cooltivarte - SKAY Belinson - Foto Gastón Pimienta

Estrellas de lujo que no se agotan, Skay Beilinson

En el año 1976 en Argentina, comenzaba a formarse lo que años más tarde llamaríamos “Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota“. Conformados desde los comienzos por el “Indio” Solari (voz), “Skay” Beilinson (guitarra) y Carmen Castro, “La Negra Poly” (manager), a quienes también le podemos agregar a Ricardo Cohen, “Rocambole“, director artístico.

Banda que comenzó sus presentaciones en teatros unders de la Capital Federal, aumentando velozmente su popularidad gracias al público, llenando entre tantos estadios el de Obras Sanitarias, tres años consecutivos (1989, 1990, 1991). En el año 1993 la apuesta fue mayor, llenando en dos fechas seguidas el estadio de Fútbol de Huracán con un total de 80 mil espectadores. En el año 1998 llenan dos veces el estadio de Racing Club de Avellaneda con más de 45 mil personas en cada noche.

En abril de 2000 llenan dos River Plate con alrededor de 140 mil personas, hecho histórico. Más tarde, el 22 de abril del 2001 llegan al Estadio Centenario, con “Momo Sampler” iniciando su primera presentación fuera de Argentina y el 4 de agosto del 2001 sucede la última de sus presentaciones, consecuente de varias discordias entre el “Indio” y “Skay“.

Ambos líderes de la recién separada banda, continuaron por el mismo camino; la de solistas, produciendo sus discos como tales, pero nunca dejando de lado el talento indiscutible que tiene cada uno de ellos. Aunque muchos esperan el reencuentro por creer que esta historia aún no se ha cerrado o por entender merecer vivir ese momento utópico, siguen por separado a lo que una vez logró llenar tantos estadios con un mismo fin: la grandeza de su música. Así es que mientras esta utopía continúe vigente, el tiempo en sus presentaciones no se desperdicia, más aún cuando tenemos la suerte de ser locales.

El sábado 5 de setiembre Skay Beilinson volvió a Uruguay junto con su banda “Skay y Los Fakires” a la Sala del Museo del Carnaval, para hacer brillar y brillar él también, junto a su público de siempre, el cual acostumbra a realizar un preámbulo de bienvenida y de aliento con cantos típicos, entre ellos “soy Redondo hasta que me muera“.

La noche del primer sábado de setiembre comenzaba de las manos de Skay, quien iniciaba la esperada presentación con el tema “Lluvia sobre Bagdad“, siguiendo con “Territorio canibal“, “Suelo chaman” y “Ya lo sabes” entre otros temas que llenaron de rock and roll la repleta Sala del Museo.

Con un público compuesto por las dos orillas y unido por un mismo fin, la Sala se hacía sentir gritando en silencio que la noche no se terminara. Antes del primer descanso, Skay se retiraba con “Ji ji ji“, el primer tema de Los Redondos que tocaría esa noche.

Luego del primer corte para los músicos y también para los de abajo del escenario, el descanso finalizaba para seguir con temas propios de su nuevo camino como “Bye bye“, “Canción de cuna“, “Lagrimas y cenizas” y “Luna en fez“. Entre aplausos y cantos hacia este ídolo indiscutible, la presión aumentaba para que dejara al menos un tema más de Los Redondos. Así fue que entre “El fantasma del quinto piso” y “Flores secas” sonó “Esa estrella era mi lujo”, haciendo revivir a quienes pudieron conocer en vivo la anterior etapa del músico, el momento utópico con el que muchos sueñan que se repita.

Finalizando el segundo intervalo con “Oda sin nombreSkay y Los Fakires se despiden del público uruguayo a quienes ya admite como sus amigos, por sus repetidas visitas al país y por la calidez con la que siempre es recibido. Claramente, la noche no terminó ahí. Regresaron al escenario, para dejar “El pozo de la serpiente“, “Lejos de casa” y despedirse verdaderamente con “El sueño del jinete“.

Lentamente la Sala del Museo comenzó a vaciarse del público de Skay, quedando repleto de sensaciones revividas por la música histórica de uno de los lideres de una de las mejores bandas del rock and roll, pero principalmente de lo que hoy en día es. Por lo que fue, por lo que es y por sus fieles seguidores “¡que sea rock!”.

Imagen portada: Skay Beilinson en Sala del Museo 5 de setiembre 2015 Foto © Gastón Pimienta

 
 

   

 
 

(Visited 21 times, 14 visits today)

Sabrina Tuya

Sabrina Tuya

29 de marzo de 1991. Técnica en Comunicación Social y Publicidad. Actualmente trabajando en Young & Rubicam. Le apasiona la música y el basquet. Cree en tres cosas: palabras, letras y música que calman el alma. Se interesa por lo inusual, genera sus propias oportunidades y cuando puede se las brinda a los demás. Siente que las buenas ideas pueden cambiar el mundo. Se incorpora a cooltivarte en 2015.







Recomendaciones destacadas