Fotocomunicación, entrevista a Ignacio Iturrioz

Fotocomunicación, entrevista a Ignacio Iturrioz

Ignacio Iturrioz comenzó sus estudios de fotografía en 1998 en el taller de Héctor Borgunder. Según sus propias palabras lo que más le interesa de la fotografía es su poder de comunicación. Seguramente en esta postura hicieron mella sus estudios tanto en la Escuela Nacional de Bellas Artes como los de la Licenciatura de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de la República.

En 2004 y 2005 formó parte del staff de fotografía del diario La República y en el año 2007 ingresó al taller de fotografía “Ojonuevo” de Roberto Schettini.

En 2009 por su ensayo “Life is too short” recibió el premio del llamado a sala del Centro Municipal de Fotografía logrando así la edición de libro de autor que promueve el CDF. En 2010 recibió el segundo premio del concurso de fotoperiodismo de campo New Holland para Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay.

Adicionalmente se desempeña como fotógrafo free lance para distintos medios y agencias, entre los cuales se destacan: Revista A&D (Arquitectura y Diseño) – Revista Tecno (diario El País) – Productora Mónaco – Productora Sosua Stock – Agencia Punto Ogilvy.

Ignacio Iturrioz es el nuevo entrevistado de COOLTIVARTE, reflexionando sobre su carrera como fotógrafo y de la disciplina en general.

 

“No se trata de inspiración, eso es un cuento chino, se trata de trabajarlo como en cualquier otra disciplina”

 

¿Cuando empezaste a hacer fotografía?

Empecé a los 18 años, pero dejé al poco tiempo ya que me parecía bastante engorroso el proceso que requería la producción de imágenes análogas. Con esto me refiero a las distintas variables que esta requiere para su producción: películas, papeles, líquidos, impresoras color, etc. Demasiados elementos técnicos a tener en cuenta y algunos de los cuales ni siquiera podía controlar totalmente. Todo esto me alejaba del proceso creativo y de la imagen que es lo que me interesa de la fotografía en definitiva.

Seis años después retomé con la fotografía cuando las cámaras digitales ya eran moneda corriente y ahí empecé a trabajar de forma continua.

Con alegría puedo decir entonces que gracias al avance digital hoy en día me dedico a la fotografía, ya que sin este avance definitivamente no lo hubiera hecho.

 

¿Qué es lo que más te entusiasma de la fotografía?

Lo que más me interesa de la fotografía es su poder de comunicación. Hago fotografía para comunicar, y es en sí lo que más me preocupa en el resultado final de mis imágenes. Siempre espero que estas comuniquen sin importar tanto la técnica.

Como fotógrafo de autor trabajo con personas y situaciones en circunstancias reales donde hay que estar atento a todo lo que pasa, lo interesante es poder incorporar y a la vez decodificar esta información para traducirla en imágenes. De esta forma, el mensaje es claro y causa el efecto que deseo.

 

¿Qué destacas de la experiencia de estar trabajando profesionalmente en fotografía?

Las posibilidades que te da de aprender con cada encargo y después poder aplicar esta experiencia al trabajo de autor. Hay trabajos de publicidad o editoriales que solemos pensar que no tienen nada que ver con la fotografía de autor, y en parte es cierto, pero también la experiencia te ayuda a desarrollar muchas cosas que sin duda después podés aplicar.

 

¿En que piensas cuando estas encuadrando?

Principalmente pensás en el tema, en qué está sucediendo y en la línea narrativa de la historia. Pero a la vez también pensás en cosas como el tratar de intuir lo que pueda llegar a pasar para saber dónde pararte, cuándo hablar o callarte, controlar la ansiedad, etc. Y por último pensás en los elementos visuales que tenés para poder llevar adelante el trabajo: luz, color, volumen, forma, lentes, velocidad, etc.

 

¿Cómo se te ocurren las ideas? ¿Tenés una libreta de apuntes?

Más que ocurrencia, las ideas son el resultado de determinada línea de estudio o investigación. O sea, no es casual sino causal lo que elijo fotografiar. Es lo que te determina primero como persona y luego como fotógrafo. Qué contar, por qué, para qué y cómo.

No se trata de inspiración, eso es un cuento chino, se trata de trabajarlo como en cualquier otra disciplina.

 

¿Qué hace que una imagen llame más la atención que otra?

Pienso que lo que hace que una imagen te impacte y te deje pensando es su mensaje. Lo que dice, el contenido y no la forma. Esta última ayuda pero no es determinante.

