de contar la historia sin prejuicios o gustos personales. Otro elemento que nos han comentado tiene que ver con que se encuentra un valor importante en la seriedad a la hora de encarar la investigación, en términos de incluir el contexto sociopolítico y el respeto a la persona que estábamos entrevistando. También el hecho de cubrir muchas épocas, hizo que muchas generaciones recordaran cosas que escuchaban en su adolescencia o juventud. Además, otros actores, los músicos de distintas generaciones se transformaron en fieles espectadores, debido a la curiosidad que les provocaba este trabajo sobre las diferentes movidas musicales que identificamos en cada período. En otro sentido, también hay que tener en cuenta el número importante de grupos, solistas, etc., de edades muy diversas que hay por ahí haciendo música. Hay otras cuestiones que también han provocado mirarlo y es la escasa oferta televisiva diversa, hay personas que miran poca TV porque no les gusta lo que ofrece. Hemos recibido muchos mails en ese sentido, incluso quienes no tienen TV y lo miraron por la computadora.

“… los pocos auspiciantes que nos abrieron la puerta, fue para decirnos que si salíamos en un canal privado lo auspiciaban”

-¿Cuál es tu opinión sobre los contenidos de la televisión actual uruguaya?

-Creo que tiene programas buenos, regulares y malos, pero el principal problema es la oferta limitada de contenidos. Yo creo que está bien que exista Tinelli y sus derivados, porque hay mucha gente que lo quiere ver, de eso no hay duda. Pero el tema está (citando a Hugo Achúgar) que si de comer te ofrecen bananas o duraznos, como que las opciones están muy limitadas!, no queda otra opción que comer fruta. Creo que hay que ampliar más la gama de programas, es algo muy viejo, cuando vos tenés más posibilidades para optar se ve fortalecida la libertad. Te pongo un ejemplo, hoy en día si querés ver una película un sábado de noche en la TV y no tenés cable, vas muerto. Tenés un Gran Hermano en dos canales, un programa de video clips en el otro y cuando en el 5 termina la película de las 22 hs (que por suerte están pasando muy buenas), no hay más nada. El tema es la ausencia de propuestas diferentes.

-¿Es posible que ofertas como las de ustedes aparezcan también en los canales privados?

-Es posible y necesario. Los canales privados tienen otra infraestructura y otros procedimientos, otras libertades. Me consta que en algunos canales están atravesando procesos que apuntan a captar propuestas renovadoras, pero hace falta mucho más. En lo que respecta a nuestra experiencia te puedo contar que los pocos auspiciantes que nos abrieron la puerta, fue para decirnos que si salíamos en un canal privado lo auspiciaban. Eso desgasta mucho. Las empresas públicas que estaban algunas muy interesadas en auspiciar este trabajo que trata de cultura nacional, te mandaban a la agencia y ahí te decían que por ley le tienen que dar un 20% del presupuesto de marketing a canal 5, que le pidiéramos al canal. Las agencias de publicidad que me tocó contactar que representaban a empresas estatales, te da la sensación de que es lo mismo vender jabones o un ente estatal, que forma parte de un Estado que tiene determinadas políticas. En ese proceso me cansé de escuchar actores gubernamentales rasgándose las vestiduras por la programación de los canales privados, pero cuando aparece algo nuevo o diferente se ve inmerso en ese círculo perverso. Hay que destacar la excepción del convenio Ancap- ICAU que fue nuestro presentador, pero porque ese auspicio fue conseguido a través del ICAU, no de agencia. En el ICAU le vieron valor a nuestra propuesta desde sus inicios, pero solo con ese auspicio no financiamos la serie. También mencionar al mercado de los artesanos que fue otro que se la jugó con dinero. Además tuvimos apoyos varios en cuestiones materiales, transporte, equipamiento, etc. , pero siempre con empresas que están por fuera del círculo publicitario.

El arreglo para la primera pasada en canal 5 era una cesión de espacio, y nosotros vendíamos publicidad. Fue una experiencia muy rara, por un lado la crítica era increíble, salió en todos los medios escritos y radiales, varios colegas del mundo audiovisual (de los conocidos y de los no tanto) nos mandaron felicitaciones con elogios que nos hacen sonrojar al recordarlos. Eso es de lo más difícil, llegarle a tus colegas, al público y a la crítica. Era el sueño del pibe, entonces salíamos seguros de nosotros mismos a vender publicidad y parecía que vendieras arroz relleno, con solo nombrar las palabras canal 5 ellos se transformaban en pastores evangélicos y vos en Satanás.

“generar una cultura de hacer requiere tiempo y experiencia”

¿De qué manera se puede ampliar la oferta, para como tu dices “alimentar un poco la libertad del espectador”?

-Generando un clima propicio para elaborar productos diferentes, que no suceda lo que te decía antes. El rating no puede ser todo, se transforma en una maquinita despótica que te domina. Ya te mencioné que hay algunos cambios en algunos canales y está bueno reconocerlo, creo que se están convenciendo los canales de producir ficción, eso es bueno pero es un proceso. Ficción para TV no se hace de un día para el otro, generar una cultura de hacer requiere tiempo y experiencia. Esperemos que al primer tropiezo no dejen de hacer. Con respecto a la investigación se ve poco en nuestra TV, da la sensación que no hay tiempo, que la inmediatez de hacer TV todos los días y tener que llenar una grilla impide investigar, reflexionar y sistematizar información y adaptarla a un formato televisivo.

