Guacho

Guacho: Forma y contenido

Dueños de una potencia digna de destacar, fuerza arriba y abajo del escenario. Esta banda oriunda de Canelones, asombro a los concurrentes en el show de Eruca Sativa en La Trastienda. Tienen claro su objetivo y un convencimiento absoluto del camino a seguir, esto marca su postura. Nos causaron una muy grata impresión, tanto musical como estilística. Los fuimos a buscar, charlamos con Guille (voz), Franco (batería) y Bruno (guitarra). Pasen, lean y escuchen… con ustedes: Guacho.

 

Como viene la música a sus vidas, como nace Guacho?

Franco: Desde chicos con mi hermano Bruno, a eso de los 5, 6 años, arrancamos en la música como una actividad que nos inculcaron, que estaba en  casa. Si bien en la familia no hay músicos, salvo nuestra abuela que tocaba y daba clases de piano, siempre nos dieron para adelante con el tema de la música, era una actividad que estaba en el ambiente. Ya cuando comenzamos el liceo, en la ciudad de Canelones, encontramos un grupito de gente que estaba en la misma que nosotros. Conocemos a Ramiro (guitarra) nos comenzamos a juntar un poco como formato banda, algo muy primitivo. Luego llego Marcelo (bajo), y Martín (teclados), por ahí arrancamos. Cantaba yo hasta que entro Guille como cantante.

Bruno: Guille tenía otra banda, junto con el hermano, les salio unos toques por argentina y yo fui como violero de ellos pues les faltaba una viola. Al retornar el hermano de Guille me dijo: – Bruno, Guille les calza justo, es el cantante para Guacho¡¡.  Ahí hablo con Franco y le digo: que haces, querés cantar o tocar la bata? !!Tocar la bata¡¡. Quedamos formados definitivamente. A fines del 2011 ganamos un concurso de la movida joven y fue el primer toque de Guacho con la formación actual. Ya en el 2012 nos surge la posibilidad de hacer un par de show importantes, telonear a Doberman en La Trastienda y a Once tiros en Bluzz Live.

Guillermo: Mi realidad tampoco dista demasiado, solo que la fui desarrollando un poco en paralelo con mi hermano que también es músico, dado que soy el integrante de más edad en la banda. Con él tuve varios proyectos musicales, que nos dejaron muchas experiencias en varios puntos del país. Tocábamos, estudiábamos en el conservatorio de la ciudad. Todo eso en un lugar como Canelones te acerca a un círculo con un montón de gente que tiene el mismo interés. Básicamente por ese canal comenzamos a interactuar, en un principio con Bruno y Franco. Principalmente en un contexto de intercambio de interés musical. De ahí en más la historia que contaba Bruno, hasta hoy, donde tengo el gusto de seguir siendo parte del proyecto Guacho.

 

Ahora son un quinteto, pero el sonido Guacho queda definido por: dos violas, bajo, batería,voz y teclados? 

Bruno: Si siempre fue la idea, la búsqueda de un sonido que nos definiera y los teclados están ahí. Al terminar de grabar “Entre líneas”, nuestro tecladista de entonces, Martín Cavallo, por motivos personales, decidió salir. Si bien nos manifestaron en alguna oportunidad algunas dudas sobre las teclas, nos mantuvimos firmes por el instrumento y por el sonido que podíamos sacarle. Los teclados están en el gen de la banda.Apostamos siempre a ese sonido, que nos encanta, y con las posibilidades tecnológicas de hoy mucho más. No es el teclado de los años 80, buscamos el sonido más moderno que nos pueda brindar, que acompañe y vista mejor nuestras canciones.

 

Ganar el concurso en el 2011, con la banda ya acomodada, fue el despegue, el salto que dio Guacho para meterse de lleno en el ruedo?

Guillermo: Creemos que fue un gran logro y un gran incentivo. Ganamos en confianza para seguir y nunca detenernos, y despertó un gran deseo hacia el progreso. Fue un mimo que nos ganamos para seguir apostando a esto que tanto nos apasiona hacer, y por más de que suene a frase hecha, fue un gran aprendizaje y una gran oportunidad, más que una competencia ganada. Guacho debutó en un escenario grande, y compartimos un espacio con bandas que de verdad estaban buenísimas. Que nos hayan otorgado ese reconocimiento, con el nivel que había, fue también muy significativo. Ni que hablar de que el jurado estaba compuesto por varias personalidades importantes de la escena del rock local.

