Entretablas a Sandra Bartolomeo Actriz Directora Productora Docente De Teatro - Javier Iglesias - Actor y Director De Teatro mayo 2019 foto Andrea Silvera www cooltivarte com

Fotorreportaje a Sandra Bartolomeo

Hola Sandra, cómo estás ?

– Bien y tú?

 

Bien, gracias. Contame cuando empezaste con el teatro?

– Bueno arranco en el año 1985 aproximadamente y en 1989, un año antes de egresar de la escuela, ya empiezo a trabajar de forma profesional.

 

De la escuela? que escuela?

– De la Escuela De Teatro La Gaviota, en realidad comienzo estudiando en un taller que daba la actriz Nelly Antúnez, porque yo todavía no tenía la edad para entrar en ninguna escuela.
En esa época pedían 18 años mínimo para ingresar, y yo tenía 16, entonces me puse a estudiar con ella y luego ingresé a la escuela de Teatro La Gaviota, breve pasaje también por la Escuela Del Galpón, cuándo recién abrió y seguía además con el taller.
Pero después se me complicaba un poco con los horarios entre las dos escuelas, y bueno me quedé definitivamente en la Escuela De La Gaviota, de la cual egrese en el año 1989.

 

Y qué fue lo primero que hiciste?

– Vamos a jugar a hacer teatro, de Omar Varela, dirigidos por Omar.
Ése fue mi debut profesional.

 

Dónde?

– En La Gaviota también, en la sala 2.
Esa obra fue bien interesante, porque además de trabajar como actores, éramos todos estudiantes los que participamos en esa obra, entonces Omar nos dio una visión y una perspectiva de todo y muchísimas herramientas, en cuanto a la producción.
Entonces ya desde el inicio, uno no solamente se formaba en el escenario, sino, teniendo en cuenta todo lo demás.
Era una época muy difícil, no estaba la figura que hoy existe del productor, pero todo eso también te iba formando.
Más allá, de que obviamente como era una escuela de teatro independiente, tuve la posibilidad de incluir muchísimas herramientas, que hasta el día de hoy sigo utilizando.

 

Desde que empezaste, dejaste en algún momento el teatro?

– Jamás, jamás, gracias a dios, no estuve un solo año sin trabajar.

 

Siempre como actriz?

– No, en algunas oportunidades desde la dirección.

 

Qué dirigiste?

– Bueno justamente ayer cuándo llegué al camarín, me llevé una sorpresa divina, porque encontré un programa de una obra que dirigí en ésta sala hace 9 años.
Qué era: Lorca – Dalí: La Otra Mitad.
Y contaba la historia de amor, entre Federico García Lorca y Salvador Dalí, que además fue un trabajo bellísimo escrito por Daniel Bello, que fallecido, no pudo ver estrenada su obra, murió unos días antes del estreno.
Un gran amigo.

 

Me imagino la emoción, que debes de haber sentido al encontrarte con eso.

– Si, si, fue muy lindo y muy removedor también.
Una obra que él escribió, después de un proceso largo de búsqueda de material, acerca de ésta relación que mantuvieron Dalí y Lorca, que hicimos conjuntamente con Javier Iglesias, con él y los demás actores, que nos llevó alrededor de un año aproximadamente.
Y bueno en la producción también, o sea que he tenido la posibilidad de incursionar en distintos aspectos de lo que tiene que ver con las artes escénicas, dirección, actuación, producción y difusión – prensa en alguna oportunidad.
También, he mantenido durante 11 años un taller de teatro, este año es el primer año que no hago el taller.

 

En dónde dabas el taller?

– Bueno en principio empecé en mi casa, después alquilé algunos locales y el último lugar fue justamente, volviendo a la casita de los viejos, en la Escuela De Teatro La Gaviota, donde con Javier tuvimos la posibilidad, de alguna manera de reabrirla durante dos años, después de muchos años que estuvo cerrada.
Y este año por temas familiares y personales, lamentablemente tuvimos que dejarlo.
Pero sigue funcionando, no como escuela, si no, con algunos compañeros que quedaron dando algunos talleres.

