Foto-realidades, Entrevista a Leonardo Carreño

Foto-realidades, Entrevista a Leonardo Carreño

Leonardo Carreño es fotógrafo. Desde 1995 a 1997 estudió en Nueva dimensión, la escuela a cargo del fotógrafo mexicano Carlos Amerigo. Trabajó desde 1997 hasta 2005 como fotógrafo free lance, desde 2005 a la fecha trabaja como fotógrafo de prensa. En el 2000 obtuvo una Mención en el concurso de ensayo fotográfico organizado por la revista Posdata, con el ensayo fotográfico “Estación”.

Fue integrante de la muestra colectiva itinerante realizada por la Comisión Nacional del Patrimonio en Marzo de 2000. En 2001 obtuvo una Mención en el Concurso fotográfico Día del Patrimonio y fue integrante de la muestra colectiva realizada por la Comisión Nacional del Patrimonio.

Lo entrevistamos desde COOLTIVARTE para que nos cuente algo más de su actividad, en la que mezcla la diaria profesión de fotoperiodista con el permanente gusto por la fotografía de autor.

“…si tu aceptas estar en una red social estás expuesto a que tu foto de muchas vueltas por la red y la puedas ver en más de un perfil, si no quieres que esto ocurra no te metas en la red social.”

¿Cuándo empezaste a hacer fotografías?

Comencé por curiosidad o algo que había quedado en el tintero. Siempre me atrajo desde que era niño, pero no fue hasta el año 1995 que comencé a tomar mis cursos básicos de fotografía en la escuela del fotógrafo Carlos Amérigo, “el mejicano”, como se lo conoce en el mundillo fotográfico. Desde ese momento y hasta hoy nunca deje de fotografiar lo que me rodea. Desde esa época fui mezclando los trabajos que fui consiguiendo como fotógrafo independiente con las fotos que realmente me gustaba hacer (foto de autor), hasta que tuve la oportunidad de entrar en un medio de prensa. Ahí tuve la oportunidad de aprender muchas cosas que en otro lugar no lo podés hacer, y es todo lo referente a la fotografía deportiva.

¿Qué es lo que más te entusiasma de la fotografía?

Personalmente lo que más me atrapa es la idea de congelar un pedacito de tiempo, eso que nos es tan escaso por estas épocas vertiginosas y que todo tiene que ser inmediato. Creo que ese clic que realizas tiene mucho más valor con el paso de los años así sea una imagen de familia, de una simple reunión de amigos, o de algún acontecimiento que tenga otras dimensiones como un triunfo deportivo, o hechos políticos que marcan un antes y un después en la historia del país. Todos en su escala tienen un valor para quien lo toma y lo que en esa imagen está plasmado, sigue siendo un pedacito de tiempo congelado por un fotógrafo sea profesional o no.

¿Qué destacas de la experiencia de estar trabajando profesionalmente en fotoperiodismo?

Yo lo tomo como una experiencia de crecimiento personal, más allá de la fotografía en sí, creo que los fotógrafos, camarógrafos, tenemos acceso a hechos, lugares y situaciones que de alguna manera terminan influyendo o moldeando las personalidades de cada uno. Ves cosas y escuchás cosas que el común de la gente no tiene posibilidad. Los fotógrafos de los medios de prensa en un día pueden estar presentes en varios lugares muy diferentes, y te vas adaptando a esos cambios, es como hacer zapping en la tele, pero en este caso estás en la vida real. Puedes ir a un homicidio y a la hora estar en un evento en un local muy elegante, y luego vas a una entrevista con un artista reconocido, y puedes terminar tu jornada en un accidente o la llamada que nadie quiere recibir “motín en la Berro”. Creo que esa capacidad de ver muchas realidades diferentes termina enriqueciéndote, y pasás a tener una visión mucho más amplia de la realidad en la que vives.

¿Te sientes incomodo en algún momento tratando de conseguir la imagen para la noticia?

No sé si la palabra sea incómodo, creo que hay momentos en los que es más fácil cubrir una noticia y otros en los que te vas a ver con mucho más dificultades o quizás no lo puedas hacer.

¿En qué piensas cuando estás encuadrando?

Es muy difícil ya que muchas veces no hay tiempo de pensar nada, si pensás no tenés la imagen. Muchas veces el trabajo se basa en el instinto, es muy difícil de explicarlo con palabras. Otras veces tienes la oportunidad de encuadrar, corregir tu encuadre, cuando de alguna manera estás controlando la situación, por ejemplo en una entrevista le pides que se siente en un lugar favorable para aprovechar la luz etc., pero esto se te da pocas veces.

¿Qué tan importante es ser objetivo en tu profesión?

Creo que ninguno de nosotros es objetivo, nosotros como seres humanos somos producto de nuestra familia de lo que nos enseñaron, de los valores que nos transmitieron, de la educación que recibimos, de lo que nos interesa y a todo esto le tienes que sumar qué le interesa a tu medio de comunicación, entonces no creo que se de el ser objetivo y si creo que tenemos una mirada muy subjetiva.

¿Que historia o noticia te ha marcado más haciendo fotos?

Hace unos años me tocó cubrir varios accidentes muy seguidos en donde habían fallecido niños y eso es algo que no me lo voy a olvidar jamás, estoy escribiendo esto y se me están humedeciendo los ojos.

¿Cual es la perspectiva actual del fotoperiodismo en Latinoamérica?

Creo que hay un crecimiento y estamos logrando muchas cosas como colectivo, hay lugares de encuentros de fotoperiodistas como lo es nuestramirada.org, donde puedes ver trabajos de tus pares de los países latinos, debatir en los foros los temas de actualidad, creo que viene por un muy buen camino.