También creo que habría que ampliar el espectro con programas periodísticos, de investigación, de humor… fijate que te acabo de mencionar tres rubros casi ausentes, salvo algunas excepciones en canal 5.

Volviendo un poco a lo del rating me parece que nos movemos con un razonamiento equivocado. Siempre lo que gana el rating se dice que es “lo que la gente quiere ver”. Eso es erróneo, por lo general si sumamos el rating de los canales que quedan segundo, tercero y cuarto le ganan al que está primero, o sea que hay mas televidentes que no quieren ver lo que gana en rating. Y si a eso le sumamos a todas las personas que apagaron la TV porque lo que había no les gustaba?. El cálculo sería abrumador contra la frase “es lo que la gente quiere ver”. Es un tema de oferta. Muchas veces tenés la sensación de que estás viendo diferentes versiones de lo mismo. El rating no estudia las personas que no miran TV en ese momento. Si el programa de más rating mide 17 puntos, (que es raro que alguien llegue a esos números hoy en día) son 11.900 televidentes por punto o sea, 202.300 personas que lo ven según la medición. O sea que en un país de 3 millones hay un poco menos de 2.800.000 personas que no lo ven, o sea que no puede decir que lo que miran 202.300 personas es lo que la gente quiere ver.

-¿Es necesaria una ley de medios?

-Yo creo que si. La mayoría de los países la tienen y no es un atentado contra la libertad. La ausencia de reglas significa que vale todo y eso creo que no está bueno. La sociedad es la dueña de las ondas y el estado el administrador y como eso es así tiene el derecho a poner las reglas y condiciones. Y creo que la única forma es el de incentivar la producción nacional. La regulación no significa prohibir esto o aquello, puede ser vista desde lo positivo el de incentivar esto o aquello, en donde se tiene que ver beneficiado el trabajo uruguayo. La mayoría de los países europeos en el mundo desarrollado tienen ley de medios y nadie habla de atropello. Al contrario, si vos lo pensás desde un razonamiento capitalista o de mercado, si yo tengo que administrar esto, tengo esa responsabilidad tengo que hacerlo, poner reglas claras. Si una empresa privada tuviera la potestad de hacerlo, ¿no lo haría? Creo que lo haría buscando el beneficio de la gente que representa, en este caso la sociedad entera.

-¿Debe el Estado actuar para regular los contenidos?

-No sé si regular los contenidos, eso no me gusta, muchas veces se dan esos puritanismos que se censura una película porque habla de un adolescente homosexual, o porque sale una teta en una película de tarde podemos terminar en eso y creo que es retroceder. Creo que siempre hay que regular por la positiva, hacer que a los canales les sirva ampliar el espectro de propuestas. Regular incentivando contenidos como series de ficción nacionales, documentales, programas periodísticos de investigación, etc. Desde ese lugar me parece interesante la regulación. Además el Estado tiene una posibilidad interesante a la hora de tener empresas públicas que pautan en los medios de comunicación. Desde ese lugar ya podría estar regulando, viendo que productos apoya con la publicidad. Más atrás te contaba como no conseguíamos auspicio y las trabas que había con los entes estatales, pese a algunos estar interesados. Creo que se podría trabajar en esa dirección, que las políticas publicitarias de las empresas estatales sean acordes a las políticas estatales.

“Historia de la Música Popular Uruguaya”:

-Premio Iris 2010 – Mejor programa testimonial y/o documental de TV.
-Mención especial de los premios Graffiti 2010

-Mención como mejor producción en los premios Tabaré 2010

Contenidos de la Serie

15 Capítulos – 50 Minutos de duración cada uno.

Capítulo 1. (1960-1965)

1) Identidad en la generación del 60.

2) Jazz y Candombes de Vanguardia.

3) Música Tropical en los 60.

4) Del interior a la capital: Los Olimareños.

5) El Rock and Roll y La Nueva Ola

6) La influencia Beatle y el Rhytym and blues.

Capítulo 2. (1966-1971)

1) Canto de Protesta, y Antiprotesta. Las Medidas Prontas de Seguridad.

2) Las Típicas en los 60.

3) El Melódico Internacional. Los Iracundos. Discodromo Show.

Capítulo 3. (1969-1972)

1) El rock de fines de los 60. Las Musicasiones. Rada, Mateo y el Candombe Beat.

2) Cambios en el rock. El rock progresivo. Primer Encuentro Hippie en Uruguay.

3) Las Elecciones 1971 y la Música.

4) Cambios en la Música Tropical.

5) Auge del Rock. Los bailes. Los looks. La Psicodelia y Woodstock. Rock en Teatro

Solis.

Capítulo 4. (1972-1973)

1) El rock y el Clima Social. La represión, el pelo largo, la barba, lo simbólico.