 Franco: Tal cual, como dice Guille fue fundamental. Ahí conocimos a Pablo Silvera de los Once tiros que era jurado, tocamos en la Zitarrosa, un escenario grande, fue muy fuerte para nosotros. Guille recién había entrado y fue un salto gigantesco, se potencio todo y nos dio mayor energía  para encarar el proyecto, todos juntos y muy unidos. A raíz del conocimiento con Pablo, pudimos tocar con ellos, y de ahí se fueron acomodando y sucediendo las cosas como un efecto domino.

 

Desde ese 2011 hasta llegar a grabar en el 2015, como fue la historia?

Franco: Metimos muchas presentaciones y ensayos. Salvo el 2013 creo, que estuvimos muy quietos, no sabemos bien a causa de que, pero todo estaba sucediendo igual, componer, ensayar muchísimo, tocábamos poco, pero estábamos enchufados. De todos modos como te digo, estábamos con otra cabeza, la cabeza de prepararnos. Ganamos el concurso de Pilsen también, junto con otras nueve bandas, de estilos disimiles al nuestro que conformaban la movida publicitaria que surgió a partir de ahí. Desde el 2015 si, ahí tocamos un montón, comenzamos a trabajar con Viviana que es nuestra manager (saludos Viviana¡¡) que nos ayudo a despegar un poco, nos consigue los toques, se ocupa de un montón de cosas y como decía, abrimos la cabeza, arrancamos a movernos con otro tipo de objetivos, no apichonarnos por venir de una ciudad chica y meternos de lleno en la rosca.

Bruno: Si, brindar un conjunto de cosas, no solo  mostrar nuestra música, nuestras canciones, si no que agigantar la cosa con otros ingredientes, otras cosas, la estética de la banda, la manera de pararse, lo trabajamos mucho desde la cabeza, la simbología, de como actuamos y de como nos queremos ver. No solo como sale sino como queremos que salga, fueron muchos show y de pronto cuando bajábamos éramos muy exigentes, decir: che esto estuvo así, falto esto o aquello, tendría que ser así, terminábamos con un “pero”. Todo eso lo fuimos trabajando, machacando. Somos muy exigentes con nosotros mismos. Lo más satisfactorio a una semana del show de la Trastienda con Eruca, fue que nos bajamos, nos abrazamos y terminarnos completos, sin un pero, felices, no nos cuestionamos nada. Pero somos consientes que hicimos y hacemos muchas cosas para que eso pasara.Tenemos un grupo tremendo de gente, Javi (Longhi) en el sonido que sabemos que estamos respaldados, no tenemos que preocuparnos en nada, sabemos que para afuera sale todo divino, lo consideramos uno de los mejores sonidistas del Uruguay. Trabajamos con un iluminador, un stage. Trabajamos duro como para que todo se diera. Arrimamos a un tecladista: Tato Cabrera, que es un músico profesional y nos dio el complemento de calidad, para que este show, fuera lo que fue.

 

En el show, nos avisaron que ya están laburando para presentar nuevas canciones. Cómo viene la cosa?

Franco: Claro, “Entre líneas” es un disco de once canciones, las cuales algunas fueron compuestas hace más de cinco años, lo que estamos haciendo ahora es bien diferente, o sea, sintetiza todo nuestro trabajo, pero se tamizo todo y se potencia todo lo que veníamos haciendo en lo nuevo. Estamos trabajando en una trilogía de canciones, definidas con su arte y con su estilo.

Bruno :Entre líneas” es un disco muy potente, siempre arriba, muy “riffero”, ahora consideramos que debemos crear más climas, más texturas, crecer en todo sentido, ampliar la cosa, todo va girando muy rápido. Ahora hay dos temas que son más formato canción, diferente al resto, pero las tocamos en vivo y no hay mucho contraste, logramos que el estilo de la banda se mantenga y en el show aparecen los climas manteniendo la intensidad. Tenemos las ganas de hacer las cosas que no pudimos hacer en el primer disco, en esta trilogía estamos buscando que si un amigo en un asado quiere tocar un tema de Guacho, agarre la criolla y salga. No vamos a dejar de hacer riffs, como el tema que tenemos con Don Felipe, totalmente “riffero” pero es una canción, buscamos tener un repertorio para el vivo, tener mezcla, generar climas en el show.

 

Hablando de eso, la parte compositiva de la banda, todos meten mano o hay roles fijos en ese sentido?