¿Los fotoperiodistas nacionales cuentan con políticas o gremios que traten las condiciones de trabajo y la calidad de su producción?

Creo que es una deuda muy grande que tenemos como colectivo, hubo varios intentos de organizarnos pero todos de una manera u otra han fracasado y creo que la culpa es colectiva.

¿Le dedicas tiempo a otra clase de fotografía?

Si, la foto de autor va y viene, tiene épocas en que aflora y en otras duerme esperando la próxima toma. Hoy por hoy me dedico a desarrollar un archivo de familia que es un regalo que quiero dejar a mis hijos. Hoy para ellos son sólo fotos pero con el paso del tiempo van a tomar otro valor, lo que hablamos de congelar el tiempo… es eso aplicado al ambiente familiar.

¿Cómo se te ocurren las ideas? ¿Tienes una libreta de apuntes?

Muchas veces las ideas llegan por alguna palabra o un hecho que dispara o hace que pienses en la posibilidad de utilizar eso para un proyecto o para tu trabajo diario.

Todo es muy digital en estos días, las cámaras graban video y archivos de audio, pero la libreta siempre está.

¿Cuántas tomas realizas hasta conseguir la imagen que quieres?

Muchas veces depende de la situación, hay veces que sabés de antemano que vas a poder disparar 3 o 4 veces nada más porque sabés que se te viene la seguridad “la foto robada”, o la foto de un delincuente que sale de un juzgado y hace 2 o 3 metros desde la puerta hasta el vehiculo en el cual lo trasladan y no tienes más oportunidad que esa. Otras veces sabes que puedes jugar con más margen y vas a poder elegir entre varias tomas. No creo que sea muy relevante el número de disparos, es más importante que tengas lo que estás buscando.

¿Qué hace que una imagen llame más la atención que otra?

Por lo que transmite, creo que es lo que hay en la foto lo que termina por llamarte más la atención. Puede ser que te guste o no pero si te provoca eso…ya está llegando, en forma positiva o negativa, pero llega.

Con la aparición de las cámaras digitales y la cantidad de disparos ¿se mira menos?

No creo, lo que si creo es que hay la posibilidad de hacer archivos muchos más grandes de un mismo hecho. Eso antes estaba limitado, es lo que nos cuentan los veteranos de la profesión, hoy tu vas a una conferencia de prensa por ejemplo y sacas las previas, el momento de la conferencia y encima te hacés un archivo de todas las personas que estaban en la conferencia. Eso antes era imposible, hacían una foto de la mesa de un ángulo y de otro y listo, la digitalización te da esa posibilidad de tener un registro más amplio de las situaciones, yo lo veo así.

¿Qué esperas de la gente al ver tus fotos?

No espero en realidad nada, yo elegí este camino de la fotografía así que es lo que me gusta hacer y tengo la posibilidad de vivir de esto. Si encima el que ve mis fotos le gustan o le provoca cosas, ya sea buenas o malas, es que vamos bien.

¿Qué opinas del derecho de autor de la imagen y su relación con las redes sociales?

Me parece que si tu aceptas estar en una red social estás expuesto a que tu foto de muchas vueltas por la red y la puedas ver en más de un perfil, si no quieres que esto ocurra no te metas en la red social.

¿Es posible vender fotografías en Uruguay?

Si es posible, tienes que juntar las puntas del negocio, quién las necesitan y tu que las tienes o las puedes hacer.

¿Qué te parece que hay que hacer para fomentar la fotografía en Uruguay?

Hoy por hoy con el uso de la web la fotografía tiene un lugar y una penetración que hace unos años era impensable y Uruguay no escapa a esa realidad. Hay lugares dedicados a fomentar la fotografía como tal, como medio de expresión, como medio de comunicación, etc.

Creo que la red te brinda esa posibilidad de colgar tus fotos y que miles de personas de Uruguay y del mundo las puedan ver, es una labor de socialización de la foto.

¿Se puede vivir acá de la fotografía?

Se puede, hay mucha gente que vive de la fotografía, haciendo diversos tipos de trabajos, sea en el área de sociales, moda, prensa.

¿Cómo fotógrafo es fácil acceder a galerías y salas para exponer?

Creo que la contesté antes, no me preocupa, “la matrix” te brinda una posibilidad única, muestras tu trabajo al mundo.

¿Qué consejo darías a un fotógrafo que recién empieza?

Que crea en lo que hace, en su camino se va a encontrar con gente que le va ayudar y podrá encontrar su camino en un área o en otra.

¿Estás trabajando en algún proyecto que nos puedas contar?

Si, estamos con otros colegas en un proyecto que está en etapa de prueba y desarrollo. Es un sitio de deportes universitarios, esta en la red lo pueden visitar y dejarnos sus comentarios http://www.ligau.com.uy

Imagen portada: Foto: Ensayo Estación

 
 

   

 
 

(Visited 81 times, 13 visits today)



Federico Meneses

Federico Meneses

Por el 2003 surge la idea de armar un boletín electrónico "óbolo cultural" para difundir eventos que poco se sabían. Con el surgimiento de las redes sociales el boletín deja de tener su efecto y nace www.cooltivarte.com A fines del 2010 invito asociarse como co-director a Mauricio Conde, junto a todos los amigos colaboradores que se sumaron a la idea de aportar un granito de arena a nuestra cultura potenciando los eventos y dando más valor al conocer a los artistas mediante entrevistas, artículos de opinión, análisis, reflexión y crítica. Cooltivarte está presente en el medio local comunicando las noticias, críticas, opiniones y entrevistas, tratando de generar un valor cultural conociendo de cerca a los protagonistas, generando una conciencia colectiva y sensibilidad para este rápido diario vivir.

<





Recomendaciones destacadas