Experimento personal, entrevista a Ximena Bedó

Ximena Bedó comenzó a estudiar música desde muy pequeña y creció estudiando guitarra clásica, solfeo, canto e integrando coros.  Desde el año 2009 presenta sus canciones, pasando por diferentes agrupaciones acústicas, experimentando con diversas instrumentaciones. En el 2013, con el apoyo del FONAM, empieza a grabar y producir su primer disco: “La cajita”, que edita Perro Andaluz en Agosto. “La cajita” contiene once canciones con textos propios y también musicalizaciones de poemas de Nicolàs Guillèn . Indagando sobre este trabajo y sus sensibilidades artísticas  Ximena Bedó nos deja sus respuestas en la siguiente entrevista.

“transmitir con sencillez la emoción y hacerlo con libertad”

 

-Si tuvieras que presentarte a alguien que no te haya escuchado aún, cómo definirías lo que hace Ximena Bedó

Ximena Bedó hace canciones, bastante experimentales por su forma y por su instrumentación, pero con experimentales no quiero decir inentendibles. Intentan ser canciones melodiosas, directas y sinceras, a veces hasta pueden ser pegadizas o incluso bailables.

En sus letras mensajes simples, sentires personales, fotos de experiencias vividas. Rara vez hay un mensaje social o político, son por lo general temáticas extremadamente personales. Tiene muchas canciones muy melancólicas porque vive la nostalgia y la  tristeza como una experiencia llena de belleza. También tiene canciones acerca de su desconcierto o de la ternura que ve contenida en la vida.

Usa instrumentación para transmitir a la par del canto, le gustan las tantas texturas y comportamientos distintos de los instrumentos y sus instrumentistas, para que canten o dibujen el mensaje que propuso la voz. Siempre usa instrumentos acústicos, metal, madera y allegados. Y juega a mezclar los estilos que se han ido permeando en su persona a lo largo del tiempo, alguna canción puede sugerir jazz, alguna otra candombe, alguna hasta podrá tener un aire del Brasil, pero son por sobre todo canciones, ese es su lenguaje.

-En tus comienzos integraste coros como Allacoda, dirigida por Carmen Pi, o  De profundis, dirigida como Cristina García Banegas. ¿Cómo crees que influye esta etapa colectiva en tu presente como solista?

-Bueno, esa fue mi forma de vivir el canto por mucho tiempo, no cantaba sola, cantaba en coros y parecía que iba para guitarrista clásica. Los coros son un gran lugar para compartir música y aprender a amigar tu voz con otras y tu identidad con otras.  Allacoda era un proyecto muy rico y muy original, éramos un grupo de niños de edades diversas, de los cuales unos cuantos hoy son músicos, y cantábamos spirituals, Beatles, Serú Girán, tradicionales sudafricanos. Creo que a todos nos marcó mucho esa etapa, fue muy linda, y a mi sin duda me configuró, en tanto tenía que manejar lenguajes musicales tan diversos, procesarlos, me volvió muy dúctil y muy sensible a distintas expresiones.

Y después De profundis, que era todo otro plan, arranqué chica, creo que tenía 14 años cuando me probé y estuve como 5, 6 años, y realmente no entendía la mitad de las cosas, pero era subirte a un tren que te tenía estudiando obras todo el tiempo, a los costados tenías ensayando voces realmente increíbles y el repertorio era de una espiritualidad distinta a la de la música moderna, tenés que ser capaz de pasarla por ti, de comprenderla, va generando una sensibilidad más amplia y más profunda en uno, debe haber sido un entrenamiento importante. La dualidad entre el amor y respeto por la música popular y por la clásica ya estaba en mi por haber crecido en mi casa, donde mi mamá ponía un disco de Caetano y luego Bach o Debussy y sin darme cuenta fui recibiendo una formación acorde a esa dualidad desde muy chica, eso es un coctel fuerte que después tenés que encausar, cuando tuve que descubrir la identidad de mi voz sola y cantando mis canciones, fue todo un asunto, lo sigue siendo.

 -¿Qué nos encontraremos en tu disco “La cajita” teniendo en cuenta también que el período de creación de las canciones es bastante extenso (de 1999 a2013), cúla es la esencia del mismo?

La cajita es mi primer disco, el primero que grabo y produzco. Como no tenía experiencias previas, ni un público al que satisfacer, me di unas cuantas libertades.