 

Paralelamente al teatro, trabajabas de otra cosa?

-Bueno en un principio sí, empecé trabajando desde muy jovencita en realidad, porque siempre me gustó ser independiente.
Pero además, en esa época en lo familiar, había una situación que no era de lo más holgada, así que trabajé en una mercería, trabajé en un circo…

 

En serio? Contame eso por favor, qué hacías?

– Bailaba, porque estudié 8 años de danza clásica, y me encontré una vez, con un aviso en el diario que, no sé porque? pensé que era para hacer una promoción en las playas, pedían gente que bailara y por el lugar en donde era el casting, que era donde antiguamente funcionaba Smack, en la calle 8 octubre saliendo del túnel, pensé que era una promoción de helados.
Y bueno, me presenté y ahí me dijeron que era para un circo, y yo loca de la vida, pero fue todo un tema convencer a mi padres, de firmar el permiso, porque era menor de edad.

 

Y al final pudiste hacerlo?

– Sí, sí, un mes y medio estuve.

 

Con qué circo fue, te acordas?

-Sí, sí, por supuesto esas cosas no se olvidan, uno las hace una sola vez en la vida.
Los Delfines De Miami se llamaba, y la atracción fundamental eran los delfines justamente.
Pero habían otras cosas también, empecé a incursionar en la parte que tenía que ver con el equilibrio, me gustaba mucho, y teníamos muchas horas de ensayos y también tiempo entre función y función, porque eran entre dos y tres funciones por día.
Hice buena amistad con gente de ahí, y me empezaron a enseñar algunas cosas.

 

Y de dónde era?

– Mira había mucha gente, era una mezcla en realidad, habían mexicanos, había gente colombiana, de Argentina, Chile, de todos lados, pero esencialmente mexicanos.
Entonces, en cada lugar donde llegaban, pedían bailarinas locales para bailar y eso.

 

Qué edad tenías?

-Y claro, tuve que pedir permiso de menor, porque tenía 16, 17 años, era muy chiquita.

 

Y el baile, es una pasión también?

– Sí, y en realidad lo que ocurrió fué, que tuve un problema en un pie, me fracture, y tuve que hacer quietud durante mucho tiempo, entonces ahí fué cuando empecé a estudiar teatro.
Si bien, era algo que también me gustaba, no con la misma pasión que el baile, una vez que empecé a estudiar teatro dije: ” Chau ésto es lo mío”, porque podía expresarme, de alguna manera.
Recuerdo que en la primer clase de Nelly Antúnez mi profesora, lo que nos preguntó al finalizar fué: cómo nos habíamos sentido? que nos parecía? y todo aquello para mí, hasta ese momento, era algo que nunca nadie, ningún docente, me había permitido, ni se había interesado.

 

Claro, porque como ya me dijiste, hiciste danza clásica.

-Danza clásica, exacto, con Eduardo Ramírez, y bueno es otro tipo de disciplina, de todos modos me sirvió porque en muchísimas obras tuve que bailar.
Además la disciplina que te da la danza, te resulta de mucha valía después para el teatro.
Así que bueno.
Después también trabajé, un día en una empresa fúnebre.

 

Por qué un día, no aguantaste?

– Exactamente, en realidad yo tenía que enumerar las ventajas de los distintos planes y de los distintos tipos de servicios.

 

Haciendo la venta del servicio telefónicamente?

– No, personalmente y me acuerdo, que estaba muy contenta, porque había logrado conseguir un trabajo estable.
Que se yo, también era muy jovencita tenía 17, 18 años.
Y recuerdo que ese día, entré a la mañana y cerca del mediodía, empecé a sentirme, un poco rara, entonces a las 5 de la tarde, cuando tuve que ir a reportarme, les agradecí muchísimo, pero bueno, sentí que no era para mí.
Alguien tiene que hacerlo, obviamente, pero no era para mí.

