Alberto Lastreto

“Exercise Book” de Alberto Lastreto

Muestra de Alberto Lastreto en Galería SOA en espacio Intermezzo, con curaduría de Gimena Pin.

Como dicen sus organizadoras: se trata de un “espacio alterno que suena entre las exposiciones temporales del año. Con este espacio buscamos la gestión y reflexión como un punto de encuentro para dinámicas propuestas por el arte uruguayo contemporáneo. Espacial y conceptualmente Intermezzo toma posición respecto a las demandas del arte contemporáneo haciendo foco en propuestas site specific que tomen la galería como desafío y a partir de allí generen un diálogo

­-¿Cómo surge la idea de esta muestra y cómo fué su proceso creativo?

En los últimos diez años, es decir desde mi vuelta al país, he venido trabajando videos. La técnica que uso es la animación en “stop motion”. Esto implica manipular digitalmente una y cada una de las imágenes que conforman las secuencias del video. Es un trabajo largo y tedioso, frente a la pantalla de la computadora. Es el deseo de ver y oír la obra terminada lo que me sostiene y empuja a seguir.

Comprobar si la idea que dio inicio al proyecto, se concretó bien. Y que los cambios inevitables, que fueron sucediendo en el transcurso de la creación, acompañan la idea si la enriquecen o no. ¿Habrá que modificar algo ?, o ¿hay que dejarla así como se terminó ?, etc.

En “Exercise Book”, el imperativo de hacer un video fue lo primero que sucedió. Los tres cuadernos, me llamaron la atención en una tienda de antigüedades en Tristán Narvaja manejada por una amiga, Mercedes Bustelo. No pude comprarlos en ese momento, pero ella me los trae, como regalo de cumpleaños, meses más tarde.

Apenas los tuve, las ideas de que hacer y cómo hacer fluyeron como una inundación.

No estaba claro aún él por qué hacer.

Esto sucederá en la medida que voy desarrollando las manipulaciones digitales que modifican las imágenes. Aparecen pequeñas tentativas de narraciones, sin comienzo ni fin. Cierta necesidad de crear sentido, de salvar la acumulación de imágenes con el lenguaje. La búsqueda del concepto que mantenga la unidad de la obra.

La trayectoria por las páginas de los cuadernos y la aparición de las narrativas, terminó conformando algo similar a una “road movie”.

Es allí cuando paro y reveo lo hecho y trato de entender, aparecen las preocupaciones y temas que he venido trabajando desde mi vuelta al país. La brecha que encuentro entre mi recuerdo del Uruguay, en dónde crecí y la realidad del país en el cual me encuentro ahora, es lo que alimenta mi obra. Está presente en todos mis videos, inclusive en aquellos que parecen tocar otros temas y no la realidad del Uruguay de hoy. Si bien esto sucede aún cuando no soy consciente de ello, es cuando los reveo que se vuelve evidente.

Claro, el resultado es una obra digital, imágenes que se proyectan o ven a través de pantallas, etc. No algo que puedo tocar y modificar con un lápiz, tinta o pincel.

– Dibujos, pliegues, bordados y demás intervenciones parecen dar cuenta de un trabajo de filigrana que inviste y deconstruye a la vez ¿que lugar dirías que tiene tiene lo artesanal en tu obra?

Quizás el haber trabajado sobre estas páginas de manera digital, me abrió el apetito por trabajarlas como objetos. El deseo de devolverlas al mundo real, fuera de lo digital. El desafío esta, en el proceso, preservar el esmero y preciosismo este trabajo escolar. Y dar crédito a la autora de los mismos, Ana María Citterio.

Y así comienza el proceso de escanear e inventar copias de los cuadernos, abiertos, en determinadas páginas. El intento de un “trompe l’oeil”, que obviamente falla y nos deja rebotando entre un “” y un “no”. Es este vaivén, que hace temblar la realidad de lo que veo, es en estas páginas elegidas y manipuladas, en dónde trato que aparezca la pregunta e inclusive la poesía. Busca facilitar el camino a la pregunta que trata abrir puertas de cuestionamiento sobre la realidad de hoy.

– Desde la curaduría se habla de la irreverencia de un niño que interviene la herencia vareliana, ¿qué hay del artista en ese niño?

Quizás en esta manipulación y creación de objetos, que crecen desde las páginas, está el recuerdo de mi primer año en la escuela José Pedro Varela. Por las tardes teníamos talleres donde dibujábamos, recortábamos y pintábamos. También está el recuerdo de la regla de la maestra, que me prohibía dibujar con la mano izquierda.

Yo soy zurdo, pero gracias a ella escribo con la derecha y dibujo con la izquierda… no me miraba cuando dibujaba.

Esta serie de doce imágenes son el resultado de la elección consciente de lo que las páginas y temas, en estos cuadernos, que despiertan algo en mi. Las intervenciones pretenden involucrar al que mira, de tal manera, que cada uno formule su pregunta, que cuestione la realidad. La obra sería como un fulgor que dirige la atención. Pero no un fulgor que dicta una idea. Sino que abre y ayude en el camino a pensar sobre un imaginario nacional.

– La idea de lo microplítico dando cuenta de los avatares macropolíticos, ¿de qué modo resuena en ti, particularmente desde la idea de país ? ¿Qué lugar crees que tiene la subjetividad en la construcción de un imaginario nacional?

Sí, creo en la posibilidad de un imaginario nacional, haciendo énfasis en la palabra posibilidad. Quiero decir, que me da terror ver el imaginario nacional como un bloque que todos aprobamos y conformamos al unísono. Allí, la posibilidad está muerta. Prefiero pensarlo como la problematización presentada por las subjetividades y que por un momento, ocupa el lugar de ese imaginario nacional, por un instante. Y por un momento es aceptada y apoyada por las otras subjetividades.

Pero no logra ocupar este espacio permanentemente y por lo tanto permite el juego democrático de cuestionar, modificar y ser sustituida conllevando con ello le evolución de este imaginario.

Y quizás esa sea la función que espero cumpla mi obra. Apoyar a esas voces y subjetividades, para hablar y problematizar la realidad, en aras de un bien común.

 

(Visited 66 times, 9 visits today)



Fernando Barrios

Fernando Barrios

Fernando Barrios Boibo: Integra el Programa de formación permanente y curaduría del fac (fundación de arte contemporáneo) y el staff editorial de la revista HUGO. Realiza crítica literaria en revista Relaciones y de arte contemporáneo en Cooltivarte. Poeta y narrador. Ha publicado: en prosa El sótano y otros cuentos, Desaforismos, apócrifos y otras herejías, en poesía Parto de gallina, Desamorados o del tiempo perdido, Tri(i)logía y Vórtice textual: caja­juego con textos. Practica el psicoanálisis; miembro de la ecole lacanienne de psychanalyse

<





Recomendaciones destacadas