Bruno: Cuando llegamos al final de la canción, todos metimos mano, en Agadu figuramos todos como autores, todos opinamos sobre todo y no hay nadie que diga: vos tenés que hacer esto. Se tira la idea y va creciendo con el aporte general. La lírica si es de Franco, sobre todo en el primer disco, aunque en los temas nuevos, ya alguno va tirando también alguna palabra u opinión, pero generalmente las letras nacen de Franco. Hoy las maquetas salen de nuestra casa, antes de ir al estudio voy armando las cosas, se comparten con el resto de la banda y se va generando. Naturalmente al ser hermanos y vivir juntos, se generan cosas, mira esto, escucha esto, es sentarme a tocar la guitarra, Franco esta haciendo otra cosa y si se da vuelta a escuchar lo que estoy haciendo, esa es la señal¡¡¡. Todos nosotros confiamos en nuestro trabajo, de lo que hace cada uno, estamos convencidos del camino. Se siente en el ambiente cuando algo puede funcionar. Nos conocemos de toda la vida, sabemos lo que le va a gustar a el otro, va por ahí.

Franco: Queremos mencionar también, que en esta trilogía además, sumamos laburo de gente que admiramos.Produce el Tato, Javi en sonido, más que nada en las baterías. Armamos las maquetas, vimos que podíamos hacer con Felipe en el tema en que hacemos una colaboración, rapea (donde metió letra abundante), llamamos a Roberto Rodino (capo) para el rol de drum doctor. Bajos y guitarras los grabamos en argentina con Dizzy Espeche, que fue violero de Fito, Mateo Moreno, ahora de Coti, que hace un solo también en uno de los temas y que gracias a el fuimos a un estudio especializado en violas, con todos los equipos. Un lujo que nos dimos, conocer gente grossa, que nos apoyaran y nos guiaran son cosas que suman, que aportan y nos hacen crecer, fue todo inesperado, divino. Sábado y domingo grabando casi sin dormir pero todas sorpresas buenas. En el  Estudio Santa Marta nos encontramos con el dueño, Orestes, con Dylan Lerner, hermosas personas. Con Pablo Soiza, acá en Montevideo, un fenómeno, además de nuestro amigo Javier Longhi, como decíamos antes, Fede y Mencho de Overhead, también. Seguro se nos olvida gente, porque por suerte son muchas personas que desde siempre nos han tendido una mano y vamos a estar agradecidos de por vida. Lo cierto es que queríamos incorporar a toda la gente (muchos profesionales) que admiramos y que sabíamos que nos iban a hacer bien, sacar el mayor provecho del esfuerzo y de nuestro trabajo.

 

Para ir cerrando, como llega la invitación de Eruca para La Trastienda?

 Franco: A nosotros nos encanta Eruca, son unos genios, en los  primeros toques de Montevideo los contactamos, también por internet, les pasamos el disco, re-tímidos nosotros al principio, pero bueno, en su sección de internet “Eruca escucha” nos postearon y nosotros sin saber, empezamos a recibir cientos de  “me gusta” desde  Argentina, no entendíamos nada¡¡  Hace un tiempo Lula nos contacto que tenían fecha en Uruguay y querían que tocáramos con ellos… una locura, cuando nos enteramos quedamos locos de la vida y nos preparamos para que ese toque fuera lo mejor. La verdad un orgullo, que una banda grande que recibe cientos de discos, se fijara en nosotros y nos abrieran el escenario nos lleno de alegria. Gracias ¡¡

 

Busquen en las redes de la banda (Guacho.uy), por esa vía también pueden conseguir el disco “Entre Líneas” que aseguro, los dejará con ganas de verlos en vivo y de esperar por su próximo material.

Guacho: los mismos pero diferentes.

Salù, arriba.

 

Entrevista a Guacho- 12 de Junio 2017-Foto de portada Guacho-Prensa.

 

 

(Visited 9 times, 9 visits today)

Fino Sosa

Fino Sosa

Adrián Sosa: Montevideano, 1965, lector, melómano, "escribidor". Durante los años 80, coordino y editó diversas revistas alternativas en forma independiente (Atrás de todo, Culos de botellas, Perro Andaluz) en los cuales se recogía y divulgaba la poesía,los dibujos, el arte callejero, la música: el nervio latente bajo la aparente inactividad de esos años. En los últimos años editò en forma independiente libros de poesía de distribución gratuita "El Grito", "Lobos en la Buhardilla", "Lo que quedó allá arriba "y" Cuadernos Mojados" lleva adelante el blog: http://lucesdelacity.blogspot.com.uy/







Recomendaciones destacadas