 

A partir de cuándo te dedicas al teatro? Mejor dicho, cuándo empezaste a vivir del teatro?

– Bueno en realidad, dedicarme, me dediqué siempre, poder vivir del teatro… y habrá sido, desde el año 1990 trabajando mucho no? en varias obras y demás.
Nosotros con Javier nos casamos en ese año y desde el primer momento ya empezamos a generar nuestros proyectos, y a ver de qué manera, no solo le dedicamos la vida a lo que había sido nuestra elección, si no que, además le encontramos la vuelta.
Se puede, si uno tiene pasión y pone la cabeza en eso, y si realmente es lo que desea hacer, no importan las dificultades, no importa nada.
Uno tampoco tiene que sentarse a esperar que lo vengan a llamar de ningún lado, que muchas veces sucede así, pero si esto no sucede, lo bueno también es generar uno mismo sus propios espacios, sus propios proyectos.

 

Crees que el teatro ha crecido acá en Uruguay?

– Sí, sí, sin duda.

 

Sandra te gusta leer? Estás leyendo algo ahora?

– Sí, me gusta leer, ahora no tengo mucho tiempo, pero justamente el otro día le decía a Javier, cuánto hace que no agarro un libro, porque además él, es mucho más lector que yo.
Y a mí me gusta leer libros impresos, papel.
Y me gusta leer de todo, poesía, novela, novela histórica, mucho teatro, cuentos, algunas biografías de personas que me interesa, qué sé yo.
La de Tennessee Williams, la debo de haber leído, unas cinco o seis veces.

 

Y no te pasa, que siempre encontrás algo nuevo, algo diferente, cada vez que la lees?

– Claro exactamente, porque además,cómo que, vas adquiriendo un conocimiento del personaje en éste caso, y le vas agregando cositas, que en la segunda, tercer lectura, a lo mejor las habías pasado por alto, y ya al saber que es lo que pasó después, las vas incorporando, y te va cerrando más.

 

Cómo te sentiste con Javier dirigiéndote? Porque por lo que sé, siempre fue al revés no?

-Sí, es al revés y a veces en forma conjunta, pero me siento confiada, yo me pongo en sus manos. Javier tiene muy claro lo que quiere, se ha formado además un equipo maravilloso, un equipo que era chiquito y se ha ido agrandando, con la inserción de la gente de lengua de señas, y la audio guía, y la gente que se nos suma porque les interesa el proyecto.
Yo realmente me siento muy feliz, lo que sería raro, sería trabajar sin Javier, que sí, en algunas oportunidades he trabajado sin Javier y él sin mi, obviamente, pero eso sería lo raro.
En general estamos siempre juntos, en diferentes roles como en este caso, pero juntos.
Y lo veo tan seguro y lo veo crecer tanto, qué bueno, me siento feliz, feliz.

 

Que lindo, y en Barro Negro hace cuánto que estás?

Barro Negro, hace 23 temporadas ininterrumpidas.
Con un doble rol, 23 años como actriz y desde el año 2002, 2003 somos la producción con Barro Negro que por momentos es un poco pesado, pero bueno el trabajo es así no?, requiere que uno a veces esté jugando en todos los ángulos de la cancha.

 

Claro, tal cual.
Descríbeme el teatro en una palabra?

– Felicidad

 

Muchas gracias, Sandra

– No, gracias a tí.

 

 

 

(Visited 65 times, 66 visits today)



Andrea Silvera

Andrea Silvera

Realiza curso de fotografía , de la mano de Solange Pastorino. En el año 2016 gana mención fotográfica , en concurso fotográfico de Fucac temática : (Soy Solidario) y su obra recorre todo el uruguay en exposiciones de distintos centros culturales , junto a obras de otros fotógrafos ganadores. Realiza curso de fotografía en EUF. Vinculada a lo artístico desde siempre : música , teatro , danza. Hoy en día trabaja como photographer freelance.

<





Recomendaciones destacadas