2) Estado de Guerra Interno. Detención de Daniel Viglietti.

3) Golpe de Estado. Febrero y Junio 1973. Prohibición por decreto de Los Olimareños.

Huelga general.

4) Primeros exilios de cantantes populares.

5) Desaparece la movida de rock.

Capítulo 5. (1973-1975)

1) Los primeros años del Golpe de Estado. Nueva generación de músicos.

2) Referentes que no emigraron.

3) 1975. El año de la Orientalidad. Disco promovido oficialmente por DINARP.

4) 1975. Sale el disco La gesta de Aparicio. Pasa la censura.

Capítulo 6. (1975-1978)

1) 1976. Cambio de timón en la dictadura. Destitución de Juan MAria Bordaberry.

2) Alfredo Zitarrosa y Pepe Guerra camino al exilio. Braulio López detenido.

3) Nueva generación. Recitales en teatros. Nuevas Propuestas 1976. E. Darnauchans,

Washington y Cristina.

4) Nuevas Propuestas 1977. Los Que Iban Cantando, El «Grupo de Tacuarembó».

La investigación en Música Popular. Jaime Roos, la murga. Rumbo. Larbanois – Carrero.

Capítulo 7. (1977-1978)

1) Fiebre de Sábado a la Noche. Las discotecas.

2) El auge de la Música Tropical.

3) Primer espectáculo visitado por Inteligencia. Censura. Formalidades.

Anécdotas.

Capítulo 8 (1979-1981)

1) Del Teatro a los Grandes Escenarios (Canchas de básquetbol). Espacios de reunión.

2) Plebiscito de 1980. A Redoblar. La murga en la guitarra

3) 1981, OPA. La vuelta de los Fattoruso.

Capítulo 9 (1981-1983)

1) Uruguay en el exilio.

2) Cambios en la Música Tropical a comienzos de los 80. El sintetizador. El prejuicio. Ruben Blades en Uruguay.

3) Elecciones Internas. Los Espectáculos «A llenar el Palacio». La murga murga y la murga pueblo. El ocio en dictadura. Las Salidas

Capítulo 10 (1982-1984)

1) Canciones para no dormir la siesta, el boom. Espectáculos para UNICEF.

2) Surge Joventango. «Las Tangueces» o «Canción Tanguistica»

3) Guerra, tablita, rock and roll y Canto Popular. Malvinas, Rada en Buenos Aires. Nuevos grupos de Rock en Uruguay. El Festival de Canto Popular de La Paz.

4) Mateo y La Máquina del tiempo.

Capítulo 11 (1984-1985)

1) Río de libertad, Acto del Obelisco. ADEMPU.

2) Los Desexilios. Zitarrosa, Olimareños, Viglietti, El «Sabalero» y Numa Moraes.

3) Desexilio. Repercusiones.

4) Elecciones. Democracia. Festejos en la calle. Recitales en 18 de julio.

Capítulo 12 (1985-1986)

1) Movida de Rock en Uruguay. Nueva Generación.

2) Jaime Roos. Canario Luna. Brindis por Pierrot. La murga en la canción popular.

3) Canto Popular Uruguayo. Pérdida de auge.

Capítulo 13 (1987-1988)

1) Nuevas y Viejas propuestas populares en democracia. Darnauchans, Viglietti-

Benedetti, Mateo–Cabrera, Los Que Iban Cantando

2) El auge del Rock Uruguayo. Los punks, los heavies, los new wave. Los looks.

3) El Rock y las Polémicas.

Capítulo 14 (1988-1989)

1) Montevideo Rock 2. Cae la movida de Rock. Separaciones.

2) Baile y Coreografía. La Movida Tropical se renueva. Karibe con K. Sonora Palacio.

3) Grandes pérdidas. Fallecen Alfredo Zitarrosa y Jorge Lazaroff. Separación de Los Olimareños. Ley de Caducidad.

Capítulo 15

En este capítulo recorreremos en profundidad, las «clases» que nuestros

entrevistados nos dieron instrumento en mano.

1) Hugo Fattoruso. Su forma de interpretar el candombe en el piano.

2) Numa Moraes. Recorre nuestros ritmos tradicionales.

3) Pepe Guerra. El candombe en la guitarra.

4) Gastón Ciarlo «Dino». La Milonga Rock.

5) Osvaldo Fattoruso. El candombe en la batería.

6) Rubén Olivera y Freddy Pérez. La milonga en la guitarra.

7) Jaime Roos. La murga en la guitarra.

Imagen portada: http://intercambiodemusicauruguaya.blogspot.com

 
 

   

 
 

(Visited 30 times, 9 visits today)

Mauricio Conde

Mauricio Conde

Nació en San José el 23 de mayo de 1983. En 2010 conoció a Federico Meneses, impulsor de óbolo cultural y más tarde de cooltivarte.com, y se incorporó como co-director y editor responsable de ese medio digital. En COOLTIVARTE también redacta y diseña artículos, entrevistas e información sobre el quehacer artístico y cultural existente en el país. Siempre curioso por seguir aprendiendo elementos vinculados a la cultura, el arte y la educación.

<





Recomendaciones destacadas