Exposición de fin de año en la Colonia Etchepare

Todos los años el taller de plástica del Centro Educativo de la Colonia Etchepare dirigido por Isabel Cavadini expone los trabajos anuales. Tratamos de seguir la evolución artística de los creadores-pacientes, de acompañarlos en sus esfuerzos y en sus cambios de formas de ver. A muchos de estos artistas los conocemos desde hace años, otros se incorporan recientemente a la dinámica del taller. Representan una mínima proporción de los internados en la Colonia Etchepare, sin embargo su aprendizaje en las artes plásticas resulta de un soporte fundamental para su espíritu, y a veces, una ayuda económica para sus ingresos.

Este año sorprendió el despegue creativo de Alejandro Yanes (Canelones, 1972), alimentado por una cuantiosa producción. El joven compone sus cuadros citadinos y campestres con un dibujo estrictamente ordenado que luego colorea con una impronta naïf no exenta de gracia y detalles imaginativos.

Un hecho muy destacable es el retorno de Aldo Olase (Colonia Suiza, 1940) a la pintura. Olase comenzó a pintar en su estilo ingenuo antes de la internación, como lo prueba la exposición del Subte de 1976 en la que fueron seleccionadas algunas de sus obras. Pero durante décadas se mantuvo alejado de los pinceles.

Hizo algunas esporádicas incursiones y ahora volvió por sus fueros al taller de Cavadini, sin haber mudado su fresca imaginación y sin perder la intensidad cromática que lo caracteriza.

Oscar Caballero (Minas, 1936) uno de los artistas de la Colonia mejor dotados para el dibujo, en el 2014 probó suerte con pinturas al agua, a pesar de que él sigue prefiriendo el óleo, cuya untuosidad y plasticidad siempre le fascinó. El resultado de estas investigaciones es desparejo pero con grandes aciertos en los fondos y en la piel acuosa de los figuras que ganaron matices. En algunas obras se obliga a remarcar con un grueso contorno las figuras, probablemente por una necesidad de continentación que no le otorgan los acrílicos y las tintas, más delicuescentes que el aceite.

Otro creador que ha mudado sus procedimientos es Ángel Silva (Canelones, 1959). En los últimos dibujos, más abstractos que anteriores (ver Otro Arte en Uruguay, pág. 174-175) encadena formas geométricas librándose lentamente de la rigidez y la cuadrícula de obras precedentes, incurriendo ahora en bordes irregulares, escalonamientos y fugas en el espacio blanco de la hoja.

Un renglón aparte merece el crecimiento artístico de Daniel Barbosa (Villa Constitución, 1967) que se atreve a trabajar sobre grandes superficies de madera y enchapado con técnicas puntillistas y en temáticas diversas. Sus fuentes de inspiración van desde lo fantástico de origen personal hasta audaces “apropiaciones” del arte consagrado en los museos, que lleva a cabo con intuición y libertad (versiona cuadros de Botero), pasando por piezas nacidas de lecturas del taller (como la escultura Hortensia basada en un cuento de Felisberto Hernández ). Entre lo ingenuo y lo brut, su obra va adquieriendo una fuerte personalidad.

Conocimos esta año por vez primera el trabajo de Celia Delgado, con formación en la Escuela de Bellas Artes, quien mixtura temas y fuentes pictóricas diversas (lunas de Cúneo, afiches Art Noveau, fragmentos de piezas de pintores renacentistas) tensando el espacio pictórico en creaciones complejas donde lo dionisíaco y lo apolíneo pugnan por una supremacía en la paleta, que ora vira hacia los tonos fríos, ora se torna cálida y erótica.

Luis Fonseca ha dado también un leve giro en su paleta, aventurándose a paisajes de rara ensoñación y geografías irregulares, pero en donde el uso del pincel, bien cargado, encuentra un camino de luz, con una manera muy próxima a las creaciones de otra artista-paciente que lamentablemente ha dejado de pintar, Cristina Pintos.

Alberto Méndez, Rosa Cazhur, Alicia Ferrari, cuyas obras se hallan en exhibición, mantienen el acostumbrado buen nivel de color, temática y composición de años anteriores.

Imágenes: Obras de Alejandro Yanes, Aldo Olase, Daniel Barbosa, Celia Delgado y Luis Fonseca.

 
 

   

 
 

(Visited 52 times, 8 visits today)



Pablo Thiago Rocca

Pablo Thiago Rocca

(Montevideo, 1965) Investigador y crítico de arte. Director del Museo Figari (Montevideo). Premio nacional de literatura en ensayo de arte (MEC, 2004). Premio Municipal de poesía (IMM, 2008). Libros de ensayo: "Otro Arte en Uruguay" (2009), Octavio Podestá (1ra ed. 2010, 2da ed. 2015), Arte Naïf en Uruguay (2015), entre otros. Libros de poesía: El cuerpo y su sombra (1997), Los suburbios de dios (2000), Piedra Plana (disco en co-atuoría con el músico Fernando Pareja, 2002), Túneles para viajar por la carne (2004), Nada (2009), La bicicleta etrusca (2014). Ha participado en festivales de poesía en Asunción, Berlín, Buenos Aires, Montevideo y Rosario (Argentina). Textos suyos han sido traducidos al alemán, inglés, italiano y francés.

<





Recomendaciones destacadas