Hoy por hoy estamos llenos de imágenes en donde hay mucha forma y muy poco contenido; imágenes que son producidas tanto por aficionados como por profesionales. La fotografía en estos tiempos, gracias a la tecnología e Internet (redes sociales, etc.), tiene por suerte un lugar de atención y práctica que antes no tenía reduciéndose a unos pocos.

El rol que debe ocupar el fotógrafo ya no es el de la década del 50, en donde se viajaba a un lugar recóndito del mundo y se traían imágenes de culturas desconocidas. Esto hoy lo realizan los aficionados y el turista en general, y la verdad que esta bárbaro que así sea. Ahora el fotógrafo profesional tiene otras exigencias si se quiere preciar de tal. Debe hacer mucho más que mostrar, debe profundizar, no ser indiferente ante lo que ocurre y dar su opinión desde una mirada profesional con todo lo que esto significa. Ya hace varias décadas que no se piensa en fotografías aisladas, sino en grupos de imágenes (ensayos, foto reportajes), en trabajos de largo aliento que contengan el por qué y para qué.

 

Con la aparición de las cámaras digitales y la cantidad de disparos ¿se mira menos?

Hay un defecto sin duda en la fotografía digital que es éste, la cantidad de disparos. Esto nos acarrea dos problemas. El primero y fundamental es que el fotógrafo pierde el punto de referencia ante el tema que trata. Como tenemos infinidad de disparos nos movemos con mucha más soltura y perdemos de vista el lugar en dónde debemos estar. Antes uno sabía que tenía 36 fotogramas y los cuidaba mucho. No se disparaba con tanta soltura y, por ende, tampoco uno se movía tanto, estudiaba antes cuál era el mejor lugar para fotografiar. Se puede decir que ahora con las cámaras digitales se pierde un poco la concentración.

El segundo problema que está ligado al primero, es que a la hora de seleccionar y editar tenemos una infinidad de imágenes costándonos tiempo y hasta confusión saber cuáles sirven de verdad.

 

¿Qué esperás de la gente al ver tus fotos?

Que no vea a un fotógrafo sino que vea un tema. Que no salga de la muestra pensando qué buen fotógrafo es Ignacio Iturrioz, sino que salga pensando en el tema que propuse.

 

¿Qué te parece que hay que hacer para fomentar la fotografía en Uruguay?

Creo que la gestión que está haciendo el Centro Municipal de Fotografía (CMDF) para fomentar la fotografía en nuestro país es increíble. No todos los países de la región cuentan con un centro de fotografía como éste, en donde se lanzan actividades y propuestas durante todo el año. Tenemos que dar gracias de tener algo así y aprovecharlo.

 

¿Se puede vivir acá de la fotografía?

Es difícil como fotógrafo de autor.

 

¿Cómo fotógrafo es fácil acceder a galerías y salas para exponer?

En este país no es tan complicado, ahora, en el exterior es un poco más difícil. Es necesario tener buenos contactos y que te den una oportunidad.

 

¿Qué consejo darías a un fotógrafo que recién empieza?

Que aproveche Internet, es una gran herramienta a la hora de estudiar fotografía. Está todo ahí: temas prácticos, libros, exposiciones, fotógrafos, agencias, cámaras, etc. Que no tenga miedo en copiar, es la forma de aprender y que no pierda el tiempo en querer ser original. Si trabaja sinceramente su mirada va a ser única.

 

Imagen portada: http://ignacioiturrioz.com/

 

   

 

(Visited 59 times, 8 visits today)



Federico Meneses

Federico Meneses

Por el 2003 surge la idea de armar un boletín electrónico "óbolo cultural" para difundir eventos que poco se sabían. Con el surgimiento de las redes sociales el boletín deja de tener su efecto y nace www.cooltivarte.com A fines del 2010 invito asociarse como co-director a Mauricio Conde, junto a todos los amigos colaboradores que se sumaron a la idea de aportar un granito de arena a nuestra cultura potenciando los eventos y dando más valor al conocer a los artistas mediante entrevistas, artículos de opinión, análisis, reflexión y crítica. Cooltivarte está presente en el medio local comunicando las noticias, críticas, opiniones y entrevistas, tratando de generar un valor cultural conociendo de cerca a los protagonistas, generando una conciencia colectiva y sensibilidad para este rápido diario vivir.

<





Recomendaciones destacadas