Estructuras pos-primarias – José Luis Parodi

En el marco de la exposición del Subte: Estructuras pos-primarias que reúne a: Pablo Conde, Águeda Dicancro, Liliana Farber, Daniel Gallo, Fernando López Lage, Diego Masi, Vladimir Muhvich, José Luis Parodi, Ricardo Pascale, Lucía Pittaluga, Federico Rubio, Juan Manuel Rodríguez, Fidel Sclavo, Alejandro Turell, Santiago Tavella, Pedro Tyler, Santiago Velazco, entrevistamos a José Luis Parodi a propósito de su obra: The crew inside 2014/17
-En el anuncio de la exposición se habla de “los cambios sucedidos luego de que el arte minimal pasará a formar parte de la Historia del Arte”,  ¿en qué sentido te viste convocado por esta muestra? ¿Qué lectura hacés de la nominación Estructuras post primarias?

Me interesan los artistas tomados de uno en uno y no los movimientos en sí… siempre fui gran fan de Robert Ryman, el pintor de los cuadrados blancos… y yo trato de trabajar con pocas variables y más se nota eso en los dibujos. Creo que fui convocado por eso. No hago ninguna lectura del título de la muestra porque no me interesan demasiado las teorías.

 

-¿Cómo traducirías el título y en relación a él cómo seleccionaste estas imágenes? Contanos algo acerca de alguno de estos personajes.

Primero seleccione con Rulfo las imágenes y cuando vi a todos en la pared me di cuenta que eran “The Crew Inside”, un titulo que use otras veces… viene a ser “el equipo interior”, o sea un conjunto de individuos que me habitan y mueven las cosas. Los personajes estos los vengo desarrollando desde hace 4 años y muchos de ellos los hice en buenos aires, de ahí su aire más cosmopolita, son dibujos automáticos aq hay una fascinación constante por lo singular y lo bizarro. El resultado es medio borderline y onírico y siento un placer formal en hacerlos.

 

-Hay un paratexto que acompaña a las imágenes Los perros románticos de Roberto Bolaño, ¿en qué sentido crees que juega o dice respecto de lo que mostrás?

El poema de Bolaño me gusta mucho y saco de ahí la parte que le ofrecen dejar atrás el dolor y el laberinto y Bolaño prefiere quedarse con los perros románticos…me siento identificado con esa obstinación y prescindencia de soluciones externas. En los dibujos creo que tb está presente esa obstinación.

 

-En algún lugar hablas de tus figuras como post apocalípticas, de algún apocalipsis que entiendo puede ser personal, singular, subjetivo ¿te interesan las huellas de ese fin, algo así como los efectos o secuelas en la imágen? Y ¿qué lugar tiene la mirada en ese repertorio de efectos- en la dimensión especular de que miramos lo que nos mira de las imágenes?

En realidad el término post-apocalíptico se refería a otro tipo de imágenes y no tanto a estas. Son seres ensimismados y alienados que podrían salir de una novela de Ballard o de TWD, creo que el tema está en el aire y de ahí la atracción actual por los zombies que para mi son metáforas de la alienación contemporánea.

 

-Respecto del color, en la exposición «Wonderful Life» en el Museo Nacional de Artes Visuales del 2012, te planteabas lo del ajuste tonal  a partir de Paul Cézanne  como una actividad eminentemente espiritual ¿cómo pensas esto para estas obras que mostramos hoy?

Lo del ajuste tonal como una actividad espiritual lo saque de Torres García, que a su vez se basó en Cézanne (como comentario al margen me parece el más grande pintor de todos los tiempos)….pero el ajuste tonal si bien lo uso en esta muestra, no creo que llegue a ser algo espiritual, estas cosas las veo más aplicables a la pintura. No hay que tenerle miedo a la palabra “espiritual”, aunque como tantas otras palabras está vacía de contenido igual remite a algo intrínseco del ser, aclaro que no me refiero a algún dios, energía, etc., sino a un estado de introspección y de integración con el entorno…. para eso me sirve la pintura.

 

-La música parece acompañar tus pinturas, se vincula a ese tono al que aludíamos antes, ¿qué música está asociada o le da el tono a estos retratos?

La música me parece fundamental para ayudar a acceder a ese estado o tono, lo mismo que leer….en caso de The Crew estaba escuchando “Who am I” de Lou Reed y algo de Talking Heads… también estaba con “Corrección” de Thomas Bernhard que por la extrema singularidad de su protagonista me ayudó a redondear a los míos.

 

-En Inevitablemente pop en el MNAV 2008, se habló de una “orientación profundamente individualista” y a “cierto desarraigo local”, qué piensas hoy de eso y cómo te ves en relación a la escena local?

A pesar de que valoro trabajos de gente de mi generación, no me siento integrado ni influenciado…ni cuando empecé a pintar ni ahora… es decir no me interesan los formatos grandes, las citas a otros artistas, generar pensamiento o algún tipo de reflexión, las referencias a lo autóctono…. tampoco abono la idea del artista como un ser especial, maestro, chamán o lo que sea…..puede ser que sea un desarraigado local pero para mi sorpresa en los últimos 5 años empecé a recibir devoluciones e interactuar con artistas, críticos, aficionados, etc. entre 10 y 25 años menores que yo, lo que muy a mi pesar me dio un sentido de integración local que antes no tenía.

 

 

 

 

(Visited 89 times, 12 visits today)



Fernando Barrios

Fernando Barrios

Fernando Barrios Boibo: Integra el Programa de formación permanente y curaduría del fac (fundación de arte contemporáneo) y el staff editorial de la revista HUGO. Realiza crítica literaria en revista Relaciones y de arte contemporáneo en Cooltivarte. Poeta y narrador. Ha publicado: en prosa El sótano y otros cuentos, Desaforismos, apócrifos y otras herejías, en poesía Parto de gallina, Desamorados o del tiempo perdido, Tri(i)logía y Vórtice textual: caja­juego con textos. Practica el psicoanálisis; miembro de la ecole lacanienne de psychanalyse

<





Recomendaciones destacadas