Es un disco de canciones,  exclusivamente acústico y muy rico en texturas. No hay un estilo que predomine, lo que si predomina es la intención de correr a los instrumentos de su rol habitual, de su sonoridad habitual y del estilo con el que se los puede asociar, es un disco experimental y muy personal. Contiene canciones que aparecieron en distintos puntos de mi vida, algunas las compuse casi que jugando de muy niña y eso me permitió actuar de forma mucho más desprejuiciada a la hora de arreglarlas, permitirme algunos delirios, me divertí. Con otras, más recientes, tuve si se quiere que ser más cautelosa, venían con mucho menos desparpajo desde su génesis y tenía que ser consecuente. ¿Cuál es la esencia? Supongo que algo como transmitir con sencillez la emoción (cualquiera que sea) y hacerlo con libertad.


-La poesía del cubano Nicolás Guillén ya lleva implícita una sonoridad propio, vinculada también a todo lo afrocubano, pero ¿qué te llevó a ti a incluir poesía (fragmentos de “Glosa” y “La vida empieza a correr) Guillén en La Cajita?

-Simplemente di con la poesía de Guillén y me resultó extremadamente cercana y sintónica. Son varios los poemas que musicalicé, en el disco quedaron sólo dos. De algún modo sentía que podía manipularla, recortarla, faltarle el respeto y comprenderla. La música realmente bajó muy rápido para cada texto. Es lindo encontrar en un autor aparentemente lejano en el tiempo, en la vivencia, en la cultura, un eco tan preciso del sentir de uno.

-Participan invitados en el disco como Sebastián Jantos, Carmen Pi y Mandrake Wolf ¿qué sentís que aporta cada uno al disco y a tus canciones?

-Son tres personas que admiro muchísimo artísticamente y son un lujo que me di. Seba Jantos tiene una espritualidad increíble, su swing va por ese lado siempre, estaba este candombe de tinte oscuro y en seguida se me vino a la cabeza su impronta para improvisar y el timbre de voz que tiene, que es interesantísimo, te lleva para otro mundo de un misticismo brutal. En el caso de Carmen la convocaba sobre todo el mensaje de la canción, por la ternura tan grande con la que ella canta. Por su capacidad de entender la emoción de un texto muy simple y muy profundo. Y lo de Mandrake fue muy genial, yo me imaginaba una vocecita bien genuina, poco estetizada, con mucho swing, medio ronquita, con un aire como a desparpajo y ahí está Mandrake.

 

-Cómo ves la movida musical uruguaya de la actualidad, en cuanto a propuestas, pero también en cuanto a lugares para tocar, apoyos, interés del público…

-La veo repleta de gente creativa y llena de ganas, muchas mujeres en muchos escenarios, jóvenes, mucha gente componiendo, algunos con más notoriedad o popularidad, y la inmensa mayoría moviéndose en círculos muy pequeños con un perfil bajo y mucho talento. Hay muchos sitios de fácil acceso para tocar, pero sigue siendo un lujo extraño encontrar lugares donde se prioriza la escucha y donde el artista crece en el escenario, aunque este consista en una alfombrita de uno por uno. Hubo muchísimas instancias de apoyo financiero a proyectos en los últimos años, es notorio, incluso para alguien como yo que hace relativamente poco tiempo que intento fomentar mi propuesta. En cuanto al interés del público, mi sensación es que hay un público no muy numeroso (pero creciendo) extremadamente interesado, gente que todas las semanas va a ver música en vivo, más de una vez por semana incluso. Eso es lindo de ver.

 

Imagen portada: Cecilia Veiroj

 

Para escuchar, algunos adelantos de La cajita:

La vida empieza a correr (con Carmen Pi)

Ropa de color

On a slow boat to China 
 

   

 
 

(Visited 1 times, 1 visits today)

Mauricio Conde

Mauricio Conde

Nació en San José el 23 de mayo de 1983. En 2010 conoció a Federico Meneses, impulsor de óbolo cultural y más tarde de cooltivarte.com, y se incorporó como co-director y editor responsable de ese medio digital. En COOLTIVARTE también redacta y diseña artículos, entrevistas e información sobre el quehacer artístico y cultural existente en el país. Siempre curioso por seguir aprendiendo elementos vinculados a la cultura, el arte y la educación.







Recomendaciones destacadas