SILVIA GUERRA

Fotorreportaje a Silvia Guerra

Nací en Maldonado donde viví hasta los 17 años. Siempre vuelvo. Me da la impresión que los pinos, los médanos, el mar, la isla, son una especie de fondo de ojo que está ahí, adentro. A veces aflora, a veces se traspapela de paisajes. Pero está adentro, impreso en la retina con los olores que desprenden las raíces, la humedad de la arena, el agua de la orilla. Me han fascinado los tejidos que forman las palabras, las urdimbres que forman. Y he recalado en la poesía por el sonido de las palabras, el sonido y esa especie de reminiscencia que puede traer cada palabra que va despertando cuando cae, cuando llama, cuando prefigura, cuando abre a otra parte. Creo que la literatura empieza cuando se vislumbra una franja más allá, algo nuevo que hay, en los sonidos, en las crestas de lo que empieza a aparecer. La literatura hace que el mundo empiece a ser de nuevo. Y creo se escribe porque sí y para nada. Creo que el arte es porque sí y para nada. Creo que empieza por una necesidad mayor y que no busca nada. Es imperioso como la belleza, como la misma vida.

 

 

 

Chajá

En la otra punta de la línea se balancea la impotencia
Pero en medio está todo. Pugnando por su forma imposible.
Acumulándose en el producimiento interminable. Se huele
se oye el ruido de fondo que acelera su pulso. Emerge
de los sueños mezclada con la niebla en jirones, crujiendo
de asombro en la penumbra. Acunada, y el diálogo
amoroso que descansa en la paz del laurel. Preferís el mes de
tierra removida como marca el recuerdo y esa voz
que se escucha en los andenes de alta velocidad repite
no te creas- no te creas-
no te creas- no te creas. Se sostiene porque la sola vida la sola
manera de estar vivo ha dictado esa cifra. Que gotea en
la especificidad del tramo. Aparece en los ojos la perdición
justo cuando la enfermedad daba la vuelta.
La proyección tira del halo más allá. Que jala. Ya nadie sabrá nada.
Solamente retumba la voz de los andenes al compás del zumbido
Y parece que dice Chajá! Chajá! Chajá!

S.G

 

Paola Scagliotti

Paola Scagliotti

Comencé hace muchos años con la fotografía como autodidacta y lo sigo haciendo hasta el día de hoy. Realicé varios cursos en la Escuela Uruguaya de Fotografía y video (EUF) participando de algunas muestras colectivas. Disfruto mucho de tomar fotos en recitales y en lecturas poéticas. Algunas de mis fotografías forman parte de trabajos poéticos editados y acompañan artículos publicados en la revista [SIC] de APLU y otros medios de prensa. Actualmente colaboro con un proyecto llamado “Orientación Poesía” y con el ciclo de lecturas de la antología ultra joven “En el camino de los perros" realizando el registro fotográfico. Desde 2015 colaboro en el portal “cooltivarte” realizando la cobertura de diferentes eventos culturales y llevando adelante una sección de fotorreportajes a poetas uruguayos llamado “Fotopoetas”.